8/10/2011

EL CAPITÁN TRUENO Y EL SANTO GRIAL: LA CRÍTICA

Muchas veces uno no quiere ver lo evidente y se empecina inútilmente en dar una oportunidad a aquellas cosas que se ven de lejos que no van a cumplir los mínimos requisitos de calidad. Es lo que me ha sucedido con la película El Capitán Trueno y el Santo Grial, de Antonio Hernández. Este director, guionista generalmente de las películas y series que él mismo
realiza (Los Borgia, Sofía, En la Ciudad sin Límites) ha intentado con la adaptación del héroe del cómic patrio El Capitán Trueno, ofrecernos un producto destinado al gran público, a toda la familia.

La película, indudablemente producida a rebufo del éxito de la serie Águila Roja, no ha defraudado porque, sencillamente, no me esperaba nada bueno de ella. El documentalista Pau Vergara, a quien debemos el dudoso honor de adaptar en forma de guión al personaje creado por Víctor Mora y el dibujante Ambrós, nos ha ofrecido una visión desvaída y perezosa del mítico héroe. Un guión completamente previsible hace que la visión de la película se torne insoportable por momentos, con unos 106 minutos que parecen eternos.

TRUENO Y SUS AMIGOS, SIEMPRE EN PELIGRO

Los diez millones de euros que ha costado la producción no se ven por ningún lado. Para los escenarios se han aprovechado un par de castillos españoles y varias localizaciones naturales a los que se les podría haber sacado más rendimiento, con un uso más adecuado de la fotografía y, quizás, el añadido de algún elemento creado por CGI. En unos tiempos donde se abusa de los efectos digitales parece una incoherencia proclamar esto, pero lo cierto es que los responsables del film hubieran añadido un poquito de más espectacularidad a la película. Tan sólo han usado el software para recrear una criatura monstruosa (habitual en los cómics del Capitán) y el icónico globo aerostático donde nuestro héroe viajaba junto a Sigrid, Crispín y Goliath.

TRUENO Y EL GRIAL
La historia se desarrolla en el S. XII, cuando un soldado de fortuna de la III Cruzada, el Capitán Trueno, recibe un misteriosos encargo: entregar un cáliz sagrado a una antigua cofradía de guerreros, Los Caballeros Custodios. En su misión se encontrará con un malvado caballero inglés empeñado en atraer mediante el cáliz las fuerzas maléficas para así dominar el mundo…Un argumento así de sencillo no tendría por que ser malo o aburrido a priori. Muchas películas y series tienen argumentos nimios y, sin embargo, entretienen y ofrecen calidad y buen hacer. No es lo que hallamos en esta película.

A una película sobre el Capitán Trueno se le supone que debe contener acción a raudales: luchas con espadas, batallas multitudinarias, rescates increíbles…Las pocas escenas de acción que vi ayer en la sala de cine se concentraban al inicio y al final de la película. La parte central del film es un páramo narrativo, con nulas escenas de acción destacables y diálogos ridículos e intrascendentes. Incluso, director y guionista se atreven a intentar darle cierto aire de existencialismo al protagonista, haciendo que dude de su propio papel en la aventura.

JENNIFER ROPE Y NATASHA YAROVENKO, DE LO MEJORCITO DEL FILM

Como ya he dicho, las escenas de acción son pocas, y también mal coreografiadas. Incluso me atrevería a decir que cualquier capítulo de Águila Roja contiene mejores escenas de lucha que el Capitán Trueno. Como muestra un botón. En la escena del rescate inicial vemos al actor principal, Sergio Peris-Mencheta, descolgarse por una tirolina, en lo que supuestamente debería de ser una maniobra rápida y sorpresiva. Pues bien, lo hace tan lento que a los sarracenos les hubiera dado tiempo de ensartarlo con cimitarras y flechas. Que nadie me diga que esto es falta de presupuesto, eso lo que denota es falta de imaginación e incapacidad técnica.

La película, tras un vacío narrativo de casi una hora, nos trae de nuevo algo de acción, con el asalto al castillo del maligno Jonathan Blake (Gary Piquer), un amanerado caballero inglés que, como villano, es prácticamente ineficaz. Hay que resaltar que tanto los personajes árabes como los ingleses no tienen el más mínimo acento. Vale que hablen el castellano, pero habrían quedado mejor con algo de acento. La única con acento es la hermosa actriz ucraniana Natasha Yarovenko (Sigrid) que, al interpretar a una vikinga, queda bastante plausible.

¡AY CAPITÁN, LA QUE TE VAN A DAR!

Antonio Hernández, no sé si influenciado por el documentalista Pau Vergara, ha realizado casi un reportaje sobre los castillos de España, con panorámicas de paisajes que no vienen a cuento y que parecen más propias de un documental barato de cualquier televisión autonómica. Los actores en general no están mal, con un Sergio Peris-Mencheta que da el tipo del héroe y unos correctos Adrián Lamana (Crispín), Yarovenko (Sigrid) y el atleta Manuel Martínez (Goliath). Sin embargo, se nota que el guión no daba para más, pues los actores hay momentos en los que se nota que no se creen ni lo que están diciendo. A destacar la completamente ineficaz contrapartida cómica, Crispín y Goliath, con chistes y situaciones que no provocan la más ligera sonrisa.

Hay que resaltar al desaprovechado actor Ramón Langa, habitual doblador de Bruce Willis, interpretando a un villano anónimo y casi sin líneas de diálogo, que hubiera interpretado con más acierto y empaque al malo de la película con más profesionalidad que Gary Piquer, que representa casi un villano de opereta. El resto del elenco de actores cumplen más o menos con las limitaciones del pobre guión, sin resaltar a ninguno en especial. Quizás tan solo Jennifer Rope, la actriz de color que interpreta a la bruja Ariadna, merecería cierta mención destacada pues su personaje, que recuerda poderosamente al de Olga Kurylenko en Centurión, de Neil Marshall, es bastante más carismático que el que se supone al villano principal.

¿VEREMOS A ESTOS ACTORES REUNIDOS POR SEGUNDA VEZ? PROBABLEMENTE NO

En definitiva, una oportunidad perdida para trasladar a tan entrañable personaje a la gran pantalla. Toda la película destila un aroma a dejadez e improvisación que apena, con un diseño de producción pobre y poco imaginativo, y una campaña publicitaria ineficaz para una película también ineficaz. No me siento complacido haciendo este tipo de críticas, pero no me queda más opción. Allá ustedes si deciden ir a verla.

Reacciones:

13 comentarios :

Anónimo dijo...

10 millones...hmmmm...que le pregunten a Pau Vergara donde están. Porque hasta donde yo se este personaje, que solo había dirigido documentales sobre la barraca en Valencia, quería trincar dinero de todos lados. Es más, hasta quería pillar para él parte de la inversión en medios. Visto el resultado final parece que lo ha conseguido. Y con semejante personaje al mando de un proyecto así no te puedes esperar otra cosa.

El Solitario de Providence dijo...

No sabía quien estaba detrás del guión hasta que busqué información sobre este Vergara y lo que leí ya me hizo sospechar. Documentales...Este lo que quería era pillar algún film con potencial en taquilla para trincar subvenciones gubernamentales más jugosas que las que le dan a los documentales. Mientras que el sistema de subvenciones no se modifique o se anule, no veremos películas españolas que de verdad tengan vocación de llegar al gran público con calidad, buenos guiones y bien realizadas.
Gracias por tu comentario, tan ilustrativo y sincero. Espero leerte más por aquí.

antonio santos dijo...

Os recuerdo que el primer intento exigía del director (ahora, no recuerdo quién) exteriores en Israel y Noruega. Por supuesto, todo el mundo se le echó encima recordándole que Millius recreó la Era Hybórea en cuatro o cinco escenarios españoles. O Paul Verhoeven con "Los señores del acero".
Traducción de esas demandas: ¡a trincar a mansalva del presupuesto, colegas!, cosa que ambos observáis puede haber pasado aquí.
Me parece increíble que se use el Grial para convocar fuerzas del Mal, con la considerable leyenda taumatúrgica (que empieza en el caldero de sangre celta) que arrastra. Cortitos de planteamientos, andamos.
¿La película carece de espectáculo, peleas, etc.? Claro: este país no ha desarrollado directores, ni actores, que estén puestos en esa tarea. ¿Qué se puede esperar de una cinematografía politizada, encargada en reconstruir a capricho la Guerra Civil, como todo el mundo denuncia, que está a punto de convertir lo sucedido realmente en una ucronía? ¿Heroismos en un país que reniega de ellos, aun en la ficción?
Eh, estimulante reseña, Solitario.
Saludos.

paco cano dijo...

sí, ese ha sido el principal problema del cine español, que las peliculas sobre la guerra civil no se han hecho al gusto de los fachas

Anónimo dijo...

Dónde habrán metido el dinero que dicen que les ha costado la película..menudo morro. Este es el problema del cine español, se quedan con las subvenciones y contratan a directores malos que no se quejan y miran para otro lado con complicidad. Así salen las pelis que salen. Una mierdas de campeonato.

El Solitario de Providence dijo...

@Antonio Santos: Ante todo, gracias por el elogio. Lo del Grial lo han pillado pues como dicen que el verdadero está en una iglesia de Valencia, será por eso. No me creo que en España no haya talento para realizar películas decentes de género, los excepciones lo avalan, lo que sucede es que no hay apoyo a este tipo de cine, un gran error por parte de quienes patrocinan y subvencionan la cinematografía patria.
@Paco: Sí, ni al gusto de unos ni al de otros. ¿Sabías que hay una película sobre la Guerra Civil, La Mula, pendiente de estreno porque el Ministerio de Cultura no da su aprobación? ¿Por qué? Porque al parecer ofrece una visión muy tibia acerca del bando nacional...No sabía que en España tuviéramos comisarios políticos como en la Unión Soviética. Lo que hay que hacer es no abundar tanto en el manido tema del guerracivilismo, que tenemos muchísima más historia que contar, ya quisieran los americanos.
@Anónimo: Mira, la mayoría de directores que cogen para estas producciones suelen ser realizadores impersonales y dóciles para que las productoras, muchas de ellas creadas ad hoc para trincar subvención, les fabriquen subproductos para respaldar la concesión de la ayuda. Eso es lo que tenemos aquí en España.

Gracias a todos por los comentarios.

antonio santos dijo...

Amigo mío:
Lo de que aquí hay gente capaz de hacerlo, ¡por supuesto! Pero ¿dónde están? (La pregunta es retórica; sabemos lo que ocurre. O costumbrismo, o nada.)

El Solitario de Providence dijo...

Ya se que la pregunta es retórica...Aquí en España todavía estamos enclavados en el panderetismo y el folklorismo, solo que antes era en forma de cine musical y costumbrista y ahora en forma de cine pseudohistórico guerracivilista.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Curiosidad: este es el trailer de un corto que se hizo muchos años antes de esta peli (con absolutamente 0 euros...):
http://youtu.be/IBwBw605n30

El Solitario de Providence dijo...

Seguramente este aficionado le habría echado más ganas que los que han perpetrado esta película.
Gracias por tu aporte.

Anónimo dijo...

Lo primero señalar que se inventan tropecientas cosas con respecto a la historia de los cómics. Sigrid no debía de haber salido en esta película, sino en una segunda atacando al barco del capitán ( ¿ y qué es eso de que Ragknar estuviese muerto? ¿ por qué demonios han puesto a una actriz ucraniana y no a una sueca o noruega? Ragknar muere más adelante y por cierto, Sigrid debía de haber vestido de verde de haber salido y no de azul precisamente, ese debía de haber sido el color del traje de Goliat y no lo que han sacado. ¿ Qué es eso de que Morgano muera ? ¿ cuándo murió Morgano en la historia ? ¿ donde estaba Grune ?

En fin, una lista de despropósitos de principio a final de la película. En el Castillo la bruja sobra completamente y debía de haber habido un foso en el pozo del mismo donde Morgano hubiese estado encadenado custodiado por el pulpo. Otra cosa, menuda invención lo de la marca del cuello del capitán ( ya les vale ). Faltan escenas de combates en toda la película a trisca en vez de todos esos diálogos absurdos y vistas de paisajes absurdas ( da grima la verdad ). Para los que hemos leido toda la colección como yo, da un poco de pena.


Por no hablar del trío protagonista, el mejor Manolo Martínez, en su papel de Goliat, justo el único que no es actor. No sé cómo dejaron escaparse a Elsa Pataki, que iba a ser Sigrid. Si es que la verdad es que no han dado una.

Podrían haber puesto de director al que dirigió el reino de los cielos. En fin, a ver qué sacan para la 2ª película, que parece que se centrará en Gengis Khan, como se rumorea por ahí.

El Solitario de Providence dijo...

Amigo Anónimo, la verdad es que todos esos detalles que señalas me son desconocidos porque nunca fui muy fan del personaje, siempre me gustó más el Jabato. Sin embargo, he de decirte que todas esas diferencias respecto a los tebeos de Víctor Mora no habrían tenido mucha importancia si de verdad hubieran acometido el film con amor por el personaje y profesionalidad. Lo que no se puede aguantar son esas tomas eternas de paisajes ni esos diálogos de patio de colegio que hacen que te revuelvas en la butaca del cine.
¿Escenas de acción? En una película donde debe primar la acción, su parte central está vacía de escenas de lucha, sólo unas pocas al principio y al final.
Uff, ¿Ridley Scott involucrado en el Capitán Trueno? Eso me hubiera gustado verlo a mi. Todo en este film ha sido un fiasco y da pena ver cómo se han cargado la posibilidad de otra película para mucho, mucho tiempo.
Saludos y gracias por tu extenso y sincero comentario.

Anónimo dijo...

De parte de un seguidor del Capitán Trueno para cualquiera que haya estado involucrado, de cualquier forma, en la creación de esta "película":

¡¡HIJO DE PUUUUUUUUUUUUUUTA!!

Gracias, que a gusto se queda uno.

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...