Ant-Man y La Avispa (Ant-Man and The Wasp). La Crítica

Tras el tremendo mazazo que supuso Vengadores: Infinity War estaba claro que la siguiente película de Marvel Studios en estrenarse este año iba a ser, en todos los sentidos del término, más ligera. Ant-Man y La Avispa tiene el mismo tono y ritmo que su predecesora (para qué cambiarlo, ¿verdad?), funcionando igual de bien en casi todos sus niveles, si bien el resultado no es del todo perfecto.

Ant-Man y La Avispa (Ant-Man and The Wasp)

La participación de Scott Lang (Paul Rudd) en los sucesos de Civil War han pasado factura al personaje. Dos años ha estado Lang confinado en los límites de su casa bajo arresto domiciliario, una condena aligerada por los momentos que comparte con su hija Cassie (Abby Ryder Fortson). Mientras tanto, Hope Van Dyne (Evangeline Lilly) y su padre, Henry Pym (Michael Douglas), han descubierto un modo de acceder al reino cuántico para intentar rescatar a La Avispa original, a la que da vida una estupenda Michelle Pfeiffer. La presencia de la evanescente Ghost (Hannah John-Kamen) y un molesto traficante de tecnología punta harán que la tarea de rescatar a Janet sea algo más que complicada. 

La película que dirige Peyton Reed es, claramente, una película menor dentro del organigrama que Marvel Studios ha establecido para su Universo Cinematográfico. Sin embargo, no estoy usando el calificativo de "menor" de modo peyorativo, ni mucho menos, ya que la película se encuentra incluso por encima de otros estrenos de Marvel recientes, como son Pantera Negra y Thor: Ragnarok, ambas, a mi entender, totalmente fallidas y prescindibles. 

Ant-Man y La Avispa (Ant-Man and The Wasp)

Precisamente, la virtud de Ant-Man y La Avispa es su falta de pretenciosidad y ambición. No trata de aparentar ser más que lo que es, es decir, un divertido entretenimiento medianamente espectacular, divertido, y narrado con agilidad y solvencia. Básicamente, estamos ante un film muy similar al primero, solo que esta vez, en vez de ser los protagonistas los ladrones, ahora son los que son víctimas de un robo, nada menos que del mismísimo laboratorio cuántico del Dr. Pym.

En lo que se refiere a los protagonistas, Paul Rudd demuestra una vez más que estaba hecho para este papel. Haciendo equilibrios entre el chiste fácil y el slapstick, Rudd demuestra que sabe hacer reír a la vez que salva o es salvado por la chica. En ningún momento sus diálogos caen en lo sonrojante, como sí ocurría en Thor: Ragnarok, con la más que discutible vis cómica de Chris Hemsworth. En cambio, mientras que los guionistas (entre los que está acreditado el propio Rudd) reservan los mejores diálogos al protagonista, no podemos decir lo mismo de personajes como el de Luis (Michael Peña) y sus colegas, quienes hacen poco más que de bufones.

Laurence Fishburne

Por otro lado, tanto Michael Douglas como Evangeline Lilly dominan perfectamente sus roles, esta última como sorprendente heroína de acción y el primero como típico ejemplo de actor que renace de sus propias cenizas. Lejos quedan, afortunadamente, los problemas de salud que el hijo de Kirk Douglas sufriera no hace tantos años. Si bien no estamos ya ante el Douglas de Tras el Corazón Verde (al que, por cierto, podemos vislumbrar gracias a la magia del CGI al inicio de la película), el actor ha sabido reinventarse, demostrando en pantalla una buena dosis de energía y carisma que promete grandes momentos en el futuro.

En el apartado de los villanos, esencial en toda película de superhéroes que se precie, destaca el personaje de Ghost. Esta chica, una especie de Kitty Pryde incontrolada, se convertirá en todo un dolor de cabeza para los protagonistas pues su motivación es la más legítima y poderosa que pueda existir: la supervivencia. La presencia en pantalla de la actriz que la interpreta es bastante potente, por lo que no es extraño que la veamos aparecer en alguna otra película. Más prescindible es Sonny Burch (Walton Goggins), un villano de cuarta fila sin el cual, probablemente, nada de la película habría cambiado significativamente. Atentos a la presencia de Laurence Fishburne como Bill Foster, un personaje que, en los cómics Marvel es conocido como Goliath.

Hannah John-Kamen

Siendo un film de menor entidad que otros anteriores de la casa Marvel, tiene escenas bastante espectaculares. Desde la bastante bien coreografiada escena de lucha entre Hope Van Dyne y los secuaces de Burch hasta la persecución estilo Bullit por las calles de San Francisco, la película no da un respiro al espectador, transcurriendo prácticamente en tiempo real. Los efectos especiales, a la altura de la anterior, si bien se ha abusado un poco de la miniaturización de los vehículos. ¿Por qué encoger el automóvil que conduces, multiplicando las opciones de ser aplastado por cualquier cosa?

Bastante decepcionante fue, en cambio, el aspecto visual elegido para el reino cuántico. Quienes hayan leído historias como las recogidas en el cómic Hulk: Holocausto Dentro de un Átomo, echarán de menos el aspecto del Microverso que imaginara el guionista y escritor de ciencia ficción, recientemente fallecido, Harlan Ellison. Poca imaginación han demostrado aquí los diseñadores del film, creando un reino cuántico tornasolado y palpitante que no hace sino arrojar serias dudas sobre cómo demonios ha logrado sobrevivir allí Janet Van Dyne durante 30 años. ¿Gracias a que en el Microverso de los cómics Marvel el tiempo transcurre significativamente más lento? ¿Alimentándose de tardígrados?

Michelle Pfeiffer

Ant-Man y La Avispa es el perfecto ejemplo de película de superhéroes sin más pretensiones que la de entretener. No estamos ante una historia que vaya a tener grandes repercusiones en el superplanificado Universo Cinematográfico Marvel, pero hay elementos interesantes que abren caminos a explorar en próximos estrenos. El reino cuántico puede dar para mucho más de lo vislumbrado en esta película, considerando su final, jugando seguramente un papel importante en los eventos que sucederán en Vengadores 4. En resumen, no todo va a ser grandiosidad, dramatismo y tramas épicas en la saga cinematográfica Marvel, también hay espacio para películas tan divertidas como esta Ant-Man y La Avispa.

Crítica de Ant-Man y La Avispa, de Peyton Reed

Publicar un comentario

Muy buen artículo, entrar en chequecruzado.com para mas

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[blogger][facebook]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget