Un Lugar Tranquilo (A Quiet Place). La Crítica

John Krasinski es uno de esos actores que, llegado un determinado momento, intentan dar un giro a su carrera. Con Un Lugar Tranquilo (A Quiet Place)Krasinski engorda un poco su aún exiguo currículum como realizador con una cinta de horror, apartándose de lo que, a priori, podríamos esperar de un actor curtido mayoritariamente en papeles cómicos. Junto a Emily Blunt, su esposa también en la vida real, el actor que dará vida próximamente al Jack Ryan televisivo nos sumerge en una historia claustrofóbica y terrible en la que unas criaturas ciegas, pero enormemente sensibles al sonido, acosan a un matrimonio y sus dos hijos.

Un Lugar Tranquilo (A Quiet Place)

Ambientada en un panorama postapocalíptico, Un Lugar Tranquilo nos relata cómo el matrimonio Abbott (Blunt y Krasinski) y sus hijos Marcus (Noah Jupe) y Regan (Millicent Simmonds) afrontan el día a día en un mundo en el que los sonidos fuertes deben ser evitados a toda costa, so pena de ser masacrados por unas criaturas ciegas pero excepcionalmente sensibles al ruido. La película no necesita explicar demasiado el origen de las criaturas; un vistazo a los titulares de unos periódicos basta para hacernos una idea de su procedencia. Esta opción de los guionistas hace que la película no se detenga en explicaciones que nada aportarían a lo que verdaderamente intentan contar, que es cómo se desenvuelve una familia media norteamericana en un mundo plagado de monstruos.

Las criaturas son un extraño cruce entre Demogorgon y xenomorfo


La película se inicia con una magnífica secuencia que tendrá importantes repercusiones en la historia. No es cuestión de destripar aquí lo que sucede ya que, si no has visto la película, conocerlo restaría bastante impacto a lo que sucede. A partir de ese momento, hay un salto temporal que nos traslada a un año en el futuro y donde vemos como la familia Abbott —aparentemente— ha rehecho sus vidas y superado el tremendo suceso que vemos al inicio del film. Es esta la parte en la que empatizamos con los miembros de la familia, con su situación, descubriendo cómo se las arreglan para aparentar normalidad en semejante escenario.

Emily Blunt, John Krasinski

Es necesario puntualizar, en cambio, que algunas de las decisiones tomadas por los guionistas son bastante discutibles. Desde un primer momento, cualquier espectador medianamente avezado se da cuenta de cómo acabará todo. La película, sin ser mala, cae por momentos en lo previsible, sobre todo en el acto central. Además, algunas de las decisiones que toman los protagonistas son bastante incomprensibles, dadas las circunstancias en las que deben vivir.

Dejando de lado la cierta previsibilidad y algunas decisiones incomprensibles de los protagonistas, la película consigue enganchar al espectador entre sus garras por el buen trabajo de Blunt y Krasinski (¿los próximos Sue y Reed Richards?). Los niños no se quedan atrás, sobre todo la actriz sordomuda Millicent Simmonds, quien se reserva algunos de los momentos más emotivos de la historia. 

Millicent Simmonds

El propio Krasinski, también coautor del guion, ha comparado la premisa de Un Lugar Tranquilo con la situación política actual de Estados Unidos —no solo la de allí, diría yo— en la que puedes elegir entre fingir que no pasa nada o intentar hacer algo para remediarlo. ¿Es Un Lugar Tranquilo, entonces, una parábola de la realidad social en que vivimos? Esos seres que viven alrededor de los Abbott y que solo atacan si escuchan un ruido fuerte, ¿son realmente una metáfora del creciente control y escrutinio al que todos estamos siendo sometidos por parte de corporaciones y gobiernos? 

Viendo más allá de las imágenes de esta película es fácil hacer paralelismos con la situación actual en la que estamos inmersos, algo que, en mi opinión, añade valor a la película. ¿Estamos ante un resurgir del cine reivindicativo barnizado con una pátina de entretenimiento pasajero? Películas como Déjame Salir (2017) o esta misma de Krasinski así parecen demostrarlo.


SPOILERS

  • ¿Por qué los Abbott, tras la muerte de su hijo menor a manos de una de las criaturas, aún siguen dejando que sus hijos supervivientes campen a sus anchas por los alrededores de la granja?
  • ¿A quién se le ocurre quedarse embarazada en un mundo infestado por criaturas que acuden al más mínimo sonido fuerte, como el llanto de un bebé?
  • ¿Cómo es posible que las criaturas lleguen tan rápido a lo que produce el sonido? En el muro que tiene el padre en el sótano hay escrito que, aparentemente, solo hay tres seres en las proximidades de la granja.
  • Sabiendo lo que le pasó a su hermano pequeño, ¿cómo es capaz Regan de ir sola al puente donde aquel perdió la vida?
  • ¿Por qué Evelyn no extrae o advierte del clavo de la escalera a sus hijos?
  • Yo no me arriesgaría a gritar al lado de una cascada en una situación así incluso aunque el sonido de esta solape mi voz.
  • ¿De dónde proviene la energía eléctrica que ilumina la granja?
  • ¿Por qué los campos de maíz son protagonistas de tantas películas de terror y ciencia ficción: Señales, Campo de Sueños, Los Chicos del Maíz...
  • ¿Cómo es que nadie descubrió antes que los sonidos de alta frecuencia dañarían a las criaturas?
  • Si las criaturas son tan fáciles de matar de un disparo certero en la cabeza, ¿cómo es que han logrado adueñarse del mundo?
  • ¿Por qué el final es tan abrupto y tiene tanto regusto a Terminator?

Crítica de Un Lugar Tranquilo (A Quiet Place), de John Krasinski

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[blogger][facebook]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

</