15/1/2012

DRIVE, LA CRÍTICA

Podría decirse que Drive no encaja del todo en los temas que tratamos en el blog, pues un film basado en un conductor especialista en escenas de acción que en sus ratos libres se dedica a alquilar sus habilidades automovilísticas a delincuentes para asegurarles una huida sin problemas, no tiene mucho que ver ni con la ciencia ficción, ni con el terror ni ninguna de las
temáticas que aquí tocamos. Sin embargo, creo necesario hacer una crítica de este film, dirigido por el realizador danés Nicolas Winding Refn, un director que se ha autopostulado en varias ocasiones para realizar un posible filme sobre Wonder Woman y que tiene entre sus futuros proyectos el remake de La Fuga de Logan.


Otra de las justificaciones que encuentro para realizar este análisis es poner de manifiesto cómo un gran sector de la crítica especializada puede ser capaz de, como borregos, catapultar al olimpo una película determinada, con alabanzas injustificadas y loas gratuitas y sin criterio, haciendo que mucha gente que, como yo, ha ido a verla a un cine, hayamos salido con una sensación de tomadura de pelo que tardará algún tiempo en desaparecer.

BRONSON EN EL JUSTICIERO DE LA NOCHE (DEATH WISH 3, 1985)

Pero dejémonos de justificaciones y empecemos a fundamentar la crítica. Drive no empieza mal, la verdad. Tras una escena inicial de una persecución policial como antes pocas veces habíamos visto, sin velocidades de vértigo ni chirriar de neumáticos pero con realismo e inteligencia, la película comienza a decaer. Y sólo han pasado 10 minutos desde los créditos. Por cierto, unos títulos de crédito que parecen homenajear a los films de los 80´s o los 90´s, con una música casi de la época. En realidad toda la película en sí parece haber sido concebida como un homenaje a aquellas películas de justicieros urbanos que hicieron furor durante aquellos años, como las de Charles Bronson, y que, por cierto, no entusiasmaban demasiado a los críticos de la época.

BRYAN CRANSTON, DE LO
MEJORCITO DE DRIVE
Tras esta escena inicial, el director danés empieza a regalarnos esa serie de silencios incomprensibles que salpican toda la película, con tomas eternas del protagonista (Ryan Gosling) mirando el skyline de la ciudad o algún punto en la infinitud del espacio. Winding Refn, un realizador que ha sido galardonado este año pasado en Cannes y en los Satellite Awards como mejor director, recibiendo nominaciones en los Independent Spirit Awards, nos aburre soberanamente con conversaciones monosilábicas entre los protagonistas de su película que parecen hallarse a millones de kilómetros de distancia por lo que tardan en contestarse el uno al otro. Si lo que quería Refn era asemejar al protagonista con aquellos justicieros callados y taciturnos que poblaban las cintas de acción de finales del siglo pasado, no lo consigue. Y ello es así porque si en aquellas películas los protagonistas dejaban caer alguna perla entre mutismo y mutismo, aquí Gosling parecen haberle pagado por línea de guión, pues su absoluta falta de locuacidad hace que hasta nos extrañemos cuando junta más de dos palabras.

La película no arranca hasta bien pasados los 40 minutos, después de ver cómo el conductor sin nombre (otro supuesto guiño a los films de los 80´s) entabla una supuesta relación amorosa con Irene (Carey Mulligan), una madre que tiene a su marido en la cárcel. La relación entre los protagonistas se me antoja muy forzada, con una actriz poco carismática para el papel que debe desempeñar. Recordemos que el conductor da un vuelco a su vida por ayudarla filantrópicamente, hecho que desembocará en el más absoluto de los desastres. Sin embargo, Mulligan no es capaz de convencernos de que un tipo como el interpretado por Gosling se involucre hasta tal punto. Una de las escenas que más sonrojo me produjo fue la de Irene y su hijo siendo paseadas por el conductor durante todo un día, con escenas supuestamente idílicas a ritmo de videoclip. Para ser una película premiada como mejor film de acción por los Critics Choice Awards no puede decirse que contenga mucha, la verdad.

LOS SILENCIOS ENTRE LOS PROTAGONISTAS SE VUELVEN INSOPORTABLES

Tras desatarse los infiernos después de un golpe fallido en el que el personaje de Gosling era el conductor, comienza el festival de sangre y excesos con el que Refn pretende sorprendernos. Si la película hubiera estado mejor narrada, esta ebullición de tiros, peleas y sangre no habría parecido tan metida con calzador. Lo que en un principio parece una especie de historia pseudoromántica con tintes de género negro, se convierte en manos del realizador danés en una sucesión de escenas ultraviolentas en las que no terminamos de creernos al protagonista. Así, el taciturno y silencioso Gosling se transforma en una especie de bestia sedienta de venganza capaz de todo...por nada. Quizás la justificación ante tanta barbarie se halle en la escena del ascensor, cuando el conductor aplasta la cabeza de un matón para defender a Irene. Al final de esa escena vemos a Gosling de espaldas, con esa cazadora que viste siempre y que lleva un escorpión bordado en la espalda. ¿Alude quizás a la fábula de la rana y el escorpión, que mata porque está en su naturaleza aunque ello le lleve al desastre? 

RON PERLMAN (NICCO) JUNTO A WINDING REFN...CON GAFAS DE PASTA

No voy a entrar en las idas de olla de director o guionista pues no acabaríamos. En lo que sí voy a incidir es en por qué un film como Drive ha arrasado casi unánimemente entre la crítica cinematográfica y ha conseguido unos rendimientos en taquilla nada desdeñables. El aluvión de premios y nominaciones a esta película no se entienden sino como una expresión de las ansias de un sector de la crítica por premiar y alabar determinados productos por encima de otros objetivamente superiores en todos los ámbitos. Drive es un pastiche realizado con poco acierto por un director con ínfulas que, en manos de otro realizador, quizás nos habría sorprendido gratamente.

CHRISTINA HENDRICKS TIENE POCA OPORTUNIDAD DE LUCIR SUS CURVAS

Nicolas Winding Refn ha pergeñado un film de acción sin acción, sólo con varias escenas ultraviolentas como para justificar su carácter de película negra. Drive no llega ni a la categoría de entretenimiento, al menos para aquellos que no nos consideramos gafapastas, a los que cualquier película con tufo a cine independiente, por aburrido y mal realizado que esté, les parece una obra de arte. Esperemos que a ningún ejecutivo de la Warner se le ocurra encargar a este tipo llevar a Wonder Woman a la gran pantalla, ni que el remake de La Fuga de Logan caiga nunca en sus manos, si no, estamos listos.

Reacciones:

7 comentarios :

Natalia dijo...

Menos mal que existe gente con criterio propio, que no le impresiona una crítica cuando esta está totalmente equivocada. Pienso lo mismo que tú, y me ha alegrado pensar que no soy la única.
Personajes de personalidad ambigua, poco creíbles, guión flojo, silencios totalmente forzados, recursos típicos pero mal usados... lo único que la salva es una buena banda sonora y una buena realización de las secuencias trepidantes. Lo demás, suspendido.
Gracias por tu crítica.

El Solitario de Providence dijo...

Natalia, es para mi un verdadero placer haber encontrado en ti al menos UNA persona que no ha sido hipnotizada por este sinsentido que es Drive. La película no habría pasado del aprobado raspado si el sentido común imperara tanto entre la crítico como, lo que es más grave, buena parte del público.

Lo que más me ha molestado de este film es cómo ha logrado engatusar a críticos y arrasar en festivales si no pasa de ser una mala copia de películas como Corazón Salvaje, de Lynch, cuando otras cintas de indudable mayor calidad sólo han merecido el desprecio de esta casta de críticos "estómagos agradecidos" y de un sector del público al que sus gafas de pasta no les dejan ver más allá de sus narices.

Encantado de tener comentarios como el tuyo, espero tenerte más a menudo por aquí.

Anónimo dijo...

El que haga este blog apesta.
Tu no entiendes de cine...el silencio regalado? todas las peliculas tienen que ser iguales? y luego seras el tipico que suelta una de: ya no se hacen las peliculas de antes...y la tienes delante, simplemente gente, le gusta quejarse y necesitan que alguien en la tele les diga eh mira una pelicula que rompe , deberias hacer un blog de comida o algo asi...
GRACIAS ADIOS

El Solitario de Providence dijo...

Mira listillo, ante todo no insultes, porque pierdes toda la razón que pudieras tener en tus argumentos.

En segundo lugar, te identificas, que desde el anonimato todos somos muy valientes. Yo he tenido que aguantar en foros como un montón de gente se me echaba encima por criticar a este subproducto con ínfulas que es Drive. Ellos, al menos, fueron educados y no me insultaron como tú.

No tienes ni idea de cine, igual que de buenos modales, y también añadiría que no ves más allá de tus narices, de la moto que te quieren vender unos críticos que la mayoría están vendidos a las productoras y distribuidoras.

Ya estoy cansado de personas como tu, anónimos que te insultan desde la seguridad de una pantalla de ordenador. Pues ¿no parece que te paga la productora de esta bazofia?

Anda y que te revisen tus criterios cinematográficos, si es que los tienes, claro.

Silver Draper dijo...

A Anónimo,

Si quieres ver silencios con sentido, haz el favor de ver Mad Men, aunque seguramente te explote la cabeza. La película es mala con ganas. Si a ti te ha parecido romántica, te doy el pésame por tu vida amorosa. Tu solito te defines, tu comentario no merece ni un nombre por tu parte.
¿Un blog de comida? A diferencia de ti, no hablamos de lo que no sabemos.

Un saludo.

Efra-el dijo...

OLÉ, SIMPLEMENTE OLÉ, ya puedo decir que tengo el día contento, desde que vi la película la he maldecido por todos los ángulos, un guión francamente incomprensible(por mi eh,que a otros.....hay gustos), esos malditos silencios!! creía que se me iba la vida en cada uno de ellos, por no hablar de esa frase que sin venir a cuento dice el prota: "déjame en paz o te parto la cara" (creo que era algo así, cuando el tío está tomando una cerveza y otro empieza a molestarle) sinceramente, para mí fue como meter un teléfono en una película de los tres mosqueteros, no sé si me explico XD
y no me enrollo mucho, qué fue eso del final??? termina con el tema de los mafiosos, está herido y mientras la chica espera él se aleja con el coche.....cierto?
para terminar, voy a ser honesto, no entiendo mucho del trabajo de dirección, que tanto han alabado, quizás era un punto a favor del film pero no he sabido verlo, será por eso que no le doy ni el raspado jeje

El Solitario de Providence dijo...

Menos mal, creía que estaba predicando en el desierto. La verdad es que cuando te metes con ciertas vacas sagradas te llueven los palos. Para mi, quien alaba tanto a Drive tiene poca idea de lo que es el verdadero cine negro de acción, solo se suma al mainstream reinante para quedar de culto.
Cuando una película te chirría por tantos lados, el trabajo del director no puede ser bueno, seamos honestos. Y no hace falta haber hecho ningún curso sobre cine para verlo.

Un saludo, Efra-El.

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...