TOMORROWLAND: PRIMERAS CRITICAS (SIN SPOILERS)

George Clooney y sus compañeros de reparto de Tomorrowland, Britt Robertson y Raffey Cassidy, han estado hoy en Valencia junto al realizador Brad Bird promocionando la película. Valencia, en concreto su espectacular y futurista Ciudad de las Artes y las Ciencias, fue el lugar elegido por el equipo de Bird para rodar algunas escenas de la película, un lugar que el director de Los Increíbles descubrió por casualidad, gracias a un anuncio publicitario que le mostró un colega. La película, que llega a la cartelera española el próximo 29 de mayo, ya ha sido presentada a un grupo selecto de medios, de los cuales os ofrecemos sus primeras impresiones empezando por las mas negativas y terminando por las positivas. Tranquilos que no hay spoilers...

La peor palabra que puedo usar sobre "Tomorrowland" es "aburrida", y esa es una palabra que nunca esperé utilizar respecto a cualquier cosa que Brad Bird dirigiera. [...] Cuando toda tu película es una Caja Misteriosa, entonces parecería imprescindible asegurarse de que hay realmente algo en la caja una vez que se abra. Esta no es una "mala" película, pero teniendo en cuenta el talento involucrado, se puede decir sin temor a equivocarse que ha sido una decepción bastante importante. (HITFIX)
En sus éxitos Pixar "Los Increíbles" y "Ratatouille", el guionista y director Brad Bird demostró ser no sólo un narrador fabuloso sino también un ardiente defensor de la excelencia - de la inteligencia, la creatividad y el inconformismo - en todos los ámbitos de los logros del ser humano (y de los roedores). Mas decepcionante todavía, pues, que las fuerzas de la mediocridad hayan prevalecido en gran parte sobre "Tomorrowland", una saga de aventuras enfocada a la infancia que, a pesar de su intriga narrativa inicial y el esplendor visual, termina pareciendo un hueco y charlatán caballo de Troya de película - el producto brillante de una sonriente aunque siniestra dimensión donde los impulsos de salvar-al-mundo y las estrategias marca de la casa de Disney entran en colisión. (VARIETY)
En cualquier caso, el principal problema con "Tomorrowland" no es su mensaje, que es noble, sino la articulación de ese mensaje, que es aburrido en el mejor de los casos y torpe en el peor. Bird y compañía se obsesionaron tanto con sus ideas que menospreciaron la historia, una búsqueda inútil uniendo los puntos desde Florida a Tomorrowland, eligiendo diálogos a veces escandalosamente vacíos y sin sustancia. (SCREENCRUSH, 5/10)
A riesgo de una simplificación vaga, "Tomorrowland" es como las seis temporadas de Lost. Como recordarán, el trabajo de un grupo de personajes que merecían la pena y tramas de fascinantes misterios se establecían en servicio de una última vuelta que descartó la mayor parte de los misterios y que introdujo una nueva y simplista amenaza del bien contra el mal justo al final de la carrera. (FORBES)
A pesar de una primera parte bastante agradable y del innegable talento visual de Bird, la película por desgracia se hunde en exceso en la vulgaridad y sacrifica su final en favor de algo de la dañina propaganda Disney, más una reminiscencia de lo que la empresa solía hacer en el pasado, no como producciones mejores y mas arriesgadas (John Carter, El Llanero Solitario) que han estado haciendo recientemente. (TWITCH)
Todo es ridículo, diversión estimulante hasta que la película es lastrada por sus propias tácticas dilatorias: ¿Qué es Tomorrowland, y por qué ya no es floreciente? ¿Quién creó esos robots, y por qué van tras Frank y Casey? Clooney ofrece explicaciones sin parar a lo largo de la película, y sin embargo, nunca son suficientes intencionadamente, por supuesto. Por todas las maravillas de las infraestructuras de Tomorrowland - piscinas escalonadas, habituales viajes al espacio, y hermosos ovillos de bulevares en el aire - la construcción del mundo es delgada y poco satisfactoria. (THE WRAP)
En última instancia, se trata de una película de grandes momentos individuales que no aportan lo suficiente para ser un conjunto ganador. Lindelof parece acosado por los demonios de Lost una vez más, su guión apoyándose pesadamente en el misterio, lenta y y de manera frustrante, soltando respuestas gota a gota antes de apresurarse a atar las cosas de forma ordenada en un final que carece de una compensación satisfactoria (y deja sin cumplir la promesa del malvado Hugh Laurie). Hay que decir que hay suficiente talento e ingenio en la película para mantenerte entretenido durante su duración. (DIGITAL SPY, 3/5)
Película sobre el optimismo y el poder de los soñadores, "Tomorrowland" se eleva tan vertiginosamente y con un genuino espíritu tan de 'recórcholis' que es casi irrespetuoso señalar que, finalmente, se resigna a ser un espectáculo de acción y aventuras competente. [...] "Tomorrowland" sigue siendo sólo un éxito moderado, su ingenio, inteligencia y su demasiado a menudo gran corazón no concuerdan con una historia insípida y la convencionalidad de blockbuster de una película que intenta tan duramente trascender. (SCREEN DAILY)
Como increíblemente inventiva e inteligente "Tomorrowland" tiende a ser, funciona más en su concepto que en su ejecución, y se siente un tanto engañosa en la forma en que deliberadamente oculta lo que es realmente con el fin de mantener un grado de secretismo innecesario. En otras palabras, en "Tráilers Honestos" van a aprovecharse al máximo con esta. (COMINGSOON, 7/10)
[A] el trabajo brillante de ficción especulativa (y buenos deseos) que no podría ser más "Disney" en el sentido antiguo, pero dominado por su sentido filosófico contra el pesimismo social y el desencanto. En teoría, los ingredientes necesarios para un gran éxito del verano están en su mayoría presentes y explicados, pero la gran pregunta sigue siendo si la masa de la audiencia del momento está lista para abrazar una maravillosa aventura fantasiosa inventiva pero menos arrogante que la norma actual. (THR)
Pero más audaz aún es el sincero intento de "Tomorrowland" para poner en marcha el optimismo tecnológico de la humanidad, que se estima se estancó con el declive de la carrera espacial con consecuencias que potencialmente ponen al planeta en peligro. Sea o no esa la respuesta a los problemas actuales del planeta, el director Brad Bird merece elogios por meter esa clase de grandes ideas en una aventura retro-futurista tan accesible y apasionada. (THE GUARDIAN, 4/5)
[...] Nuevo espectáculo estelar de Brad Bird, tan literalmente brillante como lo es en sentido figurado y con mucha más visión de futuro que nada que Disney haya hecho desde "Wall-E", tiene el corazón sangrante y la mirada absorta de un optimista tratando de hacer del mundo un mejor lugar. También pasa que ser un éxito de taquilla de 190 millones dólares de la compañía que nos trajo el brillante disparate de la franquicia "Piratas del Caribe" sólo hace la película más maravilloso. (INDIEWIRE, B+)



En las manos de otra persona, la acción constante adormecería los sentidos. En las de Brad Bird - sólo su segunda película de acción real después de Misión Imposible: Protocolo Fantasma - cada sacudida y giro es experimentado con toda su fuerza. La cámara es dinámica (especialmente en el impresionante anuncio de una sola toma de Tomorrowland), la audaz banda sonora (Michael Giacchino ha reunido la sección de metales de "Los Increíbles") y editada sin una onza de grasa (hay que hacer una reverencia a Walter Murch, uno de mejores editores de cine). Pero, en verdad, todo eso sólo conduce a que la butaca vibre con el paseo, o la iluminación estroboscópica en la caverna embrujada de fibra de vidrio. La verdadera sacudida de gozo en el estómago viene del mensaje en el núcleo narrativo de "Tomorrowland". (FLICKERING MYTH)
"Tomorrowland" puede parecer un anuncio de un parque temático de Disney, pero no lo es: es un anuncio de un ideal. Es una declaración de la misión que los cineastas están extendiendo a todo el mundo: soñar, hacerlo a lo grande, y con optimismo. Porque incluso el acto de soñar puede ser muy divertido, y el proceso de hacer un sueño realidad una aventura digna y emocionante en sí misma. "Tomorrowland" es entretenimiento fantástico con un propósito honorable y emocionante. Inspiración: conseguida. (CRAVE ONLINE, 9/10)
La mayor parte de las críticas, como poco, no son nada complacientes con la penúltima aventura fílmica de Disney, y aunque tendremos que esperar a verla nosotros mismos para juzgarla adecuadamente, no parece que nuestra opinión vaya a diferir mucho de los argumentos comunes de estas reseñas. Brad Bird declaró que rechazó dirigir una de las nuevas entregas de Star Wars por rodar algo original y especial como Tomorrowland, una elección que, a la vista de estas críticas, podría no haber sido la acertada.

Publicar un comentario en la entrada

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget