El Destape en el Quiosco. Revistas y Cómics que Revolucionaron Nuestra Libido. Reseña

Uno de los temas recurrentes en los últimos meses en los medios de comunicación españoles ha sido, sin duda, el traslado de los restos de Franco de su tumba en el Valle de los Caídos. Tras su fallecimiento en noviembre de 1975, España pareció despertar de un largo letargo que había durado cuatro décadas. Una de las primeras consecuencias de la llegada de las libertades a aquella España en blanco y negro fue el fenómeno conocido como el destape. Bautizado así por el periodista Ángel Casas, este fenómeno cultural encontró en el cine su hábitat natural, lo que originó el estreno de centenares de películas en las que los desnudos —sobre todo femeninos— estaban de todo menos justificados. 

El Destape en el Quiosco, de Guillem Medina

No obstante, el fenómeno del destape también saltó a los quioscos. Numerosas publicaciones con estupendas señoras ligeras de ropa comenzaron a proliferar como setas en otoño, libres ya de la rígida censura franquista. Guillem Medina, autor de obras como Siempre Quise Ser Uno de los Cinco (que ya reseñamos) o Lo Tengo Repe, editadas por Diábolo Ediciones, se ha propuesto con El Destape en el Quiosco acercarnos a un período de nuestra historia convulso y difícil, pero tremendamente fascinante. 

El Destape en el Quiosco. Revistas y Cómics que Revolucionaron Nuestra Libido es un libro estructurado en tres grandes bloques: las revistas, los cómics y las musas. En cada uno de ellos, el autor hace un repaso exhaustivo de las publicaciones más relevantes de la época, incidiendo en las más importantes, como Interviú, Lib, Playboy o Penthouse. Resulta curioso ver como Fotogramas, una de las publicaciones sobre cine más veteranas de nuestro panorama editorial, también se subió al tren del destape, eligiendo para sus sugerentes portadas a las actrices más bellas del momento.

Como he dicho, Guillem Medina no se limita a hacer un mero recopilatorio de publicaciones verdes, sino que ahonda en sus contenidos. De este modo, descubrimos cómo, entre desnudo y desnudo, aquellas revistas intercalaban artículos de opinión escritos por algunas de las mejores plumas de la Transición. El destape no solo se materializó en desnudos femeninos —y algún que otro masculino, como también podemos comprobar en este libro—, también en una explosión de creatividad, opinión y librepensar.


Una obra de estas características no se entendería sin un repaso a las portadas que adornaron los quioscos de aquella España que despertaba de su letargo. Algunas con más gusto que otras, las portadas de las revistas de destape son  parte integral del ensayo de Guillem Medina. De hecho, el texto, por sí solo, no haría justicia a un fenómeno que hay que ver para poder ser entendido en todo su alcance. En este aspecto, no podemos objetar nada a la gran labor de documentación gráfica que el autor ha llevado a cabo. Incluso las revistas de desnudos más zarrapastrosas tienen su interés como testimonio de una España irrepetible.

La segunda parte de la obra está dedicada a los cómics eróticos. Personalmente, es el tramo del libro que más me ha gustado, quizás por el amor que siento por el Noveno Arte en general. Tras un breve capítulo en el que se nos pone en antecedentes, el autor comienza a desgranar los tebeos eróticos más sobresalientes de aquellos difíciles pero intensos años. Publicaciones como El Papus, El Jueves, Mata Ratos o Sukia, entre otras muchas, explotaron el género erótico hasta límites insospechado hoy en día. Resulta curioso ver que editoriales que solemos asociar con los cómics de superhéroes publicaron en sus comienzos tebeos eróticos, como es el caso de la ya extinta Editorial Zinco.

Aparte de un recorrido por los tebeos picantes de finales de los 70 y principios de los 80, el autor ha querido detenerse en ciertos artistas que sobresalieron entre aquel marasmo de publicaciones. Muchos de los contenidos que se publicaban en aquellas revistas de cómics llegaban de Italia, un país que nos llevaba bastantes años de adelanto en esto del erotismo. Nombres como Leone Frollo, Tito Marchioro o el gran ilustrador y portadista Emanuele Taglietti brillan con luz propia entre los dibujantes italianos, la mayoría anónimos, que trabajaban para las revistas de cómics eróticos. Por supuesto, también había ilustradores españoles que, con el tiempo, pasaron a dibujar cómics más políticamente correctos. ¿Adivináis cuáles?
La tercera y última parte del libro trata sobre las musas del destape, aquellas señoras —más o menos populares— que se atrevieron a aparecer en aquellas revistas como Dios las trajo al mundo. Nombres como Ágata Lys, Bárbara Rey, Blanca y Susana Estrada o Maria José Cantudo lucieron palmito en portadas de revistas tan importantes como Interviú Fotogramas... y en otras menos importantes y de más dudosa calidad. Se trata de iconos sexuales de toda una generación que, vistos desde la lejanía, apenas atinamos a entender. Tras la popularidad, en ocasiones se escondían los escándalos y el drama, como en el caso de la bellísima Amparo Muñoz o el trágico final de la actriz Sandra Mozarowsky.

En definitiva, con El Destape en el Quiosco, Guillem Medina ha querido abrirnos una ventana al pasado reciente de nuestro país, unos años vertiginosos en lo social, lo político y lo cultural que marcaron como somos en la actualidad. Es difícil entender, desde nuestra perspectiva actual, unas publicaciones que hoy en día serían impensables. La marea de corrección política que nos asola haría imposible ver de nuevo en los quioscos publicaciones como las que se popularizaron durante la Transición. Los tiempos han cambiado, quizás para bien, quizás para mal. No obstante, ahí quedan esos cómics y revistas eróticas que marcaron a toda una generación de españoles.

El destape en el quiosco. Revistas y cómics que revolucionaron nuestra libido - DIÁBOLO EDICIONES
Autor: Guillem Medina
Formato: cartoné, 302 pags., color
Precio: 25,95 €

Reseña del libro El destape en el quiosco. Revistas y cómics que revolucionaron nuestra libido, de Guillem Medina, editado por Diábolo

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]