300: EL ORIGEN DE UN IMPERIO. LA CRITICA

En mas de una ocasión vemos como segundas partes de películas de éxito, de público y/o crítica, arrastran la rémora de la comparación con su antecesora. Incluso, se ha llegado a acuñar un dicho, segundas partes nunca fueron buenas, que ha saltado del lenguaje cinematográfico al lenguaje cotidiano, cuando nos queremos referir a alguna segunda experiencia que no ha sido tan grata como la primera aun siendo similar. 300: El Origen de un Imperio ha conseguido sortear esta especie de prejuicio sobre segundas partes de películas notorias (nadie puede poner en duda que el film de Zack Snyder supuso en su día una revolución visual cinematográfica de bastante relevancia) con bastante nota, tanto en su apartado técnico y visual, como en las interpretaciones del reparto y su épica historia.
TEMISTOCLES (SULLIVAN STAPLETON)
La película, dirigida por el israelí Noam Murro, adapta la novela gráfica Xerxes, de Frank Miller, continuación directa de 300, y en ella se cuenta el mítico origen del dios rey persa en un impresionante prólogo, los hechos paralelos a la batalla de las Termópilas narrados en la anterior entrega, y los sucesos posteriores, con la desigual batalla naval de Salamina. Así, esta película sirve a la vez tanto de precuela como de secuela del film de 2006. El protagonista de la película es el general griego Temístocles, interpretado por el actor australiano Sullivan Stapleton, el cual, aunque menos carismático que el Leónidas de Gerard Butler, logra llevar sobre sus hombros el peso de la película.

La cinta comienza narrando los sucesos ocurridos en la batalla de Maratón, en la que Temístocles logra herir de muerte al emperador persa Darío I. Su hijo, Xerxes, jura venganza sobre los griegos azuzado por la mano derecha de su padre, la cruel Artemisia. Convertido en un semidios gracias a la magia, Xerxes se embarca en la conquista de Grecia con Artemisia como su lugarteniente, encontrándose con los 300 espartanos de Leónidas como su primer obstáculo. Mientras eso sucede, la flota griega comandada por Temístocles hace frente con relativo éxito a la impresionante flota de barcos de guerra de Artemisia.
ARTEMISIA (EVA GREEN)
Stapleton, el actor que encarna a Temístocles, no nos engañemos, no es Gerard Butler, y ello hace que el espectador no conecte con el protagonista como debiera. Pero no importa, porque si hay que destacar una interpretación en esta película no es la de Stapledon, sino la de Eva Green como Artemisia, la temible comandante de las fuerzas navales del emperador Xerxes. Podría decirse incluso que Artemisia es la verdadera protagonista de la película, el personaje con mas fuerza y el mas carismático, ante la cual poco puede hacer el actor australiano. La interpretación de Green es de las mejores de la cinta, una temible mujer en busca de venganza y con la que, aunque esté mal decirlo, empatizamos mucho mas que con el general ateniense. Mas en segundo plano queda el emperador Xerxes (Rodrigo Santoro), el cual se ha limitado a observar de lejos las batallas, cuando en principio parecía, a la luz de los tráilers, que iba a tener un papel mas importante en la cinta.
XERXES (RODRIGO SANTORO)
En cuanto al apartado técnico, el realizador israelí se ha desenvuelto bien mimetizando el estilo de la anterior 300, con impactantes escenas de lucha en las que la cámara lenta y los salpicones de sangre carmesí han sido lo habitual. Se nota que Zack Snyder, aunque ligado a la película solo como productor y co-autor del guión, ha estado cerca de Murro, en una producción de 100 millones de dólares que no podía dejarse totalmente en manos de un realizador con solo un largo en su haber (Gente Inteligente, 2008). Aunque todo haya sido rodado ante pantallas verdes, la perfección del CGI tanto en las batallas navales como en las escenas de lucha hacen olvidar que nada de lo que vemos es real. Y si a eso unimos un diseño de producción espléndido a cargo de Patrick Tatopoulos (Stargate, Independence Day, Silent Hill), la película de Murro cumple con su labor de terminar de narrar el asedio de Grecia por parte del ejército persa.
TEMÍSTOCLES PIDE AYUDA A GORGO (LENA HEADEY)
300: El Origen de un Imperio funciona como secuela del film de Zack Snyder entreteniendo al espectador con épicas batallas y luchas cruentas, incluso añadiendo unas cuantas gotas de erotismo (menos mal que aun hay actrices como Eva Green que no le hacen ascos a mostrar su cuerpo en películas mainstream). Sin embargo, falla a la hora de despertar en el espectador ese sentimiento que transmitía la primera película, en la que conectábamos con los protagonistas de la cinta mucho mas que en esta debido a un guión mas trabajado. Lo mejor de la película se concentra quizás en esa especie de leyenda acerca del origen cuasi divino de Xerxes y en la primera mitad del film. Tras la derrota de la armada de Temístocles el film pierde algo de fuelle con varias escenas de transición, como la súplica de ayuda del general griego a Gorgo (Lena Headey), o la escena entre Xerxes y Artemisia en Atenas, aunque rápidamente remonta de nuevo con la última y definitiva batalla.


En resumen, una película digna sucesora de su predecesora, que no defrauda porque ofrece incluso mas espectacularidad que aquella, y una villana, Artemisia, bastante mas carismática que el rey Xerxes al que se enfrentó Leónidas en la primera entrega. Si algo podemos achacarle a esta película es que no cuenta con lo originalidad de la primera, ni tampoco con una historia tan emotiva como la que nos ofrecía Zack Snyder en 300. En pocas palabras, lo que esta película pierde en emoción y capacidad de sorprender lo gana en espectacularidad y entretenimiento. Imprescindible para aquellos que disfrutaron del film de Zack Snyder, y para todo espectador que solo busque en el cine espectáculo a todos los niveles.

Publicar un comentario en la entrada

Ya van 2 veces que voy viendo la película y concuerdo contigo solitario en que es digna sucesora de la primera, el único punto en contra es que el trailer vendía a Santoro como "El" villano mientras quien se roba la película es Artemisa sin duda (que mujer santo dios!!!) la película tiene todo lo que necesita un macho que se respeta: violencia, sangre y casi-porno(el que diga que esas escenas no encienden es que está acostumbrado a cosas mas hardcore)

Aún recuerdo cuando todos esperábamos este estreno, imaginándonos que era un secuela de 300 y resultó ser una historia paralela que nos explicaba lo que hubo antes, durante y después de la historia original, sin duda 300: El Origen de un Imperio es una muy buena película.

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget