14-dic-2016

Si a los de nuestra generación, los que nacimos a principios de la década de los 70, nos preguntaran cuales fueron los programas que marcaron de manera decisiva nuestra manera de ver televisión, entre ellos estará, indudablemente, el concurso "Un, dos, tres". La noche de los viernes era la noche más esperada de la semana, no porque al día siguiente no hubiera clase, sino porque se emitía el programa que creara Chicho Ibáñez Serrador.

UN, DOS, TRES, RESPONDA OTRA VEZ. LA HISTORIA DEL MEJOR PROGRAMA DE NUESTRAS VIDAS

Miguel Herrero, verdadero especialista en todo lo referente a los programas de televisión españoles de los 70 y los 80, nos desvela con su obra "Un, dos, tres, Responda Otra Vez. Historia del Mejor Programa de Nuestras Vidas", un libro magníficamente editado por Diábolo Ediciones, los orígenes de este concurso, su evolución, las anécdotas y entresijos, su inevitable final y la influencia que tuvo en la manera de hacer televisión en España. Os dejo con cinco de las muchas curiosidades que el autor nos desvela en su libro, un regalo perfecto, dicho sea de paso, para las inminentes fiestas navideñas.

DON CICUTA

Don Cicuta fue introducido por Chicho Ibánez Serrador como una especia de representación de la censura, ya que era un personaje al que le molestaba cualquier alegría ajena. La dirección de Televisión Española se resistía a que el personaje apareciera en el "Un, dos, tres" ya que, por aquellos entonces, en 1972, aun existía la figura del censor en televisión. Valentín Tornos, que ya contaba con 71 años, fue el único actor que aceptó hacerse cargo del personaje, pues nadie quería interpretarlo por su ridiculez.

VALENTÍN TORNOS, "DON CICUTA"

LAS SECRETARIAS

Las seis secretarias del "Un, dos, tres" llegaron, al igual que Don Cicuta, llegaron a convertirse en todo un icono de la televisión con sus provocativos uniformes (para la época) y sus grandes gafas redondas. Una de las azafatas que más polémica causó en aquellos primeros años del programa fue Agatha Lys, una chica tan guapa que, como confesó Chicho Ibáñez en una entrevista, tuvo que sustituir porque posiblemente a la esposa de algún ministro le pareció demasiado sexy para un programa tan familiar.

LAS SECRETARIAS DE LA SEGUNDA TEMPORADA JUNTO AL PRESENTADOR KIKO LEDGARD

LA CALABAZA RUPERTA

No sería hasta la segunda temporada del programa, ya en 1976, cuando se introduce a la calabaza Ruperta como mascota del "Un, dos, tres" cantando la canción que se convertiría en seña de identidad del concurso. Diseñada por los Estudios Moro, el dibujo animado de Ruperta contó con la propia voz de Chicho Ibáñez Serrador, el padre del programa. 

LOS SUCESORES DE DON CICUTA

Fallecido Valentín Tornos en 1976, Serrador introduce unos nuevos personajes en el programa para que siguieran poniendo el contrapunto negativo a las respuestas de los concursantes: el Profesor Lápiz, Don Rácano y Don Estrecho, este último encarnado por el prestidigitador y showman Juan Tamariz. Cuando alguno de los concursantes se equivocaba en su respuesta, el Profesor Lápiz soltaba una rima humorística con la palabra errada de una manera que parecía espontánea. El truco estaba en que Chicho inventaba las rimas mientras se paraba el programa para consultar los errores de los concursantes, comunicándoselas al actor a través de un micro.

LEDGARD ACOMPAÑADO DEL PROFESOR LÁPIZ, DON RÁCANO Y DON ESTRECHO

RUPERTA VS. NARANJITO

La tercera temporada del concurso se extendió desde 1982 a 1984 y ya se pensaba en sustituir a Doña Ruperta como mascota del "Un, dos, tres". Sin embargo, la simpática calabaza saltó a la primera plana de la actualidad porque la mascota del mundial de fútbol de España 82, Naranjito, guardaba un sospechoso parecido con ella. De hecho, los dibujantes de Ruperta llegaron a demandar judicialmente a los creadores de Naranjito. Incluso Chicho Ibáñez declararía en una entrevista que una mascota como Naranjito no reflejaba la creatividad y el talento de los dibujantes españoles.


Estas anécdotas son solo una muestra de la enorme cantidad de información y curiosidades de todo tipo que Miguel Herrero recoge en su libro. Acompañando al ameno texto de Herrero, cientos de fotografías a todo color nos trasladan a como era aquel concurso, sus caras visibles y las distintas publicaciones sobre televisión que, periódicamente, se hacían eco de cualquier información relacionada con el "Un, dos, tres".

El autor recorre la trayectoria del programa a lo largo de sus 10 etapas, cada una de ellas marcada por alguna característica que la hacía distinta a la anterior, como las diferentes mascotas, la renovación de las azafatas o los cambios en la mecánica del concurso. El final del concurso, en junio de 2004, supuso el final de una era para la cadena pública española, dejando impregnada la memoria de quienes crecimos con este programa con frases, situaciones y, en definitiva, con momentos irrepetibles vividos en familia delante del televisor. 

UN, DOS, TRES, RESPONDA OTRA VEZ. Historia del mejor programa de nuestras vidas
Autor: Miguel Herrero
Diábolo Ediciones
Cartoné, 300 páginas, a color.
Precio: 23,95 €





En un mercado tan altamente competitivo como el cinematográfico tiene cada vez más peso una buena campaña de marketing. Desde muchos meses antes del estreno de cualquier producción se nos bombardea desde los diversos medios de comunicación con avances, clips, publirreportajes, entrevistas, pósters, vídeos virales y toda una serie de estrategias publicitarias, la mayoría de ellas impactantes. Muchas de estas campañas de marketing tienen lugar en la Red, y tienen como objeto hacer llegar a más personas en internet la promoción de un film de una manera impensable hace tan solo algunos años. 


A continuación os dejo con una selección de campañas de marketing cinematográfico que marcaron tendencia o se distinguieron por su originalidad o espectacularidad.

EL PROYECTO DE LA BRUJA DE BLAIR (1999)

En la era previa a la llegada de las redes sociales y la expansión de Youtube, un par de estudiantes de la Universidad de Miami, Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, llevaron a cabo una de las campañas de marketing cinematográfico más sorprendentes de finales de los 90. El Proyecto de la Bruja de Blair, un film rodado con apenas 60.000 dólares, consiguió recaudar en todo el mundo la friolera de casi 250 millones, gracias en gran medida a su original promoción. 

Antes de su estreno se divulgó el rumor de que en realidad el film era un documental, basado en hechos reales. Se prepararon falsas noticias de periódico sobre la supuesta desaparición de los personajes de la película, para añadir aún más credibilidad. Además, la página oficial de la película no la mencionaba, sino que se limitaba a narrar una serie de supuestos sucesos relacionados con la Bruja de Blair. Esta campaña viral, la cual duró cerca de un año, hizo que la película fuera, finalmente, todo un fenómeno de masas.

EL PROYECTO DE LA BRUJA DE BLAIR
FALSO CARTEL ANUNCIANDO LA DESAPARICIÓN DE LOS PROTAGONISTAS DEL FILM


MONSTRUOSO (2008)

Producida por J.J. Abrams a través de su compañía Bad Robot, Monstruoso (Cloverfield) es uno de los ejemplos más sobresalientes de marketing viral. A seis meses de su estreno llegó el primer tráiler, el cual mostraba muy poco del film, ni siquiera su título. La fuerza del mismo residía en la imagen de la cabeza de la Estatua de la Libertad cayendo en medio de una avenida de la Gran Manzana. A medida que se acercaba el estreno, sucesivas páginas webs se iban activando para ofrecer misteriosos contenidos y mensajes virales, como números de teléfono que daban acceso a fondos de pantalla o tonos de llamada con el rugido de la criatura del film, todo ello con el fin de conseguir visitas

La expectación ante la falta de información acerca de film fue tal que prácticamente todos los medios se pusieron a lanzar teorías acerca del argumento de la película. Toda esta cantidad de marketing viral dio a la película de Matt Reeves un contexto, una mitología propia, en la cual enmarcarla, como si lo narrado en ella fuera parte de la realidad. Monstruoso contó con 25 millones de dólares de presupuesto, recaudando más de 170 millones.

MONSTRUOSO (2008)
WEB DE LA COMPAÑÍA FICTICIA TAGRUATO LANZADA COMO PROMOCIÓN DEL FILM MONSTRUOSO


INCEPTION (ORIGEN) (2010)

Como es habitual con las películas de Christopher Nolan, Origen estuvo envuelta en un manto de misterio hasta casi el día de su estreno. Durante varios meses, la página oficial de la película solo mostraba una enigmática peonza girando sin parar. El paso siguiente fue plantear una serie de juegos a los visitantes de la web para acceder al póster del film. La campaña se hizo viral cuando fueron apareciendo personas con camisetas en las que figuraba un misterioso código QR que daba acceso a varias webs de temática conspiranoica. Warner también envió a distintos medios cajas con un pen drive y la famosa peonza, incluso un libro con supuesta información clasificada sobre los sueños. El presupuesto de Origen fue de 160 millones de dólares, y recaudó más de 825 en todo el mundo.

INCEPTION (ORIGEN) (2010)
LA MISTERIOSA CAJA ENVIADA POR LA PRODUCTORA A DISTINTOS MEDIOS ESPECIALIZADOS


CHRONICLE (2012)

¿Cual sería tu reacción si vieras a personas realmente volando en los cielos de Nueva York? Esto fue lo que los creativos de la empresa Thinkmodo utilizaron para la campaña viral previa al estreno del film Chronicle, del realizador Max Landis. Esta empresa de marketing, famosa por sus sorprendentes campañas, ideó cinco muñecos voladores muy similares a una persona, cuya fabricación fue encargada a una compañía constructora de aviones a escala. Controlados por control remoto, tres maniquís sobrevolaron durante cinco minutos la Estatua de la Libertad y el entorno del río Hudson, tal y como lo harían los protagonistas de la cinta. La película costó 12 millones de dólares; su recaudación ascendió a los 126 millones.


Estos son solo cuatro ejemplos de como el marketing puede ir siempre un paso más allá a la hora de promocionar una producción cinematográfica. No es de extrañar que los estudios destinen a veces casi tanto a las campañas de promoción de sus películas como a producirlas, ya que en muchas ocasiones una publicidad certera e impactante puede ser decisiva para que una producción cinematográfica obtenga beneficios.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget