LOS VENGADORES. LA CRITICA

Cuando uno lleva tanto tiempo esperando ver plasmados juntos en pantalla grande un grupo de superhéroes como Los Vengadores el hype es siempre alto. Acabo de salir del estreno de la película de Joss Whedon, director y guionista del primer film de uno de los grupos más icónicos del Universo Marvel, junto a los X-Men y los 4 Fantásticos y esa sensación de subidón ha
sido importante. Las expectativas creadas han sido muchas, propiciadas en parte por una magnífica campaña promocional, en parte porque todos los fans de estos héroes tan queridos nos habíamos autoconvencido que la película de Whedon no podía salir mal. Y lo cierto es que Los Vengadores no me ha decepcionado, a pesar de que no es un film redondo. Joss Whedon ha sido capaz de llevar adelante la complicada tarea de reunir, de “ensamblar”, a unos personajes magníficos pero muy dispares, sin que el film parezca una sucesión de peleas y enfrentamientos montados de una manera más o menos acertada. Pero como ya he dicho, y dejando aparte el apasionamiento que un film de estas características provoca en un fan declarado de estos héroes como lo soy yo, debo decir que Whedon no ha acertado en todo. 

TOM HIDDLESTON SIGUE CONVENCIENDO COMO EL PÉRFIDO LOKI

En primer lugar, algo que a priori parecía que iba a jugar a favor de la explicación y el desarrollo interesante e inteligente de la historia, es decir, un metraje más que holgado, se convierte en uno de los mayores lastres del film, con un segundo tercio de la película bastante lento y poco ágil. La película puede dividirse claramente en tres partes bien diferenciadas. En el primer tercio del film, Whedon nos presenta a unos personajes que quizás no tengan que ser presentados, pues todos y cada uno de ellos ya han tenido su propia película, algunos incluso dos, como Iron Man, Hulk o Furia. De todas formas podemos disculpar esta nueva presentación de los integrantes del grupo porque se realiza de una manera amena, mostrándonos el reclutamiento de los integrantes de la Iniciativa Vengadores en una sucesión de escenas bastante bien hilvanadas. El comienzo del film y la irrupción casi inmediata de Loki como la amenaza con la que deberá enfrentarse el grupo hacían presagiar una narración más dinámica. Hasta aquí, todo bien. 

WHEDON, TE HAS COMPLICADO LA VIDA UN POCO, CONFIÉSALO

Una vez reclutados todos los integrantes de Los Vengadores, Whedon nos sumerge en el segundo tercio de su película, sin duda la parte más floja del film. A ver, no penséis que el guión es abominable, sólo estoy diciendo que es mejorable. Y se hubiera podido mejorar de varias formas. Toda la parte de la película que transcurre en el helitransporte de la agencia S.H.I.E.L.D. resta bastante dinamismo a la película, con un realizador bastante más preocupado por hacer creíble la interacción entre los miembros del grupo que por hacer verdaderamente avanzar la trama. Hay química entre los actores, eso queda demostrado, algo que era la principal preocupación en muchos fans del supergrupo. Robert Downey, en su línea, está magnífico como el irónico y pagado de sí mismo Tony Stark, el centro de la reunión y el personaje que más interactúa con todos los demás. Los demás personajes también se relacionan muy bien entre sí en términos generales, pero es aquí donde está el problema de este segundo tercio del film: que interactúan demasiado. Whedon se ha centrado tanto en hacernos creíble a Los Vengadores como grupo más o menos cohesionado que ha perdido un poco el rumbo de la película, que al fin y al cabo no deja de ser un film de acción, no de relaciones humanas. Los roces entre los miembros del grupo, a veces influenciados por la magia de Loki, a veces por sus propios egos; las motivaciones de Furia y Loki; el choque entre Stark y Steve Rogers; las dudas acerca de su capacidad para afrontar la amenaza de Viuda Negra confesadas a Ojo de Halcón… Todos estos argumentos que Whedon introduce en esta parte de la película la lastran en demasía, algo que cabía esperar de un guionista que tanto en cómics como en series se centra mucho en las relaciones de grupo. 

NATASHA ROMANOFF, UN PERSONAJE CON UN PESO EXCESIVO EN EL FILM

Uno de los personajes a los que Whedon dedica más metraje es a Natasha Romanoff, Viuda Negra: la escena en la que escapa de sus captores rusos, el reclutamiento de Banner, la interacción con Clint Barton, la manipuladora charla con Loki… Parece que Whedon ha dedicado mucho metraje a un personaje en detrimento de otros, más icónicos y relevantes para el grupo. Aunque no puede decirse que la Viuda Negra sea un personaje menor, creo que ha sido poco valiente por los guionistas y productores no haber presentado un miembro nuevo en esta película, dejando a Viuda Negra más en segundo plano. Pero claro, era la única chica del grupo y había que sacarla mucho, y si además está interpretada por Scarlett Johansson... 

El fatal desenlace de uno de los personajes principales (lo siento por el spoiler pero si no lo cuento la crítica no sería completa) no es todo lo glorioso que deberíamos esperar. Whedon ha reservado un final bastante deprimente y absurdo para uno de los personajes que más cariño ha despertado entre los fans del Universo Marvel cinematográfico. ¿No se merecía una muerte menos absurda y algo más heroica? Sin duda alguna. ¿Qué hay de Loki? El hermanastro de Thor continua siendo un convincente adversario para nuestros héroes, aunque quizás Whedon se empeñe demasiado en explicarnos sus motivaciones (el discurso ante la multitud en Alemania, la charla con Furia y Natasha). No creo que fuera necesario recalcarnos tanto sus ansias de poder para hacer comprensible la trama. En mi opinión, Loki debería haber sido secundado por un villano secundario (o aun con más entidad que el) que, a la vez de ser introducido en el Universo Marvel cinemático, hubiera añadido más interés y algo más de complejidad a un guión quizás demasiado plano. 

EL ÚLTIMO TRAMO DEL FILM NO TIENE DESPERDICIO

¿Qué hubiera sido deseable entonces para esta parte del film? Whedon pierde demasiado tiempo en el helitransporte, sensacionalmente recreado por cierto, y se mete en jardines que quizás no venía al caso en esta película. El realizador y guionista parece olvidar que no tiene entre manos una serie con muchos capítulos por delante para contar las interacciones entre personajes de las que tanto gusta. Es en este tramo de Los Vengadores donde perfectamente se podría haber prescindido de la media hora que le sobra al film. 

Y llegamos al último tercio del film, sin duda lo mejor de la cinta de Whedon, donde verdaderamente vemos al grupo en acción como tal. La batalla que Los Vengadores libran en Nueva York contra el bizarro ejército de Loki es verdaderamente épica, y uno duda en todo momento que el grupo pueda salir airoso de un trance de tal calibre. Aquí si se ha lucido Whedon, con escenas espectaculares a la altura de las más épicas relatadas en los cómics. Tan solo el fácil y manido recurso de la “solución final” ordenada por el misterioso consejo que gobierna S.H.I.E.L.D. que Whedon añade para incrementar la tensión del clímax, podemos decir que empañe un poco el estupendo último tercio del film.

IRON MAN SE RESERVA LAS ESCENAS DE ACCIÓN MÁS ESPECTACULARES

Los Vengadores es una película impresionante, épica, con buenas dosis de acción espectacular y el gran aliciente de ver actuando juntos a héroes tan queridos por todos los fans. Whedon, sin embargo, ha cometido el fallo de querer contar demasiadas cosas en una misma película, siendo prescindible casi media hora de metraje. Las expectativas que nos habíamos creado acerca de esta tan esperada película se han cumplido… a medias. Pero, a pesar de los fallos, Los Vengadores ha supuesto un gran comienzo para una franquicia que puede depararnos grandes alegrías, y más viendo el villano que nos muestran en la escena tras los créditos finales. Si tuviera que puntuar el film, cosa que no voy a hacer porque no soy amigo de escalas ni grados, Los Vengadores no se llevaría el 10, pero tampoco se merece un 7, como alguno de mis colaboradores se empeña en puntuarla. En definitiva, no es la obra maestra del cine de superhéroes que esperábamos, pero no creo que tampoco Whedon pretendiera eso. Quizás un film algo más adulto nos hubiera satisfecho más… o quizás no. Quien sabe.

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]