THE MARTIAN (MARTE): 5 ERRORES CIENTIFICOS DE LA PELICULA

La película The Martian (traducida ricamente en España por Marte en vez de El Marciano) está siendo todo un éxito de crítica y público. Sin embargo, como suele ocurrir en una producción de este tipo donde un humano debe sobrevivir en otro planeta, tiene sus errores. Y no me refiero solo a la elección de la banda sonora (que también), sino a inexactitudes científicas que si bien son necesarias para ver una película y no un documental, no está de mas que las sepamos. Empezamos.


LA GRAVEDAD DE MARTE ES 1/3 DE LA TERRESTRE... PERO WATNEY NO LO SABE: Marte es el planeta más parecido, en términos de habitabilidad, a la Tierra del Sistema Solar, eso no lo discute nadie. Sin embargo, lo que si es muy discutible es la campechanía y naturalidad con la que los astronautas pasean por la superficie marciana. Más o menos la misma que tenemos tu y yo haciendo senderismo. El problema es que el peso real de los chicos (y de cualquier cosa en Marte) viene a ser un tercio del de la Tierra. En ningún momento de la película vemos una gravedad distinta a la que conocemos los terrícolas, de manera que Watney podría estar tanto en Marte como en el Cañón del Colorado (de hecho, Damon en realidad estaba en el desierto jordano) gastando una broma viral: sus movimientos no delatan diferencia alguna. 

- EL KILO DE PAPAS EN MARTE SON 3 KILOS EN LA TIERRA. MEJOR NO PONGO UNA FRUTERÍA...

LA ATMÓSFERA DE MARTE ES EL 1% DE LA DENSIDAD DE LA DE LA TIERRA: Las temperaturas en Marte son bastante similares a las de la Tierra, pero con una diferencia. Puede haber 20 grados al sol, y -50 en la sombra generada por una roca expuesta a ese Sol. Esto se debe, entre otras cosas, a que la densidad de la atmósfera no retiene el calor como en la Tierra y no tienen efecto invernado. Esta poca densidad hace que las tormentas que vemos en la película que tanto daño hacen a Watney, en realidad no serían tan violentas. Vientos de 200 km hora en Marte podrían ser lo mismo que una brisa fuerte en la Tierra. 

LA VISIBILIDAD TRAS LAS TORMENTAS: Watney vive varias tormentas en Marte que le produce un gran destrozo en su habitáculo, pero la mayor parte del tiempo pasea por el planeta con un horizonte claro y despejado. Esto no es así en realidad. Las tormentas de Marte, frecuentes, levantan muchísimo polvo, este finísimo. Este polvo tarda mucho en volver a caer, incluso meses. Satélites que observaban el planeta han tenido muchos contratiempos debido a este problema a la hora de hacer sus observaciones, teniendo que esperar a que pasaran los efectos. 

- SI QUIERES QUEDARTE, QUE SEA PORQUE TE PIERDES, NO PORQUE SALES VOLANDO QUE NO CUELA

LA NASA ES AUTÓNOMA... E INMENSAMENTE RICA: La NASA que presenciamos en la película no podría soñarla ni el más entusiasta de la administración. Y es que, lejos de la que le dijo a Obama que no tenían dinero ni para un billete a Florida, dispone de todo el dinero del mundo para enviar naves tripuladas a Marte una detrás de otra. Es más, puede alargar sus misiones, y gastar tropecientos millones de dólares en volver a Marte a por un tipo que se ha quedado allí por algo que no puede suceder. Esto en un país donde los huracanes provocan miles de muertos sencillamente porque nadie fue a rescatarlos. Además, es autónoma, porque las decisiones las toma su director, que responde ante los periodistas como si fuera el Presidente de los Estados Unidos, sin que tenga otra autoridad. Que bonito todo... como dice Neil deGrasse Tyson en su tweet: La prueba de que Marte es fantasía: todos los que toman decisiones importantes son científicos.


LA RADIACIÓN DE LA SUPERFICIE DE MARTE YA ES BASTANTE PELIGROSA COMO PARA PREOCUPARSE DEL PLUTONIO: El problema de que un humano se pasee por Marte aún no está resuelto. No ya por lo que supone llegar allí, sino porque aún no hay tecnología para hacer trajes que nos protejan frente a la la radiación que soporta el planeta, sin apenas atmósfera que la proteja. Dado que la película está ambientada en un futuro, damos por sentado que ese problema se ha resuelto. Lo que no acaba de cuadrar es que Watney se asuste tanto de tener plutonio cerca, ya que si su traje lo puede proteger de lo que hay en Marte, poco le debe preocupar la radiación de nada más.

- ESTAMOS EN EL FUTURO, ¿Y SEGUIMOS TIRANDO DE GASOLINA?

A pesar de todo, la película tiene la bendición de uno de los divulgadores científicos más importantes de nuestros días, el ya mencionado Neil deGrasse Tyson, que sin embargo no dudó en destacar con bastante más sorna los errores de Gravity. Yo, sin ser científico, me pregunto cómo es posible que Watney se quejara de que sólo tenía para escuchar la música disco de su compañera. ¿Acaso no se le ocurrió llevarse un archivo con la música que a él le apeteciese si iba a estar meses en el espacio? 

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *