ARROW, EPISODIO 4X16 "SUICIDE SQUAD": LA CRITICA

Este episodio número 16 de Arrow, que nos va encaminando hacia la recta final de la temporada, no se llama El Escuadrón Suicida por casualidad. Nos han presentado al grupo en acción a bocajarr: reclutados por Amanda Waller y obligados a cumplir sus órdenes en misiones que encajan perfectamente con el nombre del grupo, suicidas. La presencia de Oliver Queen ha sido prácticamente testimonial, pasando el testigo a Diggle, que tantas veces ha sido el que ha salido poco.
OLIVER Y SARA, UNA PAREJA QUE ESTÁ DURANDO MÁS DE LO QUE PARECÍA
En lo que respecta a Oliver, a éste le toca presenciar la reconciliación de las hermanas Lance, en la que sorprendentemente Laurel aconseja a Sara sobre cómo ser pareja de Oliver (algo que entraría dentro de la ciencia ficción pura en la mayoría de hermanas que conozco). Él y Sara parecen ir consolidando su relación sin problemas. De todas formas, algo me dice que Sara no está destinada a ser la pareja duradera de Oliver. Salvo eso y la búsqueda de ayuda para encontrar a Slade Wilson, que ha terminado tan mal para su ¿amigo? ruso, poco más lo hemos visto en este episodio.
OLIVER SE VE RENUNCIANDO A SUS PRINCIPIOS ANTE SU SITUACIÓN CON SLADE WILSON
Como ya hemos dicho, Diggle y el Escuadrón Suicida han protagonizado el capítulo. Por un lado, éste y su ex-mujer, Lyla, se han reconciliado, y se han visto trabajando mano a mano con quien hasta hace poco peleaban a muerte: Deadshot y Tigre de Bronce. El caso que nos presentan nos ha servido para conocer el pasado común en Afganistán de Diggle y su mujer, algo que nos familiariza más con una pareja que no tienen una excesiva química en pantalla. Del escuadrón en acción, destacaría a Deadshot, ya que por su personalidad, diálogos, carisma y actitud de honor, es el que para mí ha destacado por encima de los demás. Tigre de Bronce apenas ha tenido ocasión de usar sus garras de la manera más oportuna, pero que no le ha permitido destacar. Para comprobar si este grupo tiene futuro en solitario para un spin-off, habría que verlos más desarrollados para poder opinar. 
DEADSHOT EMERGE COMO EL MIEMBRO MÁS CARISMÁTICO DEL ESCUADRÓN SUICIDA
El caso que les ocupaba, perseguir al villano árabe de turno y su fabricación de armas químicas, posiblemente habría lucido más con un mayor presupuesto: querían ofrecer más de lo que realmente pueden (el dron se ha visto un poco raro) y eso ha lastrado la espectacularidad del episodio. De todas formas, no ha estado mal resuelto, y se agradece la buena voluntad. No falta por supuesto la actitud típica de A.R.G.U.S., donde para Amanda Waller lo importante es la misión y no la supervivencia de sus agentes. Quedamos pendientes de que en los próximos capítulos se defina la persecución a muerte de Slade, ya que Oliver entiende que es la única manera de frenarlo, dejando atrás así aparentemente su buena voluntad de no matar a nadie. Como curiosidad, a las siempre presentes referencias al universo DC, se une el de una misteriosa aparición entre los prisioneros de A.R.G.U.S.... ¿Era Harley Quinn la chica que vimos encarcelada de espalda con las coletas? Obviamente, está puesta ahí para algo, y nos la han quitado al momento... para que especulemos. 
A AMANDA WALLER LE PREOCUPAN LOS RESULTADOS, NO LAS BAJAS
En cuanto a la audiencia del capítulo, ha subido ligeramente respecto al anterior hasta los 2,42 millones de espectadores, y sigue siendo una de las series de más audiencia de CW. Veremos qué nos tienen preparado en el siguiente, y más con un título tan prometedor como Aves de Presa.

Fuente imágenes: facebookArrow

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]