11/11/2012

AMERICAN HORROR STORY ASYLUM: EPISODIO 2X02 "TRICKS AND TREATS". LA CRITICA

Ryan Murphy y Brad Falchuk nos siguen sorprendiendo con el segundo episodio de American Horror Story: Asylum. Si ya el primer episodio de esta nueva temporada (¿podemos hablar de nueva temporada o más bien de nueva serie?) nos dejó absolutamente anonadados por la cantidad de clichés y situaciones del cine de terror que pudimos ver en 45 minutos, este capítulo, titulado "Tricks and Treats", no nos deja tampoco indiferentes.

Como principal novedad del episodio tenemos la presentación del nuevo papel de Zachary Quinto en la serie, interpretando al Dr. Oliver Thredson, el cual se siente horrorizado por las tremendas prácticas "terapéuticas" que se llevan a cabo en el sanatorio de BriarcliffThredson, que ha sido enviado a la institución para supervisar al supuesto asesino Kit Walker (Evan Peters), asiste con horror a prácticas tan bárbaras como tratar la homosexualidad con electroshock. 
Dr. Oliver Thredson
EL DR. THREDSON SE ENCUENTRA DE TODO EN EL SANATORIO BRIARCLIFF
Sin embargo, no serán las sesiones de electroshock las únicas terapias a las que el Dr. Thredson asista en su estancia en el sanatorio Briarcliff. En una inquietante escena vemos como un chico al que se le ha diagnosticado una supuesta posesión diabólica es sometido a un exorcismo, añadiendo un elemento terrorífico más al extenso catálogo de clichés y lugares comunes de esta serie. En esta serie, la utilización de estos elementos terroríficos, que en otras producciones pueden resultar manidos, se convierte en todo un homenaje al cine de horror, pudiendo decirse que American Horror Story: Asylum es un pastiche (en el mejor sentido de la palabra) de géneros excepcionalmente hilvanados.

En este segundo episodio asistimos también al primer asesinato del criminal conocido como Bloody Face, en una escena que contiene elementos tan reconocibles como la ducha de Psicosis o la habitual tensión rota por la aparición del asesino enmascarado detrás de una cortina, presente en tantas cintas de terror. En este capítulo continua la trama en el presente, protagonizada por una aterrorizada Teresa (Jenna Dewan-Tatum), la cual ve como Bloody Face acaba con la vida de su novio, Leo (Adam Levine). Levine, el cual se anunció como el gran fichaje de la temporada, parece que no tendrá muchas más posibilidades de lucirse en el show.
Bloody Face
BLOODY FACE, TODO UN HOMENAJE A LEATHER FACE, DE LA MATANZA DE TEXAS
El fetichismo sexual parece ser una constante en esta serie. En la primera temporada teníamos al hombre de látex y la criada provocadora como principales referencias al comportamiento sexual fetichista. En Asylum, las parafilias sexuales se multiplican: gusto por la lencería provocativa, el sadismo (esos golpes en el trasero de los internos de la hermana Jude (Jessica Lange), el bondage, las fantasías eróticas sobre monjas, el exacerbado deseo carnal de Shelley (Chloe Sevigny), entre otros. Todos estos elementos hacen aun más perturbadora esta segunda temporada que la anterior. Incluso, se cuelan elementos de otros subgéneros, como las películas de prisiones de mujeres (la escena del baño entre Grace (Lizzie Brocheré)Lana (Sarah Paulson) ).

Una de las sorpresas del episodio es que conocemos un poco más del pasado de la hermana Jude, entendiendo mejor tanto su actitud al frente de la institución como sus fantasías eróticas acerca de Monseñor Timothy Howard (Joseph Fiennes). Para más inri, un fatal suceso de su vida anterior vuelve para acosarla surgido de los labios del chico poseído por un espíritu maligno.
Grace (Lizzie Brocheré)
¿POR QUÉ GRACE CONFÍA TANTO EN KIT WALKER?
El Dr. Arden (James Cromwell) nos sigue dejando algunas de las mejores escenas del episodio, como su diálogo con la lujuriosa Shelley o su evidente estado de turbación ante la visión de la hermana Eunice (Lily Rabe) mientras duerme. ¿Es el Dr. Arden el asesino Bloody Face? Lo que sí sabemos es que el inquietante doctor tiene mucho que ver con las misteriosas criaturas que habitan los bosques que rodean la institución mental. La escena en la que Arden encuentra en el bosque a la hermana Eunice y le ofrece una manzana caramelizada no puede ser más alegórica, mezclando los cuentos de Caperucita y el de Blancanieves.


En resumen, otro estupendo episodio que nos hace pensar qué nos tienen preparados los responsables de la serie para próximos capítulos. Quedan pendientes para próximas entregas el tema de las abducciones que vimos en el primer episodio, una vuelta de tuerca que no esperaba en este tipo de show. Estaremos atentos para contaros nuestras impresiones sobre este inclasificable show que tanto nos está sorprendiendo.

Reacciones:

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...