Esta mañana,conduciendo,he puesto la radio buscando algo de música.Sin querer (lo juro) he sintonizado Radio Marca donde emitían un programa sobre cine.Leían los e-mails de los oyentes y uno de ellos contaba cómo le gustaba la trilogía de Matrix.Por lo visto alguien le había recomendado una película parecida que seguro le iba a gustar si le habían gustado los films de los Wachoski.La había visto y le parecía infumable y lenta a más no poder.Dicha película era Blade Runner.

Dejando aparte mi propia opinión sobre dichas películas,hago hincapié en el trasfondo del e-mail del cinéfilo desnortado.Para bien o para mal vivimos en un país en el que la cultura siempre ha sido un bien minusvalorado.Al contrario que otros países,la difusión de la cultura se ha producido siempre de una manera parcial y bastante minoritaria.No quiero entrar en las causas,que dejo a la opinión de otras mentes más sesudas.

El punto al que quiero llegar es que tengo la impresión que mi generación,es decir,los que nacimos a principios de los 70´s,somos los únicos que mantenemos ardiendo la llama de la "cultura popular".¿Qué quiero decir con "cultura popular"?No me refiero al arte y la cultura establecidos,canónicos,lo que se enseña en las universidades,sino a toda esa "subcultura" que vivió su esplendor y máximo desarrollo en la España de últimos de los 70´s y siguientes años 80´s.


Los que en aquellos lejanos años comenzamos a leer y prestar atención a películas y series de televisión tuvimos el gran privilegio de conocer por vez primera autores y obras que se han convertido en clásicos.Al no existir aún internet,nuestra ventana a la fantasía era únicamente nuestra visita al quiosco,la biblioteca o la sala de cine. Durante aquellos años se vivió en todo el mundo,que no sólo en España,el "boom" de la ciencia ficción,pues la fantasía vendría años más tarde.

Decenas de publicaciones de género terrorífico y de ciencia ficción aparecían mensualmente en los quioscos.Aquellas revistas de cómics nos atraían con sus coloridas y fantásticas portadas como a las polillas una llama.Atrás quedan publicaciones como Zona 84,Cimoc,Totem,Metal Hurlant y tantas otras.Los superhéroes de la Marvel y la DC comenzaban a publicarse a principios de los 80´s de una manera cuidada y respetuosa por Forum y Zinco,habiendo sido maltratados la década anterior por otras editoriales.




En cuanto a la literatura,las colecciones de ciencia ficción poblaban los estantes de las librerías.Editoriales como Martínez Roca,Ultramar,Edhasa y muchas otras comenzaban a publicar clásicos,y no tan clásicos,de la ciencia ficción,la fantasía y el terror. De toda aquella amalgama de revistas,cómics,libros y películas nos nutrimos toda una generación de chavales que llegarían a convertirse con el tiempo en lo que ahora se ha llegado a denominar "frikis".Si mal no recuerdo,dicho apelativo casi no era usado por aquellos entonces.El gusto por lo "pulp",por la literatura de género,por el cine fantástico se veía con otros ojos por la sociedad en general.

Pero un día,casi sin darnos cuenta,todo aquello acabó.El final de esta "edad dorada" de lo fantástico español pareció coincidir en el tiempo con los primeros años de la década de los 90´s.Recuerdo de aquellos años la irrupción en el panorama literario de la fantasía heróica,encabezada por la genial obra de Tolkien.A rebufo de aquel éxito tardío aparecieron en nuestro país otras sagas fantásticas que intentaban copiar el éxito del Señor de los Anillos.

Editores y escritores,ante el éxito del fantástico,aparcaron las colecciones de ciencia ficción y terror.Lo mismo sucedió con las revistas de cómics,desapareciendo una tras otra y convirtiéndose en carne de retapado.Las epopeyas de los cómics de los 70 y 80´s dieron paso a mediocridades que no hace falta enumerar aquí.Un claro ejemplo fue la línea Image,todo un despropósito que contaminó todo el panorama superheróico de aquellos años.

También la gran pantalla se resintió ante esta "oleada aniquiladora".Los grandes clásicos del género dieron paso a los "blockbusters",producciones fabricadas en serie por los estudios que canibalizaban la temática fantástica.La televisión sí pareció sobrevivir a este "maelstrom" y continuó explotando con acierto a veces el universo de la ciencia ficción.Recuerdo muchas series de la década de los 90´s a las que nos agarramos como tablas salvadoras y que,afortunadamente,fueron creando nuevos aficionados al fantástico.



Hoy en día las series de televisión han alcanzado un nivel de calidad bastante alto en casi todas ellas.Se siguen haciendo truños infumables,pero son compensados por otras creaciones de gran calidad e imaginación:Galáctica,Doctor Who,Crónicas de Sarah Connor...Sí,ya sé que muchas son versiones y puestas al día de series más antiguas,pero lo importante son sus buenos guiones y su excelente factura.Además ¿de qué decada son las series en las que se basan?

En cuanto a los cómics,el acierto en la reedición a precios populares de los clásicos en el formato "biblioteca" y los nuevos guionistas y dibujantes,unido a la fiebre "revival" por ciertos superhéroes más o menos olvidados ha hecho renacer de sus cenizas el maltratado noveno arte.

Se está produciendo un tímido resurgir de las publicaciones de ciencia ficción,sobre todo por editoriales pequeñas,a pesar que la fantasía sigue teniendo mucho relieve en los puestos de ventas.Se reeditan joyas del género ci-fi y se publican nuevos autores.Todo esto se desarrolla muy tímidamente pues lo que priman son las ventas.

Como conclusión diré que la generación de jóvenes nacidos a mediados de los 80´s es una generación que no ha vivido apenas la fascinación por todo un género como es la ciencia ficción "pura".Son una generación que han crecido con los juegos de la Play e internet.Han sido espectadores de filmes planos,sin alma ni imaginación.Hoy en dia,los denominados "frikis" somos los herederos de aquellos años en los que la ci-fi fascinaba,con publicaciones adultas e imaginativas.los frikis de ahora éramos los niños que comprábamos cada mes con devoción aquellos primeros cómics de Forum o Zinco.Éramos los que crecimos viendo en el cine Blade Runner o en la tele al capitán Piccard y su tripulación.

Cuando he asistido a algún salón del cómic lo predominante han sido dos categorías:los frikis carrozas como yo y los jovencitos.Hay un gran abismo generacional entre las dos categorías de frikis.Los frikis adolescentes van más por el manga,el ánime,los videojuegos...Los tipos como yo estamos interesados en otras cosas,no mejores quizá,pero sí distintas.

Como ya he dicho,la generación de nacidos a partir de mediados de los 80´s es una generación perdida para la causa friki.Existe un vacío inmenso entre generaciones.Las inclinaciones de chicos y chicas de 17 años en adelante no van precisamente por los derroteros que tenía yo a su misma edad.

Sí,los tiempos han cambiado mucho pero ¿para mejor?Sólo hay que echar un vistazo alrededor.¿Qué ves?Tengo una hija de cinco añitos y,la verdad,me da miedo.Salvo excepciones,las inclinaciones culturales de esta generación-x dejan bastante que desear.Seguramente estaré siendo injusto con quienes pertenezcan a ese grupo de edad y no se consideren incluidos en el "mainstream",pero es la impresión que me domina.

No quiero caer en los tópicos sobre la juventud actual.Tan sólo he querido opinar sobre la existencia de toda una generación-x que no es ni carne ni pescado,fruto de toda una serie de cambios sociales,culturales y políticos que se han producido en España a partir de la década de los 90´s.A mi parecer es una generación que no ha conocido(ni querido conocer) el cómo perder una tarde de sábado leyendo a Asimov o Aldiss.Son unos chicos que prefieren la botellona del viernes a quedarse en casa viendo una película de Lynch o Ridley Scott(el antiguo,claro).Son chicos que prefieren malgastar su tiempo jugando al FIFA 2009 o el Halo en vez de ver estupendas series como Galáctica,Dexter o Los Tudor.Son chicos que apenas tocan los libros del instituto,por no mencionar los de autores como C.Clarke,Stevenson o Lovecraft.

No digo que mi generación sea mejor,tan solo distinta,muy distinta.Quien lea esto que reflexione por qué ha sucedido este cambio generacional en nuestro país,en si hay culpables o es,sencillamente,la evolución natural de la sociedad.

Publicar un comentario en la entrada Blogger

  1. Todas las generaciones piensan que la que viene detrás es un desastre, y eso aparece hasta en escritos encontrados siglos antes de Cristo. Cuando éramos pequeños, los medios de ahora eran impensables, pero eso hacía que el uso de la imaginación fuera mayor, que todo interesara, de pequeña recuerdo llevar la revista Mas Allá al colegio,y no veas si nos entreteníamos con eso, dudo que hoy dia se pueda hacer algo así en ningún colegio.
    De todas formas, aunque es cierto que la edad media de los compradores de cómics ha subido, es un alivio pensar que si siguen con la afición rondando los cuarenta, difícilmente ya la suelten, no? Además, el poder adquisitivo en esa edad no es comparable al de la adolescencia por lo general, lo que amplia la oferta.Otra cosa es que pasará dentro de unos años, si habrá herederos suficientes para que perduren los cómics por más generaciones.
    La revolución tecnológica que se ha vivido en estos años ha sido tan vertiginosa, que seguramente nos esperen cambios brutales al menos en el formato.
    No dudo de la permanencia de los personajes, de que todos los conozcan, otra cosa es que sigan teniendo serie mensual. Respecto al analfabruto que se aburre con Blade Runner, no me parece sintomático de nada grave, por buena que sea una película, siempre habrá quien la califique de pestiño, para gustos colores, yo pienso que siempre habrá obras de arte tanto en el cine como en la televisión, no hay que desesperar, y gente que lo sepa apreciar.

    ResponderEliminar
  2. Tu entrada me provocó un viaje a la nostalgia, tanto que me inspiré para escribir una algo al respecto en mi blog, je.

    No soy española, pero me reconozco en casi todo lo que dijiste. Nací en el año 68, me crié leyendo a los grandes de la edad de oro de la ciencia ficción y sufrí cuando a Picard lo atraparon los Borg, sin mencionar que estaba enamorada de Han Solo y Starbuck (en su versión original masculina, obvio). Y como vos, seguro, leí a Tolkien antes de que se pusiera de moda gracias a Peter Jackson.

    Yo tambien me asusto al mirar a mis hijas casi sin brújula en el mundo literario y cinéfilo (mi hija mayor está enamorada de la saga Crepúsculo, por dios).

    No quiero caer en eso de que todo tiempo pasado fue mejor, pero bueh, ese pasado es mi pasado, cimentó mi presente y seguro influye en mi futuro interés y gusto por todo lo que sea 'friki'.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Vaya artículo que te has ido a leer, Ana Laura, que antiguo. Bueno, es bueno saber que siguen estando de actualidad. Al menos te ha inspirado. Querida amiga, los tiempos cambian como decía Bob Dylan y creo que es misión imposible que nuestros hijos sean como nosotros a su edad. Sólo el tiempo dirá lo que les espera.
    Gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  4. Buenas, es la primera vez que visito este blog y esta es la única entrada que he leído, por lo que quiero concretar que mi opinión está basada únicamente en lo que aquí se ha expuesto y si alguna parte de la entrada tiene matices que se han comentado con anterioridad o posterioridad evidentemente no los podré tener en cuenta. Pero a pesar de todo eso no puedo evitar añadir mi humilde opinión a lo que acabo de leer.

    Lo primero, y la base de todo lo que vengo a decir, es lo decepcionada que me siento al ver a gente que se escuda en una opinión de que su generación fue mejor utilizando la falacia de que en realidad no quieren decir mejor, sólo diferente. Lo siento mucho, pero es evidente que aquí se piensa que la generación de los 70 en cuestión fue mejor en todos los aspectos.

    Para que mi opinión tenga más sentido diré que nací en el 87 y durante cierto tiempo pensé que todos los que habían nacido en la década de los 90 eran inferiores como aquí se ha expuesto.
    No pretendo ofender al dar una opinión tan categórica, pero si vamos a dar opiniones es mejor dar a entender claramente qué pensamos y no perder tiempo con lo políticamente correcto.

    No es mentira que la generación del 70 tuviera mayores y mejores oportunidades de acercamiento a la cultura literaria y cinéfila de la ciencia ficción o de la fantasía pero en mi experiencia mi generación no tuvo ningún problema en encontrarla si la buscaba.
    Vi Blade Runner antes que Matrix. Vi la saga original de Star Wars antes de que George Lucas estrenara las demás. Leí a Asimov antes que a Tolkien. Cuando quise saber algo el mundo seguía ahí fuera para que me moviera y lo buscara.
    ¿Y sabéis qué? También he leído manga y visto animes, pero no me he quedado estancada en eso.
    Se acusa en este artículo a mi generación de ser perezosa, de querer sólo un tipo de producto que atrae a un grupo de edad muy concreto como es el caso del manga. Nos llevamos las manos a la cabeza y no nos paramos a pensar que esos chavales que nacimos en los 80 también nos vamos haciendo mayores y tenemos otras aspiraciones y necesidades culturales que entran en lo que aquí se tacha categoricamente de "lo bueno". Que vaya, en mi opinión lo es, pero cuando se pone como "esto es lo bueno porque es de esta época y entonces las cosas molaban" me dan ganas de tirarme por la ventana.

    ResponderEliminar
  5. Para mí este artículo no es más que un despropósito, se describe a mi generación como vaga y descerebrada. ¿Acaso no os trataron a los de los 70 de la misma forma? ¿No se cansaron vuestros padres de vuestras chorradas de marcianitos y cómics?
    Y hablando de fenómenos fan como se ha hecho en los comentarios. Los críos de ahora tienen a Justin Bieber y Crepúsculo. ¿Acaso otras generaciones no tuvieron, por ejemplo, a Take That?
    Id al mismo youtube y veréis a un montón de tipas de entre 15 y 18 años gritando como locas porque viene Take That a Madrid. Por aquel entonces yo tendría cinco o seis años. Casualidad que me salen las cuentas.
    ¿Era mejor Take That que Crepúsculo? No señor.

    No podemos dar lecciones cuando no conocemos o no queremos conocer. Pensé que la generación de los 90 estaba echada a perder hasta que tuve la oportunidad, al trabajar en una asociación cultural, de hablar con gente de esa generación y claro que les gustan las cosas que salen ahora para ellos, es inevitable, el marketing es lo que tiene. Pero cuando les hemos ofrecido "lo bueno" no lo han rechazado, lo han incorporado a su cultura, a muchos de ellos les ha gustado, pero es que señores, todavía tienen que crecer. No podemos llevarnos las manos a la cabeza y decir que están perdidos cuando no han tenido tiempo de madurar.


    La LOGSE me pasó factura pero los de los 70 ya peináis entre 30 y 40 castañas y, ¿sabéis qué? Que os hacéis mayores como vuestros padres y se os olvida que también fuisteis chavales, que las oportunidades no son las mismas en todas las generaciones y que el tiempo pasará y unos se quedarán atrás como se quedaron más de uno en los 70, en los 80, 90 y siempre y otros aprenderán el valor de la cultura.

    ResponderEliminar
  6. Querida amiga, siento de veras si te has sentido algo ofendida por este post, que escribí ya hace bastante tiempo. A día de hoy, básicamente mi opinión no ha cambiado, aunque con matices.

    Es cierto que todas las generaciones piensan que la suya es la mejor, en detrimento de las más jóvenes, en eso estamos todos de acuerdo. Lo que he querido decir en este artículo es que hay una mayoría de jóvenes de entre 18 y 25 años, aproximadamente, que pasan absolutamente de las cosas que a mi, y a ti también, no lo dudo, nos entusiasman. ¿Por qué? No lo se, eso daría no para un post, sino para cientos de ellos.

    No dudo que haya muchos jóvenes que como tu tengan inquietudes parecidas a las que tenía yo a tu misma edad, pero no son muchos, Isa. O al menos no son tan ruidosos como aquellos con una falta casi absoluta de intereses válidos.

    No quiero extenderme más pues creo que si digo que suscribo gran parte de tu reflexión, nos ahorraremos tiempo escribiendo yo y leyendo tú. Tan solo pedirte mis más sinceras disculpas por no haber matizado mis conclusiones debidamente.

    Espero verte más por aquí y que dejes tus comentarios a menudo, se ve que tienes mucho que aportar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Es curioso, leyendo la entrada, en ningún momento pensé que se insultaba a la generación posterior a la nacida en los 70. Más bien me pareció un sencillo homenaje a los que fueron niños en los 80, dedicado a ellos. Quizá lo entendí así, por pertenecer a esa generación.

    Es cierto que el artículo parece vertebrarse en la idea de que en décadas posteriores, los jóvenes, poco a poco, han dejado de interesarse por una cultura que para nosotros fue determinante, y que parece haber sido excluida en pos de otra "diferente", pero no creo que lo diga de una manera insultante, más bien melancólica.

    Además, en parte es cierto que hoy en día, los niños y jóvenes se interesan poco por la lectura (interesarse por Harry Potter o Canción de Hielo y Fuego es interesarse sólo por "un libro", un fenómeno, no por géneros o incluso "la literatura" como tal), ni hay series de dibujos u otro tipo en la tele los sábados por la mañana que se marquen a fuego en los niños como nos pasaba a nosotros. En los 90 seguía habiendo algo de esto, aunque menos, y en lo que llevamos de siglo, las cosas no han mejorado, precisamente; ya no hay ese interés extremo, ese ansia de cosas nuevas y excitantes que había en esas décadas concretamente, porque ahora "la novedad" es un negocio brutal, y es diaria y constante.

    Pero no es culpa de los jóvenes en realidad, no son "generaciones posteriores más tonas que otras", sino que es culpa del nuevo mundo, que ha convertido el "pequeño negocio" cultural del siglo pasado en una inmensa industria a veces fría y vacua, aplastante, prefabricada y efímera; creo que ahora se ofrece una variedad infinita de productos que antes no se ofrecía, y esta facilidad y abundancia de "cosas" mata la curiosidad y el interés que pudieran tener los jóvenes, que en el fondo son como lo éramos nosotros; ahora lo "bueno", lo especial, queda eclipsado por los millones de productos que salen al mercado en cine, TV, cómic, literatura... Ante la abundancia, se pierde la sensación de hambre.

    Y así, volvemos a lo que yo entendí del post: que el mundo siempre tendrá cosas buenas, pero que ya no es lo que era, ni tan friki, ni tan curioso, ni tan novedoso. Que con cada generación se gana y se pierde algo. Y que es una lástima.

    Y nosotros lloramos por lo que nosotros perdimos.

    ResponderEliminar
  8. Cierto Raúl, hay mucho de melancolía en el post. Melancolía y amargura y preocupación por nuestros hijos, que están creciendo en un mundo donde lo tienen todo al instante, no sabiendo muchos de ellos valorar eso.

    Es interesante la reflexión que haces acerca de esos fenómenos editoriales que comentas. En efecto, interesarse sólo por un libro o saga no es amar la lectura, es sólo una moda, y hay mucho de eso en fenómenos como Crepúsculo, Harry Potter, Canción de Hielo y Fuego y muchas otras.

    ¿Qué seres van a marcar a nuestros hijo? ¿Bob Esponja? ¿Monster High? No digo que todo la animación televisiva actual para niños sea mala, pero le falta ese "algo" que convirtió en míticas otras series antiguas. Por cierto, échale un vistazo a este enlace:

    http://www.elmundo.es/elmundo/2011/12/01/television/1322757808.html

    Podríamos añadir muchos más ejemplos de cómo esta nueva generación que nos sucede es distinta a la nuestra. Ojo, digo distinta, no peor. Pero es distinta de una forma que no me gusta, y ahí nadie me va a hacer cambiar de opinión.

    En fin, lloraremos por aquellos años tan felices llenos de cosas maravillosas que nos hicieron ser como somos, una generación tan interesada por todo que necesitaríamos dos vidas para disfrutar de todo aquello que nos gusta.

    Lo que dices, una pena.

    ResponderEliminar

Si, ya sabemos que es una lata la verificación pero, ¿a quien le gusta ver spam en su página?

 
Top