04-dic-2016

Este 2016, en lo que a la ciencia ficción se refiere, ha estado marcado por el 50 aniversario de Star Trek. Por tal motivo, Editorial Drakul ha preparado una serie de lanzamientos a la altura de tan extraordinario acontecimiento, ya que no sucede todos los días que una saga televisiva y cinematográfica cumpla el medio siglo de existencia.

NOVEDADES DE EDITORIAL DRAKUL PARA NOVIEMBRE-DICIEMBRE DE 2016

Uno de los nuevos lanzamientos de Editorial Drakul relacionados con la franquicia Star Trek es el cómic Star Trek. La Ciudad al Borde de la Eternidad, con guión de Harlan Ellison e ilustraciones de J.K. Woodward. Basado en el mítico episodio del mismo nombre de la serie original de Star Trek, esta obra plasma el guión original de Ellison, tal y como fue concebido inicialmente por este gran autor de la ciencia ficción. El dibujo de Woodward, realizado enteramente a mano sin retoques digitales, es sencillamente espectacular, lo que añade aun más valor a una obra que merece estar en la estantería de cualquier aficionado a Star Trek y al cómic en general.

Además, Editorial Drakul quiere premiar a todos sus clientes que realicen alguna compra de cómics de Star Trek en su tienda online www.drakul.es hasta final de año, con descuentos de hasta un 5 %, gastos de envío gratis y sorteos semanales de juguetes Mega Block para coleccionistas de la saga. 

Dejando de lado la saga Star Trek, Editorial Drakul os recomienda su lanzamiento Evil War, una novela gráfica de ciencia ficción escrita por David Braña y dibujada por Juan Alarcón. Si sois fans de cómics como Wild Works, de Warren Ellis, o WE3, de Grant Morrison, Evil War es definitivamente vuestra elección para leer estas navidades.

Dentro de la maravillosa avalancha de series que estrena Netfix continuamente, tenemos esta nueva producción de ABC protagonizada por Kiefer Sutherland. En ella, ocurre algo bastante incomprensible aquí en Europa pero que es así en Estados Unidos desde 1845. Si el presidente muere o dimite, no hay elecciones. Sencillamente, el siguiente en la escala de poder ocupa su puesto hasta que llegue la fecha de la votación, como si de una familia real temporal se tratara. Por si todo el gobierno en pleno es atacado, se reserva a un miembro del gabinete aparte por si le toca hacer de presidente en el peor de los casos. ¿Os imagináis a quien le toca ser presidente? Pues eso.

SUCESOR DESIGNADO

La serie no puede ocultar que se emite en abierto y, si me apuras, que es de ABC. Si bien esto no es un problema en si mismo, ya sabemos que nos vamos a encontrar ciertos personajes prototípicos y poca profundidad en ellos. Como es evidente, el protagonista, Tom, está en Washington formando parte del gabinete presidencial, pero está en contra del estilo de hacer política, of course. Tendría gracia que la serie la protagonizara un burócrata medio sin interés. Además, nuestro héroe es un amantísimo padre de dos hijos y esposo ejemplar, con una mujer a la altura. De hecho, mucho más guapa de la que merece un avejentado Kiefer, que no acaba de parecerme el casting ideal para el papel que representa de hombre-común-decente-que-quiere-hacer-las-cosas-bien

A pesar de lo anterior, la serie también tiene sus virtudes si entendemos que emitir en abierto es lo que tiene. Se entra rápidamente en acción y vemos como el gobierno entero perece por un ataque y Tom ha de jurar como presidente. La presentación de personajes es efectiva y sabemos quien es quien en un momento. Incluido el hijo adolescente de Tom, que hace cosas absolutamente increíbles incluso para un chico de su edad. Este la va a liar de la peor manera.

Dado que el ataque de momento no sabemos quien lo realiza, no faltan los investigadores supereficientes cubriendo la cuota racial y de belleza, que parecen sacados de la serie CSI... la que os de la gana. 

TENDRÍA GRACIA QUE SE PRESENTARA AL PAÍS EN SUDADERA... AL MENOS YA SERÍA UN CAMBIO

El ritmo es bueno y ya vemos los problemas que quiere enfrentar Tom y la forma en la que piensa dirigir el país en el primer capítulo. También los que intentarán boicotear su presidencia. En definitiva, el típico sueño americano de que sea un hombre común el que esté al mando de la Casa Blanca para luego votar a multimillonarios para que la habiten. Si queréis una serie entretenida, bien hecha para ver comiendo pero que no os tome mucho el pelo (un poco si, la verdad) es una buena opción. Si preferís optar por la inmensa oferta de series geniales que actualmente se están produciendo, no os perdéis gran cosa. 


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget