2/6/2011

RESEÑA: VIDA Y MUERTE DEL CAPITÁN MARVEL

Marvel Gold: VIDA Y MUERTE DEL CAPITAN MARVEL
PANINI-Cómic 17x26, tapa blanda con solapas, 320 páginas - color
ISBN: 978-84-9885-613-2
PVP: 25€
Guión: Jim Starlin, Mike Friedrich, Steve Englehart
Dibujo: Jim Starlin, John Buscema
Entintado: Dave Cockrum, Pablo Marcos, Dan Green, Al Milgrom,Joe Sinnott, Klaus Janson, Jack Abel, Mike Esposito, Chic Stone
Color: Jim Starlin
Correspondencia Original:
Iron Man 55, Captain Marvel 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, Marvel Graphic Novels: The Death Of Captain Marvel



Este tomo hay que dividirlo en dos partes bien diferenciadas: por un lado, las aventuras del Capitán Marvel y por otro la muerte del mismo.
La parte del volumen que comprende la vida del héroe no empieza desde sus inicios, como pensaba, sino que se inicia con una gran aventura cósmica (Iron Man #55) en la que asistimos a la primera aparición de Thanos (muy útil ahora
que se rumorea su aparición en la peli de Los Vengadores), y el enemigo de éste, Drax el Destructor.

La continuidad de los cómics sobre el Capitán Marvel peligraba debido a la caída de las ventas y, para ser sinceros, se puede llegar a intuir por qué. El personaje no es especialmente carismático a pesar de lo original del intercambio de personalidades con su alter ego, un universitario llamado Rick Jones (cantante para más señas, y que tampoco es un alarde de personalidad, una especie de versión descafeinada del Robin de los 70´s para entendernos). Este tal Rick, juntando las nega-bandas (unas muñequeras kree) se intercambia con el Capitán Marvel que vive en la zona negativa quedándose allí hasta que vuelve a juntarlas. 

Que sea original no lo hace del todo interesante pero a pesar de todo las historias tienen mucha imaginación, son originales y hay personajes invitados que se agradecen (Iron Man, La Cosa, Los Vengadores). Las expresiones que se utilizan son de lo más coloridas, muy de los años que corrían: “sopapo en los morros”,“canastos”, y mi favorita, “mejor que ponga fin a esta melé”. Sin duda la responsabilidad de tales palabras se la debemos en gran parte al traductor original. 

En un primer acto asistimos a la renovación del personaje, tras su encuentro con un ser galáctico llamado Eon, que lo transforma en un ser mucho más poderoso, dotando al kree Mar-Vell de conciencia cósmica. Hasta le hace un cambio de look: de pelo platino, casi blanco, a rubio. Esta parte, la verdad, se hace un pelín pesada. Sigue teniendo sus virtudes, pero no me acaba de enganchar el personaje. Pero es con la historia “La mordedura de los hermanos sangre” donde vuelvo a recobrar todo el interés por el tomo. En dicha historia sólo aparecen La Cosa, Iron Man, y los villanos Hermanos Sangre, (que, para que os hagáis una idea, son iguales que La Cosa pero en burdeos…y en muy malos, claro). Esta historia es divertidísima, con un ritmo del que ya podrían aprender la mayoría de los cómics actuales, y eso que se desarrolla en el desierto, sin necesidad de grandes escenarios galácticos (atención a la paliza que recibe Iron Man) destacando aún más si cabe lo sosito que se hace la parte anterior.

Pero entonces llega la muerte del Capitán Marvel. Desde la primera viñeta ya el cómic impone con un aura de solemnidad, contándonos paso a paso lo que significa para el Capitán y sus amigos enfrentarse a un cáncer incurable. Mar-Vell hace una excelente biografía de sí mismo y no deja nada sin explicar. Esta parte se podría haber publicado aislada y la historia se hubiera entendido plenamente. De todas formas ha sido un acierto recopilar en este tomo sus últimas aventuras junto a su muerte, haciendo mucho más familiar y cercano al personaje que un simple “ala, me leo la muerte de no se quien”…Eso sería muy deprimente, ¿no?

Las fases de incredulidad, negación, rabia, frustración ante la muerte de un ser querido están perfectamente plasmadas en este histórico cómic donde es casi imposible no identificarse con lo que se está leyendo y no sufrir con ello. No son necesarios seres malvados de otras galaxias para encogerte el corazón, resultando todo tan creíble que cuesta creer que estamos hablando de personajes ficticios. Hasta me lo tuve que recordar para no pasarlo peor de la cuenta. La falta de carisma de la que acuso al personaje desaparece completamente, convirtiéndose en alguien con carácter y personalidad propios.

En fin, duro y excelente cómic que inició el fenómeno de las novelas gráficas donde destaca el guión y dibujo de Jim Starlin cuando estaba viviendo esas mismas circunstancias en su padre, de donde sacó la inspiración. A destacar el trabajo del entintado de la novela gráfica, diferente del resto del tomo pues Starlin tuvo que hacerlo deprisa para cumplir los plazos y a rotulador en vez de plumilla debido a una lesión. El efecto, aun así, es bueno, y notas que estás leyendo algo diferente y con calidad.

Concluyendo, “La Vida y Muerte del Capitán Marvel” es un cómic que cualquier persona debería leer independientemente de su interés por los cómics.


Reseña elaborada por Silver Draper

Reacciones:

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...