CAPITAN AMERICA: EL SOLDADO DE INVIERNO. LA CRITICA

Cuando se estrenó Iron Man 3, una gran parte de los fans del personaje aborrecimos el enfoque que tanto director como guionista habían dado a la película. Quizás el público en general no lo acusó tanto, como bien demuestran sus mas de 1.200 millones de dólares recaudados en todo el mundo desde su estreno el pasado 3 de mayo. Las críticas de los fans tanto al enfoque humorístico como al "ingenioso" giro de guión que nos ofrecieron Shane Black y Drew Pearce no parecen, finalmente, haber caído en saco roto.Y digo esto porque parece que Marvel Studios, con Capitán América: el Soldado de Invierno, ha decidido dar un golpe de timón y ofrecernos esta vez una película de superhéroes que no necesita de chistes ni de giros ridículos de guión, ofreciendo buenas dosis de acción espectacular acompañadas de una trama interesante y entretenida.

CAPITAN AMERICA: EL SOLDADO DE INVIERNO

En esta nueva entrega de las aventuras del Capitán América nos encontramos con un héroe completamente fuera de su tiempo, que intenta aclimatarse a una sociedad muy diferente de la de los años 40 del pasado siglo. Parece que, tras la aventura de tono decididamente pulp de El Primer Vengador, donde lo que primaba era la acción pura y dura, en esta película, los realizadores Joe y Anthony Russo han querido ahondar un poco mas en como afronta Steve Rogers vivir en la sociedad actual. Y la verdad es que, lejos de ralentizar el primer tercio de la película, el asunto de como el Capitán América encaja en nuestro mundo moderno no hace mas que añadir mas interés a la cinta. Parece que ha habido por parte de los guionistas un intento de alejar esa imagen preconcebida que una gran parte del público, por un desconocimiento lógico de los cómics, tiene de un personaje como este. En los cómics, el personaje del Capitan América no siempre ha estado al lado del poder establecido, algo a lo que los guionistas parecen haber rendido homenaje... y de lo que se han servido para montar la trama.

ROGERS (CHRIS EVANS) Y ROMANOFF (SCARLETT JOHANSSON)

Aparte de las dificultades de Steve Rogers para relacionarse fuera de su trabajo, las cuales son continuamente puestas de manifiesto por Natasha Romanoff cuando le recomienda como o con quien debe tener una cita, la película se centra en como se enfrenta nuestro héroe a la idea que tiene S.H.I.E.L.D. de proteger a sus conciudadanos. En esta parte de la película aparece el personaje de Alexander Pierce (Robert Redford), el mando supremo de S.H.I.E.L.D., por encima incluso de Nick Furia. Lo cierto es que la elección de Redford para el papel ha sido todo un acierto, ya que el actor demuestra en las numerosas escenas (se nota que había que rentabilizarlo) en las que aparece que aun tiene mucho que aportar a sus 77 años.

A partir de la mitad de la película, lo que parecía en principio un thriller de espías y conspiraciones, mezclado con un film de persecuciones de automóviles, se da paso a la que es la acción superheroica. A muchos nos olía a chamusquina que esta película se nos vendiera como un thriller conspiranoico al estilo de Los 3 Días del Cóndor, y si, es eso lo que nos encontramos en la primera parte de la cinta. Sin embargo, establecidas la trama principal de una manera mas o menos clara, comienza la acción pura y dura, con todo lo que una película sobre héroes Marvel debe tener para no parecer incompleta: peleas muy bien coreografiadas, buenos efectos visuales, explosiones y escenarios espectaculares.

CAPITAN AMERICA: EL SOLDADO DE INVIERNO

En cuanto a los actores, hay poco que podamos reprocharles. Samuel L. Jackson, Nick Furia, continúa haciendo de si mismo, algo que sabe hacer muy bien; Scarlett Johansson, Viuda Negra, la cual juega un papel bastante importante en la película, hace aquí una buena labor de sidekick del protagonista; y Anthony Mackie, El Halcón, ha resultado ser un personaje que esperamos ver aparecer en próximas películas. Quizás los personajes que quedan mas en segundo plano y que parecían que iban a tener mas relevancia son los interpretados por Emily Van Camp, la Agente 13, y Cobie Smulders, María Hill, relegadas por una Scarlett Johansson que les ha robado todo el protagonismo.

En cuanto a los huevos de pascua escondidos y las referencias  a otros personajes del Universo Marvel, la película tiene unos cuantos, aunque para pillar alguno habrá que estar bien atento y no hacer demasiado ruido con las palomitas. Y para huevos de pascua, las dos escenas de los créditos finales, una en medio de ellos y otra al final, las cuales, si sois lectores habituales de este blog, seguramente ya conocereis.

ALEXANDER PIERCE (ROBERT REDFORD)

Pero, ¿es oro todo lo que reluce en Capitán América: El Soldado de Invierno? Aquí entramos de lleno en el terreno de los SPOILERS, ya que hay ciertos puntos que no pueden ser criticados sin desvelar elementos importantes de la trama.

En primer lugar, y a pesar de que estamos ante una de las mejores películas de Marvel Studios hasta la fecha, puede que su relativa complejidad argumental eche para atrás a parte del público, que puede estar buscando un entretenimiento mas ligero. Sin embargo, habría que dejar clara una cuestión, y es que, en realidad, la trama no es tan complicada. Se trataría en definitiva de la típica historia sobre la infiltración del mal en las altas esferas del poder, en este caso en una organización como S.H.I.E.L.D., creada precisamente para salvaguardar la seguridad de la gente. En definitiva, puede que quien busque en esta película solo acción palomitera pueda sentirse algo decepcionado, ya que esta, aunque abundante, tarda un poco en llegar.

Por otro lado tenemos el asunto del villano del film. Los guionistas, como en todo buen thriller sobre conspiraciones, intentan mantenerlo en la sombra el máximo tiempo posible. El problema está en que se ve a la legua las intenciones de este personaje, así como la de sus secuaces. En otras palabras, no supone ninguna sorpresa la revelación de que Pierce, el personaje que encarna Robert Redford, sea un infiltrado de HYDRA. Y aunque esto rebaja el suspense que los guionistas intentaban crear en el espectador, no afecta demasiado a la película, ya que los planes ocultos de Pierce son pronto dados a conocer. En cuanto al Soldado de Invierno, ha sido una manera eficaz de volver a presentar un viejo personaje que podría, en próximas películas, incluso tomar el relevo del propio Capitán América.

En realidad, poco mas hay que reprocharle a esta película, que ha supuesto una grata sorpresa por su apuesta por un enfoque decididamente mas adulto que el de otras cintas de Marvel Studios. Incluso, me ha sorprendido el tema de fondo que toca la película, como es el control por parte del gobierno, con el pretexto de la seguridad, de todos los aspectos de nuestra vida, un asunto extraño en una producción Disney. Quizás estemos ante un experimento que no se vuelva a repetir o quizás si, pero lo que está claro es que muchos fans esperamos que Marvel aparque a un lado la idea de que un film sobre superhéroes debe ser simple y estar lleno de chistes. Puede que Marvel Studios, con Capitán América: El Soldado de Invierno, haya iniciado una cierta diversificación de su oferta cinematográfica, con películas, como esta, mas adultas, junto a propuestas mas livianas y para un público menos exigente como las pasadas Thor: El Mundo Oscuro o Iron Man 3. Espero sinceramente que así sea.

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *