12/11/2012

LLAMA A LA COMADRONA (CALL THE MIDWIFE), EPISODIO 1x01. LA CRITICA

AXN White ha estrenado esta serie británica de 7 episodios basada en las memorias de una comadrona que inició su carrera en los años 50 en uno de los barrios más deprimidos de Londres, el East End. Mediante una voz en off, vamos oyendo cómo Jenny Lee (Jessica Raine), ya anciana, nos cuenta su vida como matrona desde los inicios. A ella la vemos de joven, llega como una chica de clase alta con estudios a un convento que creía un hospital para ayudar a parir a las mujeres. El comportamiento de la población no es muy diferente al que veríais en los extrarradios de vuestras ciudades actuales, pero el conocimiento de que esa gente existe para una chica bien de los 50, no es comparable a los medios de hoy dia. 
TAMBIÉN HAY MONJAS ESTUPENDAS QUE SÓLO QUIEREN AYUDAR
Aunque estemos acostumbrados a decir que las series británicas son elegantes, cuidadas, y tienen buenos diálogos, no hay que dejar de valorarlo como si eso fuera tan fácil. Esta estupenda serie tiene todas esas virtudes y muchas más. No diría que es lenta, sino reposada, como corresponde al tema que tratan. Es una historia sencilla y humana la que nos cuentan, la de una chica que descubre que lo mas emocionante del mundo es ayudar a los demás, no ir a París de modelo. Al estar en 1957, ya llevaban en Reino Unido 10 años de políticas de salud públicas (NHS) que beneficiaron enormemente a este colectivo que vemos representado. Si os gustan las series históricas, disfrutareis con los detalles explicativos de su trabajo y su ambientación exquisita. Nos ahorran las escenas más escabrosas, no os preocupéís de que los partos os asusten, el buen gusto reina desde el primer fotograma.
ADEMÁS DE TRAER NIÑOS, ESTAS EN FORMA. ¿SE PUEDE PEDIR MÁS?
Las monjas se alejan mucho del perfil malévolo que solemos ver en las series. Esto pienso que es positivo. Sabemos de sobra que en la Iglesia abundan los abusos, pero no es justo que aquellos y aquellas que realmente se han dedicado a ayudar a los demás no se vean representados. Si buscáis historias truculentas, o de monjas malvadas y sanguinarias, iros a American Horror Story que nos lo cuentan de una forma estupenda. Aquí la vocación de ayudar es la que prima, y también son conscientes de las cosas que podrían mejorar, como la monja que pararía tantos nacimientos. Más avanzada que muchos de ahora.

También nos muestran la clase trabajadora de la época con mucha dignidad y respeto. La pareja con 24 hijos son un ejemplo de amor abnegado y sincero; la mujer con sífilis, aunque su incultura y falta de decoro sea patente, no deja de ser una buena persona; y Jenny va sabiendo valorar junto al espectador lo satisfactorio que resulta trabajar para los demás y lo duras que son sus vidas. Como está basado en una biografía, suponemos que son los casos reales más llamativos los que vemos.
NO TODO SON MONJAS EN EL NONNATUS
En estos tiempos de recortes en sanidad, tanto en Reino Unido como en España, y de campañas malignas de desprecio por el trabajo de estos profesionales, una serie así debería ser obligada para quienes los deciden. Por supuesto, dudo mucho que tengan la sensibilidad para apreciar semejante obra que afortunadamente, al menos en Reino Unido, ha tenido una aceptación extraordinaria, con casi 10 millones de espectadores.

Cualquier persona con sensibilidad y que guste de las historias humanas en el buen sentido de la palabra y bien contadas,puede disfrutar esta serie. Eso sí, por la temática, imagino que las mujeres empatizarán  con más facilidad. Pero si os dedicáis al mundo de la sanidad por vocación, entonces no deberíais perdérosla bajo ningún concepto. Vais a aprender mucho más que con los enredos infinitos de Anatomía de Grey y similares. Un acierto. 

Reacciones:

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...