MEGABANNER

El Horror Cósmico de Stephen King

Stephen King es un autor eminentemente de horror, aunque, según algunos críticos, haya escrito también algunas novelas románticas, como Misery11/22/63 o La Historia de Lisey. También es ensayista, y muy bueno. En su ensayo Danza Macabra (1981), dedicado a la ficción de horror en los distintos medios, Stephen King pone el acento en numerosas ocasiones a lo largo del texto al maestro de Providence, H. P. Lovecraft. De hecho, no duda en incluir dos de los mejores relatos de Lovecraft, En las Montañas de la Locura (1936) y El Color que Cayó del Cielo (1927), entre la mejor narrativa sobrenatural escrita en los últimos cien años. 

El horror cósmico de Stephen King
Ilustración de Dan Mumford

La influencia de Lovecraft en la narrativa de Stephen King es palpable en muchas de sus novelas y relatos, aunque de manera desigual. El horror cósmico lovecraftiano permea la obra de King, la mayoría de las veces de forma muy sutil. Tan sutil que, en ciertos relatos y novelas, la influencia de la obra de Lovecraft está más en la imaginación de los aficionados que en el propio texto. 

A continuación, repasaremos algunos de los relatos y novelas de Stephen King en los que más se nota la influencia de lo lovecraftiano. Si te apasiona la literatura de todo tipo, pero sobre todo el horror cósmico, no te pierdas las siguientes recomendaciones.

RELATOS DE HORROR CÓSMICO DE STEPHEN KING

N. (2007), incluido en la antología Después del Anochecer, es uno de los relatos lovecraftianos de King mejor valorados por quienes aprecian este tipo de horror. En él están presentes ingredientes del horror cósmico tan comunes como un protagonista paranoico, extraños círculos megalítico y monstruos transdimensionales que pretenden acceder a nuestra realidad.

Jerusalem's Lot (1978) nada tiene que ver con la novela El misterio de Salem's Lot (1975), aparte del título. Aquí no hay vampiros, sino viejas mansiones con ratas en las paredes, antiguos grimorios (el infame De Vermis Mysteriis, creado por el escritor Robert Bloch) y pueblos abandonados en cuyo subsuelo permanecen dormidas antiguas deidades que es mejor no despertar. Este relato está contenido en la antología de Stephen King El Umbral de la Noche (Night Shift, 1978).

El Umbral de la Noche (Night Shift, 1978)

Crouch End (1980), incluido en la antología de King Pesadillas y Alucinaciones (Nightmares & Dreamscapes, 1993), es un relato inspirado por un hecho sucedido al escritor norteamericano y su esposa Tabitha en un viaje a Londres. Algunas fuentes apuntan a que es fruto de los paseos de King y el también escritor de horror Peter Straub por algunos de los barrios más pintorescos de Londres. Pero hay quienes afirman que es producto de la ansiedad que el matrimonio King sintió al perderse de camino a casa del escritor.

El barrio de Crouch End es una especie de traslación de la lovecraftiana localidad costera de Innsmouth al Londres de los años 80. El rey de la literatura contemporánea de terror añade numerosos elementos lovecraftianos. La atmósfera preternatural que envuelve de repente a lo cotidiano y lo familiar, las alusiones a dioses del panteón lovecraftiano, incluso la aparición de un extraño gato, animales que Lovecraft adoraba, todo ello da forma a uno de los mejores cuentos de horror cósmico de Stephen KingEl relato fue escrito expresamente para la antología de Arkham House New Tales of the Cthulhu Mythos, editada por Ramsey Campbell y publicada en 1980. 

Crouch End fue trasladado al medio televisivo en la serie antológica Pesadillas y Alucinaciones, producida por TNT y basada en relatos de Stephen King. La serie constó de 8 capítulos y fue emitida en 2006. En esta versión, desaparece toda la parte de la comisaría y se omite el final descrito en el relato. Crouch End está disponible en Youtube en castellano. 

Nuevos Cuentos de los Mitos de Cthulhu, editado por Ramsey Campbell


Los relatos de Stephen King relacionados con el horror cósmico no se limitan a estos tres. En El Atajo de la Señora Todd (1984), incluido en la antología La Niebla, una mujer obsesionada con acortar camino termina viajando por dimensiones no regidas por la geometría euclidiana. ¿A qué lector de Lovecraft y su Círculo no le suena este concepto? En Soy la Puerta (1971), incluida en el recopilatorio El Umbral de la Noche, podemos encontrar alusiones a geometrías imposibles y un protagonista al que le han brotado unos alienígenas ojos en sus manos. ¿Un guiño a los protoplasmáticos shoggoths de En las Montañas de la Locura? También incluidas en El Umbral de la Noche están las historias Sé lo que Necesitas (el protagonista posee un ejemplar del Necronomicón) y Los Chicos del Maíz, en la que los jóvenes de un apartado pueblo rinden culto a una deidad claramente lovecraftiana.

NOVELAS LOVECRAFTIANAS DE STEPHEN KING

La obra de Stephen King es casi inabarcable. Y no lo digo solo por la cantidad de novelas y antologías de relatos que ha publicado, sino por el número de páginas de algunos de sus libros. Afortunadamente, para eso están los ereaders, útiles dispositivos de tinta electrónica que facilitan la tarea de leer la extensa obra del maestro del terror. ¿Quieres conocer cuáles son sus novelas de horror cósmico más destacables?

Entre las obras más lovecraftianas de Stephen King destaca la novela corta La Niebla (1980). Posiblemente, recordarás la desasosegante película de 2007 que dirigió magistralmente Frank Darabont. Tanto en el libro como en el largometraje, los protagonistas asisten impotentes a cómo una realidad poblada por terribles criaturas invade la nuestra en forma de espesa niebla.

The Tommyknockers (1987) es otra novela donde podemos hallar la huella del horror cósmico. La protagonista halla una nave espacial enterrada, con la tripulación en hibernación. Los seres despiertan y se introducen en la mente de los humanos con los que entran en contacto, despertando en estos habilidades latentes. Sí, es un argumento parecido al de ¿Qué Sucedió Entonces? (Quatermass and the Pit, 1967), película británica que es todo un clásico del horror cósmico cinematográfico.

The Tommyknockers, Stephen King


También se ha especulado mucho acerca de la naturaleza cósmica del ente maligno de la novela It (1986). Al igual que los Dioses Primigenios de los Mitos de Cthulhu, It (Eso) proviene de más allá de los vacíos siderales. Dada que su naturaleza y forma física es inaprensible para los humanos, asume el aspecto de sus mayores terrores: un payaso, arañas, momias... Algunos estudiosos de los Mitos de Cthulhu han querido ver en Pennywise un avatar del infame Nyarlathotep, El Caos Reptante, capaz de adoptar cualquier forma física. Otros ven en Eso un reflejo de Yog–Sothoth, uno de los Dioses Exteriores, capaz de manifestarse en nuestro plano dimensional a través de un avatar humano.

En la novela también se menciona la entidad cósmica denominada tortuga Maturin. Este ser, creador de este y de otros universos, es la némesis de Pennywise y, aunque King no lo especifica, puede ser comparable a otras deidades lovecraftianas, como Nodens, un Dios Arquetípico de naturaleza benevolente.

La Tienda (Needful Things, 1991) es otra de las novelas en las que es posible rastrear algunas referencias al horror cósmico, como el lema que ve pintado en una pared uno de los personajes: Yog-Sothoth Rules. También se menciona la Meseta de Leng, un ignoto territorio creado por el maestro de Providence, enclave de diversas realidades. Sin ir más lejos, el propio protagonista de la novela, Leland Gaunt, parece ser un avatar del propio Nyarlathotep. Al igual que esta deidad, Gaunt ofrece a los que entran en su tienda el objeto que andan buscando, siempre con funestas consecuencias para los habitantes del pueblo.

El último libro que vamos a reseñar aquí es Revival, publicado en 2014. Esta novela, influida en gran parte por el Frankenstein de Mary Shelley, incorpora ciertos elementos que podríamos considerar de horror cósmico: dimensiones gobernadas por el caos, grotescos seres empeñados en esclavizar a la raza humana, etc. Algunos críticos, incluso, han señalado la similitud entre algunos conceptos incluidos en la obra con películas como Quatermass and the Pit (sí, otra vez) o relatos tan subyugantes y aterradores como El Gran Dios Pan, de Arthur Machen, una de las mayores influencias de Lovecraft. 

Revival, Stephen King

Pero, si escarbamos, aún es posible encontrar en esta novela más guiños y homenajes de Stephen King al maestro Lovecraft. El relato Del Más Allá (1934) y sus criaturas transdimensionales que pululan inadvertidamente entre nosotros, el poema Nyarlathotep (1921) o cierta conexión con el cuento Herbest West, Reanimador (1922), son algunas de las influencias lovecraftianas que han dejado su poso en Revival.

El influjo de H. P. Lovecraft en la obra de Stephen King no se limita a los relatos y novelas mencionados aquí. De hecho, en la mayoría de sus obras se pueden rastrear elementos habituales en las narraciones de horror cósmico, no solo del Solitario de Providence, también de escritores del Círculo de Lovecraft, como Robert Bloch, Clark Ashton Smith o Robert E. Howard, por citar solo tres. El Rey Carmesí, el ente maligno de la saga La Torre Oscura, nos recuerda poderosamente a El Rey de Amarillo, creación del escritor norteamericano Robert W. Chambers que Lovecraft incorporó a su Mitos. 

Al igual que Lovecraft, King se aficionó a situar sus relatos y novelas en localizaciones ficticias, como Castle Rock (La Tienda), Jerusalem’s Lot (El Misterio de Salem's Lot), Derry (It) o Chester’s Mill (La Cúpula). También en sus guiones para el cine es posible hallar homenajes a Lovecraft, como en La Solitaria Muerte de Jordy Verrill, el segmento de la película Creepshow (1982) en el que el propio King interpreta al desventurado protagonista. 

Espero que este post te haya abierto las puertas a una vertiente de la obra de Stephen King no muy conocida por la mayoría de sus lectores habituales, la inspirada por otro de los maestros del horror, Howard Phillips Lovecraft. Si quieres ahondar aún más en el horror cósmico no lovecraftiano, te invito a que escuches el siguiente podcast.

Publicar un comentario

0 Comentarios