EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS. LA CRITICA (SIN SPOILERS)

En 2011, el realizador Rupert Wyatt sorprendía a todos con El Origen del Planeta de los Simios, el reboot de una franquicia que va camino de sus 50 años de existencia. Aquel film sorprendió por su respeto a la saga que iniciara Franklin J Schaffner en 1968, por su emotividad, así como por la renovación que supuso pasar de las clásicas prótesis y maquillaje a unos simios creados por CGI como nunca los habíamos visto hasta ese momento. Tras el éxito de aquel film estaba claro que había que continuar con la historia que profundizara en como se iría organizando la civilización simia al mismo tiempo que languidecía la humana.

EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS

Tras la salida del proyecto de Rupert Wyatt, posiblemente ante las presiones del estudio por poner en marcha la secuela a marchas forzadas, de el se hace cargo Matt Reeves, un realizador que ya nos había demostrado en películas como Déjame Entrar o Monstruoso (Cloverfield), que sabía lidiar con lo extraño y/o espectacular a la vez que manejaba bien los momentos mas intimistas. Eso mismo es lo que ha pretendido hacer en esta película, combinar el espectáculo visual de unos simios creados digitalmente con escenas en las que estos transmiten mas emotividad y expresividad que sus compañeros de reparto humanos.

La película transcurre 10 años después de los sucesos acaecidos en El Origen del Planeta de los Simios, en un mundo asolado por la conocida como "gripe simia", una virulenta enfermedad que solo ataca a los humanos. Con la raza humana casi diezmada por completo, César (Andy Serkis), un chimpancé genéticamente evolucionado, y una numerosa población de simios, han creado una sociedad relativamente avanzada que vive en paz en los bosques que rodean San Francisco ignorantes del destino de los humanos. Mientras, en la ciudad, un pequeño grupo de humanos inmunes al virus, sobreviven sin sospechar de la existencia de César y los simios. Un pequeño grupo de humanos con la misión de poner en marcha una central hidroeléctrica se topa con los simios, y se desencadena una serie de sucesos con graves consecuencias para ambos grupos.
 
EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS
EL CHOQUE ENTRE HUMANOS Y SIMIOS ERA INEVITABLE
Con este punto de partida, los guionistas Mark Bomback (Lobezno Inmortal), Rick Jaffa y Amanda Silver han seguido el camino más lógico para esta secuela. Y esa es precisamente una de las debilidades de la película: su previsibilidad. Con esto no quiero decir que el film de Reeves sea malo, todo lo contrario, pero parece que los responsables de la película han optado por el camino seguro, con un guión conservador y sin ningún giro argumental. Al contrario que en el primer film, El Amanecer no llega a sorprender al espectador con la originalidad de la historia. En cambio, los responsables del film lo intentan de otra forma, y es con la extraordinaria labor que los estudios WETA han llevado a cabo con la recreación virtual de los simios. 

Y es que los simios son los verdaderos protagonistas de la cinta, con unos personajes humanos que no están (o el propio director ha pretendido que no estuviesen) a la altura de sus compañeros de reparto virtuales. Los simios son las verdaderas estrellas de la película, y quien apoye su crítica en decir que los personajes humanos tienen poco interés fallan al no tener en cuenta eso. Sin embargo, Reeves parece haber confundido el restar protagonismo a los humanos con reducirlos al cliché y la caricatura, como sucede con el personaje que interpreta Gary Oldman (sobreactuado y poco creíble) o el de Kirk Acevedo, todo un personaje tópico en cualquier film post-apocalíptico que se precie. Tampoco salen muy bien parados Jason Clarke y Keri Russell, la pareja protagonista humana, que no llegan a transmitir en ningún momento emoción alguna ni empatía en el espectador.
 
EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS
CÉSAR (ANDY SERKIS), VERDADERO PROTAGONISTA DE LA HISTORIA
No podemos decir los mismo de César y algunos de sus simios, quienes si tienen la capacidad de despertar en el espectador ciertas emociones, tanto de simpatía y comprensión como de desprecio. Andy Serkis, todo un maestro de la técnica de la motion capture (captura de movimientos) asombra con la sensación de vida con la que es capaz de dotar a su personaje, César, en una interpretación casi de Oscar. También merece una mención el actor Toby Kebbell como el bonobo Koba, en una interpretación que nos hace albergar ciertas esperanzas hacia el retrato que hará de Dr. Doom en el reboot que prepara Fox de Los 4 Fantásticos.

La película no abusa demasiado de los guiños a las películas clásicas, si exceptuamos algunas escenas en los bosques en la que los humanos se encuentran con ciertas figuras construidas con palos y cráneos de animales (la "zona prohibida") o el uso de los caballos por los simios, lo que podría contrariar a algunos fans de la saga. A mi, esta ausencia de guiños no me molesta, ya que pienso que serán lógicamente mas abundantes en la siguiente entrega conforme nos vayamos acercando a los sucesos narrados en el film de 1968.
 
EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS
SIMIOS A CABALLO, UNA IMAGEN ICÓNICA DE LA HISTORIA DEL CINE
En definitiva, El Amanecer del Planeta de los Simios es un film notable, con logros técnicos verdaderamente revolucionarios y con una buena realización. Sin embargo, y soy consciente de que voy en contra de la mayoría de críticas, la película no llega a emocionar al espectador como pretende. Las escenas de César en su poblado con su gente son bastante bellas (la escena inicial en la que conversa con la orangután Maurice es genial) pero aun así no han dejado en mi ese poso que deberían haber dejado. Además, se hacía necesario alguna escena mas distendida, con una tensión en aumento durante toda la cinta que no llega romperse en ningún momento. El mensaje del film es claro, hay que ser ciego para no verlo, pero el envoltorio no ha llegado a calar en mi como había esperado de este film. El Amanecer es un blockbuster veraniego inteligente, ciencia ficción de la de verdad, no de esa con robots que se convierten en automóviles o camiones. Aun así, creo que falla a la hora de despertar cierta emoción en el espectador, sobre todo cuando eso es precisamente lo que el director buscaba transmitir.


Publicar un comentario en la entrada

Bueno, pero parece que merece la pena ir a verla al cine.

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget