Tras el disparo en la cabeza que recibió Dick Grayson mientras patrullaba con Batman como Nightwing, nada sabíamos de él en la colección regular del murciélago. Todo lo que se nos muestra es Batman en busca de venganza. Esto se aleja muchísimo de los buenos momentos a los que nos tiene acostumbrados Tom King. La respuesta a lo que ocurre con Dick la tenemos en el tomo Nightwing: Primera Temporada - Los Terrores del Caballero Nocturno, recién editado por ECC Ediciones. El chico ha perdido la memoria en lo relativo a su papel como héroe e hijo adoptivo de Bruce Wayne. Recuerda en cambio su infancia en el circo y su entrenamiento, o al menos sus músculos. ¿Qué supone esta nueva etapa en la vida del primer Robin?


Resultan sorprendentes los giros que ha sufrido recientemente el que seguramente es el segundo personaje más importante en el universo de Batman. Si Grayson fue un experimento que tenía sentido por la duración acotada del mismo, considero que esto se les ha ido de las manos. Los giros abruptos en los personajes suelen esconder más faltas de ideas que otra cosa, y me temo que estamos ante un caso así.

Soy un fiel seguidor del personaje y mi colección abarca décadas del mismo. Sin embargo, no recuerdo una época tan descafeinada como la reciente. Desde que Grant Morrison supo darle el papel relevante que merecía junto a Damian ocupando el papel de Bruce como Batman, parecen ser ciertos los rumores de que alguien de las alturas odia profundamente al personaje. En vez de eliminarlo, hace que sus historias no interesen a conciencia y justificar así el posible cierre de su colección.

Dick Grayson ahora se hace llamar Ric, que reniega de lo que supuestamente es su pasado y de quienes le querían, porque ellos no querían a Ric, sino a Dick. Para entender por qué el hijo adoptivo de uno de los hombres más ricos del mundo prefiere ir de ocupa de casa en casa que disfrutar de un mínimo de comodidades seguramente haga falta que el lector reciba otro disparo en la cabeza. La figura mil veces vista del rebelde sin causa es la que destaca en este cómic. Las decisiones que toma Ric son realmente estúpidas, quedando reducido a un chico que bebe demasiado (cuando Dick Grayson es abstemio desde siempre), debe dinero (sic) y se pasa el día en los bares tonteando con chicas. Que no se me olvide, va rapado y enseñando músculo allá donde vaya, dándoselas de duro pero, por supuesto, con un fondo noble. ¿Por qué odia un pasado que desconoce y a la gente que se preocupa por él? No tiene sentido.

HA OLVIDADO SU PASADO, PERO PRESUME DE SABER QUIEN ES...

Como no puede faltar el componente heroico, por supuesto el chico se encuentra en la disyuntiva de tener que ayudar en momentos críticos y volver a sus raíces. Para que la cosa no decaiga demasiado, un equipo de voluntarios deciden sustituir a Nightwing tras su evidente desaparición de Blüdhaven, como si sólo fuera necesario ponerse un traje para ello. La estampa recuerda al equipo que apoya a Arrow en su serie televisiva. Tan poco creíble como falto de interés.

A pesar de todo, reconozco que el tomo no aburre, apoyado en visitas de la batfamilia, pero me desespera saber que esta situación se eternice. No hay más que consultar Instagram para ver las quejas unánimes de los lectores. ¿De verdad pensaban que colocarnos a un Dick Grayson sin memoria conduciendo un taxi era lo que necesitaba el personaje, uno de los más famosos del mundo? No tengo más que remitirme a la excelente historia Nightwing: El Nuevo Orden para recordar una buena historia que respeta toda su esencia e historia, a pesar de ser un Elseworlds.

Hacer este cambio debería tener en cuenta muchos detalles que se ignoran. ¿Dónde están Los Titanes? Batman, como siempre, alejado del premio a mejor padre del año, y Bárbara y Alfred son los únicos que tienen un comportamiento mínimamente comprensible y humano.

ESTE CONFUNDE EL TRAJE DE NIGHTWING CON EL DE IRONMAN...

El grupo de Nightwings sustitutos no tienen interés alguno, y me temo que nos queda que aguantarlos un buen rato. De hecho, la caída brutal en ventas del personaje, siendo en el mes de mayo el cómic 89 en ventas en USA, seguramente tenga que ver que no nos están contando la vida de Dick Grayson o Nightwing, sino la de un personaje random mil veces visto en otros medios.

Por otro lado, el dibujo no está mal, aunque repartido entre distintos artistas de variada calidad. Repito que, a pesar de todo, me he leído la historia sin desagrado, pero hay que tener en cuenta que es el principio. Este camino no me apetece en absoluto y de verdad espero que se inventen cualquier excusa para que recupere sus recuerdos y nos encontremos a un Dick Grayson con guionistas a la altura del personaje o, si es eso lo que hay detrás, con un mandamás editorial que sepa apreciarlo en lo que vale.

Nightwing: Primera Temporada - Los Terrores del Caballero Nocturno
ECC Ediciones
Edición original: Nightwing núms. 50-56 USA
Guion: Benjamin Percy, Fabián Nicieza, Scott Lobdell
Dibujo: Chris Mooneyham, Davide Gianfelice, Garry Brown, Klaus Janson, Patrick Zircher, Travis Moore
Rústica, 176 págs. A color
Precio: 15,95 €