AGENTES DE S.H.I.E.L.D., TEMPORADA 1: 3 ACIERTOS Y 3 ERRORES

A pesar de que desde el noveno dejamos de reseñar cada capítulo de Agentes S.H.I.E.L.D. ante la repetición de unos esquemas que no resultaban nada satisfactorios, la hemos visto puntualmente hasta el final. Así que no podíamos dejar de hablar de la evolución que ha sufrido. Hay que reconocer que la serie ha sorprendido en sus últimos capítulos, aprovechando el tren de lo acontecido en Capitán América: El Soldado de Invierno. También ha sorprendido, todo hay que decirlo, que ABC haya decidido renovarla a pesar que esta mejora no se ha visto reflejado en una subida de audiencia, terminando con poco más de 5 millones de espectadores. 
EL EQUIPO NO HA RESULTADO SER LO QUE ESPERÁBAMOS
A modo de recapitulación, nos gustaría resumir lo que consideramos que ha sido lo mejor y lo peor de esta primera temporada de Agentes de S.H.I.E.L.D.: 

A FAVOR: Ha supuesto el pistoletazo de salida de los grandes canales que emiten en abierto (ABC, ya que CW a pesar de Arrow o Smallville, no es de los grandes) por series abiertamente basadas en personajes de cómics. Tras ella, vendrán Agente CarterConstantine o Gotham, que en principio aspiran a audiencias muy superiores a las de, por ejemplo, Smallville. Dependiendo de cómo el público responda, quizás estemos ante el nacimiento de un nuevo subgénero televisivo, al igual que ya lo es en el cine el de los superhéroes. Y los comienzos rara vez son perfectos.

EN CONTRA: Han tenido tanto miedo de no llegar al público general, que el equipo protagonista elegido resulta genérico e increíble. Han desaprovechado una inmensa mina de años y años de personajes de cómics para ofrecernos a unos críos científicos que apenas tienen edad de saberse la tabla periódica, una mujer karateka que podríamos ver en cualquier procedimental, y un agente Coulson que demuestra que es mucho mejor secundario que protagonista. La pareja de guapos oficiales, Skye y Grant Ward, a pesar de ser los que más sorpresas ofrecen, no tienen tampoco lo necesario para llevar el peso de una serie. 
EN LAS PELIS MARVEL RESULTABA INTERESANTE CUANDO APARECÍA,
PERO EN LA TELE HA PERDIDO TODO EL GLAMOUR
A FAVOR: Al principio de la temporada, repitiendo el error anterior, los casos parecían el monstruo de la semana, donde el equipo resolvía sin grandes emociones cualquier entuerto rutinario. Alguno era algo mejor, pero el aburrimiento y la falta de emoción hacía su aparición casi semanalmente. Sin embargo, aunque apenas aprovecharon lo sucedido en Thor: El Mundo Oscuro, sí que lo hicieron con Capitán América: El Soldado de Invierno. La trama de HYDRA y volver al agente Grant de repente un infiltrado, un malo, es un avance considerable para esta serie. Tanto que le perdonamos la incoherencia con todo lo visto anteriormente del personaje y lo mal explicado que ha estado sus razones para ser abducido por HYDRA

EN CONTRA: No han sido valientes y no hemos visto a Grant hacer nada verdaderamente terrible: matar a alguno de sus compañeros, bien a Skye, o a los científicos Fitz y Simmons, un verdadero lastre para la serie. El final que le han dado a John Garret, un mal chiste, recuerda que aún tenemos que ver un enemigo bien construido en esta serie. La fidelidad de Grant a HYDRA no se entiende con ese absurdo entrenamiento de dejarlo solo en un bosque... Si se hubieran atrevido a quitar de en medio a unos pocos del grupo original, para reclutar a otros en la segunda temporada, mejor nos habría ido.
UNA VENTAJA INESPERADA DE LA FALTA DE CARISMA: TE LO CREES DE MALO O DE BUENO
A FAVOR: La serie va perdiendo el miedo a introducir elementos fantásticos y personajes de Marvel. Las agradecidas apariciones de Nick Furia o Maria Hill pueden dar pie a que en la segunda temporada se vayan atreviendo a ofrecernos más personajes de los cómics y se dejen de inventos que no se les dan muy bien. El misterio que rodea al origen de Skye puede abrir la puerta a cualquiera de las infinitas opciones que encontramos en los cómics Marvel: Inhumanos, alienígenas... de todo menos mutantes. Al menos nos han dejado con un misterio interesante para empezar a ver con mas interés la segunda temporada. 

EN CONTRA: La serie va a tener mucha competencia el próximo año como para confiarse únicamente en el sello Marvel para garantizarse el suelo de audiencia que tiene ahora. Está por ver qué nos ofrecerán el resto de estrenos, pero muy malos tienen que ser para que en la comparación no salga perdiendo S.H.I.E.L.D. A poco que éstos nuevos shows sean más fieles a sus orígenes (al menos Gotham demuestra personalidad en la ambientación, algo de lo que Agentes de S.H.I.E.L.D. nunca ha podido presumir), van a tener que ponerse las pilas y mejorar más de lo que lo han hecho hasta ahora.
EL MISTERIO DEL ORIGEN DE SKYE, UNO DE LOS GANCHOS DE LA NUEVA TEMPORADA
Esperamos que la segunda temporada supere a la primera en todo, aunque parece evidente que no están dispuestos a renunciar a sus protagonistas actuales, algo que complica mucho que la serie de el giro total que amaga pero no acaba de tomar. Al menos, seremos capaces de ponernos a ver el estreno de la segunda temporada, cuando hemos dudado a menudo si merecía la pena terminar la primera. Ya es un avance a tener en cuenta y digno de valorar.

Publicar un comentario

Entendemos que aceptas que podamos conocer tu nombre de usuario, IP y email si rellenas el captcha y dejas tu comentario.

[facebook][disqus]