THE FLASH, EPISODIO 1X01. LA CRITICA (SIN SPOILERS)

El primer capítulo de la nueva apuesta de CW por el universo DC en la televisión, The Flash, aspira, como mínimo, a hacerse con el hueco que tiene Arrow en la audiencia. Para ello, han elegido al mismo director que realizó el alabado piloto de Arrow, David Nutter, y al mismo equipo creativo, Berlanti y Kreisberg.¿Estamos ante una prometedor inicio o las prisas por sacar series DC han ido en contra?


Las primeras críticas eran entusiastas y se entiende por qué. Todo parece funcionar a la perfección en este piloto. Maneja los tiempos de una manera magistral, así que nos presentan a todos los personajes importantes y las relaciones entre ellos sin que sobre ni falte nada. Por no faltar, ni falta el caso que debe enfrentar el héroe. Sabemos lo que le ocurrió a la madre de Barry, Nora, lo dura que fue la infancia del chico, la inocencia de su padre Henry (interpretado en un gran guiño por quien interpretó a Flash en la serie de los 90, John Wesley Shipp). También sus problemas amorosos con su hermana adoptiva, Iris (Candice Patton) que ya se le complican desde el primer capítulo, y bastante. Esto nos lleva a otro punto a favor de Flash: su protagonista, Grant Gustin, no es ningún guaperas. Tiene su encanto, pero acostumbrados como estamos en que en CW hasta el apuntador parezca un modelo, y más tratándose de un superhéroe, es un giro acertado para identificarnos más con el. Se ve claramente por qué se llevo el papel a pesar de su juventud y de no ser el candidato más rubio.

LO SIENTO, BARRY, ME GUSTAN MÁS LOS GUAPOS GUAPÍSIMOS
El tono del episodio es muy luminoso, ya que The Flash es un personaje alegre, alejado de la oscuridad de Batman o Arrow, lo que facilita el diferenciarse y no ser una copia de éstos. Las subtramas que se avecinan, que implican a los laboratorios S.T.A.R. y lo acontecido tras la explosión, prometen dar mucho juego. Eso si, la parejita joven de científicos, Caitlin y Cisco, son bastante increíbles, pero alguien que manda cree que es necesario que la mayoría de actores aparente 20 años. En cuanto a los efectos especiales, hay que ser muy quejica para ponerles pega, ya que sabemos que no estamos ante una superproducción de cine. Cumplen perfectamente con su cometido, y no son pocos los que vemos, ya que para representar los poderes de Flash son imprescindibles. No falta tampoco el guiño a otros personajes (más bien animal) del universo DC, ni a dejar abierta la puerta de que veamos un universo DC compartido en la televisión.

HARRISON WELLS (TOM CAVANAGH) SE ADIVINA COMO UNA EXCELENTE APORTACIÓN A LA SERIE
En definitiva, lo único que preocupa de cara al resto de capítulos es que sean capaces de mantener este nivel, en calidad y en ritmo. Es más, se pueden permitir bajar un poco ambas cosas y seguiría siendo un producto estupendo. Es cierto que Flash es un superhéroe que se puede llevar a la televisión en abierto, pero no es tan fácil hacer una serie que se note que viene de un cómic y que lo respeta, con las inevitables licencias por supuesto. Algo que por ejemplo, no ha conseguido el piloto de Constantine

Sólo queda esperar que la audiencia responda como merece, que viendo lo caprichosa que está últimamente, no se puede dar nada por sentado. Ojalá que sí, porque sería una verdadera tragedia para las posibilidades televisivas de los superhéroes que este tipo de enfoque no funcionara.




Publicar un comentario en la entrada

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget