30/12/2012

LAS MEJORES Y PEORES SERIES DE 2012

Se acaba el año y, al menos en lo que respecta a las series, en general ha sido bueno. Hemos querido destacar en esta entrada aquello que más nos ha llamado la atención en este 2012 para bien o para mal. Hemos querido salirnos también de las listas que sólo dicen mejores o peores, dando a cada una un trato más adecuado a sus características. Sólo recordaros que nos referimos a las que podemos seguir. 

LA MEJOR SERIE DEL AÑO: JUEGO DE TRONOS. En nuestra opinión, la segunda temporada de esta serie la vuelve a convertir en la más completa de las que se emiten en la actualidad. No se ha llevado los reconocimientos de otras todavía, pero es que el tema de la fantasía no está muy bien visto en general por los que dan los premios. No pasa nada, en este caso, el público sabe más que ellos, ya que es la más descargada del año.

LA MÁS PRESCINDIBLE: ELEMENTARY. Enésima vuelta de tuerca a la figura de Sherlock Holmes, que no aporta absolutamente nada que no ofrezcan el resto de procedimentales, más que casos tan enredados como inverosímiles para quedarse con el espectador. La audiencia acompaña estos productos, con lo cual, no nos libraremos de ellos en mucho tiempo.
¿HOLMES? LO QUE TU DIGAS...
LA CANCELACIÓN MÁS DOLOROSA: BOSS. Una verdadera pena que una serie de tanto nivel no haya sido abrazada por la audiencia como merecía. El gustazo de ver a Kelsey Grammer demostrando lo buen actor que es fuera de la comedia no ha sido suficiente para que siga en antena. Alabamos el gusto del canal Starz por apostar por ella en su momento. Esperemos que algún día tengan su recompensa por esa política de buscar la excelencia.

LA MÁS ARRIESGADA QUE NO PUDO SER: LAST RESORT (Último Destino). Una temática muy alejada de lo de siempre en una emisión en abierto, unos rebeldes del ejército que se atrincheran en una isla contra su gobierno... Por desgracia, no ha ido mas allá de una temporada cuando la idea no era esa. Lo malo es que estos fracasos repercuten negativamente en las ganas de arriesgarse de los canales en abierto.
¿LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD DEL  RIESGO EN  LOS CANALES GENERALISTAS?
LA MÁS ENCANTADORA: ¡LLAMA A LA COMADRONA!Esta serie británica en otras manos sería un culebrón más, pero no es así. Rezuma realidad y humanidad por los poros, con sus bondades y defectos. Basada en la biografía de la protagonista, saber que lo que vemos sucedió de verdad hace que todo lo que vemos emocione aún más.

LAS QUE HAN MEJORADO: THE WALKING DEAD Y AMERICAN HORROR STORY ASYLUM: TWD ha ganado con el cambio de showrunner en intensidad, ritmo e interés y ha callado a muchos que no pararon de relatar de la segunda temporada y la granja Hershel. Lo malo es que nos cambian al showrunner otra vez para la cuarta. En cuanto a AHSA, nos han vuelto a atrapar con un psiquiátrico que, por desgracia, no se aleja tanto de lo que algunos fueron en esa época. El desasosiego de la primera ha sido superado en esta segunda.
JESSICA LANGE SE HA ASEGURADO UNA JUBILACIÓN DE ORO
LAS QUE SE HAN MANTENIDO EN LO MÁS ALTO: MAD MEN Y BOARDWALK EMPIRELa primera en su quinta temporada ha seguido manteniendo su estilo, clase y sutileza. Boardwalk Empire en su segunda temporada, nos dio uno de los finales más impactantes que hayamos visto en una serie. En esta tercera, sigue siendo de lo mejor que se emite o se haya emitido. 

LAS QUE HEMOS DEJADO DE VER: TRUE BLOOD Y FALLING SKIES. Las razones para no ver más True Blood las expliqué en este artículo. En cuanto a Falling Skies, lo aclaro en un momento: sigue siendo aburridísima. No pasé del cuarto episodio de la segunda temporada y eso haciendo un acto de fe por si la cosa mejoraba, cosa que no ocurrió.
SI PLANEA MATAR A LOS ALIENS DE ABURRIMIENTO, LO PUEDE CONSEGUIR
LA CAÍDA MÁS DOLOROSA: HOMELAND, HOMELAND Y HOMELAND. Aunque expliqué aquí primero y aquí después mis impresiones sobre la segunda temporada, la indignación de ver cómo algo que llegó a ser tan grande en su primera temporada, caiga de esta manera en la segunda me ha supuesto un gran disgusto. Es lo malo de tomarse la televisión tan en serio.

LA QUE LO TENÍA TODO EN CONTRA Y SALIÓ AIROSA: ARROW. El canal que la emite destaca por sus bajos presupuestos y bajas audiencias. No iban a aparecer superhéroes con poderes, tenía la sombra de Smallville detrás, unos primeras imágenes distintas del personaje del cómic... Pero el estreno reunió a 4 millones de espectadores, manteniendo a muchos de ellos durante todos los episodios. Una serie digna, que aunque tiene cosas que mejorar, ha sido un gran salto desde Smallville.
POR FIN UNA SERIE DE SUPERHÉROES QUE TRIUNFA
LA MÁS SORPRENDENTE: BLACK MIRRORLa interesante propuesta del británico Charlie Brooker nos lleva a una televisión para pensar. No es raro que tras ver uno de sus capítulos te descubras días después dándole vueltas a lo que has visto. Sería así, no sería, es para tanto, no lo es, terminaremos así, no... Unos os gustarán más que otros. Afortunadamente, viene la segunda temporada.

EL PILOTO MÁS INTERESANTE: NASHVILLE. Pues sí. Lo que parecía que podría ser un culebrón más resultó tener un piloto asombroso por su calidad, más propio del cable que de un canal en abierto. Sigo a la espera de que la emitan en España para ver la serie entera y juzgarla con más criterio.
DE MOMENTO SIGUE EN EMISIÓN, PERO NO LE VA TAN BIEN COMO SE MERECE
LA QUE LE SOBRA LA MITAD: THE NEWSROOM. Cómo estarán los telediarios de verdad  que se nos cae la baba viendo una serie sobre un telediario objetivo. Lo malo es que lo que les ocurre a los que hacen el telediario nos importa una papa. Mejor que durara 25 minutos y nos ahorraran el tiempo de éstos en pantalla.

LA MEJOR BANDA SONORA: SMASH. A pesar de que la historia principal recae en la trama, la excelente banda sonora de Smash, con canciones originales de la misma y algunas actuaciones de sus intérpretes de canciones de actualidad, han acompañado estupendamente a su primera temporada.
UNA SERIE A LA QUE ENGANCHARSE
LA QUE NO SABEMOS SI VOLVERÁ: ALPHAS. Nada sabemos de si tendremos tercera temporada de esta más que digna serie. La segunda tuvo un final bastante tremendo, y no sería de recibo que no supiéramos más de ella. Nos queda pedir la renovación como deseo para el año nuevo.

LA QUE SE VA PARA SIEMPRE: FRINGE. Dios y ayuda nos ha costado llegar a la quinta y última temporada de Fringe. La cancelación le ha estado sobrevolando, y más con un alto ejecutivo de la Fox reconociendo que con la serie perdían dinero. Bueno, ya sabéis, a comprar esos carísimos packs con la serie completa en blu-ray para dar las gracias.
ESTA VEZ SÍ QUE SE TERMINA DE VERDAD
LA DECEPCIÓN QUE SE VEÍA VENIR: REVOLUTIONEl trailer recordaba a Falling Skies, lo que no es bueno. J.J. Abrams, tras la vulgar Alcatraz, ya cancelada, y el procedimental Person of Interest, esta sí con mucha audiencia, no entusiasma como antes. Y, tal y como parecía, Revolution se presenta con un piloto que no resistía el análisis más benevolente. Lo que si le reconozco es que ha levantado el rating de NBC, así que algo de magia sí que le debe quedar a Abrams.

En fin, ninguna lista de este tipo está completa, asi que cualquier sugerencia que tengáis, ya sea por que no estéis de acuerdo, porque tengáis algo que añadir o por cualquier otra razón, ya sabéis, estamos a vuestra disposición.

LAS MEJORES Y PEORES PELICULAS DE 2012

Este año 2012, al que solo le quedan unas horas, ha sido el de mayor recaudación en taquilla de la historia, en términos del mercado norteamericano, sobrepasando los 10.590 millones de dólares que se hicieron en 2009 y alcanzando los 10.600 millones. Gran parte de esta recaudación se debe a las películas basadas en personajes del cómic, como The Dark Knight Rises o Los Vengadores, aunque no hay que olvidar otras como El Hobbit, Skyfall o la conclusión de la saga Crepúsculo. Pero también ha habido grandes fracasos, unos más inmerecidos que otros. Repasemos los que en nuestra opinión han sido los mejores y los peores estrenos cinematográficos de este 2012.

LA QUE MÁS RECAUDÓ: Los Vengadores es, sin duda, uno de las mejores films de superhéroes hasta la fecha, que no el mejor, suponiendo la puesta en marcha definitiva del Universo Marvel cinematográfico, culminación de un proceso que empezó con Iron Man en 2008. No es una película redonda, pero las ansias con las que fue recibida por los fans solaparon cualquier crítica, menos las mías, claro. A pesar de mis reservas, la incluyo plenamente entre lo mejor del año.


LA GRATA SORPRESA: A pesar de los problemas que sufrió en sus inicios la nueva entrega de la saga Bond, y que el director escogido no fuera lo que se dice un experto en cine de acción, Skyfall ha supuesto la sorpresa del año. Sam Mendes ha sabido dibujarnos un Agente 007 más humano y vulnerable, aunque sin perder de vista la esencia del personaje, con escenas espectaculares, acción sin tregua, un villano inquietante y una especie de vuelta a los orígenes de la saga. Lo peor: la canción de Adele y el dudoso casting de las chicas Bond.

LA QUE PODRÍA HABER DADO MÁS DE SI: La propuesta arriesgada de Looper (no es una franquicia, el guión es original, no está enfocada al público adolescente, su temática es complicada) sorprendió por su inteligente y bien desarrollada historia de viajes temporales, a pesar de la caída de ritmo que sufre la película en su último tercio y la poca química entre los protagonistas.


LA MÁS COMPLETA: El Hobbit: Un Viaje Inesperado, la primera parte de la nueva trilogía de Peter Jackson sobre la Tierra Media, está gustando más internacionalmente que en el mercado USA. Es el estreno más completo porque aúna espectacularidad, dramatismo, comicidad, buen ritmo narrativo y una historia sencilla y bien contada. El único pero es tener que esperar tanto para ver su continuación en las próximas navidades.

LA FRANQUICIA MÁS AGOTADA: Las piruetas de Milla Jovovich enfundada en cuero ya no nos sorprenden tanto como antes. Resident Evil: Venganza debería ser el punto final a una saga que si bien comenzó como una propuesta original, ha degenerado en lo que es, un videojuego de disparos y zombies.

EL REMAKE MÁS INNECESARIO: En palabras de su director, Len Wiseman, el motivo del fracaso de Total Recall es la nostalgia que sentimos una gran parte del público por el film de Paul Verhoeven. Más bien creo que su película es completamente innecesaria e intenta mejorar algo que es muy difícil de mejorar.


EL FRACASO MÁS INMERECIDO: Dredd, con casi 50 millones de dólares de presupuesto, apenas lleva recaudados en todo el mundo 30 millones. Aunque la película podría haber ofrecido algo más de espectacularidad con un mayor presupuesto, la nueva adaptación a la gran pantalla del personaje creado por Carlos Ezquerra y John Wagner es la que más se ha acercado a la esencia del cómic, respetando incluso que su protagonista no se quite el casco en toda la película. 

LA GRAN DECEPCIÓN: Pese a que muchos fans de Christopher Nolan no quieran reconocerlo, The Dark Knight Rises no ha supuesto, ni de lejos, el gran broche de oro que se merecía su trilogía sobre El Caballero Oscuro. Con un guión plagado de errores e inconsistencias y un final demasiado ambiguo, esta película deja un sabor agridulce a pesar de los 1081 millones de dólares que lleva recaudados en todo el mundo.

LA ACOGIDA MÁS TIBIA: The Amazing Spider-Man no despertó expectativas demasiado halagüeñas en los inicios de su desarrollo, con desafortunadas imágenes del rodaje y un director, Marc Webb, inexperto en dirigir films de acción. La que en principio fue una dudosa elección, Andrew Garfield como el nuevo Peter Parker, resultó ser todo un hallazgo, y la película funcionó bastante bien aunque no atrajera a las masas a las salas de cine. Quizás la cercanía al mal recuerdo que supuso Spider-Man 3 disuadió a muchos de acercarse a ver la que en mi opinión es una excelente adaptación del personaje a la gran pantalla.


LA MÁS INCOMPRENDIDA: La vuelta de Ridley Scott al género de la ciencia ficción con el film Prometheus no ha tenido la acogida que hubiera merecido. Los fallos del guión de Damon Lindelof dieron munición a una parte del público que, o bien esperaba ver de nuevo otra película de la saga Alien, o bien esperaba algo nuevo y se encontró con demasiados elementos de dicha saga. Sin embargo, esos fallos no desmerecían totalmente una cinta por lo demás sobresaliente. Prometheus es un film al que odias o al que amas, no hay término medio.

EL INICIO DE UNA NUEVA SAGA: Agotada la saga de los vampiritos enamorados, se hace necesario buscar otra franquicia que arrastre a las masas de adolescentes a las salas de cine. Adaptando unas novelas de las denominadas "young adults", Los Juegos del Hambre se queda a medias casi en todo, siendo completamente insatisfactorias para cualquier espectador de más de 30 años. Lo mejor: Jennifer Lawrence, muy superior a todos sus compañeros de reparto.

EL FRACASO DE TAQUILLA MÁS ESTREPITOSO: Con un presupuesto de 250 millones de dólares y una recaudación mundial hasta la fecha de 280, John Carter es uno de los grandes fracasos de taquilla de este 2012. ¿La culpa de ello? El haber llegado después de cientos de films que, irónicamente, toman muchas ideas de las novelas escritas por Edgar Rice Burroughs a principios del siglo XX, material en el que se basa esta producción de Disney. Otra gran incomprendida que no se merecía ser ignorada por el público.


LA MAS RENTABLE: Con apenas 12 millones de dólares de presupuesto, Chronicle supera los 126 millones de recaudación en todo el mundo. Esta inusual película de chicos con superpoderes plasma con fidelidad lo que más que probablemente ocurriría si algo así se diera en la realidad. Su ilusión de verosimilitud y sus logrados efectos especiales a pesar de su exiguo presupuesto han servido de trampolín a su director, Josh Trank, para liderar proyectos como el reboot de Los 4 Fantásticos.

EL FRACASO MÁS PREVISIBLE: Aunque muchos nos negábamos a ver lo evidente, Ghost Rider: Espíritu de Venganza nos ha traído más de lo mismo. Incluso me atrevería a decir que es incluso peor que la primera película, con un Nicolas Cage que sigue sin convencer como Johnny Blaze y un tufo a serie B de la mala que tira para atrás (el presupuesto es la mitad del de la primera entrega).


LAS PEORES DEL AÑO: En el vagón de cola de los estrenos del 2012 hay desde films que no pasan de entretenidos como Men in Black III, hasta engendros que no hay por donde cogerlos como Battleship o Ira de Titanes. Otras películas, como Underworld: El Despertar, aunque prescindibles, al menos no ofenden la inteligencia del espectador. También tenemos films como Sherlock Holmes: Juego de Sombras que te dejan ni fu ni fa, lo peor que te puede ocurrir cuando ves una película. Dark Shadows es otra de las trufas del año, toda una constatación de que el genio de Tim Burton está más que agotado. Y finalmente tenemos a las sobrevaloradas, cintas inexplicablemente encumbradas, como Drive o Shame, con las que corres el riesgo de excomunión si te atreves a criticarlas, un ejemplo de que el viejo cuento El Traje Nuevo del Emperador sigue más vigente que nunca.