It (Eso). La Crítica (Sin Spoilers)

A finales de 1986, llega a las librerías de Norteamérica It (Eso), de Stephen King, un enorme mamotreto de más de 1.000 páginas. La novela, que se hizo en 1987 con el prestigioso premio British Fantasy Award, narra los sucesos acaecidos a siete niños de la localidad ficticia de Derry, en Maine, el estado en el que habitualmente transcurren todas las historias de King. Tras ser adaptada en forma de miniserie en 1990, con un inspirado Tim Curry como Payaso Pennywise, la novela vuelve esta vez a la gran pantalla, con un nuevo enfoque y con la pretensión de convertirse, al menos, en dos películas que abarquen el amplio intervalo temporal de la novela original. 

It (Eso)

Ambientada en 1989 a diferencia del libro, cuya primera parte transcurre a finales de los 50's, la película del argentino Andy Muschietti (Mama) narra los hechos sucedidos a siete niños, un grupo de amigos autodenominados el Club de los Perdedores. Los sucesos comienzan en 1988, cuando George, el hermano pequeño de uno de ellos, Bill Denbrough (Jaeden Lieberher), es arrastrado a una alcantarilla por un ser con aspecto de payaso, no sin antes haber perdido el brazo en las monstruosas fauces de este. A partir de ahí se suceden las desapariciones de gente del pueblo, sobre todo niños, a manos de una criatura capaz de adoptar múltiples formas, sobre todo la de un diabólico clown surgido de otra época. 

La película de Muschietti, como muchos otros proyectos importantes, ha sufrido varios retrasos, reescrituras y bailes de equipo creativo. Tras caerse del proyecto el realizador y guionista Cary Fukunaga (responsable de la notable primera temporada de True Detective), aterrizan en él el argentino Andrés Muschietti. Tras ver la película queda clara la visión de Muschietti. En la cinta se nota claramente la influencia de largometrajes como Cuenta Conmigo (1986), Los Goonies (1985) o incluso fenómenos televisivos como Stranger Things, serie con la que, por cierto, It comparte protagonista, el joven actor Finn Wolfhard

Finn Wolfhard, Jack Dylan Grazer, Jeremy Ray Taylor, Wyatt Oleff
De izquierda a derecha: Finn Wolfhard, Jack Dylan Grazer, Jeremy Ray Taylor y Wyatt Oleff

Clasificada R en Estados Unidos por sus sangrientas escenas y, sobre todo, por el lenguaje empleado por los chicos, especialmente por el personaje de Wolfhard, It deja claro desde el primer momento que no va a poner paños calientes sobre algunos de los pasajes más duros de la novela de King. Sin embargo, y a pesar de la excelente y terrorífica escena inicial, la película evoluciona hacia un carrusel de sustos más o menos bien hilvanados, trufados de continuos momentos cómicos que a más de un espectador, ansioso de su dosis de puro terror, puede encontrar algo fuera de lugar. 

Y es que la cinta de Muschietti, aunque generosa en escenas sangrientas y terroríficas, adolece de cierta indefinición a la hora de escoger un tono y enfoque. Si bien la interpretación del hijo de Stellan Skarsgård como Pennywise es cautivadora y terrorífica a la vez, la película viene lastrada por una serie de clichés típicos del cine de terror que la alejan de convertirse en un producto fresco y original. No nos engañemos: It asusta, pero ofrece demasiados alivios cómicos que diluyen en exceso el propio terror que pretende infundir en el espectador.

Bill Skarsgård como Pennywise
Bill Skarsgård como Pennywise no tiene nada que envidiar al payaso interpretado por Tim Curry en la miniserie de los 90's

Suscrita a la moda por revivir los 80's que nos invade (y con la que estoy encantado, por qué no decirlo) It está plagada de huevos de pascua (literalmente en alguna de sus escenas) para fans de aquellos gloriosos años: la camiseta de la serie Airwolf de Eddie Kaspbrak, los estrenos del cine de la localidad, como Batman, Arma Letal 2 o Pesadilla en Elm Street 5... Uno de los mayores aciertos de la película es la química entre los chicos protagonistas, muy lograda. En cambio, para conseguir esa conexión y naturalidad entre los miembros del Club de los Perdedores es necesario, según los guionistas, introducir más elementos propios de la comedia que del drama, lo que salpica la película de momentos que te sacan un poco de ella.

En cuanto al apartado visual, nada que reprochar a la excelente fotografía del surcoreano Chung-hoon Chung (La Doncella, Oldboy), quien sabe sacar partido a los momentos terroríficos incluso a plena luz del día. De hecho, no hay en la película ninguna escena con elementos de horror que suceda de noche, como mucho en un día lluvioso o en la penumbra de una alcantarilla. Otra cosa son los efectos visuales que, si bien son efectivos, abusan demasiado del CGI. Tan solo salvaría el maquillaje de Bill Skarsgård como el Payaso Bailarín y el increíble aspecto que luce el actor catalán Javier Botet como el mendigo leproso que amenaza a uno de los chicos. Una película como esta, que pretende ser todo un homenaje a cintas de los 80's como las que cito más arriba, debería haber aprovechado el tremendo potencial de los efectos prácticos, más que del CGI. Creo que estaremos todos de acuerdo que un buen efecto práctico o de maquillaje es siempre superior al mejor CGI, sobre todo en films de horror. Obviando esa salvedad, la película es capaz de sorprender y asustar en sus numerosas escenas de tensión.

Jaeden Lieberher, Sophia Lillis
Beverly Marsh (Shopia Lillis) debe enfrentarse a sus propios monstruos, en su caso más cercanos y familiares

En definitiva, esta nueva versión de la novela de Stephen King, la cual promete tener una continuación que contará las nuevas aventuras de los protagonistas ya de adultos, aunque está lejos de ser perfecta, logra atrapar al espectador sobre todo por las interacciones entre sus jóvenes protagonistas. Los momentos de terror comienzan pronto y salpican toda la película de manera uniforme, por lo que hay poco tiempo para la relajación. Eso sí, It abusa en demasía de ciertos momentos más propios de la comedia que del cine de horror, algo que puede desconcertar a cierta parte de la audiencia. A pesar de ello, la película merece la pena, por lo que espero que la taquilla responda y podamos ver esa segunda parte, anunciada en los propios créditos finales del film, con Los Perdedores ya convertidos en adultos.

Crítica sin spoilers de It (Eso), nueva versión de la novela del mismo título de Stephen King

Publicar un comentario

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget