07-nov-2014

Los agujeros negros y la posibilidad de viajar a través de ellos moviéndonos tanto en el espacio como en el tiempo ha sido un tema favorito de los escritores de especulación científica desde el primer momento en el que se teorizó sobre dichos objetos estelares. Uno de las teorías mas populares es la de los agujeros de gusano, verdaderos toboganes interestelares que, teóricamente, hacen posible la conexión de dos lugares del universo muy distantes entre si de manera casi instantánea. Este es el punto de partido de Interstellar, el último y ambicioso film de Christopher Nolan, el primero desde su controvertida The Dark Knight Rises.


Chris Nolan y su hermano Jonathan parten de las teorías del físico norteamericano Kip Thorne, autor de varios estudios en los que analiza la posibilidad de viajar a través de los agujeros negros y sus primos, los agujeros de gusano. Cooper (Matthew McConaughey) es el protagonista de esta historia, un antiguo ingeniero y piloto reconvertido en granjero debido en parte a un antiguo accidente y en parte a las nuevas y acuciantes necesidades de un mundo moribundo. Nolan es capaz de representar una Tierra que ya no da mas de si, polvorienta y en la que las plagas devastan cada vez mas cultivos, un planeta que avisa a sus ocupantes humanos que es hora de marcharse.

Tras un prólogo en el que se establecen las relaciones de Cooper con sus hijos, en especial con Murph (la joven Mackenzie Foy), y donde Nolan y su hermano dejan caer algunas pistas de lo que mas tarde será desarrollado y explicado, se pasa, casi sin solución de continuidad, al espacio. Sin embargo, no hay mucho espacio en Interstellar. Quien vaya buscando una odisea espacial con naves surcando el vacío, o espectaculares vistas de planetas exóticos y multicolores, aquí no lo va a encontrar. Cooper y su tripulación se sumergen en el agujero de gusano y casi no nos damos cuenta, tras un breve (casi dos años en hipersueño) paseo desde la Tierra a Saturno.

COOPER INTENTA ARREGLAR EL MÓDULO LUNAR DE SU HIJA

A partir de aquí, el film, pausado y centrado en la problemática personal de Cooper y sus seres queridos, entra de lleno en lo que podemos esperar de un film de ciencia ficción dura. Porque ese es el género en el que se encuadra Interstellar, una ciencia ficción alejada de la fantasía, pero ciencia ficción al fin y al cabo, no lo olvidemos. Pero, a pesar de que Cooper y sus acompañantes en este épico viaje para salvar a la humanidad viajan a años luz de distancia, siguen arrastrando sus propios problemas personales. Y es ahí donde verdaderamente gravita la temática de Interestellar. Como si de un agujero negro que todo lo absorbe se tratara, la elección que hacen estos exploradores del cosmos de anteponer el bien de la humanidad por encima del de ellos y sus seres queridos es el verdadero tema del film.

Pero no es solo ese el tema principal de la película. Nolan hace un verdadero estudio sobre qué significa ser padre, y lo que queremos realmente legar a nuestros hijos. Y cuando digo legado, me refiero a este planeta, que de seguir este ritmo actual de deterioro, posiblemente termine teniendo el mismo destino o uno peor que el de la película. Nolan, usando las inexorables leyes de la relatividad de Einstein, da mazazo tras mazazo a los protagonistas de su película, y de paso también al espectador. Los efectos de la dilatación temporal, el lento envejecer de los astronautas en contraste con los años que realmente pasan en la Tierra, se plasma de una manera sencillamente espléndida, dejando aparte posibles licencias, que las hay, como seguramente se encargará de explicar dentro de poco el famoso astrofísico Neil deGrasse Tyson (Cosmos).

ANNE HATHAWAY INTERPRETA A LA DOCTORA AMELIA BRAND

Sin embargo, y aunque el film contiene mas virtudes que defectos, no es completamente redondo. ¿El mejor film de Christopher Nolan hasta la fecha? No me atrevería a afirmarlo, pero si que es una buena película de ciencia ficción de las que hacen pensar al espectador y pone sobre el tapete temas trascendentales que están por encima de las pequeñeces que nos agobian a diario, lo cual ya es un logro. 

Uno de los defectos es, precisamente, la relación que mantienen Cooper y su hija, ya mayor, interpretada por Jessica Chastain. La pequeña Murph nunca llegó a perdonar a su padre que la abandonara a ella y a su familia por ir al espacio a salvar a la humanidad. Es algo natural y lógico en una niña de 10 años. Sin embargo, ese resentimiento dura hasta bien entrada la madurez de Murph, algo que es difícil de creer, sobre todo porque la joven es superdotada y ha empezado a trabajar a las órdenes del Dr. Brand (Michael Caine) en Lazarus, el programa que ha puesto en el espacio a su padre.

JESSICA CHASTAIN ES MURPH, LA HIJA DE COOPER

Pero el principal defecto de Interestellar es su acto final. Nolan, en un intento de dar una explicación a todo, se enreda en la telaraña cuántica de los agujeros de gusano, presentando una clímax final ciertamente improbable, muchísimo mas que cualquiera de las otras teorías científicas mostradas a lo largo de la cinta. Como si de una Alicia a través del espejo se tratara, el personaje de McConaughey salva el día (y a la propia humanidad) con un monumental deus ex machina que casa poco con lo aparentemente rigurosos planteamientos anteriores. ¿Se convierte en ese momento Interstellar en un film mas cercano a la fantasía que a la ciencia ficción? Sin duda, pero ello no hace que la película naufrague, sobre todo porque el interruptor de la suspensión de la incredulidad del espectador hacía un par de horas que estaba desconectado... y con mucho gusto, todo sea dicho.


Hay que destacar los inevitables homenajes y guiños con los que Nolan ha querido salpicar su película, como la partitura de Hans Zimmer, con esas notas de órgano que traen a la memoria el "Así Habló Zarathustra" de Strauss, tan presente en la magistral 2001, Una Odisea del Espacio. El vals que bailan la cápsula y la nave matriz de la misión cuando se van a acoplar es otro de los guiños/homenajes al film de Kubrick. Incluso, Nolan parece homenajearse a si mismo, con esa gigantesca estación espacial cuyo interior tanto recuerda a los edificios doblados sobre si mismos de su película Inception.

En definitiva, Interstellar puede no ser la obra maestra que Nolan ha pretendido que sea, y probablemente no alcanzará un nivel de taquilla comparable a otros blockbusters de similar presupuesto (se habla de que ha costado unos 165 millones de dólares), pero es, a muchos niveles, un film muy satisfactorio, sobre todo para aquellos que busquen algo mas que la diversión de consumo rápido. El realizador británico logra emocionar e impactar, mas que con la belleza de los parajes alienígenas, con las implicaciones de la aventura espacial y cuales serán, si es que llegamos algún día a abandonar nuestro sistema solar, los sacrificios que tengamos que hacer para alcanzar las estrellas.

La película de El Hombre Hormiga sigue su rodaje pero apenas están surgiendo imágenes de la misma. Tampoco es que se se estén filtrando muchos detalles de la trama de la misma. Sin embargo, esta imagen que ha aparecido en Twitter bien pudiera ser el actor Corey Stoll (The Strain) caracterizado como Chaqueta Amarilla, el enemigo de El Hombre Hormiga.



El actor habló del papel que interpreta en la pasada Comic Con, desvelando lo siguiente:
En esta historia, Darren Cross, que estaba en los cómics pero no era Chaqueta Amarilla, tiene un traje que es algo así como la siguiente generación de trajes de Hombre Hormiga. Puede hacer todo lo que el Hombre Hormiga, e incluso más. Es más chulo, más militar, perfeccionado... algo así como si Apple hubiera diseñado un traje de batalla." 
En los cómics, como bien apunta Corey, Chaqueta Amarilla es Henry Pym, que en esta película es interpretado por Michael Douglas. Darren Cross en los cómics es un empresario, rival de Stark. Veremos si este baile de personajes no repercute en la película. 

El último episodio de Arrow ha profundizado en el pasado de Felicity y, desde luego, este no coincide precisamente con su nombre de pila. Tampoco su madre coincide con quien imaginarías. Por otro lado, la ciudad es tomada por un terrorista cibernético que amenaza con tirar abajo todo el entramado informático de Starling City.

¿SE HAN INSPIRADO LOS GUIONISTAS DE ARROW EN LA CHLOE O'BRIAN DE 24: DIE ANOTHER DAY?

El episodio ha estado tan centrado en Felicity, tanto su pasado como su presente, que apenas hemos tenido tiempo para más. La chica nos ha presentado su pasado de activista cibernética que vio cómo su novio fue encarcelado por intentar eliminar deudas de estudiantes universitarios. Desde luego no se plantean un debate moral respecto al tema, ya que prácticamente equiparan al chico con el peor ser que haya pisado jamás la Tierra. Entiendo que Arrow no es Boardwalk Empire, pero en este caso mejor les habría ido si el ex-novio de Felicity no fuera una caricatura. De hecho, que quisiera asesinarla al final ya era disparatado del todo, y más siendo su ex-novio y sabiendo que ella nada tuvo que ver con que lo condenaran. Creo que esta serie a estas alturas puede permitirse más ambigüedad y no ser tan políticamente correcta. 

LAUREL PROSIGUE CON SU ENTRENAMIENTO  CON TED GRANT, EL FUTURO WILDCAT

En cuanto al pasado de Felicity (hace 5 años, ya que la chica es muy joven), puedo entender el cambio de look a chica formalita, pero lo que no me coincide es la personalidad. ¿Hace 5 años no era tímida ni hablaba sin parar y ahora si? Eso si, se entiende que Ray Palmer no la deje ni a sol ni a sombra, aunque no me extrañaría que terminaran siendo pareja. Yo le veo mucha mas química que con Oliver, y como jefe desde luego no tiene precio (le da días por la cara, un despacho descomunal...). Por no hablar que quiere regalar la energía a los ciudadanos de Starling City, lo que lo convierte automáticamente en mi superhéroe favorito de todos los tiempos. 

RAY PALMER, MÁS SUPERHÉROE DE CIVIL QUE CUANDO SE CONVIERTA EN EL ÁTOMO

El resto de los personajes apenas han tenido tiempo de aparecer en este episodio. Laurel continúa su entrenamiento, y su preferencia por llevar un traje de lucha negro ya da idea de cuál será su futuro como Canario Negro. Diggle apenas ha aparecido un segundo con su hija, y Oliver se ha dedicado a rescatar a Felicity y reconciliarse con Thea. Por cierto, la vigilancia que realiza Merlyn de la pareja de hermanos no queda clara. ¿Se alejará definitivamente de Arrow para no dañar a su hija? Ya veremos. 

En cuanto a la madre de Felicity, Donna, el tono tan serio del episodio ha hecho que su personaje haya resultado menos cómico de lo que podría haber sido.Ya veremos si recuperan el personaje para más adelante, ya que tiene su potencial. De momento todo ha quedado en la típica reconciliación madre hija. Y, respecto a las quejas que ha habido de que la madre de Felicity parece su hermana, la actriz que la interpreta, Charlotte Ross, nació en el 68, con lo cual es perfectamente posible. Para una vez que lo hacen bien...

DONNA SMOAK, UN PERSONAJE QUE HA DESPERTADO EL INTERÉS DEL PÚBLICO... O AL MENOS SU VESTUARIO
En cuanto a la escena final, ha sido realmente sorprendente. ¿Significa que Roy fue el asesino de Sara bajo algún efecto o influencia? ¿O sólo es un sueño sin relevancia que sirve para marear la perdiz? Ya lo comprobaremos, pero la audiencia sigue respondiendo no sólo manteniéndose sobre los 2,7 millones, sino que ha subido en demográficos hasta el 1,1, una mejora respecto a la temporada anterior. Veremos si sigue por ese camino.

Warner Bros. ha presentado el tráiler principal (que no el último) de El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos, película que llega a los cines el próximo 17 de diciembre. El metraje desvelado, aunque espectacular, da la sensación de no tener conexión con las dos entregas anteriores, quizás porque algunos de los hechos que se narran en esta tercera parte no suceden realmente en la novela de Tolkien, sino que son añadidos de otras obras ambientadas en la Tierra Media. Por cierto, fijaos en la ausencia del dragón Smaug y en el abuso de los efectos digitales "copia y pega" de los ejércitos.


Más vídeos en Antena3

Y para aquellos a los que 160 minutos de Tierra Media no les parezca suficiente, aquí tenéis 27 minutos de escenas eliminadas de El Hobbit: La Desolación de Smaug.


El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos llega a los cines el próximo 17 de diciembre.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget