Last Resort es una serie de la ABC creada por Shawn Ryan, productor, guionista y showrunner de shows como Ángel, The Shield o The Unit. Podríamos etiquetarla como drama militar, aunque personalmente la veo más cerca de la política ficción que de la típica serie sobre soldados al uso. El USS Colorado es uno de los submarinos más poderosos de la armada
estadounidense, al mando del cual se encuentra el capitán Marcus Chaplin (Andre Braugher). Cuando reciben la orden del mando central de lanzar varios misiles nucleares sobre suelo pakistaní, Chaplin y la mayor parte de su tripulación se niegan ante lo que consideran un error o una conspiración. Perseguidos y atacados por su propio país, el submarino buscará refugio en la isla de Sainte Marina, declarándose como estado independiente soberano con capacidad nuclear.

PÓSTER PROMOCIONAL DE LA SERIE

Estamos ante un producto arriesgado, todo hay que decirlo. Que un canal como la cadena ABC de luz verde a una serie con la premisa que os he expuesto es de lo más extraño. Y digo extraño porque no estamos hablando de un canal de cable como HBO o Showtime, donde productos arriesgados encuentran encaje para un audiencia que los demanda, que para eso pagan la suscripción. No, hablo de una cadena generalista que emite en abierto y donde este tipo de temas en los que se mezcla patriotismo, gobiernos corruptos o abiertamente malvados, insumisión, insurrección o desobediencia civil son asuntos poco menos que tabú.

No digo que en la serie de la ABC vayamos a ver demasiados temas espinosos tratados con rigor y profundidad, ni que tampoco pretenda agitar las conciencias, pero Last Resort parece distanciarse tímidamente de puntos de vista más blancos, aptos para todos los públicos, predominantes en este tipo de producciones. El que una tripulación de un submarino nuclear se subleve contra sus superiores en el Pentágono y decidan convertir una paradisíaca isla en un mini-estado con potencia atómica no es algo que veamos precisamente todos los días en televisión.

LOS PERSONAJES PRINCIPALES DE LAST RESORT

El piloto sorprende por la audacia de la propuesta y también por la agilidad narrativa. En ningún momento se permite tiempos muertos, manteniendo el nivel de tensión que requiere la historia que se nos está contando. Quizás haya que achacar a este episodio piloto cierta sobreabundancia de situaciones, que en 42 minutos escasos de duración, pueden llegar a ser excesivas. La duración del episodio tampoco ayuda a que comprendamos demasiado bien las motivaciones de los protagonistas y entender por qué hacen lo que hacen cuando estamos hablando de decisiones de gran calado tanto para ellos como para millones de personas. De todas formas, sus comportamientos no cae en ningún momento ni en el absurdo ni en el ridículo. Uno de los debates que se ha vuelto a encender en las páginas especializadas en el mundo de las series es la necesidad de una vuelta a los pilotos de duración extra, es decir, de al menos una hora de duración. Sin duda, un episodio piloto de doble duración, o sea, de hora y media, nos daría más perspectiva de lo que podemos esperar de una serie. En el caso que nos ocupa, 42 minutos son manifiestamente insuficientes.


El piloto, filtrado por la propia cadena, y en una maniobra cada vez más habitual para tantear las audiencias, está dirigido por Martin Campbell (Casino Royale), un realizador especialista en cine de acción que ha dirigido pequeñas joyas como Al Límite, con Mel Gibson, o truños de la envergadura de Green Lantern. En el casting de la serie encontramos nombres tan reconocibles como Scott Speedman (Felicity, Underworld), Robert Patrick (Expediente X) o Bruce Davison (X-Men I)

Last Resort se estrena el 27 de septiembre y, a la espera de sucesivos episodios, solo puedo decir que me ha gustado, no como para echar las campanas al vuelo, pero sí bastante más que otros shows a los que se le ha dado infinitamente más publicidad, como Elementary o Revolution, esta última menos digna de llevar ese nombre que la serie que nos ocupa. Y me ha gustado porque parece que a los guionistas no les han dejado hacer lo que ellos pretendían pero que, sin embargo, han sabido deslizar ideas y conceptos muy interesantes en los tiempos que corren. Y aunque Last Resort tenga ese aroma a otras series como Perdidos, films como La Caza del Octubre Rojo, por no hablar del anime The Silent Service, donde un submarino japonés se declara nación independiente, al menos no insulta la inteligencia del espectador con una historia que podría ocurrir mañana mismo.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

  1. Vaya argumento! Me gustaria verla. Aunque a juzgar por lo horrible del afiche promocional puede derivar en un culebron isleño donde tenemos a cada personaje ocupando los papeles mas estereotipados del cine y la television (el coronel, el galancito, la tia sexy, el villano, el doctor, el cientifico... ). En fin, espero equivocarme y que encontremos una serie digna de ver. Que por cierto son tan pocas.

    ResponderEliminar
  2. Mario David,

    No creo, se ve que quieren contar algo diferente. El problema es que la gente la comprenda y que no les pongan demasiada censura y les obliguen a ir donde tu dices. Como te salgas de la tele por cable, hay que volverse loco para encontrar algo bueno. Pero algo hay.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Cuando esta serie arrancó no me pareció muy buena que digamos sobre todo porque sentía que le faltaba verosimilitud. Pero tengo que confesarlo, a medida de que avanzan los capítulos, me he ido enganchando más y más. La idea de esta serie sobre la tripulación de un submarino que se rebela contra el gobierno de Estados Unidos tras un ataque nuclear a Pakistán es genial. Está llena de tensión, los personajes son formidables, el guión (aunque a ratos se vuelve algo incoherente) está lleno de giros y sobre todo las escenas tienen unos diálogos maravillosos, inteligentes y emocionantes. Estoy seguro que va a barrer en los próximos premios Emmy.

    ResponderEliminar
  4. fer,

    Estamos a la espera de que la emitan en la tele de pago para seguir viendola, ya que estamos algo superados. Nos alegramos que cumpla las expectativas y que productos que se salen de los tópicos y arriesguen gusten. Aunque la audiencia no está siendo muy buena, le han dado temporada completa, lo que es genial.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

 
Top