MEGABANNER

Por qué es mejor ir al cine que pagar por estrenos online como Mulan

Estamos asistiendo a un cambio, o a un intento de cambio, en la distribución de los estrenos cinematográficos. Es el caso de Mulan, que se estrena en la plataforma de streaming Disney Plus, previo abono de unos 22 euros. A pesar de que algunos le ven hasta ventajas a esta iniciativa, aquí os daremos razones por las que nos parece una mala idea, tanto para los espectadores como para las salas de exhibición. El cine es mucho más que una pantalla y así debe permanecer por el bien de todos, o casi todos. 

5 Razones Para No Pagar Estrenos Online Como Mulan y Apoyar a los Cines

LA PELÍCULA NUNCA ES DE TU PROPIEDAD

Si pago por una película, lo lógico es que sea mía. Es lo que ocurre con el formato físico, cuya existencia defendimos aquí. En el caso que nos ocupa, la ves mientras estés suscrito a la plataforma. Si has visto todo lo que te interesa, cosa fácil dado el paupérrimo nivel de estrenos de Disney Plus, y quieres el producto que pagaste, no puedes. Es cierto que en el cine ocurre lo mismo, pero he obtenido servicios extra que en mi casa no es posible recibir. Que me expliquen dónde están las ventajas para el cliente, porque no lo pillo.

LA EXPERIENCIA DEL CINE ES DIFERENTE A LA DE CASA

Dicen los que defienden esta propuesta que pagar el estreno en la plataforma es más barato que ir al cine. Y también sale más barato comer en casa que fuera, pero a todos nos gusta ir a un restaurante. Sencillamente, el cine no es mi casa. Cuando fui con mi familia a ver la aburrida segunda parte de Frozen, un grupo de chiquillas pasaron disfrazadas como las protagonistas. Fue una escena encantadora, que seguro recordarán toda la vida. Comparar eso con sentarte a ver la enésima película en tu sofá en pijama es absurdo.

Ver Frozen II fue carísimo entre muñecas, palomitas y merienda. Pero el recuerdo queda, la muñeca también, y los hijos van cogiendo la costumbre familiar de ir al cine. La memoria no retiene rutinas, sino lo que le resulta más extraordinario. Al pasar delante de un antiguo cine de Sevilla, El Rialto, ahora un supermercado, recordé con agrado muchas películas que vi en él. No me ocurre cuando paso delante de mi televisión. Aún me rentan las entradas que aboné. por eso deben seguir existiendo los cines como opción de ocio.

Trolls 2: Gira Mundial
TROLLS 2 SE ESTRENÓ DE PAGO EN PLATAFORMAS. LA PRODUCTORA, UNIVERSAL, SE QUEDÓ TODO EL BENEFICIO. LOS CINES, NADA.


SOLO GANA LA PRODUCTORA, PIERDE EL ESPECTADOR Y LOS CINES

En una situación como la que estamos viviendo, se puede entender que algunas películas no puedan esperar a estrenarse por razones económicas o porque no haya ni sitio en el calendario. Pues podrían estrenarlas gratis y tener un detalle con los espectadores, que en muchos casos están viviendo una crisis durísima. Luego se puede volver a los estrenos como siempre. Es lo que ha hecho Netflix con Orígenes Secretos. Otro caso lo tenemos en la propia Disney. El estreno sin coste adicional del musical Hamilton ha subido las suscripciones a su plataforma. Por cierto, todavía sin subtítulos en español, una vergüenza sin paliativos. Si cobran,  todo el beneficio del estreno es para ellos, sin que el espectador ni los cines, a los que tanto deben, saquen mejora alguna. 

En el caso de Mulan, Disney ha perdido una oportunidad de oro para no quedar como una empresa insensible. Tanto que se apuntan a lo políticamente correcto en sus películas, cuando toca demostrar algo de generosidad con tanta crisis, aprovechan para intentar quedárselo todo. Haberla estrenado a riesgo de recaudar menos animaría a los cines y al público a retomar algo la normalidad. Pero la avaricia ilimitada de los ejecutivos lleva a estas decisiones. Eso sí, nadie fumando en sus pelis, que se preocupan mucho por nosotros... mientras no les cueste nada.

LA CALIDAD DE IMAGEN Y SONIDO EN CASA NO ES LA DEL CINE

España no es un país sibarita en lo que a sonido y calidad de imagen se refiere. Cuando pude comprarme un equipo de sonido bueno y caro para mi televisión, me informaron en el establecimiento que  habían tenido que saldar un lote de altísima calidad. La gente se conformaba con algo baratito, si es que compraban algo para el sonido. Tuve que acudir a un establecimiento comercial frente a unos chalets de lujo donde sí parecía haber público para estos equipos. Salvando las salas privadas de cine de los futbolistas de éxito y demás adinerados que allí vivían, pocos más tienen en sus casas un equipo de sonido para la tele ¿Cómo vas a disfrutar una superproducción donde todo está pensado para optimizar la experiencia visual y sonora en una tele de treinta y dos pulgadas o una tablet? Por no hablar de los cortes de internet, tan comunes en las horas punta, donde tu película se transforma en un amasijo de píxeles. Para eso, ya tenemos miles de producciones disponibles, difícilmente de peor calidad que las terribles adaptaciones de los clásicos animados. 

Hamilton
EL ESTRENO ESTABA PREVISTO EN CINES, PERO SE ESTRENÓ SIN COSTE Y SIN SUBTÍTULOS EN CASTELLANO EN DISNEY PLUS. LAS SUSCRIPCIONES SUBIERON COMO LA ESPUMA.


APOYAR A LOS ESTUDIOS QUE SIGUEN ESTRENANDO EN SALAS PARA QUE SIGAN EXISTIENDO LOS CINES

Como público, tenemos una responsabilidad de qué hacemos con nuestro dinero. Si queremos tener opciones para ir al cine con nuestras familias, una fuente de cultura accesible para todos, hay que apoyarlos. Si pasamos por el aro, nos podemos despedir de las salas en breve, con todo lo que ello representa. El estreno de Tenet en cines ha sido todo un revulsivo. La productora y el director, Christopher Nolan, han insistido en que se estrenara en cine, sabiendo que era una película que creaba gran expectación y que habría recaudado mucho en streaming. Seguro que Disney tiene más dinero que el señor Nolan. Lo que seguramente no tiene son más principios ni conciencia social. 

Es importante saber que el éxito o fracaso de esta propuesta, innecesaria ahora que ya los cines están abiertos, tendrá importantes consecuencias. Pensemos la manera de seguir ganando todos, y no sólo unos pocos. 

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Te olvidas de que para ver una película en el cine pierdes bastante más tiempo que cuando la ves en casa, de los interminables anuncios, de la gente chillando, riendose o hablando todo el rato, de los que enredan con el smartphone o se levantan para ir al servicio, etc. Que a algunas personas aún os gusta ir al cine, perfecto. Pero otros preferimos comprar la película en bluray y disfrutarla en nuestro proyector en casa o televisión de 80" mientras comemos una pizza o nos tomamos un pelotazo de whisky y nos fumamos un cigarrillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé a qué cine vais. Yo intento coger horas que no vayan chiquillos. Además no tengo nada en contra de los Blu-ray, al contrario. Pero si tienes hijos ir al cine para ellos es toda una experiencia.

      Eliminar

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.