VIKINGOS, TEMPORADA 1. LA CRITICA

Tras nueve episodios que, sinceramente, saben a poco, las aventuras del mítico guerrero vikingo Ragnar Lothbrok (Travis Fimmel) continuarán en una segunda temporada, tal y como anunciara el canal Historia el pasado mes de abril. Ya en mi crítica del piloto expresé como la serie destilaba por los cuatro costados el buen hacer que su creador, Michael Hirst (Los Tudor), nos viene acostumbrando. Pues bien, esas primeras impresiones positivas se han ido acrecentando conforme avanzaba la temporada, con un desarrollo de la historia ágil (quizás demasiado, algo que explicaré mas abajo) y una evolución de los protagonistas bien planteada. Intentaré hacer los mínimos spoilers, aunque será difícil comentar la temporada sin que se escape alguno.

Esta primera temporada podemos dividirla en dos bloques claramente diferenciados, tanto que podría decirse que son dos temporadas en una. Por un lado, y hasta el sexto episodio, se nos plantea el enfrentamiento entre el conde Haraldson (Gabriel Byrne) y Ragnar, un desencuentro que terminará con la muerte en duelo del primero. La decisión de Hirst de eliminar al personaje interpretado por Byrne casi a mitad de la temporada ha sido una decisión aparentemente equivocada, ya que nos priva de un personaje muy interesante y que habría ofrecido grandes momentos a la serie. Sin embargo, sospecho que la intención de Hirst era la de que Haraldson dejara paso a Ragnar, dado que la historia debe seguir el curso real de los acontecimientos (no olvidemos que la serie se basa en personajes y situaciones mas o menos históricos). 
HARALDSON Y RAGNAR SE ENFRENTARÁN EN UN DUELO A MUERTE
Tras la muerte de Haraldson, su esposa Siggy (Jessalyn Gilsig) podría haber relevado a su marido como la villana de la serie... pero no fue así, otra de las sorpresas de la temporada. Siggy ha pasado de ser la insidiosa e intrigante esposa del todopoderoso conde a convertirse en una sumisa sirvienta de la esposa de Ragnar, Lagertha (Katheryn Winnick). En mi opinión es otro personaje algo desperdiciado, pero entiendo que la serie intenta ser lo mas fiel posible a la realidad. También queda por ahora sin explicación quienes fueron los asesinos de los hijos pequeños de Haraldson, un fleco argumental que mucho me temo no veremos resuelto.

El segundo bloque de la temporada lo componen los tres últimos episodios, bastante intensos, eso si, sobre todo el titulado "Sacrificio". En este episodio asistimos a los crueles sacrificios humanos que estos guerreros nórdicos ofrecían a sus dioses de madera. Es en este capítulo donde el sacerdote Athelstan (George Blagden) debe superar su prueba mas dura, pues forma parte sin saberlo del grupo que será sacrificado a los dioses de Asgard en el templo de Uppsala. Athelstan, tras compartir techo y costumbres con sus captores, va transformándose poco a poco en vikingo, aunque sin olvidar completamente su fe. Aun así, adopta las vestiduras propias de vikingo e intenta adaptarse a unas costumbres que le son completamente ajenas. El cambio del monje, lejos de ser gradual, da la impresión que es algo brusco, ya que en un episodio lo vemos con el aspecto que tenía en su monasterio de Inglaterra, y en el siguiente episodio lo vemos ya como un vikingo mas. Este es uno de los fallos que puede reprochársele a la serie, una cierta confusión en torno al tiempo que transcurre. No vendría mal que se le diera al espectador alguna referencia temporal para enmarcar los sucesos que vamos viendo en pantalla, ya que muchas veces no sabemos si pasan días, semanas o meses entre un suceso y otro.
RAGNAR Y LOS SUYOS DISFRUTAN DEL ORO INGLÉS
Sin embargo, son los celos que Rollo (Clive Standen) siente por su hermano Ragnar la trama que subyace de fondo en toda la temporada. En varias ocasiones tiene Rollo la oportunidad de traicionar a su hermano, quien se está llevando toda la gloria, pero aun así no lo hace. El amor que secretamente profesa a su cuñada Lagertha se pone de manifiesto en los primeros episodios, aunque luego no se vuelve a hacer mención en el resto de la temporada. Será en el último episodio de la temporada donde Rollo deberá escoger de que lado están sus lealtades, lo que posiblemente sea la base de los próximos capítulos que veremos el año que viene. 

A pesar de ser una serie que intenta ser realista al máximo, donde se nota que ha habido un trabajo de documentación bastante importante, Vikingos no está libre de elementos fantásticos, como ciertas visiones que sufren los protagonistas o algunos personajes, como el hechicero de la aldea de Ragnar, que interpreta un irreconocible John Kavanagh (Los Tudor). Estos elementos mágicos parecen dan a entender que hay bastante de legendario en la epopeya de Ragnar Lothbrok, como así parece ser según lo que he podido investigar.


En conclusión, Vikingos nos deja un muy buen sabor de boca y con ganas de mas, sabiendo a poco los nueve episodios de esta primera temporada. Pero es esta breve temporada la culpable de los saltos temporales no suficientemente bien definidos que hemos sufrido y que pueden despistar un poco al espectador poco atento. De todas formas, es poco lo que podemos reprochar a la serie, una de los pocos shows históricos de la televisión actual que realmente convence. 

LO MEJOR DE LA TEMPORADA:
  • Travis Fimmel y su interpretación de Ragnar.
  • Su esposa Laguertha, una Katheryn Winnick que se merece ya un gran papel de superheroína de Marvel o DC.
  • Las extraordinarias localizaciones irlandesas donde ha sido rodada la serie.
  • Que la historia esté libre de rellenos sin interés, al ser una serie de temporadas cortas en las que hay mucho que contar.
  • La interpretación de Gabriel Byrne como el conde Haraldson.
  • Los títulos de crédito iniciales.
LO PEOR DE LA TEMPORADA:
  • Ciertas elipsis temporales que pueden despistar sobre el tiempo transcurrido entre unos sucesos y otros.
  • El rey Aelle de Norteumbría, un casting decididamente equivocado que no pega nada con el resto del elenco.
  • La licencia que la serie se toma respecto a como se entienden perfectamente los ingleses y los vikingos.
  • Que en un canal como el History Channel no vayamos a ver las dosis de violencia y sangre que un show como este merecen.

Publicar un comentario en la entrada

respecto al tema de como se entienden ingleses y vikingos, es ragnar quien los entiende porque le enseña Athelstan y es de suponer que en esos saltos temporales haya aprendido a hablarlo biemn, asi como alguno de sus hombres. Asi que no cuenta como fallo ni entta en lo peor de la serie. Aunque si entraría el ya comentado brusco cambio de Athelstan.

Alvaro, aunque sea disculpable lo del idioma, lo de los saltos temporales traen un poco de cabeza. Da la impresión que Hirst está supeditando quizás mucho los hechos reales al ritmo que debería tener la serie. En pocas palabras, que se están esforzando demasiado por contar muchas cosas en poco tiempo. ¿Por qué? Porque me da en la nariz que History Channel solo da para 2 temporadas cortas, con lo cual han de correr bastante. No estoy a favor de tramas de relleno, pero tampoco que desaprovechen personajes y situaciones.

Saludos.

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

[blogger][facebook]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget