20-jun-2015

El estreno de Batman Begins hace ahora 10 años, supuso el pistoletazo de salida para una nueva manera de entender el cine de superhéroes que llega hasta hoy día. El británico Christopher Nolan, junto a su hermano Jonathan y el escritor David S. Goyer, fueron los máximos responsables de que el personaje de Batman sea de nuevo uno de los más taquilleros del cine. Aprovechamos semejante ocasión para destacar 10 cosas de una película a la que los fans de Batman debemos mucho más de lo que se le suele reconocer.


1. PROYECTOS PREVIOS. El optimismo de Warner antes del estreno de Batman y Robin (1997), dirigida por Joel Schumacher, era tal que ya tenían pensada la continuación, Batman Triunfante. Sin embargo, tras el desastre que supuso a todos los niveles, Warner dio por muerto al murciélago en el cine. Poco a poco empezaron a surgir algunos proyectos que no terminaron de ver la luz, como Batman Beyond, Batman Año Uno de Darren Aronofsky o La Liga de la Justicia de George Miller. Por no hablar de Batman/Superman de Wolfgang Petersen... El ganador fue Nolan, que rodó con Warner Insomnio, apoyado en que ninguna película había mostrado la formación del héroe, y que nada tendría que ver con el Batman de Burton y Schumacher. No fue poca cosa convencer a los de Warner, ya que hasta Joss Whedon salió por patas y a punto de renunciar a su carrera de director tras vérselas con uno de estos ejecutivos para su proyecto de Batman

CHRISTIAN BALE ERA UN BUEN BRUCE WAYNE Y UN BUEN BATMAN

2. EL CASTING. Uno de los elementos más importantes era qué actor encarnaría a Batman. Los actores que llegaron a hacer la prueba para el papel sorprenden hoy día: desde el actual SupermanHenry Cavill, al siempre nombrado y nunca elegido para ser un superhéroe, Jake Gyllenhaal. Era el favorito hasta que Bale le venció en la prueba, según Goyer. Otro que optó al papel de Batman fue Cillian Murphy, aunque se tuvo que conformar con el papel de El Espantapájaros. Sus ojos fascinaban a Nolan, pero son tan reconocibles que incluso bajo la máscara de Batman sería evidente su identidad. Sin embargo, tuvo el honor de ser el único villano que aparece en las tres entregas de la saga. Como curiosidad, queda el hecho de que el favorito de los ejecutivos, avispados como siempre, era ni más ni menos que Asthon Kutcher. Para habernos matao...

3. IDIOMAS Y TRUCOS INVENTADOS. Las películas de cómics pueden ser en el mejor de los casos inspiradoras pero, al menos esta, no es la más adecuada para enseñar cosas. Al menos no para irse de acampada o para aprender idiomas. El consejo que le da Ducard (Liam Neeson) a un joven Bruce Wayne para protegerse del frío (abrazar un tronco y no dejar los brazos fuera) es pura invención. No tiene base alguna. No es el único imaginativo de la película, ya que Ken Watanabe (ya sabéis, ese actor japonés que sale siempre que aparece un asiático) también le echó creatividad al asunto. Las palabras que menciona en la película no pertenecen a ningún idioma conocido ni por conocer, sino balbuceos que creó para su escena.

- KEN...¿TAN DIFÍCIL ES BUSCAR DOS PALABRAS EN TIBETANO?

4. JAMES GORDON. Aunque el papel de James Gordon ahora esté muy asociado a Gary Oldman, no era esa la primera intención. De hecho, el actor se sorprendió de que, por una vez, no era el malo de la película. Dennis Quaid y Kurt Russell fueron considerados para el papel. Quaid iba a firmar, pero no estaba de acuerdo con las condiciones económicas. Finalmente lo obtuvo Oldman. Sin embargo, el nombre más ilustre que se rumoreó en su momento fue Clint Eastwood para encarnar al alcalde de Gotham. En cuanto a Alfred, el papel se le ofreció a Anthony Hopkins, pero recayó en Michael Caine. Hubiéramos tenido a Drácula y a Hannibal respaldando a Batman...

5. BATMAN Y JAMES BOND. Las películas de superhéroes no son las únicas que deben un nuevo comienzo a Batman Begins, más realistas y oscuras. La franquicia de James Bond se revitalizó gracias a la excelente Casino Royale y a Daniel Craig, que tomó de Batman Begins su tono realista y mas oscuro, dejando atrás las (excesivas) inverosimilitudes del agente británico. Los productores Barbara Broccoli y Michael G. Wilson cambiaron el rumbo de Bond. Ahora éste era capaz de enamorarse y hacerse daño. Toda una novedad que ha demostrado ser un éxito rotundo.

BATMAN Y JAMES BOND, DOS FRANQUICIAS CON MUCHO EN COMÚN

6. LA CHICA DEL HÉROE. El personaje femenino de la película, Rachel Dawes, no existe en los cómics, ni antes de Batman Begins, ni después. El papel, pensado desde un principio para Katie Holmes, tuvo otras opciones de repuesto por si acaso, como Sarah Michelle GellarReese Witherspoon (si es que podían pagarla) o Claire Danes. Si os preguntáis por qué no repitió el papel en El Caballero Oscuro, donde Rachel Dawes es Maggie Gyllenhaal, parece ser que su entonces pareja, Tom Cruise, le recomendó que no participara en blockbusters. Si esto es verdad, viendo el nivel de los consejos de este hombre, mucho tardó en llegar el divorcio de ambos.

MADRE MÍA, QUE PINTAS. NO ME CONVIENEN ESTAS FANTOCHADAS PARA CONSEGUIR EL OSCAR. EN CUANTO PUEDA, ME PIRO

7. INSPIRACIONES E INFLUENCIAS. Es la primera película que se inspira en historias de cómics de Batman, aunque en momentos puntuales. Batman: Año Uno lo vemos en los primeros escarceos de Bruce Wayne disfrazado, dándose cuenta de que necesita algo que de miedo. El Largo Halloween lo vemos encarnado en la trama mafiosa de Carmine Falcone. Sin embargo, el aspecto visual de la película bebe indisimuladamente de Blade Runner, hasta el punto de que cuenta con uno de sus protagonistas, Rutger Hauer, para encarnar al responsable de empresas Wayne. Por cierto, si os parece que Morgan Freeman aparece en demasiadas películas, sabed que Lucius Fox (que si es de raza negra en los comics) se le ofreció a Laurence Fishburne, solo que rechazó el papel.

8. LA OPORTUNIDAD DE NOLAN. Cómo un joven director británico sin más biografía que un par de películas independientes (Memento e Insomnio) se hizo con una superproducción tiene mucho que ver con la esencia de Hollywood. Como reconoce Nolan, lo que son puertas cerradas y recelo al nuevo en su país, son oportunidades en Hollywood, encantados con las novedades. Su agente se enteró que Warner, celosa del éxito del Spider-Man de Raimi, volvió a confiar en Batman para llenar las arcas. Dada la admiración de Nolan por el primer Superman de Richard Donner, pensó en contar también el origen de Batman, así que se hizo notar. Aceptaron su visión de empezar de nuevo, aunque no se le llamó reboot dado que en 2005 aún no existía el término, aunque nos parezca mentira.

- CREES QUE ALGUNA VEZ ME OFRECERÁN SER EL MALO?
- UFF, A ESTAS ALTURAS YA NO

9. ¿TRILOGÍA O PELÍCULA AISLADA? Aunque seguramente habréis visto en algún lugar que desde el principio se planeó una trilogía, Nolan lo niega. Es cierto que tanto Christian Bale como Michael Caine firmaron por tres películas, algo que se hace normalmente en este tipo de producciones. Sin embargo, era tal el temor a que aquello no funcionara, que Nolan tan sólo firmó por una película, y no pensó la historia en base a una continuación. Se refería vagamente a esa posibilidad diciendo si la cosa sale bien… Goyer, ante ese temor, le dijo que echara el resto en Batman Begins, no fuera que no volviera a tener otra oportunidad de hacer lo que quería. Nolan reconocía por tanto que Batman Begins era responsabilidad suya si no iba bien.

10. LA TAQUILLA. Afortunadamente, las cifras acompañaron, aunque fueron más modestas de lo que se podría imaginar viendo lo que recaudó su continuación, El Caballero Oscuro, la primera película de superhéroes en sobrepasar los mil millones de dólares. Batman Begins tuvo un presupuesto de unos 150 millones, más un gasto en publicidad que rondó los 100 millones de dólares, un récord para la época. Curiosamente, se estrenó en USA un miércoles 15 de junio, alcanzando los 50 millones de recaudación para el fin de semana. La cifra total en USA alcanzó los 200 millones de dólares, de manera que cuadruplicó las cifras del estreno, algo meritorio y poco habitual, pues lo normal es doblarlo para este tipo de producciones. Con el resto del mundo, sumó un total 374 millones de dólares, aunque la crítica la recibió con entusiasmo. El boca oreja funcionó más allá de las salas de cine. Las buenas audiencias de los pases televisivos y las ventas en dvd y blu-ray animaron a Warner con una continuación, El Caballero Oscuro, pero eso ya es otra lista...

La película de Wolverine de 2017 supondrá la despedida de Hugh Jackman interpretando al mutante canadiense, tal y como el propio actor se ha encargado de dejar claro varias veces. Hasta ahora, los detalles del film que dirigirá de nuevo James Mangold son un absoluto misterio, aunque ya hay quienes afirman conocer de primera mano el arco argumental de los cómics en los que se basará la película. Según Heroic Hollywood la historia El Viejo Logan (a la que ya dediqué una reseña), de Mark Millar y el dibujante Steve McNiven, podría ser la base para la nueva película de la saga. Sin embargo, tal y como ha anunciado El Mayimbe en su Twitter, el rumor es solo eso, un rumor, y que a día de hoy aun se busca una historia para la tercera entrega de Lobezno.


En aquella historia, publicada en ocho números entre 2008 y 2009, un envejecido Logan ve con pesar como los supervillanos se han hecho finalmente con el control del mundo, con los antiguos héroes muertos, desaparecidos o escondidos de sus antiguas vidas. Logan, que hace ya mucho tiempo que dejó de actuar como Lobezno, vive una discreta vida junto a su mujer e hijos. Sus deudas harán que acepte un trabajo del ahora ciego Ojo de Halcón, transportar un misterioso paquete a través de unos caóticos y desolados Estados Unidos. 

Lo cierto es que esta historia ha sido uno de los arcos argumentales del personaje (ambientado en un universo alternativo, esos si) que los fans de Lobezno mas estaban deseando que se adaptara a la gran pantalla... aunque parece que tendrán que seguir esperando. Sin duda alguna, sería una buena manera de que Jackman dijera adiós a un personaje que ha sabido interpretar con tanto acierto a través de 15 largos años. Además, su marco temporal (la historia se desarrolla 50 años en el futuro) haría que no necesitara estar demasiado conectada con los eventos actuales de la saga mutante. ¿Las desventajas de contar esta historia en pantalla grande? Pues que la mayoría de personajes que en ella aparecen no pertenecen a la 20th Century Fox, por lo que habría que contar solo con mutantes o con alguno de Los 4 Fantásticos en sus versiones mas envejecidas, y que no tendrían que ser necesariamente los actores que protagonizan el reboot de Josh Trank. Que Mark Millar sea asesor de Fox en lo referente a sus franquicias superheroicas podría ser una ventaja, ya que este podría reimaginar la historia original de alguna manera en la que los héroes no mutantes de Marvel no tuvieran que aparecer en ella.

The Wolverine 3 llega a los cines el 3 de marzo de 2017.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget