NEW X-MEN, TOMO 1, DE MORRISON Y QUITELY. LA CRITICA

En 2001, tras un largo periodo de decadencia en las colecciones de mutantes, el entonces editor en jefe Joe Quesada decidió que era hora de devolver su antiguo esplendor a la que había sido durante años la franquicia mas rentable de La Casa de las Ideas. Esta decadencia de finales de los 90, unida el inesperado éxito de los mutantes en la pantalla grande, hizo que Quesada decidiera contar para la tarea de renovar el coleccionable X-Men con uno de los guionistas estrella de la época: Grant Morrison. ¿El resultado? New X-Men, una de las colecciones de la franquicia mutante mas interesantes de los últimos años, pocas veces igualada y menos aun superada desde que comenzara a publicarse allá por mayo de 2001.

NEW X-MEN, DE GRANT MORRISON
EL NÚCLEO DURO DE LOS NEW X-MEN
Morrison, al que Quesada concedió derechos casi plenipotenciarios para jugar con los mutantes, puso en marcha su plan para renovar a la Patrulla X desde sus cimientos. Para ello, fueron necesarios cambios profundos, partiendo del aspecto de algunos personajes, quienes sobrevivirían a esta nueva etapa y quienes no, así como arcos argumentales que supusieran cambios trascendentales en el devenir de los mutantes, con sucesos en ocasiones traumáticos e incluso apocalípticos.

Pero, para que la renovación de la colección fuera total, aparte de un cambio importante en la forma y el fondo de como se iban a contar las nuevas aventuras de los X-Men a partir de ese momento, también era necesario un cambio visual radical. Para ello, el guionista escocés echó mano de unos de su colaboradores habituales, el dibujante, también escocés, Frank Quitely. Quitely, que ya había colaborado con Morrison en obras como Flex Mentallo (podéis leer nuestra crítica aquí) o JLA. Tierra 2 (también reseñada en este blog). Quitely, un dibujante excepcional, aunque denostado por algunos aficionados debido a su peculiar tratamiento de la anatomía humana, es bastante lento por su afición al detalle. Esto hizo que pronto tuviera que ser sustituido en varios de los arcos argumentales que componen esta etapa de Morrison por otros dibujantes, como Ethan Van Sciver, Phil Jimenez o Marc Silvestri, entre otros.

EMMA FROST, POR FRANK QUITELY
LA EMMA FROST DE QUITELY PODRÁ GUSTAR MAS O MENOS, PERO NO DEJA INDIFERENTE
Editorial Panini ha decidido reeditar esta imprescindible etapa en una colección de tomos de tapa dura, y a un precio bastante competitivo. El primer tomo de la colección que tengo en mis manos abarca desde el número #114 del colecionable New X-Men hasta el #116, incluyendo un anual dibujado por Leinil Francis Yu. Por cierto, este anual cuenta con la particularidad de que es en formato apaisado, algo bastante habitual en muchas de las colecciones de aquella época. 

Este primer arco argumental, titulado "E de Extinción", nos presenta a una nueva y formidable enemiga de los New X-Men: Cassandra Nova. Esta mutante psíquica ultrapoderosa, creada por Morrison precisamente en estos números, supone uno de los comienzos mas potentes e impactantes que he visto en un cómic de los X-Men. Nova, una especie de reverso oscuro del profesor Xavier, es capaz ella sola de servir de instrumento a Morrison para quitar de en medio aquello que mas parecía estorbar  al guionista escocés de cara a los planes que había concebido para la colección: los 16 millones de mutantes de la nación de Genosha. Entiendo que la superpoblación mutante era un problema para Morrison, ya que precisamente dicha superpoblación era la que desvirtuaba de algún modo uno de los elementos definitorios de lo que significa ser mutante: su excepcionalidad. 

NEW X-MEN TOMO 1, DE MORRISON Y QUITELY
BESTIA SOSTIENE ENTRE SUS GARRAS EL CADÁVER DE UN HABITANTE DE GENOSHA
Otros cambios importantes que introduce Morrison son los nuevos uniformes de los New X-Men, con cazadoras de cuero y mas cercanos a la ropa de calle que a verdaderos uniformes de spandex; el nuevo aspecto de la Bestia, con una mutación secundaria que lo asemeja mas a un felino que a un simio; o la incorporación al grupo de una villana clásica, Emma Frost, todo un acierto debido a la complejidad del personaje. Morrison también vuelve a la vieja idea de la academia de Charles Xavier como verdadera escuela de mutantes, como sucediera al principio de la colección allá por los años 60, solo que con bastantes mas alumnos, claro. 

Pero, ¿qué es lo que hace verdaderamente interesante e innovadora la etapa de Morrison al frente de los X-Men? Por un lado volvemos a la vieja pero efectiva fórmula de presentarnos a un grupo con muchos conflictos internos, que ya en este primer tomo empiezan a tomar forma, como la unión al grupo de Frost y su inevitable idilio (psíquico) con Scott Summers, debido en parte el enfriamiento de su relación con Jean Grey. Tenemos también a Xavier, alguien con muchos secretos que guardar, o los propios alumnos de la escuela, aun no presentes en este primer tomo, pero que constituyen un interesantísimo repertorio de mutantes a cada cual mas extraño. Y, por supuesto, el apartado gráfico, con autores casi todos excepcionales, sobre todo un Frank Quitely en plenitud de forma. 

COLECCIONABLE NEW X-MEN DE GRANT MORRISON, #1
Panini Cómics
Edición original: New X-Men 114-116 y Annual 1 USA
Guión: Grant Morrison
Dibujo: Frank Quitely, Leinil Francis Yu
Libro en tapa dura. 136 páginas a color
Precio: 5 €


Publicar un comentario en la entrada

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget