DOCTOR WHO, UNA SERIE INTEMPORAL

Después de 50 años desde el estreno de esta serie y a la espera del estreno de la 7ª temporada (de la época moderna, claro) de Doctor Who por estos lares, no queda más remedio que rememorar temporadas anteriores. Para algunos, será vivirlas por primera vez, que tal habilidad tiene esta serie, que te lleva a meterte en la trama hasta el punto de verte inmersa en un mundo, a veces absurdo, a veces delirante, pero siempre imprevisible. Una serie cuyos capítulos nada envidian en ingenio y trama con más de una peli de las de “Holibod”. Es una serie que avanza, que tiene un pasado que se cruza con el presente, ya que no por casualidad su protagonista es todo un Señor del Tiempo.
CHRISTOPHER ECCLESTON DESCUBRE A ROSE Y ELLA LE ACOMPAÑA AL FIN DEL MUNDO
Christopher Eccleston, David Tennant o el actual Doctor que encarna Matt Smith (con más acierto del que esperaba, todo hay que decirlo) nos lleva de la mano a lo largo de su extensa vida, siempre bien acompañado, y siempre con ese punto de desesperanza que se le escapa, esa añoranza que a veces asoma entre bromas y carreras, pues el saberse el último de los Señores el Tiempo rezuma a lo largo de toda la serie, y no sé si volveremos a verle tan feliz como cuando su querida Rose le acompañaba al mismísimo fin de este pequeño mundo.
ROSE DESCUBRE QUE EL DOCTOR TIENE MÁS DE UNA CARA
Eccleston rescató a Rose (Bille Piper) de un futuro tedioso, el "Lobo Malo" les persigue a ambos durante más de una temporada, y Tennant es quien la deja atrás. Marta Jones (Freema Agyeman) ocupa su lugar, tras llegar a la Luna... y al poco, Donna (Catherine Tate) le tomará el relevo. Mientras, una extraña venida del futuro se cuela en diversos episodios. A Matt Smith, sin embargo, le acompaña una pareja de novios, los Pond, que enseguida ocupan con holgura el puesto de compañeros del Doctor. Tras la última transformación del Doctor, en principio la última pues gasta sus energías para salvar... Que no, no voy a contaros mucho más, sería interminable, sería imperdonable que hiciera spoiler a los aún no adictos. 
ALGUNOS ALIEN ROZAN LO RIDÍCULO PERO TODOS SE LO TOMAN MUY EN SERIO
Imposible es comentar cada giro, hay que estar atento en cada episodio, a ser posible uno detrás de otro, pues la sorpresa es la base de cada uno, preguntas sin respuestas, incluso respuestas antes que las preguntas. Alguno capítulos son espléndidos, son... minipelículas de ciencia ficción. Incluso cuando casi rozan el ridículo, sobre todo por los extraños extraterrestres de los que se llena cada episodio, la seriedad que reflejan todos los actores da veracidad a una historia imposible. Y ese destornillador...
UNA FAMILIA AL COMPLETO ¿QUIEN ES LA MADRE DE QUIEN?
Una cabina azul, la Tardis, es en sí otro personaje de la serie en la que recientemente pudimos ahondar de la mano de Amy (Karen Guillan) y Rory (Arthur Darvill), amantes a través del tiempo. Con ellos comienza también la esperada séptima temporada aunque pronto serán sustituidos por Clara Oswald (Jenna - Luis Coleman). Si esta nueva compañera está a la altura de las circunstancias es algo que, de momento, no puedo opinar pero, si os gustan los dinosaurios como a mi, disfrutaremos viéndolos en esta nueva temporada.

Esperemos pues que la próxima temporada que, como la anterior se dividirá en dos, podamos verla en España en cuanto acabe el verano y no tengamos que viajar al futuro para estar al día con una serie que, desde luego, merecería el esfuerzo.



PD.: Absténganse los no adictos a la Ciencia Ficción.

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]