16/2/2013

LOS 4 FANTASTICOS: EL MAESTRO DE MUERTE, DE MILLAR Y HITCH. LA CRITICA

Este tomo, que continúa a Los Mejores del Mundo, que ya os reseñamos, se divide en tres partes independientes, así que opinaré sobre cada una de manera separada. Empieza con un Cuento de Navidad al estilo de la primera familia. La familia al completo va a pasar la Navidad a un pueblo de Escocia llamado Armailt. Todo allí es idílico, tanto que por supuesto, tendrá su explicación. La perfecta historia del monstruo de la semana se podría representar en los dos números con los que costa esta trama. Y nunca mejor dicho, ya que es protagonizada por un monstruo, Korgo, que parece sacado de un relato de Lovecraft.


No tiene mucho sentido ni el trasfondo de la historia, ni las intenciones, ni las peticiones del tal Korgo, así que no os perderéis nada si os la saltáis. Además, la moralina del trasfondo tampoco ayuda. Solo apta para los muy fans, entre los que me encuentro.

La segunda historia si continúa directamente el final del primer tomo. La historia abarca 4 números, y se llama El Maestro de Muerte. En ella, el excesivo dictador de Latveria espera ansioso la llegada del Marqués de la Muerte, quien le enseñó a ser el terrible villano que ahora es. Claro que esa es la opinión de Doom, porque a los ojos de su mentor, es todo un endeble que sólo acumula derrotas ante los 4F. Esta historia está mejor, proporcionando una batalla que pone en peligro todo el Universo, como acostumbran a hacer los 4F


El problema, es que el Doctor Muerte debe de dejar de parecer la caricatura de un maloso para que pueda ofrecer una historia con la que podamos empatizar y creernos el personaje de una vez. Repite tanto los mismos esquemas que se ha quedado anticuado como malvado. Por cierto, según esta historia, tendría que incluirlo en la lista de amores imposibles por la atracción que siente por Susan Storm. Qué éxito, chica. Otra historia que termina es la anunciada boda de Ben. La verdad es que la escena con los viudos superheróicos, es irreal hasta para ser un cómic de superhéroes. No me ha gustado ese punto. 


La última historia, que es un anual, y no lo guioniza Millar como los dos anteriores, sino Joe Ahearne, es un homenaje a la película El Chip Prodigioso. Y también a cómo guioniza Millar, porque parece de él. Una chica aparece en el edificio Baxter reclamando la atención de Johnny Storm, ya que al parecer es el padre del hijo que espera. Dado que él no la recuerda, habrá que investigar si el embrión es suyo. ¿La forma? Introducirse en el cuerpo de Storm reduciéndose al tamaño de un leucocito. Veremos surfear a tres de los 4F por el interior de Johnny, mientras descubren el origen de este follón. A Johnny lo vemos asumir de repente la posibilidad de tener un hijo. Y la verdad, sorprende la seriedad con la que lo hace.

Otra historia independiente al estilo de la primera, pero superior a esta. No deja de tener sólo la intención de entretener, pero destaca por tener más virtudes que aquella. Un tomo que no es de los mejores de este equipo, entretiene porque los 4F tienen esa magia, pero nada más. Casi que sólo lo recomendaría a los fans del grupo, entre los que yo me encuentro.

MARVEL DELUXE. LOS 4 FANTÁSTICOS: EL MAESTRO DE MUERTE
Editorial Panini
Edición original: Fantastic Four #564 al #569 y Anual #32
Guión: Mark Millar, Joe Ahearne
Dibujo: Bryan Hitch
Libro tapa dura, 256 págs.
Precio: 25 €

MAN OF STEEL: ¿EL MEJOR FILM DE SUPERHEROES DE 2013? THE ROCK HABLA DE LOBO

La película Man of Steel ha sido presentada a un selecto grupo de ejecutivos de la Warner Bros. y sus familias y, al parecer, han quedado encantados con lo que han visto. La impresión ha sido tan buena que se refieren a al film de Zack Snyder como muy por encima del resto de estrenos cinematográficos basados en superhéroes de este 2013, a saber, Iron Man 3 y The Wolverine. Personalmente soy muy cauto a la hora de darle excesiva importancia a estas noticias, pero no deja de ser un buen síntoma de lo que nos puede esperar con esta nueva versión cinematográfica del personaje.

Por su parte, el protagonista de la película, el actor británico Henry Cavill, ha hecho unas declaraciones a la revista Total Film en la que habla de cuestiones tales como vestir el uniforme de un personaje tan icónico, de qué va realmente el film y sobre cuando habrá noticias del proyecto sobre la Liga de la Justicia. Sobre su uniforme de superhéroe, Cavill se muestra encantado con vestir los colores del héroe de Metrópolis, pero que la tarea de ajustárselo le llevaba a el y al equipo de vestuario cerca de 15 minutos, muy lejos del récord de velocidad que ostenta Superman en los cómics.
CAVILL JUNTO AL DIRECTOR ZACK SNYDER
Sobre la película en si, Cavill afirma que trata sobre un personaje que, aun siendo casi tan poderoso como un dios, se equivoca y falla como un humano corriente. "El quiere hacer las cosas bien, pero es falible, como el resto de nosotros. La fastidia, y eso hace que nos guste aun más", declara Cavill.

En cuanto a las controvertidas noticias acerca del proyecto sobre la Liga de la Justicia, Cavill dice que la decisión no se tomará hasta un fin de semana después del estreno de Man of Steel en los cines, tal y como se ha venido diciendo estos últimos días en varios medios. 

Otro de los personajes de DC Comics sobre el que se ha hablado últimamente es Lobo, de quien se dijo que tendría su propia versión cinematográfica de la mano del director Brad Peyton (Viaje al centro de la Tierra 2: La isla misteriosa). Incluso se habló de quien encarnaría al último czarniano, nada más y nada menos que Dwayne "The Rock" Johnson. Sin embargo, parece que el proyecto se le ha escapado a Johnson, pues como el mismo ha declarado: "Lobo estaba sucediendo durante un minuto, pero entonces hubo una especie de... solo... se fue. Cosas así suceden en Hollywood". Entre los proyectos inmediatos de Johnson está protagonizar Hércules, la próxima película de Brett Ratner (X-Men 3), basada en los cómics de Steve Moore y Cris Bolsin.


Aunque esto no significa que el proyecto esté totalmente muerto, no parece que este vaya a ser una prioridad para la Warner en los próximos meses, ya que los esfuerzos parecen estar concentrados en desarrollar un proyecto alrededor de la Liga de la Justicia y las franquicias Superman y Batman.

Man of Steel se estrena en USA el próximo 14 de junio y en España el 21 del mismo mes.

(/FilmLatino Review,Total Film)

THE WALKING DEAD, TEMPORADA 3: IMPRESIONES DE LA PRIMERA MIDSEASON

Resulta curioso que mientras existen series en las que sus seguidores aceptan de buen grado que convivan con versiones diferentes de la misma en otros medios donde, como si de un universo paralelo se tratara, sus personajes toman decisiones que les llevan a vivir destinos distintos, como sería el caso de “Dexter” o “True Blood”, haya otras, sin embargo, en las que la mínima variación sobre la obra original son interpretadas como alguna forma de sacrilegio y justifica furibundas reacciones en su defensa, como ocurre en “Juego de Tronos” o “The Walking Dead”. Cambios con respecto al material base son siempre recomendables, puesto que los mecanismos que funcionan en un medio no tienen por qué hacerlo en otro. La cuestión es si esas modificaciones terminan siendo o no atinadas.
UN FINAL MUY DISTINTO AL DE LOS CÓMICS PARA EL PERSONAJE DE SHANE
“The Walking Dead” se esfuerza, sin duda, en su capacidad de alcanzar a una audiencia mayor, pero no consigue superar al cómic en que se basa. Si la muerte de Shane sucedió demasiado tarde, la de Lori en cambio fue precipitada, casi se diría que fue improvisada. Sarah Wayne Callies siempre ha tenido fama de poseer un carácter difícil, y si me tengo que basar en su accidentado paso por “Prison Break”, con decapitación y resurrección incluida, habrá que sospechar que algo de eso hay. Además, su personaje nunca cayó demasiado simpático, enredado en dramas personales perfectamente normales un día cualquiera en Wisteria Lane, pero que en el contexto de un apocalipsis zombi, no hacían más que subrayar su lado “maruja”, en el sentido más negativo de la palabra. En los pocos capítulos de esta temporada en los que ha aparecido, su interacción con Rick ha sido prácticamente nula, presuponiéndose un distanciamiento entre ellos a cuenta de sus problemas conyugales. Se demostraba así la incapacidad de los guionistas y de los actores por mostrarnos una relación interesante en la pareja que debía de haber sido el centro de la serie durante un buen puñado de episodios. Al final, alguien, en algún punto de la cadena decidió cortar por lo sano.
RICK Y LORI, UNA RELACIÓN MAL LLEVADA
Se nos escatima una muerte que debería haber supuesto un punto de inflexión en la evolución de Rick, un personaje que pide ser tratado con mayor cuidado, dado que para bien o para mal, es “The Walking Dead”. No hace falta prestar mucha atención para darse cuenta que se nos está contando la misma historia de forma cíclica. Llegada del grupo a un escenario, conflicto interno, conflicto externo, procedente de los caminantes y, a veces, de otros humanos, muertes, nuevas incorporaciones, cambio de escenario y vuelta a empezar. Es, por tanto, la evolución personal de Rick Grimes lo que sirve de esqueleto a la historia y me atrevo a aventurar que el día en que se le de un final a la serie, supondrá su muerte o un destino final para él.
JUDITH GRiMES, UN EVIDENTE PROBLEMA PARA LOS GUIONISTAS DE LA SERIE
Si bien la desaparición de Lori, cambia de manera irreversible la relación de Rick con su hijo Carl, la divergencia en la supervivencia de Judith respecto al cómic se antoja arbitraria, basada más bien en un afán de diferenciarse del mismo. ¿Por qué a lo largo de la serie siempre nos encontramos con una situación en la que hay que buscar medicina para alguien? ¿Cuántas expediciones en busca de alimento especial para bebés nos quedan por presenciar? ¿Qué posibilidades tendría la niña de sobrevivir en medio de un enjambre zombi? No sabemos si los responsables de la serie se han hecho estas preguntas, pero sobre todo, no sabemos cómo la han respondido.
EL GOBERNADOR, UN PERSONAJE DEMASIADO CARISMÁTICO
La segunda midseason tiene por delante ciertos desafíos que superar. En primer lugar, ha quemado demasiados cartuchos en sus primeros ocho episodios. Si en el tebeo, el arco argumental de la prisión abarcaba seis volúmenes, ya se han cubierto cuatro de ellos. Poco carrete queda ya y la posibilidad de volver a tramas intrascendentes está ahí, a pesar del añadido del grupo de Tyreese que viene a echar leña al fuego del aspecto ya comentado del conflicto interno. El final lógico de la temporada debería llegar con el cierre de la historia de El Gobernador, pero es un personaje demasiado carismático para dejarlo marchar. Quizás las diferencias creativas entre los productores y Mazzara vayan por ahí. De todas formas, dejar la puerta abierta para una posible vuelta de Philip sería un error. Y ya a título personal, me gustaría un incremento de carisma en Rick, aunque dado el actor que lo interpreta, quizás eso sería pedir demasiado. Sea cómo sea, aquí en “El Solitario de Providence” continuaremos haciendo el seguimiento de esta adictiva serie.