La historia que contiene este tomo, editado por ECC Ediciones, tiene un especial significado para mi. Debido al trabajo que tenía a principios de los 2000, y a lo errático de las publicaciones referentes a Batman en España por aquella época, tenía aparcada la afición al cómic. Sin embargo, un día me dio por entrar en una tienda de cómics a ver cómo iba la cosa, y me encontré de oferta con los tomos que contienen esta historia. Me hice con ellos, y me enganché de tal manera que recuperé todo lo publicado desde que dejé aparcada brevemente la afición, siguiendo puntualmente todo lo publicado hasta hoy. Con esta pequeña anécdota sobre "por qué dejé de comprar cómics y cómo volví a ellos", quiero dar a entender hasta qué punto esta historia merece la pena y por qué la incluí en las mejores historias de Batman que no salen en las listas.


Os pongo en situación por si no habéis leído los números anteriores, ya que funciona como primer número. Bruce Wayne tiene una guardaespaldas personal, Sasha Bordeaux, impuesta por Lucius Fox. Para no interrumpir su trabajo como Batman, este le revela su alter ego y la ficha para que le acompañe en sus misiones nocturnas. También tiene una ex-novia, Vesper Fairchild, una periodista a la que conoció en Tierra de Nadiey que posteriormente abandonó cruelmente. Vesper aparece asesinada una noche en la Mansión Wayne y la policía detiene al propietario como principal sospechoso y a su guardaespaldas como cómplice.

Comenzamos con la policía invadiendo la Mansión Wayne. Se detallan las inmensas repercusiones que en los medios de comunicación tiene una noticia como esta, con reminiscencias a lo vivido durante el caso O. J. Simpson en los USA. Los diálogos de los policías encargados del caso son muy naturales, y nos enteramos de las opiniones personales de éstos. Las pruebas parecen bastante claras, pero obviamente ellos no saben lo que nosotros sabemos. Gordon está de baja, y su ausencia pesa. Además, ni Wayne ni Sasha pueden decir dónde estaban mientras sucedía el asesinato, dado que deberían confesar sus bat-actividades nocturnas. Montoya interroga a Sasha, y Allen a Wayne. Son momentos muy potentes y bien llevados. Se nota que Rucka está en forma y a punto de encargarse de Gotham Central en esos momentos, exponiendo el procedimiento habitual en estos casos. Wayne es una figura pública y el morbo que despierta dicho caso lo impregna todo. Poco a poco vamos ampliando el foco, y comprobamos cómo va afectando a los distintos miembros de la batfamilia. Los debates sobre lo ocurrido y los descubrimientos que van sucediendo entre sus colaboradores, no todos conocedores de su doble identidad, se van sucediendo con agilidad.


Si bien se echa de menos saber la opinión de muchos héroes, como La Liga de La Justicia, esto sería inabarcable, ya que la batfamilia es ya de por sí bastante numerosa. La reacción de cada uno de ellos está muy bien lograda. Se muestran las distintas personalidades de cada uno de una forma clara y concisa, muy alejados de héroes genéricos intercambiables. Grayson muestra absoluta lealtad a su reciente padre adoptivo, y se porta como un verdadero hijo. Tim Drake, en cambio, más alejado emocionalmente de Batman, tiene otra opinión bien distinta acerca de lo que ha podido suceder. Leslie Thompkins demuestra su odio a la figura de Batman con su reacción y su conversación con Alfred. Éste se encontraba fuera del servicio debido a diferencias con Bruce, pero obviamente vuelve ante algo así. Oráculo, Batgirl, Nightwing luchan desesperadamente por intentar ayudar a Bruce quien, a pesar de ello, no tiene interés en salvarse, ni siquiera en el juicio. Considera que su identidad civil es un estorbo para Batman, alguien que solo causa dolor. Le resulta mucho más fácil lidiar con la escoria de Gotham que con las miserias de su vida personal.

EL DESPRECIO DE BATMAN POR BRUCE WAYNE DOLERÁ A SUS ALIADOS... Y A BATMAN

La estancia en prisión tanto de Wayne como de Sasha, separados por una valla metálica, es bien diferente. A ella le asaltan pensamientos y pesadillas de lo vivido junto a Batman y sus sentimientos por él. Wayne, en cambio, no duda en defenderse de los ataques que alguien como él provoca en prisión. El enfoque de ella es más psicológico, mientras que él tira de fuerza, mental y física. La frialdad inquebrantable que parece mostrar Wayne, sin embargo, tiene un breve destello de compasión hacia Sasha.

WAYNE SE CONVIERTE EN BATMAN SIN NECESIDAD DE TRAJE

En cuanto al dibujo, debo reconocer que Pete WoodsRick Burchett o Scott McDaniel no se encuentran entre mis favoritos. Prefiero el estilo alejado del cartoon, como el de Rick Leonardi. A pesar de los múltiples cambios de dibujante y estilo, la trama atrapa de tal manera que esas variaciones no acaban teniendo mucha importancia.

El resultado final es un tomo muy cohesionado a pesar de incorporar números de colecciones dispares como Nigthwing, Robin Aves de Presa. Se lee con mucha rapidez, ya que los cliffhangers son de órdago. El final del tomo no decepciona en absoluto, tan sólo que debes esperar al siguiente para poder seguir con la lectura. Preparaos.

BATMAN: BRUCE WAYNE ¿ASESINO? VOL. 01 (DE 3)
ECC Ediciones
Edición original: Batman 10-Cent Adventure USA, Detective Comics núms. 766-767 USA, Batgirl núm. 24 USA, Nightwing núm. 65-66 USA, Gotham Knights núms. 25-26 USA, Birds of Prey núms. 39-40 USA, Robin núms. 98-99 USA, Batman núms. 599-600 USA
Guion:  Chuck Dixon, Devin Grayson, Ed Brubaker, Greg Rucka, Kelley Jones
Dibujo: Damion Scott, Pete Woods, Rick Burchett, Rick Leonardi, Roger Robinson, Scott McDaniel, Steve Lieber, Trevor McCarthy 
Cartoné, 352 págs. A color.
Precio: 32,50 €