ARROW, EPISODIO 2X10 "BLAST RADIUS". LA CRITICA

Por fin hemos tenido la vuelta de Arrow a nuestras pantallas tras el descanso navideño. ¿Y qué hemos podido ver? Pues casi de todo, aunque posiblemente la historia que más nos dejó sin aliento el capítulo anterior, cuando Slade Wilson jura destruir a Oliver, no haya avanzado. No pasa nada, otras si lo han hecho. Empezamos.

Por un lado, tenemos la confirmación de que Roy Harper ha asumido las habilidades sobrehumanas del Mirakuru. La mala suerte para el chaval es que, en vez de descubrirlo en la intimidad, como tantas veces hemos visto, le ha tocado delante de su novia. Y encima dos veces, para que la chica insista más todavía en que pasa, con una herida de cristal que se le cura al momento y salvando a su madre de un poste. La pobre Thea solo está asombrada, pero no sabemos si derivará en que sepa de sus futuras actividades, ya que el mismo Roy está también sin saber lo que pasa.
¿CON QUE BLOOD ES UN TIPO DE FIAR, EH?
Otro que está en el punto de mira es Sebastian Blood, pero en este caso es la delgadísima Laurel la que lo investiga. La chica no se fia un pelo del concejal, y no le falta razón, como vemos en el encuentro con su madre de este. A ver si consiguen levantar un poco el interés por el personaje con esta trama, porque, aunque los guionistas digan que lo tienen todo preparado para que se convierta en una superheroína con medias de rejilla, de momento no se nos ocurre cómo. Eso si, a lo tonto Laurel ha demostrado tener más ojo que Oliver, que piensa que Blood es un gran aliado en su lucha contra el crimen. Veremos cómo y cuando abre los ojos, porque no creo que sea pronto. 
NO PODEMOS OLVIDARNOS DE LA ESPECTACULAR PERSECUCIÓN EN... ¿FLECHA-MOTO?
Aunque el momento en que Oliver tiene todos los láseres encima es emocionante, el villano, Metralla, tampoco ha resultado ser nada del otro mundo, en mi opinión al final ha sido muy fácil de vencer. En cuanto a Felicity, es verdad que Oliver se enfada de tenerla lejos, aunque quizás no como a ella le hubiera gustado. ¿Soy yo o casi le puso los labios para que la besara cuando se disculpa? Si esta chica no liga, no sé cómo lo hace el resto. Por cierto, que se olvide que le interesa a Barry, tiene un amor de toda la vida en su serie. Pobre Felicity, siempre le pasa igual. Lo que sabemos de Barry es que está en coma tras el accidente del rayo... suponemos que hasta que emitan su propia serie. No se mencionan más consecuencias de la explosión en Central City, al menos por ahora. ¿Saldrán más superpoderes de allí?
EL MOMENTO DE MÁS TENSIÓN DEL CAPÍTULO
Que Slade Wilson no haya aparecido en el presente, no significa que no aparezca en el pasado. Seguimos viendo su comportamiento en la isla, y cómo iba perdiendo la razón poco a poco por el Mirakuru. Así se entiende que culpe a Oliver de toda su desgracia, porque los hechos no demostraban nada de lo que decía contra Oliver


En resumen, este capítulo, aunque completito, es más una toma de contacto con la serie que uno realmente clave en la temporada. En cuanto a la audiencia, se ha quedado algo rezagada, alcanzando unos 2.5 millones de espectadores, que no está mal, pero es menos de lo que tuvo el capítulo anterior. ¿No se han enterado de que la serie ha vuelto, o es que llegar a los 3 millones es cada vez más complicado para la serie? Las próximas semanas dirán.

Publicar un comentario en la entrada

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget