23-nov-2015

El episodio comienza resolviendo el gran misterio que nos dejó a cuadros a principio de la temporada: el destino de Glenn. Finalmente, los que defendían que se había salvado acertaron en sus predicciones. Francamente, esperaba que fueran más valientes y apostaran por eliminar al personaje, dado que no hemos visto aún una muerte de peso en esta temporada. Sin embargo, todo ha quedado en una engañifa, salvándose Glenn gracias a que pudo esconderse bajo el contenedor de la basura. Personalmente, no me gusta que me intenten hacer creer una cosa (incluyendo la desaparición del actor de los títulos de créditos) y que luego sea otra. A pesar de todo, me alegro de seguir viendo a Glenn en la serie. Pero, ¿qué más ha ofrecido este capítulo?

EL DESTINO DE GLENN HA SIDO FINALMENTE EL QUE MUCHOS FANS ANTICIPARON

No es desde luego el que mas acción ha ofrecido de la temporada, pero sí que nos ayuda a saber dónde nos encontramos en lo que a ubicación temporal se refiere. Si Glenn ha pasado una sola noche fuera, desde el comienzo de la temporada como mucho han transcurrido dos días... pero vaya días. 

Por un lado, Morgan tiene que enfrentar su decisión de no liquidar al lobo que tuvo delante. La explicación que le dio a Rick, de que quiso matarlo en su momento y no lo hizo como ejemplo de dar oportunidades, no parece convencer a Michonne... ni a nadie. La pose pacifista de Morgan no se puede aplicar en todos los casos, y no me extrañaría que algo gordo terminara pasando por su actitud.

Otros que tienen más peligro que una caja de bombas son los adolescentes. Por un lado, Enid, que no tiene nada mejor que hacer que escaparse a un bosque lleno de zombies. Se entiende que esté traumatizada, pero si algo debe abundar en ese mundo son gente con su mismo trauma: grupos de apoyo no le iban a faltar. Veo bastante antipático y errático este personaje, no se la entiende en ningún momento. Parece que Glenn la ha tranquilizado un poco, pero seguramente acabe dando la campanada. 

RICK, YO A ROD NO LE ENSEÑABA NI A JUGAR AL MUS, PERO TU SABRÁS...

El que no debe tramar nada bueno seguro es Rod. Rick no parece ver el peligro de enseñar a usar las armas a un crío cuyo padre asesinó. Para más inri, tiene un lío con su madre, algo que en una edad en la que las cosas son blancas o negras puede acabar de hacerle explotar. Que lo hayamos visto robar balas en la armería peor custodiada de la historia da que pensar que o Rick o Carl pueden estar en peligro.

El asentamiento de Rick como líder trae cosas buenas para algunos, como el vecino que le reconoce el miedo que les producía al principio, y ganas de destacar a otros, como Spencer. El numerito que ha montado el hijo de Deanna para hacerse el héroe bien merecía que se hubiera llevado un buen bocado zombie. Tara, cuyo embarazo está burdamente disimulado en la serie, algo de lo más curioso cuando saben transformar a miles en zombies, sale a rescatarlo. Sin embargo, parecen estar reservando mucho las muertes esta temporada, al menos de momento. Por cierto, Deanna parece estar pensando más en un legado futuro, como demuestran sus planos, que en el presente. Viendo las luces de su hijo, va a tener que encargar esos planes a otros.

 A CAROL, ENTRE PASEO Y PASEO A JUDITH, NO SE LE ESCAPA UNA

Carol sigue sin entrar en acción, pero pendiente de todo. La hemos visto hacer de niñera de Judith (quién nos iba a decir que se volvería a encargar de un niño) y pillar a Morgan con su prisionero secreto. ¿Será ese prisionero el que termine causando los problemas que anticipamos por la actitud de Morgan? Pues la verdad, teniendo en cuenta cómo ha finalizado el episodio, poco puede hacer para complicar las cosas.

La caída de la torre sobre las vallas de Alexandria anticipa una invasión zombie espectacular, y más cuando estamos hablando de que el próximo episodio será el último de la primera parte de esta temporada 6. Seguramente el episodio 6x08 nos muestre alguna muerte impactante, aunque ya no sabe uno si van a tirar por alguno de los clásicos (¿se atreverían con Daryl o Michonne?), o por algún vecino de Alexandria que nos haya caído especialmente bien, como la doctora en funciones o Deanna.

Un buen capítulo a pesar de todo, sobre todo si comulgas con la idea del showrunner, Scott Gimple, de que han mantenido el misterio con Glenn para que sepamos cómo se siente el grupo ante la falta de noticias. Parece poner las bases de la explosión final. Estaremos esperando.

Todo aquel que sea aficionado al conocido como cine de serie Z sabrá quien es Lloyd Kaufman. Este neoyorquino de 69 años, director, productor, guionista, actor, y alguna que otra profesión más relacionada con el mundo del cine, fue el cofundador en 1974 de los estudios Troma Entertainment, uno de los proyectos cinematográficos mas irreverentes e inclasificables de la cinematografía moderna. Películas como Tromeo y Julieta (1996), El Vengador Tóxico (1984) o Sargento Kabukiman N.Y.P.D. (1990) son solo algunos de los muchos títulos que ha parido este genio junto a su colega Michael Herz. Tyrannosaurus Books, en un mas que estimable intento por traer a España grandes ensayos sobre el cine de género, ha publicado recientemente "Todo Lo Que Siempre Quise Saber Sobre Cine Lo Aprendí De El Vengador Tóxico", una divertida obra en la que el propio Kaufman nos desvela la historia secreta de Troma Entertainment, un emocionante y jugoso viaje al interior de una de las compañías cinematográficas mas bizarras de la historia del cine.


Con un prólogo escrito nada menos que por otro genio de la serie B, Roger Corman, el libro de Kaufman, escrito junto a James Gunn, guionista y director de títulos como Slither o Guardianes de la Galaxia, de Marvel Studios, se estructura en capítulos con divertidos y originales títulos. En ellos se ahonda, en primer lugar, en el origen de Troma Entertainment (inspirado en el taoísmo, por cierto), en su loco día a día y como lograron hacerse un hueco en la industria cinematográfica de Hollywood. 

El libro está escrito, no en forma de aburridas descripciones y largas parrafadas, sino con un estilo dinámico y desenfadado, donde abunda la ironía y el chiste, marca de la casa de Kaufman. Tras desvelar los antecedentes de Kaufman como cineasta antes de la Troma, este dedica un capítulo a los descacharrantes y artesanales efectos especiales que empleaban en sus películas. Kaufman, siguiendo con su línea "didáctica", incluso se atreve a darnos ocho consejos sobre los efectos especiales, que pasan por el uso de alimentos corrientes o echar mano de fuegos artificiales. En resumen, un verdadero manual para el cineasta de serie B aficionado.


Uno de los capítulos mas divertidos del libro está dedicado a cómo debe llevarse a cabo la pre-producción de una película de bajo presupuesto. Con deciros que uno de sus párrafos se titula "La Gente con Talento Suele Ser Irresponsable o Estar Loca", ya os lo estoy diciendo todo acerca del estilo de Kaufman a la hora de producir una de sus películas. En otro de los capítulos, "Fuí un Esclavo de los Estudios", Kaufman desvela su relación de algunas de las estrellas del celuloide de finales de los 70 y los 80, relación, claro está, que muchas de estos actores y actrices nunca estarán dispuestos a admitir.

Sería imposible seguir desgranando aquí, en esta sencilla reseña, la cantidad de anécdotas en información desveladas por Lloyd Kaufman en esta especie de memorias de la caspa. Cada capítulo del libro ofrece hechos curiosos poco conocidos y que componen, en su conjunto, un fresco de lo que constituyeron en los años 80 y principios de los 90 las pequeñas productoras independientes de cine B y Z. Actores ahora estrellas pero entonces aspirantes a serlo son habituales en las anécdotas que salpican cada capítulo de este libro, como Madonna, quien no pasó una audición para el papel de princesa judía, a parecer porque su interpretación se parecía más a la de "una abuela italiana".


El libro, ilustrado con multitud de fotos y carteles de films de la Troma, concluye con una filmografía exhaustiva en orden alfabético donde se recoge la ingente producción de estos míticos estudios. "Todo Lo Que Siempre Quise Saber Sobre Cine Lo Aprendí De El Vengador Tóxico" es , en resumidas cuentas, un divertido y esclarecedor viaje al interior de las tripas de un tipo de cine que parece haber desaparecido, en favor de otra clase de cintas hechas también con cuatro duros pero con infinitamente menos amor y talento que el que Kaufman ha puesto en sus películas.

Puedes comprar este libro en librerías especializadas o en la propia tienda online de Tyrannosaurus Books, donde además, te llevarás de regalo un cómic de la Troma y un llavero gore.

"Todo Lo Que Siempre Quise Saber Sobre Cine Lo Aprendí De El Vengador Tóxico", de Lloyd Kaufman
Editorial Tyrannosaurus Books
412 páginas en B/N
Formato rústica con solapas
Precio: 22,50 €







Como quien no quiere a cosa, la semana próxima llegaremos al episodio que pone fin a la primera parte de esta sexta temporada de The Walking Dead, titulado "Start to Finish". En el, veremos como Alexandria dejará de ser (¿definitivamente?) el remanso de relativa paz del que había disfrutado el grupo de Rick debido a una amenaza que parece, a todas luces, imparable. Por cierto, aviso de spoilers a los que aun no hayáis visto el episodio emitido la pasada noche, en el cual se revela el destino final del personaje al que da vida Steven Yeun, y que nos ha tenido en vilo durante unas cuantas semanas. Os dejo con la promo y los dos primeros clips (muy reveladores) subtitulados del próximo episodio.





Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget