20-may-2014

Mientras las noticias en torno a los próximos estrenos superheroicos parecen estar monopolizadas por la saga X-Men, olvidamos que Los Vengadores: La Era de Ultrón continúa en pleno proceso de rodaje. La web JoBlo ha tenido acceso a algunos detalles del film de Whedon que podrían considerarse spoilers menores por algunos de vosotros, quedáis avisados. En primer lugar, parece que veremos tres versiones de Ultrón, tal y como ya dijo en su día Joss Whedon. Aunque su primera versión es muy rudimentaria, el robot se actualizará constantemente a lo largo de la película. Revestido de metal "vibranium", Ultrón se pasará la película buscando mas de este exótico material para sus continuas actualizaciones. Según esta fuente, James Spader, el actor que interpretará al villano robótico, le dará vida a través de la técnica conocida como captura de movimiento, no solo le prestará su voz. 
ULTRÓN 1.0: CASCO, HOMBRERAS... Y ¿PLUMÍFERO?
Tony Stark, tal y como sugería la imagen de la Torre Stark con la "A" de Los Vengadores vista en Capitán América: El Soldado de Invierno, será quien financiará al grupo, ahora que S.H.I.E.L.D. ya no existe. De esta forma, es Stark quien se hace cargo de la seguridad mundial albergando al supergrupo en su rascacielos, ahora llamado La Torre de Los Vengadores, y desarrollando nueva tecnología, nuevos uniformes y puede que un nuevo "quinjet".

El ejército de armaduras de Stark visto en Iron Man 3 volverá a aparecer en La Era de Ultrón. Destruidas (incomprensiblemente) aquellas armaduras, Tony creará un ejército de drones similares a Iron Man, usados para mantener el orden. Los Vengadores, en esta película, no se esconderán de la opinión pública, todo lo contrario: sus actividades serán conocidas por todo el mundo y se alzarán como los sustitutos de S.H.I.E.L.D. como salvaguarda de la seguridad mundial.
ACTUALIZACIÓN: JEREMY RENNER CON SU NUEVO UNIFORME DE OJO DE HALCÓN
Respecto a los nuevos uniformes, todos los miembros del grupo lucirán en sus trajes el logo de Los Vengadores. Viuda Negra llevará dos bastones o porras como parte de su nuevo arsenal, mientras que Ojo de Halcón vestirá una chaqueta larga que lo asemeja a su homónimo de los cómics. Hulk vestirá unos pantalones capaces de estirarse, para adaptarse a sus cambios de tamaño cuando vuelve a ser Bruce Banner. El androide La Visión, al que da vida Paul Bettany, mantendrá su tradicional esquema de colores verde y amarillo, aunque adaptado al estilo realista de las películas. Según la fuente, no veremos completamente a La Visión hasta el tercer acto del film, como también ocurrirá con Ultrón.
LOS DESEOS DE LOS FANS, SIEMPRE TAN LEJOS DE LA REALIDAD
Otro de los proyectos de Marvel Studios en preparación es la serie sobre Daredevil, de la cual ha hablado el guionista Mark Waid, quien actualmente se hace cargo de la colección de cómics del personaje, y además, con gran éxito, y si no me creéis echad un vistazo a este post. Waid ha declarado que Marvel Studios le ha pedido que colabore con la serie de Netflix, aunque no desvela a que nivel. ¿Quizás como guionista de algunos episodios? Respecto a un hipotético film centrado en Hulk, Waid asegura que hay rumores, pero solo eso. Recordemos que Waid fue el encargado de guionizar una reciente colección del goliath esmeralda, "Indestructible Hulk", en la que Banner trabajaba para S.H.I.E.L.D. "Las películas Marvel no dictan como van las historias de los cómics, ellos saben que no es la cola la que debería mover al perro. Pero la editorial Marvel es, algunas veces, la última que conoce lo que ellos hacen en las películas.", ha declarado Waid. Habría mucho que objetar a Waid sobre su afirmación de que las películas no influyen en los cómics.

No os sorprenderá a muchos que otro de los cómics de Mark Millar haya sido llevado al cine. En este caso, es Kingsman: The Secret Service. La sinopsis de la película, dirigida por Matthew Vaughn (X-Men First Class), nos habla de un servicio secreto que recluta chicos de la calle para luchar contra el crimen. Qué le vamos a hacer, los niños sueñan con ser James Bond, y Millar parece saberlo. Actores como Colin Firth, Michael Cane o Samuel L. Jackson no son un mal aliciente para verla. Os dejamos con el trailer.




Uno de los retos mas importantes a los que debe enfrentarse toda adaptación cinematográfica de un cómic es su fidelidad a la fuente original. En algunos casos, guionistas y realizadores toman solo como inspiración determinadas historias y personajes, dando lugar a cintas que, sin tener que ser necesariamente malas películas, no logran capturar la esencia del cómic original. Todo fan de los cómics de los mutantes de Marvel conoce el arco argumental "Días del Futuro Pasado", escrito por Chris Claremont y dibujado por John Byrne, y publicado entre enero y febrero de 1981. A pesar de su brevedad (transcurrió en solo dos números de la colección Uncanny X-Men), "Días del Futuro Pasado" está considerada como una de las mejores historias publicadas por la editorial Marvel, por lo que no es extraño que Bryan Singer la eligiera para basar la nueva película de la saga en ella.

Pero como toda adaptación de un cómic a la gran pantalla, X-Men: Días del Futuro Pasado tiene sus diferencias respecto al material original, lo cual, como he expresado mas arriba, no conlleva necesariamente que vaya a ser una mala película, ni tampoco una mala traslación a un nuevo medio. Solo con la sinopsis oficial y a la vista de los múltiples spots, tráilers y demás material que Fox está lanzando como promoción de la cinta, alguien que haya leído el cómic de Claremont y Byrne puede encontrar notables diferencias, que intentaré reseñar sin entrar en spoilers que pueden revelar nada crucial del argumento de la película.

  • La parte del presente (o pasado, según se mire) del cómic transcurre en 1980, mientras que la de la película ocurre en 1973. Esta diferencia con el cómic se debe a que Singer no podía ambientar la película en los 80, casi 20 años después de los sucesos acaecidos en X-Men: Primera Generación (2011), que transcurre en 1962, pues los protagonistas habrían envejecido demasiado. En el cómic, la parte del futuro sucede en 2013, precisamente el año en que la película comenzó a rodarse.

  • Mientras que en la película Magneto (Michael Fassbender) parece que tendrá un papel central en la trama ambientada en 1973, en el cómic solo hace una breve aparición en el futuro, curiosamente en silla de ruedas. Obviamente, Fassbender ha firmado para varias películas de la saga, por lo que Simon Kinberg, el guionista de la cinta, debía darle obligatoriamente un papel protagonista en la historia.
  • En la historia clásica, es Mistica, ante la ausencia de Magneto, la que lidera a los villanos conocidos como la Hermandad de los Mutantes Dabólicos, los cuales pretenden asesinar al senador Kelly para sembrar el temor a los mutantes. En la película, aparecen en los 70 tanto Magneto como Mística (Jennifer Lawrence), aunque aun no esta nada claro de que lado estarán ninguno de los dos.

  • En el cómic de Claremont y Byrne, el profesor Charles Xavier del futuro no sobrevivió al genocidio mutante perpetrado por los robots centinelas, mientras que en la película si contaremos con su presencia, encarnado de nuevo por el actor británico Patrick Stewart. En el cómic, Xavier está presente en los hechos que transcurren en 1973, aunque asiste a ellos en silla de ruedas, a diferencia del film, donde lo vemos de nuevo caminar normalmente, según parece pagando un alto precio.
  • Una de las cosas que muchos criticaron de la película X-Men: La Decisión Final (2006) fue la gran cantidad de mutantes que aparecían. Personalmente, no considero esto un error, tan solo si introducir tantos personajes en una sola película no está respaldado por un buen guión. Bryan Singer parece ser de los que opinan como yo, y ha introducido en Días del Futuro Pasado no solo gran cantidad de nuevos mutantes, sino algunos de ellos incluso en sus dos versiones, la pasada y la futura. Así, en la película veremos a muchos mutantes que no estaban en la historia clásica, como Mancha Solar (Adan Canto), Blink (Bingbing Fan), Sendero de Guerra (Booboo Stewart), La Bestia (Nicholas Hoult), Mercurio (Evan Peters), Pícara (Anna Paquin), Hombre de Hielo (Shawn Ashmore), Havok (Lucas Till), o Sapo (Evan Jonigkeit).

  • Por el contrario, en el cómic aparecen personajes que no están en la película, por variadas razones, algunas de ellas de poca justificación, al menos para los fans. Es el caso de Franklin Richards y su pareja, Rachel, una mutante psíquica. Franklin es hijo de Susan y Reed Richards, dos de los miembros de Los 4 Fantásticos, una franquicia cuyos derechos también están en manos de Fox. ¿Por qué no han sido introducidos en la película, aunque sea en forma de cameo? Eso es algo que hubiera hecho muy felices a los fans porque hubiera significado que Fox tendría en mente crear un universo coherente al estilo de Marvel Studios con sus dos franquicias superheroicas,  X-Men y Los 4 Fantásticos. Desgraciadamente, las últimas noticias apuntan a que Fox mantendrá ambas franquicias separadas.

  • Otros personajes de la historia clásica que no veremos en la película son, por citar algunos, la Dra. Moira MacTaggert, Rondador Nocturno, visto en X-Men 2, o los villanos Mole (visto en X-Men Orígenes: Lobezno, 2009), Pyro (apareció en las tres primeras películas de la saga), Avalancha o Destino. Ni siquiera veremos al senador Kelly, cuyo asesinato en el pasado han de evitar los X-Men, ya que es un personaje que ya aparecía interpretado por Bruce Davison en X-Men (2000).
  • Dos importantes diferencias entre cómic y película son el mutante que viaja al pasado para evitar que se construyan los centinelas y la forma en la que es enviado. En el cómic es Rachel, la pareja de Franklin Richards quien, con sus poderes psíquicos, envía la mente de la Kitty Pryde adulta a su yo mas joven del pasado. En cambio, y debido a la popularidad del personaje, en la película es Lobezno quien regresa al pasado, gracias a un nuevo poder que desarrolla Kitty Pryde (Ellen Page). Estaba claro que el personaje de Hugh Jackman, sobre cuyo carisma descansa buena parte del éxito de la saga, iba a ser el sustituto de Page como protagonista de la película, al contrario que en el cómic, donde Kitty es la protagonista de la historia. La explicación dada por Singer de la elección de Lobezno para ser enviado al pasado es que, dado que sus poderes regenerativos lo hacen envejecer muy lentamente, no habría conflicto en enviar su mente a su yo mas joven.

  • Otras diferencias importantes son, tanto la decisión de integrar al personaje de Bolívar Trask en la película, como el actor escogido para encarnarlo. En el cómic, los temibles robots cazamutantes conocidos como centinelas parecen actuar por iniciativa propia, fuera de control, mientras que su creador, Trask, ni siquiera aparece en la historia. En cambio, Singer ha decidido que era importante mostrar al público al personaje que, según lo desvelado en algunas entrevistas, es alguien convencido de ser un bienhechor de la humanidad, no un genocida. La elección de Peter Dinklage, sin nada que ver físicamente con el personaje de los cómics, se debe probablemente a las dotes demostradas por el actor en la serie Juego de Tronos, donde su personaje Tyrion es, a la vez, un villano y un tipo encantador con el que es fácil empatizar, lo que seguramente buscada Singer para el personaje de Trask.

  • Una de las viñetas mas icónicas del cómic es aquella en la que Ororo Munroe, Tormenta, es atravesada por una pica lanzada por un centinela. La viñeta parece ser que es homenajeada en la película, ya que, en uno de los tráilers, podemos ver como un centinela del futuro pretende matar por la espalda a Tormenta (Halle Berry) atravesándola con un pincho que surge de su brazo.
Estas son algunas de las similitudes y diferencias entre X-Men: Días del Futuro Pasado y el cómic en que se basa, aunque seguramente habrá muchas mas, algo que tendremos que esperar a ver en las salas de cine españolas a partir del próximo 6 de junio.

Batman/Houdini: El Taller del Diablo es uno de los primeros Elseworlds (Otros Mundos) dedicados a cruzado de Gotham. Publicado por primera vez en 1993, esta historia de un Batman alternativo que opera en la Gotham de principios del siglo XX está escrita por Howard Chaykin, quien esta vez deja de lado los lápices, John Francis Moore, y cuenta con las ilustraciones de Mark Chiarello. ¿Qué nos cuenta este Elseworld?

1907. Gotham City. Muchos niños están desapareciendo misteriosamente de uno de los barrios mas pobres de la ciudad, conocido como El Taller del Diablo. Un extraño individuo albino y de permanente sonrisa parece ser el sospechoso de las desapariciones. Harry Houdini, el famoso escapista, de gira por la ciudad, es presentado a las personalidades mas influyentes de Gotham, entre las que se encuentra Bruce Wayne, Elijah Montenegro, un prepotente industrial que se hace llamar "El Barón de la Carne", así como otras figuras notables. Tras tener un encuentro con el misterioso hombre murciélago, Houdini se empeña en demostrar que es un farsante, pero las desapariciones de los niños harán finalmente que ambos tengan que aliarse para esclarecer la verdad tras estos hechos.

BATMAN/HOUDINI: EL TALLER DEL DIABLO

Aunque en su portada este Elseworld lleve el nombre de Batman, al historia, sin embargo, se centra mas en Houdini, ya que está narrada por el mismo a través de las anotaciones en su diario. Es curioso como, al ser narrado en primera persona por Houdini, este ponga de relieve lo inexperto que es este justiciero enmascarado, al que logra desenmascarar enseguida. Esto quizás sea una crítica velada de los guionistas a los cómics del personaje, en los que ni siquiera los mas allegados a Bruce Wayne que han estado cerca de Batman sepan reconocer al millonario tras la máscara. Houdini, por otra parte, con sus anotaciones y sus diálogos con Batman, deja patente que estamos ante un Batman en sus inicios, inexperto, que aun no ha desarrollado completamente todas sus habilidades. De hecho, podría decirse que aquí es Houdini quien hace de justiciero, mas que le propio Batman.

Houdini no es el único personaje real de aquella época que aparece en la historia; Tom Mix, famoso actor de cine mudo, hace acto de presencia como parte de la alta sociedad de Gotham. Sin embargo, la elección mas interesante de los guionistas es la de introducir a otros personajes de los cómics, como la periodista Vicky ValeJack Schadenfreude (El Joker), o los espiritistas John Constantine y Oliver Queen. Es curioso, pero a la vez lógico en aquellos años, que el elegido como mayordomo de Wayne, Alfred, sea de color.

BATMAN/HOUDINI: EL TALLER DEL DIABLO

Las ilustraciones de Chiarello, merecedor en 1993 al premio al mejor cómic concedido por la National Cartoonist Society, se ajustan perfectamente a esta historia tenebrista y a la época en la que transcurre. El predominio de los tonos sepia, grises y azulados dan a las viñetas aspecto de viejas fotografías. Al mismo tiempo, las pinturas de Chiarello, lejos de escatimarnos detalles, dan a los rostros de los personajes bastante verosimilitud y detallismo, cosa que es poco habitual en los ilustradores de cómics que usan una técnica mas cercana a la pintura que al dibujo.

En resumen, un cómic que los aficionados a los Elseworlds del Universo DC no deben perderse, mas que nada por la calidad de las ilustraciones de Chiarello. La historia, sin ser demasiado sorprendente, funciona, y es curioso ver como un Batman primerizo ha de soportar que alguien como Houdini sea su aliado temporal.

BATMAN/HOUDINI: EL TALLER DEL DIABLO
ECC Ediciones
Título original: Batman / Houdini: The Devil's Workshop
Guión: Howard Chaykin, John Francis Moore
Dibujo: Mark Chiarello
Rústica, 72 págs., color
Precio: 6,95 €



Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *