THE WALKING DEAD, EPISODIO 4X14 "THE GROVE". LA CRITICA

Con unas horas de retraso sobre nuestra habitual puntualidad semanal, finalmente hemos podido disfrutar de este nuevo capítulo de The Walking Dead. Y, como suele suceder las veces que no puedes ver las cosas a tiempo, el capítulo ha merecido la pena de verdad. A diferencia de los tostones que han supuesto los capítulos anteriores, en este ocurren cosas relevantes e impactantes. Empezamos.
LA CASA ES UN CHOLLO: POCOS ZOMBIES, CHIMENEA, Y HASTA GAS PARA COCINAR
Como viene siendo el esquema en esta segunda parte de la temporada 4, este capítulo se centra en un sub-grupo concreto de los que se ha dividido el grupo original. Carol, Tyreese y las tres niñas, Lizzy, Mika y Judith. Como bien saben muchos padres, lidiar con la educación de los hijos ya es algo complicadísimo sin necesidad de que acechen zombies, pero si encima te asalta una horda de éstos a la mínima y debes explicar a los niños cómo defenderse y liquidarlos, es como para salir corriendo. Carol observa detenidamente a las dos hermanas, y dadas las reticencias de Mika a matar zombies, sabe que ha de orientarla para endurecer su carácter y su actitud. Sin embargo, el desequilibrio mental de Lizzy, ( sea anterior, provocado o agravado por la hecatombe, casi que nos da lo mismo) que sigue considerando los zombies unas simpáticas mascotas, o incluso amigos, es la que desata la bomba en el episodio.
LIZZY Y MIKA JUGANDO AL PILLA-PILLA VERSIÓN EXTREMA CON LOS ZOMBIES
Si analizamos el capítulo, todo lo relevante ocurre al final de este, ya que casi todo el metraje se va en un par de sustos de zombies y en lo estupenda que resulta la casa que han encontrado, en la que tanto Tyreese como Carol se plantean quedarse con las crías. Pero incluso esta parte más tranquila, que nos ha aburrido cuando nos ha tocado ver las tonterías de Beth, resulta interesante en esta ocasión. Carol es un personaje que ha evolucionado de una manera estupenda en la serie, y la tensión permanente de que estuviera con Tyreese sin que éste sospechara que ella mató a su novia Karen, ha añadido mucho al episodio. La parte más tranquila en TWD no siempre funciona, lo que demuestra que una buena dirección y unos buenos diálogos son imprescindibles (junto a unos personajes que no se pongan a hacer el tonto) si de verdad quieren profundizar en los personajes sin que la serie se resienta. Últimamente no les estaba saliendo nada bien. No es el caso de este episodio.
LIZZY, LA NIÑERA MENOS RECOMENDABLE DESDE REBECA DE MORNAY
 EN LA MANO QUE MECE LA CUNA
Pero, aunque la parte más tranquila esté tan bien resuelta, las emociones fuertes se han reservado para el final. Que Lizzy decidiera matar a su hermana Mika para demostrar que los zombies no son malos, lleva a tomar a Carol y a Tyreese la única decisión posible en esas circunstancias para proteger sus vidas y la de Judith: liquidar a la niña. La escena en la que Carol dispara a la cría está rodada sin morbo y con rapidez, el impacto de la decisión es suficiente como para recrearse más en ella. Supongo que alguien pueda pensar que había otra elección posible, ya que estos temas que afectan a niños, dan para mucho debate. Si es así, le animo a que plantee esa otra opción: ¿dejarla sola para que se muera de hambre o la mate un zombie? Eso es evadir responsabilidades, y Carol ya lleva muchas asumidas. ¿Se la llevan y se arriesgan a que mate a Judith para tener un bebe zombie en la colección?
AUNQUE LO LLAMEN LA DECISIÓN DE CAROL, TYREESE TAMBIÉN LA HA TOMADO
A modo de redención, la circunstancia vivida, llena de paralelismo con la que Carol tomó cuando mató a Karen creyendo evitar un mal mayor, hace que Tyreese entienda el por qué lo hizo en su momento y le ofrezca su perdón. La confesión de Carol estaba perfectamente justificada: estaba harta de vivir con el miedo, y sabe que a Tyreese le ofrece un descanso a su tortura. También descansa ella, ya que perder a las dos niñas de repente de manera tan traumática había hecho que, si Tyreese decidía vengarse y matarla, casi que le daría ya igual.
CAROL SE ESTÁ CONVIRTIENDO EN EL PERSONAJE MÁS INTERESANTE DE LA SERIE
Esto no hace sino demostrar lo desproporcionado de la decisión de Rick, no darle oportunidad alguna de explicarse y decidir él solito que Carol merecía el ostracismo, con el riesgo que supone en esas circunstancias. ¿Perdonará ahora Carol a Rick cuando se encuentren? Francamente, no creo que se lo merezca, pero al paso que vamos, me temo que el reencuentro en Terminus será el final de esta temporada 4. No nos hubiera importado si el camino hacia ese final hubiera estado compuesto de episodios como este. Veremos si de los dos que nos quedan podemos decir lo mismo.

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *