ÚLTIMOS POSTS

Como ya indicamos en nuestro Instagram, aquí está la prometida crítica del tomo Batman: Criatura de la Noche. Nos informaron en la tienda de cómics donde la compramos que está siendo todo un éxito, y que se había agotado un par de veces. Una vez leído, podemos adelantar que es un cómic que cumple las expectativas. ¿Qué cuáles son? Ni más ni menos, que resulte tan satisfactoria su lectura como la de Superman: Identidad Secreta. En este caso, la inspiración, como bien aparece en el título, es El Caballero Oscuro

Batman: Criatura de la Noche, de Kurt Busiek

Bruce Wainwright es un chico que crece en los años 60. Al igual que su admirado Batman, es el hijo único de una feliz pareja. La admiración por el personaje de ficción va mucho mas allá de la televisiva serie de moda, pues también devora cómics del mismo. También ha sabido construirse un mundo de ficción con ciertas similitudes con el famoso huérfano. Sin embargo, una tragedia similar a la de su idolatrado héroe hace que su vida cambie de manera definitiva.

Con el trasfondo de la figura de Batman, pero en el campo de la ficción, Kurt Busiek vuelve a plantear cómo afecta esto a una persona real. Nuestro Bruce tiene muchos rasgos que comparte con la personalidad no ya de Batman, sino de Bruce Wayne. Solitario y con problemas de adaptación, va creciendo a lo largo de los años refinando su personalidad, pero ocultando un gran secreto. Al igual que el propio Batman, desarrolla una lucha que le consume que nunca podrá vencer a costa de su desgaste personal.

Bruce tiene unas visiones de cuya veracidad duda. ¿ Acaso nadie más las ve? Sin embargo, los actos cometidos en dichas alucinaciones sí tienen efectos en el mundo real. Poco a poco, Bruce va superando retos y estableciéndose en la sociedad, mientras lleva a cabo su misión secreta.

Batman: Criatura de la Noche, de Kurt Busiek
LA TRAGEDIA ES MÁS COMÚN EN LA REALIDAD QUE EN LOS CÓMICS

Busiek aprovecha la idea de luchar contra la injusticia sufrida en la infancia como motivación en la vida adulta. Pero una cosa son los cómics, y otra la vida real que pretende representar. El chico está muy bien retratado y tienes la sensación de que conoces absolutamente todo de él a lo largo del cómic. Intimas con él mientras sientes que el resto de personajes no lo conoce como tú, los ves tan ajenos como el protagonista. 

La idea que él tiene de quién es bueno o quién es malo difiere de lo que podríamos considerar justos. Los malos no llevan carnet como Dos Caras o El Acertijo. La ambigüedad choca con los métodos utilizados. Si bien hay un giro que es más o menos predecible con los acontecimientos, hay otro que sí es más sorprendente.

No es este un tomo alegre, sino intenso. Tiene algunos momentos duros y llenos de desesperanza. Sería raro adaptar a Batman una historia liviana o divertida, así que Busiek hace lo esperable en este caso. A pesar de su calidad, que es mucha, no os lo recomiendo en un día melancólico o especialmente triste.

Batman: Criatura de la Noche, de Kurt Busiek
OTRA GOZADA DEL TOMO SON LAS PORTADAS HOMENAJE A CÓMICS MÍTICOS

Lo más juguetón del tomo es cómo alrededor de Bruce aparecen algunos personajes cuyos nombres coinciden con clásicos del murciélago, y ver cómo son reinterpretados aquí. También algunos guiños a momentos de Batman en el cómic o el cine.

Es la evolución de Bruce, absoluto protagonista del tomo, la esencia de Batman: Criatura de la Noche. A pesar de su elemento fantástico, intenta aferrarse lo más posible a un análisis realista de cómo lidiar con una obsesión.

El dibujo de John Paul Leon acompaña de una manera magnífica a los textos de Kurt Busiek. A su increíble capacidad para cambiar e imitar estilos, que luce en las portadas, se une la descripción de Bruce. Es sorprendente haber conseguido tanta expresividad, que me recuerda a la lograda en su día por David Mazzucchelli, y un aspecto físico que se parece a Bruce Wayne, pero que no lo es. A eso, añadir el perfecto uso de los colores dependiendo del tramo de la historia. 

No es necesario ser seguidor de Batman, pues no se menciona nada que haya que ser un erudito para comprender. Una nueva obra de calidad a añadir a la larga colección de las que disfruta el personaje de Batman.

Batman: Criatura de la noche
ECC Ediciones
Edición original: Batman: Creature of the Night núms. 1-4 USA
Guion: Kurt Busiek
Dibujo: John Paul Leon
Formato: cartoné, 216 páginas. A color.
Precio:  24 €

 

La nueva plataforma HBO Max empezó a emitir en Estados Unidos el pasado 27 de mayo. Si bien aquí tenemos a HBO como una plataforma filial de su matriz noruega, allí HBO sigue siendo una televisión por cable a la antigua usanza. A la espera de saber los planes de HBO Max en España, de momento nos han traído la primera serie de la plataforma al ritmo norteamericano, Love Life. Protagonizada por la algo repipi Anna Kendrick, ¿qué podemos decir una vez vista su primera temporada completa?

Love Life, de HBO

La serie, ya renovada por una segunda temporada, aunque con presencia testimonial de la actual protagonista, sigue la vida amorosa de Darby Carter. La descripción de la chica es la de la típica niña buena con familia desestructurada. La conocemos ya adulta, compartiendo piso en Nueva York con amigos, y aprendiendo, de episodio en episodio, de su relación con los hombres mientras encuentra el definitivo.

El tono de la serie es amable, lejos de querer mostrar escenas escabrosas, y centrada en los sentimientos de Darby. Esta se describe, como ya dijimos, como una chica genérica a la que no le han dado una personalidad muy trabajada. Sin embargo, hay que reconocer que la serie tiene varios aciertos a la hora de reflejar los problemas que surgen en las parejas por faltas de afinidad, el desequilibrio en la situación laboral de ambos, la diferencia de edad...

Más fantástica resulta la serie en cuanto a la progresión laboral de la protagonista. Lejos de retratarnos la dura realidad de los jóvenes, ella no parece sufrir demasiado en ese aspecto. Pero para sorprendente, la buena convivencia entre los compañeros de piso. Salen y entran las parejas y sus ligues, y no hay discusión alguna por limpiar, las facturas, las molestias... Por no hablar de lo grande que es la vivienda en una ciudad como Nueva York.

DARBY SE DEDICA A BUSCAR EL AMOR ENTRE LOS SOLTEROS DISPONIBLES

La voz en off no termina de molestar, pero creo que lo que vemos en pantalla es bastante evidente como para que nos tengan que dar más detalles. 

Algo tópica también la relación de Darby con su familia y su madre. Se salva esta parte porque de alguna manera, muestra la problemática que también sufre esta enfrentando la cincuentena. Me ha sorprendido el nivel de algunas conversaciones entre ellas, no parecía que fuera a tomar ese enfoque. También las amistades de Darby tienen su espacio en la serie, y cómo tienen que salir adelante tras malas decisiones o rupturas mal llevadas.

Love Life está rodada con gusto y, aunque cumple con los actuales cánones de diversidad de todo tipo menos la incluir personajes feos,  no deja de tener un sabor clásico. Darby busca el compañero de vida y no se desprecia la idea de que las relaciones duren.


Es una serie que aspira a entretener y a terminar con una sensación de optimismo. Por eso es más probable que identifiquéis en vuestro alrededor sus problemas y no tanto cómo se resuelven las cosas. Si os apetece una serie sencilla, apacible con sus aciertos, es una buena opción. Lo que me sorprende es que no hay nada en ella que la haga especial como para que sea el estreno de una nueva plataforma como es HBO Max. Podrías encontrártela en cualquier lugar. Quienes la comparan con Modern Love de Amazon Prime, me temo que esta es superior. Emociona más, pero si te gustó aquella, Love Life creo que también la puedes disfrutar, pero no esperes ninguna revolución. 

Acaban de estrenar en HBO España, la serie Perry Mason. Los más mayores recordarán al famoso fiscal de la televisión, con el cual bromeaba el grandísimo humorista Chiquito de la Calzada. Sin embargo, aunque esta producción la venden como el origen del personaje, aquí es un detective privado venido a menos, algo que nunca fue el Perry Mason que encarnó Raymond Burr en la serie original. Protagonizada por el solvente Matthew Rhys (The Americans), analizamos este primer capítulo de la serie.


Ambientada en 1931, con la Gran Depresión como telón de fondo, conocemos un caso que terminará en las manos de Perry Mason. Hay que reconocerle a la serie que en este primer episodio la ambientación es bastante buena. Hay muchos y variados escenarios. O bien tiene mucho presupuesto, o lo parece. Sin embargo, es una pena que deba calificar este primer capítulo de fallido.

Si bien Matthew Rhys es un actor solvente, no es el adecuado para este papel, o al menos el enfoque que él, o el director, le han dado. Estamos ante el típico antihéroe, desaseado, machacado por la vida y por la mala suerte. Intenta salir adelante como puede, pero no lo consigue. Un Bruce Willis en su juventud habría hecho maravillas con este personaje, pero Rhys no tiene ni el físico, ni los diálogos, ni la chispa que requiere alguien así. Se pasa todo el capítulo con la misma cara de disgusto, como si estuviera viendo una mierda. No transmite nada más que tedio. 

El caso que tiene que enfrentar es más desagradable que interesante. Después, comete errores de todo tipo. Cuando quiere aprovecharse de un caso, parece más un sinvergüenza desganado y antipático que un pillo. Luego comete errores de bulto imperdonables para alguien de su profesión.

— Pero ¿es que no sabes poner otra cara?
                    
Me cuesta mucho encontrar algún atractivo de este primer capítulo, dado el fracaso estrepitoso de quien debería ser su principal sostén. El entorno de Mason tampoco da mucho juego: un socio que debería dar la contrapartida cómica, pero tampoco sale airoso del empeño.

Los diálogos están lejos de ser dinámicos o interesantes, que es la intención que parecen tener. La desastrosa realidad de Mason tampoco consigue la función de hacerlo atrayente, o de hacernos querer que las cosas le vayan bien. Cuando quieren transmitir un pequeño momento de debilidad o sentimientos por su parte, sigue siendo un personaje frío, mal retratado y ajeno. Cuando una escena se pretende cómica, tampoco les acaba de salir bien del todo.


Aquellos que tengan interés en la serie por los recuerdos que puedan tener del viejo Perry Mason, se van a llevar un buen palo. No van a entender el por qué aprovecharse del nombre para hacer esto. Los que nunca hayan visto la vieja serie, tampoco van a encontrar mucho aliciente en este comienzo. A mí al menos me ha costado terminar el capítulo, y mira que tengo simpatía por el actor. No entiendo esta apuesta de HBO que carece del mínimo encanto exigible para una serie de detectives privados. O cambia mucho la cosa de aquí en adelante, o me temo que Perry Mason seguirá siendo un buen recuerdo de los más mayores.

El hecho de estar todos en casa siguiendo al minuto las noticias sobre la pandemia de la COVID-19 y cómo se va extendiendo, puede convertirse con facilidad en algo bastante triste mientras permanecemos en nuestro hogar. Tenemos mucho tiempo libre y lo pasamos preocupados y aburridos esperando alguna buena noticia. En lugar de quedarte viendo pasar el tiempo, hemos recopilado una serie de actividades que pueden distraerte durante esta pandemia global.

APRENDER UNA NUEVA HABILIDAD


Ya sea como hobby, o para ampliar tus capacidades, ahora es el momento de apuntarse a un curso online. Con el estrés habitual de nuestras vidas, ya sea por el trabajo o los estudios, nunca encontramos tiempo para dedicarlo a aprender a hacer algo nuevo. Así que busca el que más te convenga y apúntate. Puedes aprender lo que quieras sobre cocinar, hornear, codificar, coser o aprender un idioma extranjero que te interese. Puedes incluso encontrar muchas ofertas de descuento con clases gratis y cursos online como una forma de contribuir a la sociedad en estos tiempos tan complicados.

PONERSE AL DÍA CON LA LECTURA

¿Cuántas veces nos hemos dicho a nosotros mismos que tenemos que leer más? O todavía peor, tener una creciente pila de libros o e-books con la que todavía no nos hemos puesto. ¡Pues ahora es el momento de ponerse a ello! Con todo este tiempo libre de más, puedes programar una hora diaria de lectura para ir acabando con tu lista de lectura a tu conveniencia. Dependiendo de tus intereses, mezcla tu rutina y alterna ficción con no ficción para aprovechar y ponerte al día de conocimientos generales mientras te entretienes.

JUGAR JUEGOS ON-LINE

Las sugerencias anteriores son actividades para realizar en solitario. ¿Qué te parece ahora una actividad que puede ser tan social o solitaria como te apetezca? Jugar a los videojuegos con tus amigos o con gente de todo el mundo es una excelente manera de estar conectado y animado. Hay infinidad de opciones para jugar online. A los españoles les encantan los juegos online. Eso incluye juegos de casino que te mantendrán entretenido durante horas y que te harán sentir como si estuvieras realmente en uno de ellos. Por su parte, los británicos quedan cautivados por juegos en grupo como la versión online de Settlers of Catan o el UNO, y forman equipos para interactuar mientras mantienen la distancia social y la seguridad. Cualquiera que sea tu elección esta es tu oportunidad para jugar mientras tienes todo el tiempo del mundo.

LIMPIAR TU CASA


Pero, con todo este tiempo libre, una de las cosas más beneficiosas que puedes hacer es organizar tu casa o habitación de una vez. Aparte de la limpieza y el despeje diarios, tómate un momento para revisar tus cosas y tirar todo aquello que has guardado durante demasiado tiempo. Puedes empezar vaciando los cajones, reorganizando los muebles, ordenando el altillo o el sótano, algo que nunca tenías tiempo de hacer antes de la cuarentena.

Muchos de nosotros tenemos una lista de actividades que desearíamos tener tiempo de poder hacer. Ya sea una nueva actividad, un hobby, leer más libros o sencillamente pasar el tiempo libre jugando a los videojuegos en línea. Ahora tenemos ese tiempo libre confinados para hacer cualquiera de esas cosas. En vez de centrarnos en lo negativo y fijarse solo en lo malo, distraernos será muy útil para mejorar el ánimo y ayudarnos a seguir siendo productivos mientras esperamos a que pase la pandemia.

El próximo 14 de agosto se estrena Wonder Woman 1984, posiblemente la primera película que veremos en una sala de cine desde hace bastantes meses. Para celebrarlo, ECC Ediciones lanzará este mes de julio varias publicaciones especiales en torno a la Mujer Maravilla. Una de ellas es el volumen Wonder Woman nº 750, un cómic conmemorativo con autores de la talla de Greg Rucka, Scott Snyder o Bryan Hitch

ECC Ediciones: Novedades de Julio de 2020

Los seguidores del Hombre Murciélago están de enhorabuena, porque ECC lanza Batman/Juez Dredd, un excepcional volumen en el que se recopilan todos los crossovers entre estos dos personajes. Las cuatro historia del volumen son obra de John Wagner y Alan Grant, con dibujos de Simon Bisley y Glenn Fabry, entre otros. También te recomendamos Joker Asylum, un tomo de casi quinientas páginas con una selección de las mejores historias sobre este sombrío sanatorio mental y sus desquiciados pacientes.

Y a partir del 21 de julio sale por fin a la venta el segundo número de la revista de humor satírico y surrealista Lardín, con autores de la talla de Josep María Bèa, Gallardo, Max, Shelton o Mauro Entrialgo, entre otros.

La edición Black Label de Luthor, de Brian Azzarello y Lee Bermejo, el inclasificable cómic Stray Toasters, de Bill  Sienkiewicz, o la última entrega de la colección El Reloj del Juicio Final, de Geoff Johns y Gary Frank son otros lanzamientos destacados de ECC Ediciones para este mes de julio. Te invito a que descubras el resto de novedades en el siguiente PDF.

Dentro de su colección Biblioteca de Cómics de Terror de los Años 50, Diábolo Ediciones acaba de poner a la venta Criaturas del Pantano, un volumen repleto de caimanes, zombies, brujas y toda clase de monstruos limosos. Con la habitual calidad a la que nos tienen acostumbrados, Diábolo nos regala una nueva mirada a aquellos cómics de horror de la década de los 50 del pasado siglo, machacados injustamente por la bota de la censura. 

Biblioteca de Cómics de Terror de los Años 50: Criaturas del Pantano

Por gentileza de Diábolo, no hace mucho tuve la oportunidad de disfrutar de un anterior volumen de la colección, dedicado a los zombies, y que ya reseñé aquí. El presente tomo no le va a la zaga en cuanto a interés y calidad, con historias que van de lo espeluznante a lo tragicómico, pero todas ellas con el encanto especial que destilan estas añejas publicaciones. 

El volumen incluye nada menos que diecisiete historias de distintas publicaciones pulp de la época. Dos de ellas han sido incluidas en exclusiva en la edición española, un bonus por el que debemos dar gracias al editor de Diábolo Ediciones, Lorenzo Pascual. No obstante, ponerse a leer estas historias sin tener algo de perspectiva histórica puede ser un poco duro, sobre todo si el lector es joven. De ahí que se haya incluido un extenso prólogo a cargo del dibujante de cómics Stephen R. Bissette (La Cosa del Pantano, Weird Worlds).

La primera historia —Monstruo del Pantano—, está dibujada por Basil Wolverton, uno de los mejores dibujantes pulp de la época. Su característico estilo —cercano a la línea clara y tendente a la caricatura— convierten a este dibujante en uno de los mejores de todo el volumen. La historia está extraída de la efímera colección Weird Mysteries, la cual he tenido la oportunidad de leer completa en formato digital, y que os recomiendo fervientemente.

Monstruo del pantano,de Basil Wolverton

Los editores americanos de esta excelente colección, Steven Banes y Craig Yoe, han elegido historias representativas de los clichés más relevantes que poblaban aquellas historias de terror sobre pantanos y marjales. Ya en la primera historia está presente uno de ellos: el presidiario a la fuga. Este cliché volverá a repetirse en un par de relatos más del volumen. Otro habitante clásico de los pantanos es el hombre batracio, protagonista de la segunda de las historias del tomo.

Seguimos con los tópicos de los tebeos de horror de aquellos lejanos años 50: las brujas. En Bestia de los bayou, una ambiciosa y malvada mujer —otro cliché muy habitua en aquellos cómics— recurre a una hechicera de los pantanos para hacerse con una cuantiosa herencia. El tema de las transformaciones en animales o monstruos también está presente en este relato, como en la inquietante historia La novia del pantano, publicada originalmente en el número 54 de Forbidden Worlds (septiembre de 1954).

A pesar de la repetición de clichés y lugares comunes, las historias de horror que se publicaban por aquellos años en este tipo de colecciones tienen un encanto especial. La presente edición intenta trasladar al lector esa sensación. Para ello, se ha puesto especial cuidado en la selección de las historias, así como en la fidelidad de la reproducción. No olvidemos que las reediciones de estos cómics provienen de escaneos de alta calidad, ya que los originales hace muchos años que se perdieron.

La novia del pantano, Forbidden Worlds (1954)

Llama la atención de estas historias el papel que en ellas juegan los personajes femeninos. Normalmente, son mujeres ambiciosas, malvadas, codiciosas, cuando no directamente brujas, hechiceras o monstruos. Obviamente, también existen personajes masculinos de dudosa moralidad, pero parece existir cierta inclinación por tirar de féminas malvadas para estas historias. No debemos caer en la tentación de juzgar este hecho desde una perspectiva actual. Eran otros años, otra sociedad, otras costumbres, bastante alejadas de lo que hoy consideramos políticamente correcto. No cometamos el error de despreciar obras de otros tiempos solo porque sus planteamientos son ajenos a lo que hoy consideramos «normal».

Estas viejas historias son, probablemente, la fuente de la que bebieron los creadores de personajes tan queridos por los aficionados como La Cosa del Pantano, de DC Comics, o el Hombre Cosa, de Marvel. Son relatos truculentos pero, por otro lado, con una importante dosis de ingenuidad, propia de la época. Los dibujos, en muchas ocasiones, se notaban apresurados, debido a los plazos con los que tenían que lidiar aquellos artistas. Muchos de ellos ni siquiera eran acreditados, a menos que tuvieran la precaución de dejar su firma en el rincón de alguna viñeta.

Demonios del pantano, Mysteries (1953)

La fiebre censora —mejor dicho, autocensora, pues se la impusieron a sí mismas las propias editoriales para no desaparecer— que asoló la industria americana del cómic de aquellos años 50 terminó con estas historias. No sería hasta los años 70 cuando las editoriales encontraron el modo de eludir el infame Comics Code, publicando sus cómics de enfoque adulto en formato revista. No obstante, muchas editoriales y publicaciones se quedaron por el camino. El ejemplo más famoso es la EC Comics, una editorial que pasó de tener numerosas colecciones dedicadas al terror, el misterio o la ciencia ficción, a cancelarlas todas. Solo mantuvo su revista satírica MAD.

En definitiva, estamos ante un tomo que sirve, sobre todo, como muestra de lo que aquellos viejos cómics tienen que ofrecernos. Algunos guionistas y dibujantes no andaban muy sobrados de talento, es cierto, pero también podemos encontrar verdaderas joyas del Noveno Arte. Lo único negativo que le he encontrado a esta edición no está en su contenido, sino en su continente. Si bien el papel y la impresión son de una calidad sobresaliente, las tapas tienen cierta tendencia a combarse, incluso si apretamos el volumen entre los libros de nuestra estantería. Un detalle menor que no debe deslucir la encomiable labor que está realizando Diábolo Ediciones con su Biblioteca de Cómics de Horror de los Años 50.

Biblioteca de Cómics de Terror de los Años 50 Vol. V: Criaturas del Pantano
Diábolo Ediciones
Edición original: Swamp Monsters - Chilling Archives of Horror: Classic Monsters of Pre-Code Horror Comics
Autores: Basil Wolverton, Harry Harrison, Jack Katz, Lou Cameron y otros.
Formato: cartoné, 150 págs., color.
Precio: 29,95 €