El Día Internacional de la Mujer Trabajadora ha sido el elegido por Marvel Studios para estrenar su película Capitana Marvel. Los que decidieron que el único integrante de Los Vengadores que no merecía película independiente era precisamente la única chica del grupo, la Viuda Negra, pretenden aleccionarnos en esta película sobre el feminismo. Como si lo impostado y oportunista de esta película no fuera bastante obvio, el resultado no ha sido todo lo decepcionante que podríamos esperar. Ha sido todavía peor. Comenzamos a desgranaros el porqué de esta opinión.

Capitana Marvel

La película comienza con una Brie Larson (Kong: La Isla Calavera, La Habitación) que, como anticipaban los tráilers, no se encuentra cómoda con un personaje que no le va. De todas formas, tampoco se me ocurre que ninguna actriz que tuviera que lidiar con semejantes diálogos y guión pudiera sentirse cómoda. Su personaje es antipático, serio, distante... Insiste en esa absurda idea de que una feminista tiene que ser dura. Yo creía que ser feminista es ser lo que te dé la gana. Menos mal que Marvel nos lo explica mejor que nadie. La película no tarda en desvelar que no tiene nada que aportar, pues en ningún aspecto abandona la mediocridad. 

Las relaciones entre los personajes son totalmente asépticas, como si estuvieran envueltos en un plástico para no contaminarse. Es la impresión que dan, por ejemplo, las escenas que comparte Larson y Jude Law. No queda clara la naturaleza de la relación entre ellos. La película está tan obsesionada en demostrar que es muy feminista que ni se atreve a mostrar a la protagonista teniendo una relación heterosexual. Hombre, Brie, estás por el espacio y el único tipo de tu raza a mano es Jude Law. Otro entretenimiento no parece haber, lo de dar patadas da para lo que da...

La película no tarda en desvelar que no tiene nada que aportar, pues en ningún aspecto abandona la mediocridad


La presentación de la vida de Carol Danvers intenta ser explicada a lo largo de la película, pero no logran su objetivo. A no ser que su objetivo fuera machacar al mayor número de hombres en el menor tiempo posible. Entonces sí. El padre es un tipo muy malo con bigote. Solo sale diciendo a su hija que no puede hacer esto o aquello, pero sorprendentemente va a ver todo lo que intenta. De la madre nada sabemos, quizás murió de ser tan buena. Los compañeros que se encuentra en la vida, son todos unos machistas ("¿por qué crees que los aviones tienen cola?"), diciéndole también que no puede. La palabra unidimensional se queda corta para describir este desfile de payasos. ¿No les da vergüenza? ¿De verdad alguien ha cobrado por contar esto? Por criticar, critican hasta que a las mujeres no las dejaban pilotar aviones en combate. Ojalá tomen algún día la decisión machista de no dejar tampoco a los hombres y se acaben todas las guerras del mundo...

Brie Larson, Lashana Lynch

Su mejor amiga, Maria Rambeau (Lashana Lynch), por supuesto es madre soltera, de una niña. No hay padre ni se le espera. Suponemos que la niña vino por generación espontánea. Y, como es piloto, está todo el tiempo vestida de piloto, para que se enteren los machistas. El soberano esperpento que es esta película se retrata en una escena. La hija de Maria se encuentra sola en el jardín con un alienígena que aparece de la nada. ¿Qué hace su madre, sufrir por su niña ante semejante peligro y entrar en pánico, o exigir indignada que no la llamen de una manera sexista? Es que ni la mira por la ventana, señores. Pues así todo. 

En cuanto a las cosas que damos por sentadas en una supuesta superproducción Marvel, el nivel es más o menos el del guión. Nos dan gato por liebre y nunca mejor dicho. Poca acción y mal rodada. Situaciones de las que la protagonista sale sin explicación aparente, y vence por que sí. De repente, sus poderes son unos, luego son otros, luego se los quitan, pero otra vez los recupera...Y nada se sabe cómo ha ocurrido. 

Capitana Marvel

Cuando se anunció que la película se ambientaría en los años 90, yo creí que se referían a la década, no a que la acción sería correr por un almacén como en las pelis de abogados de la época. Al menos, funcionan algunos chistes con las cosas propias de esos años, como lo lento que era internet. Conscientes de que con semejante producto cualquier ayuda es poca, recurren al viejo truco de poner canciones famosas de la época sin ton ni son para subir el ánimo un poco, aunque uno se pregunte qué hace Nirvana sonando en una nave espacial. Como si Kurt Cobain no hubiera tenido bastante sufrimiento en vida... Pero ¿acaso Carol Danvers es también una loca de la música como Star-Lord? ¿Esto es una película de superhéroes o una lista noventera del Spotify?

Como prueba de la gran confianza que tiene Marvel en las películas encabezadas por mujeres, a Carol la acompaña todo el tiempo Nick Furia, un rejuvenecido Samuel L. Jackson. Esto podría haberse llevado mucho mejor. Una cosa es una aparición puntual y que ella llevara el peso de la película, pero no han sabido hacerlo.

Es cierto que explican un par de cosas, como la razón por la que Nick Furia es tuerto, o como Carol le da el famoso busca por si ocurre algo. Ya tiene pocas ganas de volver a verla el hombre, porque en el ataque a Nueva York que originó Los Vengadores, ni se le pasó por la cabeza llamarla. Se decidió cuando vio que se moría. Que la aguante otro, debió pensar. Te entendemos, Nick... digo Furia.

Clark Gregg, Samuel L. Jackson

Los efectos son bastante birriosos, salvando el rejuvenecimiento de Nick Furia y el Agente Coulson. Tampoco se libran los alienígenas Skrull que aparecen, incumpliendo el papel que tienen en los cómics, y no dejando pasar la oportunidad de aleccionarnos con otro panfleto simplón con ellos. 

Señores de Marvel, el cine lleva haciendo películas interesantes sobre mujeres desde hace casi cien años antes de que ustedes las descartaran porque no estaban de moda. No se me ocurre nada más machista que dedicar tan poco dinero y tanta pantalla verde a vuestra primera película protagonizada por una mujer. Para los que pensáis que esta película es necesaria para Vengadores: Fin del Juego, os la podéis ahorrar sin problemas. Con ver la escena postcréditos que posiblemente se haya filtrado ya a Youtube vais sobrados.

Ben Mendelsohn, el skrull Talos

Afortunadamente, el público parece haber calado rápidamente el intento de vender un producto solo tirando de modas y de logo. La puntuación es del 36 % en Rotten Tomatoes y un triste 6,6 sobre 10 en IMDb. No hace falta que os diga otra vez que para los críticos es un 81 % en Rotten, como era de esperar y así ya lo expresamos en un post anterior. Seguimos... Eso sí, es emocionante ver el homenaje a Stan Lee en los títulos iniciales. No se merece el hombre que esta sea la primera película que se estrena tras su muerte. 

Afortunadamente, Capitana Marvel no es de las películas que tardas en olvidar: es que mientras la veía, la estaba borrando de mi cabeza. Esperemos que Vengadores: Endgame esté a la altura. Al menos, peor que esta, no puede ser ni queriendo.