26-abr-2013

The Good Wife: una buena esposa, una buena madre, una buena abogada, una buena amante… en fin lo que se nos suele pedir. Claro que, normalmente, no tenemos a las cámaras mirando. A Alicia Florrick (Julianna Margulies, "os Soprano"), acostumbrada a una vida perfecta, una casa de lujo en un barrio chic, dos hijos adolescentes en un buen colegio y un marido con altas miras políticas, se le viene el mundo abajo cuando éste acaba con sus huesos en la cárcel. Para rematar, un vídeo de éste recorre internet manteniendo relaciones extramaritales con chicas de moral distraída. Ella ha de ponerse a trabajar… Al principio se siente como pez fuera del agua, pues aunque conoce el mundo en el que se mete gracias a sus estudios de abogacía, ha estado alejada de su profesión casi 13 años ejerciendo de ama de casa. Además, ha de luchar por un puesto en el bufete de un amigo contra un muchacho recién licenciado.
DE UN MODO U OTRO, ALICIA ESTÁ EN LA VIDA DE TODOS
Ahora mismo lo más llamativo de la cuarta temporada de esta serie son las nuevas apariciones que nos esperan, aunque sean esporádicas, como la del actor australiano John Noble, recién salido de Fringe o la incorporación de T.R. Knight ("Anatomía de Grey"). Quizá estas primeras líneas no sean suficientes para animaros a subiros al carro de esta serie, pero los siguientes puntos puede que si lo consigan:

  • Julianna Margulies ya tiene un merecido Emmy por este papel, por mencionar sólo el premio más conocido de los que ha recibido.

  • La escenografía, los giros de cámara,  hay que estar pendientes de ellos para saber quién te ve a través de los cristales. 

  • La elegancia de los personajes rezuma en cada capítulo. Incluso en las escenas de cama se guardan las formas.

  • Las intrigas entre fiscalía y abogados defensores nada envidian a las palaciegas. Y si se entrecruzan con aspiraciones políticas… buf. 

  • Por otra parte, el buen trabajo de Matt Czuchry, en el papel de Cary, el joven aspirante que queda atrás en la lucha por el puesto en el bufete y abducido luego por el fiscal.

  • El empeño de los acompañantes de Alicia están a la altura, teniendo cada uno su propia carga, como Kalinda (Archie Panjabi) en el papel de investigadora, o Eli Gold (Alan Cumming), un tiburón político que intenta navegar entre dos aguas.
IMAGEN DE LA TEMPORADA CUARTA, Y YA ESTÁ CONFIRMADA LA QUINTA

  • ¿Te quejas de tu suegra? Conoce a la de Alicia… Y mejora con el tiempo… 
  • ¿Queréis ver a la madre de Leonard, el de The Big Bang Theory, ejerciendo de abogada?
  • Y, por supuesto, no olvidar el papel de Michael J. Fox como Louis Canning, un abogado de otro bufete que va tomando importancia en la vida de Alicia, para su desgracia.
  • No es una serie de abogados más. Aunque los casos son realmente interesantes, sus personajes nos interesarían en cualquier ámbito. Pocas veces se ha visto un personaje femenino tan bien retratado y evolucionando de una forma tan creíble. 

Hay más razones para hacerse seguidor de esta serie, sobre todo si te gustan las de “como ser abogada y no morir en el intento”. Seguro que al verla se os ocurren más. Aunque no es difícil de seguir, para ponerse al día con la próxima temporada, lo mejor es tomarse algunas tardes libres y recordar lo sucedido hasta el fin de la tercera, cuando ya Alicia ha aprendido a vigilar sus espaldas y comienza a quitarse el corsé de la buena esposa para ser, simplemente, Alicia

Tras tres episodios de ritmo pausado, donde nos han sido presentados nuevos personajes y escenarios, la tercera temporada de Juego de Tronos despega por fin, y con fuerza, como lo hacen en este capítulo los dragones de Daenerys Targaryen. El episodio, titulado "And Now His Watch Is Ended", comienza mostrándonos la crueldad con la que los hombres de Lord Roose Bolton tratan a Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau), desprovisto ya de la mano que le diera la fama de Matarreyes. Incluso Brienne de Tarth (Gwendoline Christie) parece apiadarse del Lannister, intentando insuflarle algo de ánimo cuando este parece querer rendirse y morir. Esta empatía entre Brienne y Jaime se transmite al espectador, haciendo que también nos compadezcamos del pobre diablo aunque sepamos que es un tipo bastante cruel y despreciable. Si el éxito de una serie se mide por la empatía que sentimos por sus personajes digamos nobles, el que lo hagamos por sus villanos ya la convierte en excepcional.
BRIENNE OBSERVA A UN JAIME LANNISTER SIN GANAS DE VIVIR
Mientras tanto, Tyrion (Peter Dinklage), despojado de su influencia como Mano del Rey, parece haber perdido también la chispa que caracterizaba sus diálogos. Ahora que es solo Consejero de la Moneda de Desembarco del Rey, sus humos se han rebajado un poco, así como su brillante dialéctica. Tyrion busca la ayuda de Lord Varys (Conleth Hill), a quien pedirá información sobre quien intentó asesinarlo en la batalla de Aguasnegras. Varys, mientras intenta abrir un gran cajón, relata al enano como se convirtió en eunuco y, de paso, da una lección a Tyrion sobre como hay que enfocar y manejar los sentimientos de venganza.

Las cosas se ponen cada vez más tensas en la casa de Craster, personaje que interpreta Robert Pugh, a quien veremos en la nueva serie La Reina Blanca, del canal Starz. Cansados de su arrogancia y de que el viejo degenerado les oculte la comida, los Guardias de la Noche, cansados, hambrientos y muertos de frío deciden acabar con la situación, algo que aprovechará Sam (John Bradley) para huir con una de las hijas/esposas del viejo y su bebé. Desde que el personaje de Craster apareció en la serie nunca me ha quedado muy claro como Lord Mormont (James Cosmo), el comandante de los cuervos, aguantaba su prepotencia y crueldad. Mormont sabía de la macabra costumbre de Craster de abandonar los hijos varones en el bosque para que los cogieran los caminantes blancos. ¿Por qué consentía tal cosa? El caso es que esa connivencia ha terminado por costarle la vida. ¿Se enterará alguna vez Ser Jorah (Iain Glen), protector de Daenerys, de la muerte de su padre?
VARYS RELATA A TYRION COMO PERDIÓ SUS ATRIBUTOS A MANOS DE UN HECHICERO
Mientras, en Desembarco del Rey, Ros (Esmé Bianco) hace una visita a Varys, personaje que parece volver a cobrar relevancia en la serie tras el final de la temporada anterior. La verdad es que Varys, por su astucia y porque nunca sabemos a ciencia cierta de que lado están sus lealtades, es uno de los personajes más interesantes de la serie. Ante las informaciones de Ros, Varys decide poner en marcha sus influencias para evitar que Meñique (Aidan Gillen) se lleve a Sansa Stark (Sophie Turner) de la capital, por lo que habla con otro personaje que no le va a la zaga en cuanto a inteligencia: Lady Olenna Tyrell (Diana Rigg), abuela de Margaery.

Joffrey (Jack Gleeson), por su parte, sigue cautivado por su nuevo juguete, Margaery Tyrell (Natalie Dormer). Mientras el rey Joffrey muestra las tumbas de los reyes de Poniente a su prometida sin cortarse en los detalles macabros, como es propio de su naturaleza cruel, Cersei y Olenna conversan sobre como las madres intentan mantener a sus hijos alejados de la tumba. Margaery, oyendo el clamor del pueblo, invita a Joffrey a que salga a la escalinata del templo (por cierto, unos decorados recreados magníficamente) junto a ella. El Baratheon es reacio a salir, temeroso de que se vuelva a repetir el tumulto que casi le cuesta la vida, pero los frutos de la labor que realiza Margaery con los más desprotegidos de la ciudad dan sus frutos y el rey también es aclamado por la gente. El objetivo de Margaery se nos escapa aun, pero está claro que va a servirse de ser la próxima reina de Poniente para conseguirlo. Sin embargo, Cersei (Lena Headey), la reina regente, parece haberse dado cuenta de ello, como revela en una conversación con su padre, Tywin Lannister. De paso confesará a su padre que ella merece ser más tenida en cuenta que sus hermanos en lo que respecta a administrar la casa Lannister, algo que Tywin parece estar dispuesto a considerar.
MARGAERY YA CASI HA COMPLETADO SU TAREA DE ENGATUSAR A JOFFREY
Todo conocedor de la obra de George R.R. Martin sabe que el personaje de Ramsay Snow (en la serie interpretado por Iwan Rheon, "Misfits") es un sádico cruel y sanguinario. Para los que, como yo, aun nos resistimos a ser seducidos por la saga literaria, nos extrañaba tanta amabilidad en este tipo. La forma en que libera a Theon (Alfie Allen) de sus torturadores y como da pie a que incluso este se arrepienta de sus actos contra los Stark, nos despistaba de las verdaderas intenciones de Ramsay: seguir torturando al Greyjoy. El personaje de Ramsay sin duda nos va a otorgar momentos impagables esta temporada, como el aperitivo que nos ha regalado en este episodio.

Pero el colofón definitivo, la guinda del pastel de este espectacular episodio es, sin duda, la entrega del ejército de Iluminados a Khaleesi. Daenerys (Emilia Clarke) cumple con su parte del trato y entrega a su dragón más crecido al esclavista Kraznys (Dan Hildebrand), pero el animal no parece muy contento con su nuevo amo. Ni Ser Jorah ni Barristan Selmy (Ian McElhinney), sus fieles consejeros, sabían nada del plan de Daenerys, a juzgar por la expresión de sus rostros cuando la Targaryen da la orden a los soldados esclavos de atacar. En esta escena se ha notado un tanto como los responsables de la serie han evitado mostrarnos el saqueo y la destrucción de Astapor, lo que hubiera elevado considerablemente el coste de la serie. Aun así, la escena es bastante espectacular, todo hay que decirlo.


Arya (Maisie Williams) y Gendry (Joe Dempsie), el bastardo del rey Robert, conocen a Beric Dondarrion (Richard Dormer), líder de la Hermandad sin Estandartes, quien decide impartir justicia enfrentándose con la espada con Sandor Clegane (Rory McCann), el Perro de los Lannister. Mientras, Bran Stark (Isaac Hempstead Wright) sigue desarrollando sus capacidades de "cambiapieles" ayudado por Jojen Reed (Thomas Brodie Sangster), del que aun no tenemos muy claro su papel en esta historia. El ausente de esta semana ha sido Robb Stark (Richard Madden), quien sigue en el castillo de los Tully disfrutando de un descanso entre contiendas.

Lo mejor del episodio:

  • El relato de Lord Varys a Tyrion de como perdió sus atributos masculinos a manos de un hechicero.
  • Las palabras de aliento de Brienne a un desesperado Jaime Lannister, quien parece haber perdido junto a su mano toda su arrogancia.
  • La entrega de los Iluminados a Daenerys y como esta les da un buen uso... desde el primer momento.

La verdad es que echábamos de menos las promos de Arrow. Por una u otra causa, CW ha tenido un pequeño parón en la emisión de los episodios y el final de la primera temporada no acaba de llegar. Pero ya tenemos aquí la promo del episodio 1x21, llamado "The Undertaking". Ya sólo quedan 3 para la season finale. Veremos así qué sorpresas nos depara el final de la primera temporada de la serie estrella de CW.



Arrow 1x21 Extended Promo por AllThats_Bueno

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget