25-sep-2013

En el post anterior llegamos hasta la décima versión del robot Ultrón, la infame creación del doctor Hank Pym, sin embargo aun nos quedan muchas mas por descubrir. En sus 45 años de historia, Ultrón es uno de los villanos de La Casa de las Ideas que ha sufrido mas cambios, a veces imperceptibles a primera vista, pero cambios en definitiva, debido a su condición de ingenio mecánico y, por lo tanto, susceptible a actualizaciones cada vez mas mortíferas. Sigamos repasando sus versiones a partir del año 1984, el año de las Secret Wars.

ULTRÓN-11: Esta versión fue recreada por el Todopoderoso para luchar en las Secret Wars, aunque tuvo que ser reprogramada por el Doctor Muerte para que no destruyera a sus propios aliados villanos. Sin embargo, Ultrón-11 apenas tiene peso en este evento de La Casa de las Ideas, limitándose a ser un secuaz de Muerte ejecutor de sus viles designios. Ultrón-11 aun tendrá un encuentro con Ben Grimm, La Cosa, quien ha decidido permanecer en el planeta creado por el Todopoderoso ya que allí es capaz de transformarse a voluntad. Tras ser destruido, La Cosa se lleva consigo a la Tierra la cabeza del robot como souvenir.


ULTRÓN-12: En ausencia de Ultrón por las Secret Wars, sus laboratorios automatizados crean a Ultrón-12, que pronto se aliará con el Segador, hermano de Simon Williams, para recrear de nuevo a Los Amos del Mal. Esta versión es algo menos virulenta que las anteriores, ya que es capaz de aliarse con humanos de cara a conseguir sus planes genocidas. Tras ser derrotado por Los Vengadores Costa Oeste, Ultrón intentará un acercamiento a su "padre", el Dr. Pym, rebautizándose a si mismo como Ultron Mark 12. Esta versión "buena" de Ultrón será destruida por la versión anterior, reconstruida a partir de la cabeza que La Cosa se trajo de las Secret Wars.


ULTRÓN-13: Reconstruido por el Dr. Muerte, este robot conservaba la memoria de todas sus encarnaciones anteriores.. y 13 personalidades distintas bullendo a la vez en su cabeza. Fue creado para eliminar a Daredevil, pero fue derrotado de nuevo al no contar con un cuerpo de adamantium. Esta versión de Ultrón había intentado obtener una nueva forma de metal vibranium llamada Nuform para convertir su cuerpo en indestructible. En este arco argumental, Ultrón-13 conoció a una mujer alterada genéticamente llamada Número 9 con la que hizo buenas migas.


ULTRÓN-14: Tras escapar de su prisión, "Ultimate Ultrón", añorando a su anterior compañera Número 9, crea una androide a la que bautiza como Alkhema. Esta robot, creada con los patrones cerebrales de Pájaro Burlón, comparte con Ultrón la afición de acabar no solo con la humanidad, sino con toda la vida orgánica de la Tierra. Como La Visión, Alkhema también traicionó a su creador, pero debido a la disparidad de opiniones que ambos tenían sobre como acabar con los humanos.


ULTRÓN-15: Dotado de emociones humanas gracias a un virus inoculado por la Anti-Visión de una Tierra alternativa, esta versión incluso cayó en una especie de depresión, al sentirse un fracasado. Con el tiempo, volvería a recuperar su personalidad malvada original, llegando incluso a convertir a todo una ciudad en cyborgs a su servicio.


ULTRÓN-16 y 17: Ultrón-16, construido de nuevo de adamantium, ayudará a su otro yo, Ultrón 17, a construir miles de "ultrones" que llegarían a masacrar a todo un país, la nación centroeuropea de Eslorenia. Sería finalmente derrotado por Los Vengadores usando un vibranium especial hallado en la Antártida capaz de desintegrar cualquier metal, incluido el adamantium. Es precisamente en esta saga cuando Hank Pym descubre que había utilizado sus propias pautas cerebrales para crear a Ultrón, una culpa que se sumará a las muchas que acarrea este torturado miembro de Los Vengadores.


ULTRÓN-18: Es Alkhema quien, inadvertidamente, trae a la vida de nuevo a Ultrón tratando de crear nuevos tipos de androides, pero en este caso fabricado de acero, no adamantium. Tras ser destruido por Ojo de Halcón, es su cabeza otra vez la que sobrevive gracias a una de las creaciones de Alkhema: Antígona. La novedad de este Ultrón es que intenta la conquista a través de una especie de culto, unos fanáticos tecnológicos conocidos como Los Hijos de Yinsen.


ULTRÓN FEMENINO: Creada por el guionista Brian Michael Bendis, este sensual pero letal robot femenino, pondría en graves aprietos a Los Vengadores. Este Ultrón usa la tecnología Extremis de Tony Stark para transformar a Iron Man en una androide con la apariencia de una Janet Van Dyne de piel metálica increíblemente poderosa.


ULTRÓN, ANIQUILACIÓN CONQUISTA: Tras ser derrotado por Los Vengadores, la consciencia de Ultrón vaga por el cosmos. Al ser hallado por unos seres conocidos como La Falange, Ultrón se convierte en su líder, sirviéndose de esta raza alienígena para la conquista del universo, comenzando por el imperio Kree.


Dada la relevancia de este villano robótico, las versiones alternativas que han ido surgiendo a lo largo de muchas colecciones Marvel han sido muy numerosas, y darían para otra entrada mas. Por citar aquí solo alguna de ellas: Ultrón-59, visto en la genial La Última Historia de Los Vengadores (1995); Ultrón Ocho, esposo de la hija de Peter Parker en El Viejo Logan (2008); o los "ultrones" de Los Ultimates, una especie de supersoldados "desechables". ¿Qué versión de todas las que hemos repasado encarnará James Spader en Los Vengadores: La Era de Ultrón?

Hace poco os hablamos de la posibilidad de que una serie basada en los policías de Gotham se llevara a la pequeña pantalla. Pues se ha confirmado el rumor. Según Deadline, es cierto que Warner prepara una serie televisiva basada en el Comisario Gordon, a la que de momento llaman Gotham. Pero, antes de que os emocionéis, ya os digo que Batman no sale, ya que sería una precuela a su aparición. A modo de curiosidad, ya que esto es una serie televisiva y cambiarán lo que necesiten, según los cómics esto no tiene sentido. En Batman Año Uno (no se cómo ha quedado esto tras "Los Nuevos 52")  James Gordon y Batman aparecen prácticamente a la vez. Gordon proveniente de Chicago y Bruce Wayne de su viaje iniciático antes de convertirse en Batman
DE BATSEÑAL AQUÍ NADA DE NADA, SUPONEMOS
Sin embargo, el canal que emitiría la serie sería FOX, aunque la desarrollaría Warner junto al creador de El Mentalista, Bruno Heller. En la serie veríamos los inicios de los villanos clásicos de Batman y a un joven detective Gordon.

Se supone que muchos de los villanos de Batman surgen a raíz de su aparición y se le ha acusado muchas veces al murciélago de ser responsable de ellos. De todas formas, esto no afectaría a la narrativa de la serie, pero esta obsesión de Warner y Marvel de escatimar a sus grandes héroes en la pantalla es un tanto absurda. ¿No sería mejor darles guiones grandiosos para que luzcan como deben? ¿Acaso Smallville o Lois y Clark han afectado a las recaudaciones de Superman en la gran pantalla? De todas formas, en Arrow ya dijeron por activa y por pasiva que no veríamos superpoderes y ya en la segunda temporada nos anuncian a Flash. Seguramente esta serie se enmarque dentro de nuevos proyectos audiovisuales que Warner dijo que tendríamos acerca del universo DC

Ya que de momento no veremos a Batman en Gotham, os dejamos con el vídeo donde vemos a los distintos candidatos que optaron a ser el Batman de Nolan. El vídeo aparece como extra en la nueva edición de lujo de la trilogía de Nolan. Curiosas las pruebas de Eion Bailey y Cillian Murphy


Por fin se ha estrenado la esperada serie Agentes de S.H.I.E.L.D., la serie de Joss Whedon (Los Vengadores, Firefly) ambientada en el Universo Cinematográfico Marvel. En este primer episodio, el Agente Phil Coulson (Clark Clegg) vuelve de entre los muertos para reunir un equipo que habrá de enfrentarse tanto a una organización como a la tarea de controlar a un nuevo héroe incapaz de dominar sus increíbles poderes. Acción, efectos especiales y algún que otro guiño a las películas y los cómics Marvel llenan el primer episodio de una serie que probablemente mejorará aun mas... o no.

Los fans de los cómics Marvel hemos visto como, después de tantos años, nuestros héroes han sido llevados, en general, con éxito y acierto a la gran pantalla, así que el anuncio de que también se preparaba una serie de televisión ambientada en dicho Universo hizo que definitivamente nuestras expectativas se dispararan a niveles estratosféricos. Agentes de S.H.I.E.L.D. intenta, en la medida de lo posible dada las limitaciones propias del medio televisivo, mimetizar el tono, la ambientación, el tratamiento de los personajes y las situaciones vistos en las películas de Marvel Studios, y lo consigue... a medias.
MARIA HILL (COBIE SMULDERS) Y COULSON (CLARK CLEGG)
Estamos ante un piloto y, lógicamente, no podemos hacer una predicción exacta de lo que está por venir, pero me da la impresión de que el show no va a cambiar mucho, esperemos al menos que no a peor. En este episodio, Whedon nos presenta a los protagonistas de la serie, representados por unos actores que, conforme a mis primeras impresiones al conocer el casting hace unos meses, me siguen pareciendo algo anodinos y sin carisma. Por un lado tenemos al Agente Coulson, el cual, al parecer, nunca estuvo muerto, sino recuperándose de sus heridas tomando mojitos en Tahití. Ya, de entrada, se nos da a entender que esta "milagrosa" recuperación tiene truco, algo de lo que ni el propio Coulson parece ser consciente, según se nos da a entender en una conversación entre María Hill (Cobie Smulders) y el Dr. Streiten (Ron Glass). Bueno, al menos esto nos da un buen tema con lo el que los fans podemos especular en los próximos meses.

Dejando aparte a Coulson y Hill (esta última me temo que no aparecerá tanto en la serie como esperábamos), el resto del reparto me ha parecido, como he dicho, bastante flojo. Esto puede deberse a que aun no me he hecho a estos actores y que debo darles una oportunidad de que sus personajes sean desarrollados mas profundamente mas adelante, o bien que realmente son bastante poco carismáticos y no conectamos con ellos en absoluto. Por un lado tenemos a Ward (Brett Dalton), un agente de campo especializado en labores de espionaje, lucha cuerpo a cuerpo y armamento. El tipo se luce en una primera escena de acción rodada en París, la cual debe haberse llevado un buen pico del presupuesto del piloto. En esta escena vemos como Ward usa algunos de los gadgets típicos de S.H.I.E.L.D., artefactos de alta tecnología que vuelven a estar presentes en todo el episodio. Sin embargo, no me creo a este actor como agente de S.H.I.E.L.D., como tampoco veo ni a la pareja de cerebritos Fitz y Simmons, demasiado jóvenes y atolondrados para ser poco mas o menos que ser la versión "Q" de la Agencia.
LOS AGENTES FITZ (IAIN DE CAESTECKER) Y SIMMONS (ELIZABETH HENSTRIDGE)
Ming-Na Wen (Urgencias) es la Agente Melinda May, experta piloto y especialista en armas. De los actores protagonistas es, junto a Clegg, quien me parece mas plausible, ya que tampoco se salva para mi la actriz Chloe Bennet, la cual encarna a Skye, una civil obsesionada con los superhéroes y experta informática, que es reclutada por Coulson. Había que meter una cara bonita en la serie y Bennet cumple perfectamente con eso, aunque no nos la creamos mucho como hacker conspiranoica. En cambio, J. August Richards (Ángel), quien encarna al misterioso Mike Peterson, interpreta de manera solvente a un hombre corriente pero desesperado con un gran poder en sus manos, hasta ahora el único sujeto con habilidades especiales que hemos visto en la serie.

Dejando aparte la dudosa elección (con salvedades) de los actores protagonistas, ¿nos han contado en este primer episodio una buena historia? El piloto empieza fuerte. Dos escenas de acción, una ambientada en Los Ángeles y otra en París, hacen que de inmediato prestes la máxima atención a lo que estás viendo. Ya sabemos que es muy poco probable que haya alguna aparición de ninguno de los personajes de las películas, pero aun así se nos presentan en forma de flashbacks con una voz en off que nos recuerda que los héroes existen y caminan entre nosotros. No se si son mis ganas de ver guiños por todas partes, pero esto podría hacer referencia a cómics como Marvels o Astro City, centrados mas en el impacto de los superhéroes en la gente corriente y la vida cotidiana que en las historias extraordinarias. Esta sensación se ve apoyada por el monólogo final de Peterson, en el que habla de los dioses y seres extraordinarios que caminan entre nosotros y la importancia de la gente corriente. ¿Ha sido esta la declaración de intenciones de los responsables de la serie? Veremos.
COULSON HABLA CON EL NUEVO "SUPERHÉROE" QUE INTERPRETA J. AUGUST RICHARDS
Presentar en el primer episodio a alguien con superpoderes era necesario, imprescindible. El personaje que interpreta Richards, cuyas habilidades recuerdan mucho a las de Luke Cage, alias Powerman, o el mismo Hulk, era necesario para que la serie conectara completamente con el Universo Marvel Cinematográfico. A través de este personaje, Whedon nos ofrece guiños a los cómics y las películas, como la conversación entre Peterson y Skye en la que esta pronuncia la frase "con un gran poder viene... un montón de mierda"; o la propia fuente de sus poderes, nada menos que la tecnología Extremis, eje central de Iron Man 3. Aun así, el recurrir a un personaje original, creado ad hoc para la serie, me ha parecido desacertado, a menos que mas adelante se nos revele que Peterson sea en realidad alguien surgido de los cómics. ¿Por qué inventarse un personaje cuando hay tantos disponibles en el catálogo Marvel? Pueden disponer del que quieran, no era necesario sacarse uno de la manga, sobre todo con unos poderes comunes a los de varias decenas de personajes ya existentes en los cómics. ¿Todos los personajes con poderes del show serán inéditos? Estaremos atentos.


Este primer episodio de Agentes de S.H.I.E.L.D. ha tenido mas guiños de los que esperaba dadas las declaraciones de los responsables del show. A los ya citados mas arriba (la alusión a Spider-Man), hay que añadir guiños a los fans como las palabras "journey into mistery", pronunciadas por la Agente Simmons, o el sorprendente coche volador del Agente Coulson al final del episodio (¿un guiño también a Regreso al Futuro?). No están mal estos huevos de pascua escondidos, no hacen daño a la historia y los fans los agradecen mucho. 

En definitiva, Agentes de S.H.I.E.L.D. es una serie a la que claramente le falta evolucionar para que podamos juzgarla. Aunque al verla he deseado por momentos que me gustara y emocionara mas, no lo he conseguido, y en algunos momentos incluso me he aburrido un poco. Aunque sus actores protagonistas no son un dechado de carisma (no hubiera estado mal que la edad media del reparto hubiese sido algo mayor y que hubiese introducido alguna cara conocida), esta primera historia no está mal como inicio. Las palabras de Peterson en las que asegura que "es una historia de origen" hacen presagiar que este personaje es mas de lo que vemos a primera vista, lo que ofrece ciertas esperanzas de ver a personajes de los cómics, aunque sean muy secundarios, asomar sus narices por el show. Demos un voto de confianza a la serie pues, aunque no sea exactamente lo que todos esperábamos, tampoco es como para que pasemos completamente de ella.

PREGUNTAS SIN RESPUESTA

  • ¿Por qué se inventan algo tan genérico como "Marea Ascendente" o "Ciempiés" cuando hay tantas organizaciones criminales y clandestinas en el Universo Marvel a las que haber recurrido?
  • ¿Por qué este piloto no me ha impresionado tanto como otros de temática similar como Alphas o Arrow, por poner dos ejemplos?
  • ¿Por qué a pesar de las escena de inicio en París al estilo James Bond el resto de la serie me ha parecido que bordeaba peligrosamente lo barato?
  • ¿Por qué los actores que han elegido me han parecido escogidos al azar y no los que habrían sido mas adecuados para el show?
  • ¿A qué venía lo del coche volador de Coulson? ¿A hacer que los fans no pierdan la esperanza de ver algo realmente sorprendente en este show con esta referencia a los cómics?
  • ¿Por qué no hay escena post-créditos finales?
  • ¿Por qué Whedon siempre tiene que introducir en sus shows esos diálogos tan... "whedonescos", supuestamente graciosos?

Con este título el canal Showtime nos presenta una serie basada en la famosa pareja William Masters y Virgina Johnson. Con sus estudios sobre la sexualidad en los años 60 revolucionaron un tema que hasta entonces había estado sometido al tabú. Para que vayamos conociéndolos, han filtrado el piloto en la red, siendo su estreno el próximo domingo en Showtime, y justo al día siguiente en Canal Plus, en un nuevo acierto de programación. 

Debo reconocer que cuando me enteré de que iba esta serie, lo vi un tema interesante, pero para una miniserie de como mucho 5 episodios. Sin embargo, parece ser que consideran que tienen material al menos para los 11 que componen la primera temporada. Y no será porque vayan despacio en la narrativa. En este primer episodio, conocemos al doctor Masters (Michael Sheen), un genio de la obstetricia que no se conforma con su reconocimiento y triunfo. Como dice en la serie, no entiende que no haya estudios de cómo se crea la vida que el ayuda a traer al mundo. Obviamente, la investigación sobre el sexo necesita práctica y observación, lo que complicaba mucho su estudio. Sin embargo, su poder y fama vencen las lógicas reticencias y ya en este episodio vemos muchos momentos de... investigación científica. También conocemos su vida familiar con su esposa, donde se cumple el refrán en casa del herrero cuchillo de palo.
YA EN EL PILOTO CONOCEMOS A LOS PERSONAJES MÁS IMPORTANTES
Hay que felicitar por lo bien rodadas que están las escenas de sexo: ni tan poco como para parecer autocensura, ni tanto que parezca porno disimulado. Lo justo para lo que necesitan contar, que ya va bien. Eso si, no veréis estas escenas en un canal en abierto. En cuanto a ella, Virgina Johnson (Lizzy Caplan) es una atractiva secretaria que trabaja en el hospital proveniente de una orquesta. Obviamente, su modo de ver las relaciones y el sexo es mucho más liberal de lo que solía serlo en esa época. Eso si, para ser madre soltera de dos críos (que no aparecen), sale cuando le da la gana y trabaja hasta cualquier hora, algo complicado incluso hoy día. Esta actitud hace que Ethan (Nicholas D´Agosto), uno de los médicos, se obsesione con ella, lo que en mi opinión ha sido lo peor del episodio. Un personaje unidimensional que no para de decir tonterías todo el episodio y de comportarse como un chulo de extrarradio con Virginia. Si querían que resultara odioso, les ha salido más bien ridículo. En mi opinión, resta credibilidad a la serie y podrían haber contado lo mismo con alguien menos pesado.
ETHAN, LO PEOR DEL EPISODIO
La ambientación no está nada mal, no se le puede poner a la serie una queja en cuanto a su realización. El ritmo y la actuación por momentos me ha recordado mucho al estilo británico, a lo que influye sin duda que el actor principal, Michael Sheen, lo sea. De hecho, ha interpretado a Tony Blair en The Queen. Sin embargo, la historia que nos cuentan es totalmente norteamericana, como sus protagonistas. Entiendo a quien no le interese una serie que va de la vida de un par de investigadores, pero ciertamente se sigue con mucho interés y es entretenida, con unos diálogos que resultan bastante divertidos cuando toca, y sin grandes altibajos. Es por eso que quizás pueda resultar aburrida a algunas personas, pero de momento, aunque no la veo destinada a levantar pasiones, sí que parece de los mejores estrenos que vamos a tener en esta temporada.



Que sepan mantener el interés tantos episodios es lo único que me preocuparía, pero supongo que sabrán lo que hacen cuando han decidido contarlo de esa manera. Seguramente estamos ante uno de los estrenos más interesantes de esta temporada. Echadle un vistazo que se lo merece.

El próximo 3 de octubre se estrena en la cadena NBC la comedia de situación Welcome to the Family. El piloto de la serie, que ya ha sido estrenado en la plataforma de streaming Hulu, aspira a parecerse a una de las sitcoms de mas éxito de los últimos años, Modern Family, aunque no lo logra ni remotamente. Welcome to the Family también juega con la premisa del choque cultural entre la cultura anglosajona y la latina, con las situaciones supuestamente cómicas que ello conlleva.

Dan (Mike O'Malley) y Mary (Mary McCormack) son el típico matrimonio americano acomodado sin muchos problemas. Sin embargo, la noticia de que su hija Molly (Ella Rae Peck) se ha quedado embarazada ahora que está a punto de ingresar en la universidad, pone patas arriba la relativa tranquilidad del hogar. La joven pareja decide que es hora de que sus padres se conozcan y organizan un primer encuentro, una reunión que no termina de funcionar ya que Dan y Miguel (Ricardo Chavira), padre de Junior (Joseph Haro), ya se conocían y no se habían caído muy bien que digamos. Sin embargo, venciendo los primeros malentendidos, ambas familias deciden celebrar la noticia yendo juntos al parque de atracciones, como una buena forma de irse conociendo mejor.
LOS YODER Y LOS HERNÁNDEZ, JUNTOS Y REVUELTOS
La cadena NBC, consciente de que el público latino tiene cada vez mas peso en los Estados Unidos, ha pretendido con esta serie mimetizar el esquema que a Modern Family tan buenos resultados le está dando, tanto en audiencia como en premios de la crítica. A pesar de ello, la serie no consigue en ningún momento parecerse en nada a la de la ABC, mas allá de que hay personajes latinos de por medio. Siendo honestos, la serie no es horrible, pero parece surgida de otros tiempos, tanto por su temática tan manida y poco original como por el tratamiento de las situaciones supuestamente cómicas que se nos presentan. 

Los personajes de la serie son puros estereotipos, algo que no tendría que ser malo si estuvieran escritos con algo mas de gracia y originalidad. Por un lado tenemos al típico matrimonio anglosajón que parece tener bastantes problemas para encontrar algo de intimidad debido a la presencia en casa de su hija Molly, en una casa que parece tener 300 m cuadrados. Supuestamente esto debería hacernos mucha gracia. Por otro lado, tenemos los estereotipos del matrimonio latino, el algo gruñón y ella mas comprensiva y amable. Junior, el hijo de los Hernández, es un chico brillante en sus estudios, enamorado hasta los huesos de Molly, la típica rubia tonta y despistada que hemos vista ya miles de veces en otras series. 


Welcome to the Family es una especie de puesta al día de la historia de Romeo y Julieta en plan cómico, aunque sin gracia ninguna. La historia es intemporal y no se centra en ninguno de los localismos que lógicamente suelen poblar las series americanas (véase nuestra crítica de Back in the Game), por lo que un sector de la audiencia conectará con ella sin problemas. Aun así, esta sitcom falla en lo único que no debería fallar, y es que no tiene ni pizca de gracia.