La llegada de las plataformas de streaming como Netflix o HBO ha hecho que la oferta de Movistar Series se haya reducido drásticamente. Sin embargo, han podido salvar su acuerdo con la interesante cadena de cable Showtime. En este caso, han estrenado la miniserie de 7 episodios La Voz Más Alta, protagonizada nada más y nada menos que por Russell Crowe. ¿Qué nos cuenta esta serie de episodio semanal? Pues la trayectoria profesional de Roger Ailes desde que es despachado de la MSNBC, el canal de noticias creado por Microsoft y General Electric, hasta que crea el famoso e influyente canal Fox News.

La Voz más Alta (The Loudest Voice), con Russell Crowe

Obviamente, estamos ante un personaje completamente desconocido para nosotros, pero la primera intervención seriéfila de Crowe bien merece una oportunidad. ¿Qué podemos decir de este primer episodio? Debo decir que  me ha entretenido y me ha resultado interesante, pero esto es algo que debo aclarar antes de recomendar claramente que veáis la serie.

En los años 90, la llegada de los canales de noticias 24 horas fue la causa directa de que estas se volvieran tan sensacionalistas y se confundiera el derecho a estar informado con el derecho a estar entretenido. De ahí que casos como el de O. J. Simpson, maravillosamente retratado en American Crime Story, o el de Tonia Harding, también con una magnífica película en Amazon, tuvieran el bombo que tuvieron.  

En La Voz más Alta Ailes es representado por Crowe exquisitamente, dando una visión polifacética del mismo. Es a la vez déspota y líder inspirador, ingenioso y carismático. Atento, seductor y respetuoso con las mujeres y su trabajo, pero acosador de las mismas desde su posición de poder. Me gusta mucho este enfoque de la serie, en el que se demuestra que una persona puede ser buena y mala, tener grandes luces y grandes sombras sin parecer dos personas distintas. Independientemente de tus ideas políticas, te quedas pegado mirando la pantalla cuando Ailes aparece, careciendo de cualquier atractivo físico. Un logro absoluto de Crowe.   

CROWE HA NECESITADO HORAS DE CARACTERIZACIÓN, PERO EL PESO NO ERA LO MÁS DIFÍCIL...

El canal Fox News surgió de Rupert Murdoch, uno de los hombres más ricos y poderosos del mundo. Quería tener un canal de noticias que incrementara su influencia y poder frente a los existentes. El trabajo entre bambalinas de Roger Ailes, elegido a sus 55 años para crear el canal, es lo que nos quieren contar en La Voz Mas Alta. El título no es baladí: Fox News es parodiado continuamente en SNL por su orientación partidista, sus noticias sin contrastar y por sustituir los argumentos por, precisamente, gritos. Sin embargo, tiene su público y su influencia en el resurgir del partido Republicano es innegable.

El hecho de poner en pie semejante empresa fue una tarea que se llevó mucho esfuerzo y víctimas por el camino. Vemos cómo quienes consideraban que las noticias se deben a unos valores caen ante la visión mercantilista de Ailes. Una purga clave para entender el enfoque de Fox News desde antes de salir en antena.  La vida personal del protagonista también se nos muestra, pero queda claro que la parte más importante para él de su existencia es la laboral. Los problemas de salud que tiene, aparte de su evidente sobrepeso, seguramente le empujaban más a su pasión por el trabajo, donde era fuerte y líder ante todos. 

CON UN PADRINO COMO MURDOCH, EL TALENTO LUCE MUCHO MÁS

Rodada como serie y no como documental, contándonos sólo la parte de su vida que importa para el lanzamiento del canal, La Voz Más Alta no pierde el tiempo en recovecos ni en rellenos. Todo lo que cuenta es interesante, y se mantiene bastante objetiva. ¿Cuál es el problema? El libro en el que se basa, The Loudest Voice In The Room, de Gabriel Sherman, ni siquiera está traducido al castellano, lo que da idea de que estamos ante un fenómeno, Fox New, ajeno a nosotros. Los personajes que aparecen son reales, y no los conocemos, con lo que seguro que nos perdemos un trabajo exquisito de caracterización.

Si bien no es que me parezca una serie recomendable, sino imprescindible, para aquellos que estudien o impartan carreras universitarias relacionadas con el periodismo, la comunicación o el mundo empresarial, me pregunto si quienes estos temas no les apasionan no se aburrirán con ella. No ha sido mi caso, pero reconozco que Murdoch era el único personaje conocido para mí antes de empezar la serie, y dista de ser alguien conocido en España.


De las infinitas personas que merecen una serie bien hecha contando sus acciones, me pregunto si no había nadie más meritorio que alguien que destrozó el periodismo, con el incalculable daño a la sociedad que eso causa, y con el apoyo de uno de los hombres más poderosos del mundo detrás. Así lo complicado sería fracasar. 

Esta serie, por su temática, ya causa rechazo en gran parte de la población, así que no debe aspirar a grandes audiencias, sino a grandes premios. Y, en defensa de la misma, para el tema que trata, difícilmente se puede hacer mejor. Si os van las series de este estilo, os tiene que gustar y mucho, pero si para el verano queréis algo más ligerito y cercano, buscad otra opción.