Pues ya tenemos en las salas de cine la versión cinematográfica de Ready Player One, novela que os reseñé recientemente aquí. Ver una adaptación de un libro exige ser generoso con lo que se ve, ya que la única forma de que lo visto en pantalla se ajuste a lo que creamos en nuestra imaginación es que la película la dirijamos nosotros. Y no, no es el caso. ¿Conseguirá Steven Spielberg el ansiado éxito de taquilla que se le ha estado escapando de las manos en los últimos tiempos? 

Ready Player One

Teniendo en cuenta que esta película entra de cabeza en esas que Spielberg y los críticos considerarían alimenticias, hay que reconocer que la crítica, en su mayoría, no la destrozado, dándole un razonable respaldo. Me uno a ese respaldo, pero con matices. Entiendo las ganas del director de E.T. de triunfar con una película que no sea un remake, un reboot ni una saga superheróica. Así que lo ha intentado con este libro de 2011 que no pertenece a ninguna saga con millones de seguidores, a pesar de su razonable éxito de ventas. Lo que me temo es que no va a conseguirlo al nivel que le gustaría tanto a él como a la productora, la sufrida (y valiente) Warner, que se ha gastado un presupuesto de unos 175 millones en la misma. 

¿Qué nos cuenta Ready Player One? La vida de Wade Watts, un adolescente del año 2045 que se sumerge, como toda la humanidad, en una realidad virtual compartida, Oasis. Al morir el creador de dicho mundo, un genio informático, deja como heredero del mismo a aquel que descubra en él tres llaves escondidas y un huevo de Pascua. Esto desatará una locura colectiva por conseguirlo, y en particular, de la segunda corporación más importante del mundo, IOI

Ready Player One

El mundo real que nos cuenta la película no está muy trabajado, pero en el libro tampoco. Se quedan en la superficie y en una brevísima crítica social al poder de las corporaciones y a cómo se apropian de la vida de las personas a través de las deudas. El gran reto de la película era trasladar OASIS del libro a la pantalla. Y triunfa a medias. Como simple espectador, sales con la idea de que OASIS era prácticamente un videojuego donde la gente sólo sube a jugar y pelear. El libro explica cosas como que los niños estudian allí, que puedes crear cualquier cosa, como una vida paralela donde todo es como deseas. No tiene por qué limitarse a ser un bicho raro que reparte tortazos. Te puedes comprar un planeta, y hacer en él lo que desees. Eso cambiaría la sociedad de una manera brutal. Visualmente es bonito, pero da una idea demasiado parcial de lo que quiere transmitir el libro. Podrían haber hecho mucho más.

El gran reto de la película era trasladar OASIS del libro a la pantalla. Y triunfa a medias.


En cuanto a la trama, la película entretiene y se va siguiendo con interés, lo que no es poco en estos tiempos. Las alteraciones respecto al libro, donde los personajes no se conocen hasta el final, se entienden para poder contar todo lo que puedan en las dos horas de la película. Algunas veces aciertan, como cambiar la fecha de la creación de OASIS, o evitar la búsqueda de la vida de Halliday con la biblioteca de su vida. Sin embargo, han restado emoción en el camino. La relación de cercanía entre la pandilla no se entiende bien, los amigos japoneses están y no sabemos muy bien por qué, algo que el libro sí se deja claro. También hay que reconocer que la película edulcora bastantes acontecimientos de un libro que tampoco es que sea Juego de Tronos. No pasaría nada por poner algo de drama. No he tenido sensación de peligro a lo largo del metraje, una tensión que el libro sí sabía transmitir dentro de su mediocridad. Las pruebas que costaban sudor y lágrimas a Parzival, aquí parece que sabe lo que tiene que hacer de antemano. Tampoco nos cuentan bien cómo el publico sigue la lucha por el Huevo.

Ready Player One

En cuanto a las muy publicitadas referencias a los años 80, no me han parecido un estorbo. Lo que sí me han parecido es impostadas. He visto a perros llevar con más gracia una chaqueta que a los creadores de OASIS vestidos como en los 80. Parecían los protagonistas de Dos Tontos Muy Tontos disfrazados de idiotas. ¿Tanto cuesta parecer de otra época? Tampoco la pasión de Wade por los 80 está justificada. En cuanto al espectador, tampoco pasa nada si no te das cuenta de que los auriculares de Wade llevan el símbolo de El Gran Héroe Americano. Si es lo único que buscáis en la película, no merece la pena que paguéis la entrada.

Antes de entrar en los spoilers, dejaría como conclusión que se agradece ver una película original a su manera, aunque hay un toque pasado de moda en ella. Ese malo tan unidimensional que podría confundirse con un folio, esos buenos que no son egoístas en ningún momento... Un director de 70 años con ganas no era quizás el más adecuado para la película, pero tampoco el más erróneo. Se nota más los años 80 en la forma de dirigir que en los guiños frikis. Me atrevo, a pesar de todo, a recomendar la película. Trasmite, al menos, lo que el libro quiere transmitirnos al final. 

Ready Player One

En cuanto a sus posibilidades como gran blockbuster, en un mundo donde Jumanji pasa de los 1.000 millones y un aburrimiento como Pantera Negra, menos valorada que esta por el público, es la más taquillera de la historia en USA, estamos perdidos. No lo merece menos que esas dos, pero lo va a tener muy difícil. Os dejo con los spoilers:
  • ¿De verdad no tiene Warner una película mejor que El Resplandor para recrear? Entiendo que no tengan los derechos de Juegos de Guerra, pero lo suyo habría sido una de Superman o Batman... Nuevamente, dejan su potencial sin utilizar.
  • ¿Tanto costaba matar a uno de los chicos? ¿Se piensa Spielberg que va a traumatizar a los niños de hoy día? El malo parece un payaso todo el tiempo debido a eso, una parodia que termina con un tortazo.
  • ¿Por qué no dispara al final a Wade? Ha tenido tiempo y una multitud que le deja paso. Ya no tiene mucho más que perder y, al menos, se venga.