15/8/2008

RELATOS DEL NECRONOMICON



Después del truño que lei y ya comenté aquí en mi blog,terminé un libro que sí vale la pena leer por su originalidad.

¨El Necronomicón,relatos basados en los mundos de H.P.Lovecraft¨,editado por la Factoría de Ideas en su colección de bolsillo Puzzle,es un libro mixto.Mixto porque incluye tanto relatos como ensayos.El prólogo y las presentaciones de las historias están escritas por Robert M. Price,entusiasta de los Mitos de Cthulhu y que,además,es teólogo.Esta circunstancia añade un interés adicional a sus opiniones pues su punto de vista es inédito al de otros antologistas y compiladores de relatos sobre los Mitos.

Price escribe un prólogo digno de cualquier ensayo semiológico o literario.El antologista,lejos de distanciarse de su especialidad,la utiliza para desgranar y analizar el famoso libro creado por Lovecraft.Para quienes no sean fanáticos de los Mitos de Cthulhu,la lectura de este prólogo puede ser árida,aburrida.Pero para quienes,como yo,son verdaderos aficionados a este particular universo terrorífico,la lectura es deliciosa.


Sin embargo,no debemos olvidar que el Necronomicón es una obra apócrifa,falsa,producto de la imaginación de Lovecraft y su círculo de autores afines: Clark Ashton Smith,August Derleth,Robert E. Howard,Robert Bloch,Frank Belknap Long,Henry Kuttner y otros.Aun así Price analiza la obra como si de un libro real se tratara.

El último ensayo del libro,escrito por Price,"Un comentario crítico sobre El Necronomicón",es un análisis de texto exhaustivo de la obra maldita.La rigurosidad que emplea Price me deja perplejo.El grado de frikismo de este autor es alucinante.Utiliza su dominio sobre religiones antiguas para diseccionar,versículo a versículo,todo el Necronomicón o,al menos,los fragmentos que subsisten.

Otro de los ensayos incluídos es ¨La Historia del Necronomicón¨ del propio Lovecraft,una especie de escrito privado que el autor envió a sus amigos escritores sin la intención de publicarlo.

David T. St. Albans,en ¨La vida del Maestro¨ recrea una supuesta biofrafía del árabe Abdul Alhazred,escritor del Necronomicón.


En "Prefacio a Al-Azif",L. Sprague de Camp relata unos hipotéticos sucesos relacionados con la traducción del libro maldito,incluyendo incluso para darle verosimilitud retazos de política internacional.

Frank Belknap Long,en "Un fragmento del Necronomicón de John Dee" ofrece un par de párrafos atribuidos a un tal John Dee,astrólogo isabelino.Lin Carter nos deleita con una traducción del Necronomicon por el tal Dee,anotada por el propio Carter.Lo cierto es que todo aspirante a aficionado del universo lovecraftiano debería leer estos pseudo-ensayos y apócrifos.Aunque son enteramente falsos,claro está,son coherentes con la Mitologia de los Primigenios,a diferencia de otros "necronomicones" que se editan por ahí.

El Necronomicón de Dee,escrito por Carter,es toda una compilación de la cosmogonía primigenia.Las jugosas anotaciones de Carter lo hacen una guía imprescindible para la entera comprensión de muchos relatos de los Mitos e,incluso,de algunos que no lo son (ciertos relatos sobre Conan,de Robert E. Howard).


También se incluye en esta antología el famoso Manuscrito de Sussex,de Fred L. Pelton,otra especie de versión del Necronomicón original.Aunque no añade mucho a lo ya conocido,es curioso de leer.

En "Por qué Abdul Alhazred se volvió loco" D.R. Smith ofrece su particular teoría sobre el origen de la demencia del escritor y visionario árabe.

El resto del volumen está dedicado a los Relatos Oscuros,relacionados en mayor o menor medida con el libro del mal."El Pergamino Terrible" es un relato breve escrito por Manly Wade Wellman,autor inédito para mi.es un cuento sencillo con reminiscencias a episodio de Dimensión Desconocida.





"La casa del Dr.Xander" es un brevísimo relato de 1941,de Martin D. Brown.Juega con la sorpresa final al lector,aunque ésta se vislumbra casi desde el primer párrafo.

"El manto de Graag" de un prometedor Frederik Pohl proviene,como casi todos los relatos del libro,de los fanzines y revistas pulp norteamericanas de los años 40 y 50 del pasado siglo.Es increíble la proliferación de este tipo de publicacionesen aquellos años.Es una lástima la pérdida de dicho fenómeno,aunque internet intente ofrecer un sucedáneo de aquellas revistas.Sin embargo,el romanticismo del papel impreso de mala calidad parece haberse perdido.




"El muro de Settler",de Robert A.W. Lowndes es,sin duda,uno de los mejores de la recopilación.escrito en 1942,desarrolla la acción en uno de los parajes que los aficionados al terror conocemos bien:Maine.La premisa de un muro interdimensional es explotada con maestría por el autor,permaneciendo más cerca de la ciencia ficción clásica que de los Mitos de Cthulhu,a los que toca tangencialmente.

El relato de Richard L. Tierney,"El que aúlla en la oscuridad" fue escrito en 1957.Este escritor compuso relatos basados en la Era Hibórea,creada por Robert E. Howard,incluyendo algunos sobre Red Sonja,la sensual heroína pelirroja de la que pronto veremos película.Este relato quizás sea uno de los más lovecraftianos del libro,aunque mucho más cercano a Herbert West:reanimador que a un relato de los Mitos.



"Demonios de Cthulhu" del gran escritor de ciencia ficción Robert Silberberg es la historia sobre un chico que recurre al panteón primigenio para sus egoístas y mezquinos deseos.El resultado es un relato a caballo entre Cuentos Asombrosos y Twilight Zone.Me sigo quedando con el Silvergerg de los relatos de ciencia ficción que con el escritor de este tipo de relatos.

"El castillo en la ventana",de Steffan B. Aletti es un relato corto del tipo "sujetoencuentra libro maldito y los sucesos consecuentes".El autor usa el Necronomicón como mero recurso narrativo no como personaje del relato en sí.

John Brunner,otro clásico escritor de ciencia ficción,nos presenta quizás el relato más original del volumen:"Acerca de la próxima edición barata del Necronomicón de Abdul Alhazred".En este cuento Brunner mezcla magistralmente nombres y localizaciones lovecraftianas trasladándolas a Inglaterra.La fina ironía que desprende el cuento no es incompatible en absoluto con el uso de los Mitos que este autor,no habitual de este tipo de relatos,hace de ellos.Los juegos de palabras,el humor y las situaciones absurdas no hacen sino enriquecer aún más la la trama inventada por Brunner.En definitiva una joya de este importante autor que es John Brunner.






El último relato del volumen,"La Víbora",de fred Chappell,convierte al Libro Negro en una entidad malvada en sí misma.Es una historia sorprendente,con una premisa original y con un final sorprendente.Este cuento me recordó el estilo y paranoyas propias del gran monstruo Philip K. Dick.Los personajes se ven envueltos en sucesos desconcertantes,donde la realidad se ve alterada más o menos sutilmente.Fred Chappell es un autor que habría que investigar.


En definitiva,el volumen comentado es un libro ameno para los aficionados al terror ,aunque las distintas versiones y comentarios acerca del Necronomicón parezcan reiterativas y algo incomprensibles.En cambio.para un entusiasta de Lovecraft el libro es una pequeña joya,asequible y que aporta momentos muy entretenidos.

LA ESPESA NIEBLA DE FRANK DARABONT


Veo ultimamente una tendencia muy clara en el fantástico.Películas como Monstruoso,El Incidente o La Niebla nos presentan fenómenos y criaturas casi incomprensibles,apenas esbozados.Casi podría decirse que tanto la película de J.J.Abrams como la de Darabont son la misma historia,solo que a Nueva York no ha llegado la niebla,solo los monstruos.


Sea una tendencia o no,lo cierto es que estas películas muestran una naturaleza que se rebela contra el hombre.En el film Monstruoso no se explica el origen del behemot que asola la gran Manzana,lo deja a nuestra imaginación.En El Incidente de Shyamalan tampoco está muy claro el origen del caos.Sólo en la cinta de Darabont se ofrece una somera explicación a los alucinantes fenómenos.



No voy a tratar de indagar en las causas de este cine catastrofista y pesimista.Creo que las motivaciones son claras.El alarmismo,fundado o no,por el cambio climático tiene bastante culpa.La amenaza latente del terrorismo invisible también influye en las historias llevadas al cine.

La Niebla es una película profundamente pesimista,desalentadora.Casi desde el comienzo se intuye el final,trágico y apabullante como hacía tiempo no veía en la gran pantalla.La historia en sí es increíble,pero la habilidad del director la transforma en algo cercano al realismo.


Lo que más miedo provoca esta película no son las bestias surgidas de la niebla,sino la transformación de las personas atrapadas en el supermercado.Es terrorífico como el mesianismo y el fanatismo pueden arrastrar multitudes,cómo situaciones límite fuerzan a cambiar a las personas,tanto para bien como para mal.



Para mí,la película resultó una delicia.Desde el inicio podemos ir encontrándonos guiños a todo espectador ¨friki¨ que se precie de serlo.El protagonista,el actor Thomas Jane,está inspirado en el ilustrador de carteles cinematográficos Drew Struzan.La escena inicial en el estudio del protagonista es para analizarla a fondo.En la pared vemos colgados carteles de películas reales realizados por el propio Struzan,como La Cosa de Carpenter,todo un presagio de lo que vendría a continuación.


El cuadro en el que trabaja Thomas Jane es el de una hipotética película basada en la Torre Oscura del propio Stephen King,autor del relato en el que se basa La Niebla.En dicho dibujo vemos un pistolero,con una flor y una torre a los lados.Todo un homenaje al maestro del terror.



A lo largo de la cinta hallamos guiños cinéfilos aquí y allá.Cuando el grupo de supervivientes entra en una farmacia en busca de medicamentos,Jane coje de una estantería un cómic de Hellboy para su hijo.¿Casualidad?


El reptil volador que se estrella contra los cristales del supermercado me recordó a Los Pájaros,de Hitchcock.Las arañas gigantes lanzadoras de redes de ácido son un claro homenaje a nuestros aliens favoritos,método reproductivo incluido.Incluso el monstruo gigante del final parece el mismo que el de la película Monstruoso.


En definitiva,una película para no perderse,tanto por frikis como a todo aquel que le guste el buen cine.