FALLING SKIES: ÚLTIMO EPISODIO DE LA PRIMERA TEMPORADA

Emitido el último episodio de la serie Falling Skies, hacemos una valoración de la primera temporada. Acabando pronto, no pasa del aprobado ni haciéndole un favor. Ya comentamos respecto al primer episodio que la calidad de la fotografía era mala, parece como de otra época. Por desgracia, esa sensación de producto anticuado se extiende a toda la serie.

La definición de los personajes es de un plano que asusta. Todos son bondadosos y nobles en el fondo, desde el supuesto duro general hasta el malo que casi mata al protagonista pero que luego vuelve para hacerle tortitas. Lo que abunda en esta serie no son los aliens, sino los "te quiero" y los "estoy orgulloso de ti".

No hay reacción alguna en los 10 episodios que te haga creer que los alienígenas han invadido y fulminado a casi toda la población mundial. Se supone que son un grupo de unas trescientas personas huyendo juntas de los aliens y es bien sabido que en los pueblos pequeños, aunque sean de pocos miles de habitantes, todo el mundo se conoce. Pues aquí no. Jamás vemos una reacción colectiva, o grupitos interactuándo, preguntando, rumoreando, afectados por los últimos sucesos: quién ha muerto, cómo fue el último escarceo o novedad contra los alienígenas…Nada de nada. Sencillamente son un bulto amorfo que aparece detrás de los protagonistas y punto.

EL SELLO SPIELBERG YA NO ES LO QUE ERA

Para poner una denuncia por maltrato ya fue la resolución de un episodio en el que el malo de turno le cuenta el malvado plan al bueno sin darle problema alguno en escapar y salvar el día. Ni en Scooby Doo he visto cosa igual. Todavía peor fue otro episodio, concretamente el noveno, en el que no sale ni un alien. Ni uno. Unas supuestas escenas de tensión a lo Reservoir Dogs fue lo que nos tuvimos que tragar. Con la diferencia de que sabes perfectamente que ninguno de los protagonistas va a sufrir daño alguno, aunque lo desees con ganas.

NOAH WYLE
El papel de Noah Wyle no hay quien se lo crea y los discursitos motivadores rememorando batallas históricas son para preguntarle: ¿Y cuántos Aliens habían en esas batallas? Ningún personaje es creíble, ni tiene interés alguno. Las supuestas escenas emotivas a cámara lenta son de un sopor inimaginable. La única emoción que transmiten es la de que te están tomando el pelo en toda regla.

Hoy día el nivel de las series televisivas ha superado el nivel de calidad del cine en muchos enteros. Cualquier episodio de Mad Men es mejor que cualquier película ganadora del Oscar de estos últimos años. Y no es la única serie de la que podemos decir eso. El nivel alcanzado a todos los niveles se refleja en casi todas las producciones actuales. Pues ni eso podemos decir de Falling Skies. La dirección parece encargada a un becario; el ritmo es de bajo a nulo; las escenas de acción son confusas, escasas y bastante increíbles ¿Por qué atacan los aliens con uno o dos pudiendo enviar a cientos o a miles? ¿Cómo es posible que apenas 300 personas se planteen luchar contra una invasión extraterrestre que ha liquidado a miles de millones?

EL DISEÑO DE LOS ALIENS, DE LO MEJOR DE LA SERIE
Esta serie se ha equivocado de época. Ni los efectos especiales merecen un halago. Quizás en los años 90`s se pudiera consentir tanta ñoñería en nombre de todos los públicos. Hoy día la fórmula es otra. Sorprende que una serie que lleva el sello Spielberg resulte tan barata en todos los aspectos. A pesar de todo, si aguantas y llegas al final, el cliffhanger para la segunda temporada es lo bastante bueno para que al menos el primer episodio lo quieras ver, aunque temamos una rápida resolución. Algunas ideas que aparecen sí son originales y alguna que otra sorpresa y giro de guión hay, aunque todo es tan simplón que hasta te la sugieren antes de sucedan.


Si echáis de menos las series de las tardes de los 90´s os podrá interesar Falling Skies, pero si sois verdaderos forofos de la ciencia ficción y lleváis muchos aliens a las espaldas, no os la recomendamos. Quiero terminar con una reflexión. Con todo lo que gana Spielberg ¿no ve la HBO? Porque no puede uno creer que viendo el nivel de las series actuales se atreva a presentar semejante producto. Es lo malo de creerse por encima del bien y del mal. Este hombre está mayor y no va a cambiar lo que le ha funcionado toda la vida. Una pena.

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]