LA SAGA DE FENIX OSCURA. LA HISTORIA JAMAS CONTADA (I). LOS NUEVOS MUTANTES

Aprovechando la reciente crítica de Silver Draper de esta mítica historia de la Patrulla X, inauguramos una trilogía de posts que se detienen en la intrahistoria de estos clásicos tebeos realizados por Chris Claremont y John Byrne. Un vistazo entre bastidores que, en esta ocasión, resulta tan apasionante como la aventura en sí, mas cuando el resultado final que la convirtió en un
referente dentro del medio, se debió más a la casualidad que a un plan premeditado, en un tira y afloja entre dos egos como los de Byrne y Claremont y un editor, Jim Shooter, que no se queda atrás.

La Saga de Fenix Oscura nació por el deseo de Claremont de deshacerse de la entidad cósmica unida a Jean Grey y devolver al personaje a su esencia. En un principio, la idea de Claremont y el dibujante de aquella época, Dave Cockrum, era crear un miembro del grupo que fuera realmente poderoso, algo así como el Thor de los mutantes, pero el plan original se les fue un poco de las manos. Si en X-Men #107 Fénix había sido capaz de reparar el Cristal M´Kraan que estaba a punto de barrer toda la realidad existente, ¿qué enemigo podría ser una amenaza para los hombres X con ella en el equipo? Por eso, mientras que la Patrulla X iniciaba una serie de aventuras por diferentes lugares del planeta, que los llevaría de la Tierra Salvaje a Canadá pasando por Japón, Jean Grey y la Bestia son separados del grupo principal dándolos por muertos, lo que introduciría un elemento dramático que mediatizaría los siguientes cómics. Finalmente, Claremont y Byrne deciden meterle mano al problema e inician una aventura estructurada en tres actos, de tres episodios cada uno, que se convertirá en La Saga de Fénix Oscura.

KITTY ES MÁS PARECIDA A SIGOURNEY WEAVER DE ADULTA QUE A LA ACTRIZ CON SU EDAD.

El primer acto se centra en la idea de introducir en la Escuela Xavier a unos chavales jóvenes, que sean unos hombres X en reserva todavía por graduar. En realidad, es el germen de la futura colección “Los Nuevos Mutantes”. La primera nueva mutante es en este caso Kitty Pryde, una chica de trece años cuyo físico se inspira en una Sigourney Weaver pre-adolescente. En principio, se presenta como una chica corriente, una estudiante de danza con unos padres a punto de separarse. Sus enormes ojos se abren de admiración al descubrir que Tormenta pertenece a la Patrulla X, pero Claremont no puede evitar convertirla en superdotada. A última hora, decide que no dispone de ningún supercerebro para el grupo, un equivalente a Reed Richards o Tony Stark, y la señorita Pryde se convierte en la candidata perfecta. Byrne sugiere unos poderes algo complicados: Kitty modifica la densidad de los objetos, por eso puede atravesar paredes, andar sobre el aire o estropear aparatos. La Kitty definitiva simplemente se hace intangible, igual que la Visión.

QUE QUEREIS QUE OS DIGA. YO ME QUEDO CON BO DEREK.

El segundo mutante detectado por Cerebro es Dazzler. En realidad, Cerebro sólo debía haber detectado a uno, pero el editor, Jim Shooter, quería sacar una colección mensual que arrastrara a las masas discotequeras a las librerías especializadas. Dazzler sería una cantante mutante diseñada por John Romita inspirándose en el cuerpo de Bo Derek y en los trajes de los Bee Gees. La chica canta un par de canciones y pelea contra los malos. Sin embargo, la heroína de la historia, la chica que salva el día, es por supuesto Kitty. No por nada está llamada a acabar en el grupo, mientras que Dazzler tan sólo es una imposición editorial.

UNA JOVEN FAYE DUNAWAY NO QUEDARÍA MAL COMO EMMA FROST. 

Finalmente, la antagonista de la historia, la pérfida mutante que pretende captar a Kitty antes de que lo haga Charles Xavier es Emma Frost (ay, Emma, quien te ha visto y quien te ve), introducción del siguiente acto centrado en el Club Fuego Infernal. Frost es una mujer inteligente, bella, muy superior a los hombres que la rodean y a los cuales manipula constantemente. La Reina Blanca intimida no tanto por sus poderes psíquicos sino más bien por su sexualidad desafiante. Para llevar al papel semejante descripción, Byrne parte de la imagen y el carácter de Faye Dunaway, la perfecta mujer de hielo.

Publicar un comentario

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget