STORM INTEGRAL VOL. 1 Y 2, DE LAWRENCE, LODEWIJK Y MATENA. LA CRITICA

El 29 de diciembre de 2003 falleció uno de los artistas de cómics mas imaginativos y con mas talento del Reino Unido. Me estoy refiriendo a Donald Southam Lawrence, mas conocido como Don Lawrence, famoso por colecciones de cómics tan míticas como El Imperio de Trigan o la que trato hoy aquí, Storm. Su dominio de la anatomía humana, sus criaturas y artefactos dotados de un increíble realismo, así como su maestría en el color, han hecho de Lawrence uno de los dibujantes (¿o debería decir ilustrador?) mas reconocibles por los amantes del cómic europeo.


Sin embargo, el estilo pictórico que vemos en las páginas de su colección de Storm, recientemente reeditada por la editorial italiana 001 Ediciones, y de la que van publicados dos álbumes aquí en España, no siempre fue la seña de identidad de Lawrence. En sus duros inicios a mediados de la década de los 50, este fenomenal artista comenzó nada menos que dibujando a la familia Marvel, por aquellos entonces aun propiedad de una editorial Fawcett cuyos personajes aun no habían sido fagocitados por DC Comics. En aquellos años, y para incentivar el desarrollo de la economía británica de la posguerra, se prohibió la importación de cómics norteamericanos, por lo que las aventuras que dibujada Lawrence nada tenían que ver con la de sus homónimos americanos.

En 1965 Lawrence comenzó a dibujar Auge y Caída del Imperio de Trigan, 950 páginas de sensacionales viñetas de un realismo y una imaginación desbordante mezclando ciencia ficción con la historia del imperio romano desde su ascenso hasta su decadencia. Cansado del maltrato que sufrían los artistas ingleses por parte de las editoriales (se llegó a ofrecer solo una libra por página completa y no se pagaban royalties por las reediciones) Lawrence buscó otras oportunidades. Así, en 1977, la editorial holandesa Oberon le ofreció un contrato que no pudo rechazar, encargándole la realización de una colección junto al guionista Martin Lodewijk: Storm.


Dividida en dos arcos argumentales, Las Crónicas del Mundo Profundo y Las Crónicas de Pandarve, la colección que aquí nos ocupa se centraba en las aventuras de Storm, un astronauta que, durante una misión a la Gran Mancha Roja de Júpiter, y tras conseguir volver a la Tierra, ve como ha avanzada miles de años en el tiempo, regresando a un mundo en el que los océanos, debido a un colosal cataclismo global, han desaparecido, dejando al descubierto el lecho marino.

El primer volumen de la nueva reedición, de la mano de 001 Ediciones, se inicia con un reportaje acerca de la génesis de la publicación, con abundante y detallada información, incluso en algunos momentos demasiada. Tras este preámbulo, nos encontramos con el cómic en si, el cual, tras casi 40 años, no ha perdido ni un ápice de espectacularidad y frescura. Las viñetas bellamente dibujadas por Lawrence nos relatan como Storm llega de nuevo a nuestro planeta, radicalmente alterado tras desaparecer siglos atrás los océanos bajo la corteza terrestre. Sin embargo, lo que debía ser el escenario de toda la colección, es decir, un mundo sin océanos, es desechado con todo su potencial por el guionista, Philip Dunn, inundando este de nuevo las cuencas oceánicas a final de la primera aventura y, de paso, arruinando la premisa central de la historia.


¿Cómo arreglar el desaguisado cometido por Dunn? Los editores holandeses no tuvieron opción mejor que continuar las historias de Storm como si el afloramiento de los océanos no hubiese sucedido nunca, con un deus ex machina como pocas veces se ha visto en el mundo de los cómics. La ambientación en un mundo sin océanos era una premisa demasiado imaginativa y original como para tirarla por la borda (y nunca mejor dicho) por los caprichos de un guionista. Así, en la segunda de las historias del volumen, "El Último Guerrero", vemos de nuevo a Storm y a Ember, su compañera de aventuras nativa del Mundo Profundo, recorriendo el árido fondo de un mar hace cientos de miles de años desaparecido.

En "Los Habitantes de las Llanuras", ya en el tomo dos de la colección, prosigue el viaje de Storm y Ember por el Mundo Profundo. Como nota a resaltar, las sucesivas aventuras del personaje parecen no tener conexión las unas con las otras. Un ejemplo de ello es que la historia anterior, "El Último Guerrero", termina con los protagonistas en un bucólico prado con animales pastando, pero en la siguiente los vemos atravesando una desértica salina. Hay que destacar la habilidad de Lawrence para personalizar los rasgos de cada uno de sus personajes en todas y cada una de las viñetas. Parece ser que este artista solía basarse en retratos de personalidades famosas de la época para el diseño de algunos de sus personajes.


Tras la aventura en las llanuras, la cual recuerda lejanamente a las del joven Atreides en los desiertos de Arrakis, nos encontramos con "El Infierno Verde", la historia que cierra el segundo tomo de la colección. La única conexión entre ambas aventuras es el vehículo volador en el que viajan Storm y Ember, ya que si en el capítulo anterior la historia se desarrollaba en el desierto, es ahora la selva tropical el marco de la acción. Animales antropomorfos, simios inteligentes, ciudades arborícolas y cementerios de naves son algunos de los increíbles conceptos que el guionista Dick Matena y Don Lawrence vuelcan en esta aventura.

En resumidas cuentas, estamos ante una colección imprescindible para todo amante del cómic de ciencia ficción y fantasía. A la maestría de Don Lawrence como ilustrador podemos sumar las imaginativas historias de Lodewijk Y Matena, su sustituto durante unos números, repletas de conceptos, personajes y situaciones completamente sorprendentes, por lo que puedo asegurar sin temor a equivocarme que los 23 números de la colección ilustrados por Lawrence conforman una verdadera biblia de la cultura pulp.

STORM INTEGRAL, VOL. 1 Y 2
001 Ediciones
Edición original: The Deep World - (De Diepe Wereld), The Last Fighter - (De Laatste Vechter), The People of the Desert - (Het Volk van de Woestijn), The Green Hell - (De Groene Hel)
Guión: Philip Dunn, Martin Lodewijk, Dick Matena
Dibujo: Don Lawrence
Cartoné, 112 págs. color
Precio: 23,50 €





Publicar un comentario en la entrada

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget