Sin duda el tomo más esperado de este final de año en lo que a la actualidad comiquera se refiere es The Button, traducido como La Chapa por nuestros lares. Conscientes de la expectación que despertaba, y sabiendo que en estos tiempos digitales la paciencia es bien corta, en ECC han decidido sacar la historia completa en un tomo que ofrece dos portadas distintas: o con Batman o con Flash, ya que ambos contribuyen con dos números de su serie regular a la historia. Posteriormente, la ofrecerán en las colecciones regulares de ambos personajes, pero publicándolas todas a la vez. Una vez adquirido y leído el tomo, ¿qué opinión nos merece? Lo siento, pero he tenido que caer en pequeños spoilers, ya que llevan meses anunciando lo que pasa en este tomo.


Que Renacimiento ha sido una gran idea lo podría corroborar uno de los vendedores de cómics más importantes de nuestra ciudad. Marvelita de toda la vida, y dedicando a vender las novedades de DC apenas una mesita a la que no prestaba mucha atención, reconoce asombrado que, actualmente, vende más novedades de esta editorial que de Marvel. Lejos de ser un movimiento desesperado, Rebirth ha demostrado estar más planificado de lo que pudiera parecer en un principio, ofreciendo grandes momentos lejos ya de aquel primer tomo de presentación que marcaba una nueva era en DC.

Es el caso de esta historia. En ella, Batman investiga acerca de la chapa que apareció junto a Wally West. Comentando con el otro gran investigador criminalístico de DC, Barry Allen, provoca que aparezca en la batcueva Eobard Thawne, el enemigo de Barry por antonomasia. Algo así como si El Joker hubiera matado a los padres de Batman con la intención de hacerle daño a Bruce. Dados los poderes de Eobard, un velocista, reconozco que la paliza que se dan ambos, aunque espectacular, es descompensada. Bruce pelea contra él como si fuera otro villano fuerte, y no caen en la cuenta de que los poderes de Thawne harían posible matar a Batman en un nanosegundo, por no hablar de que éste ni siquiera podría rozarlo con la vibración. Con tanta tecnología como tiene el personaje, y más en su batcueva, podrían haber sacado algún artilugio que sirviera contra velocistas como Flash, tan aficionado como es Batman a crear formas de vencer a sus propios compañeros de la Liga de la Justicia... por si se ponen tontos. La misma crítica hago a algo que llevo viendo desde Los Nuevos 52. Le arrancan la cara a Batman cada dos por tres, sangra más que un cerdo en una matanza, y en la siguiente viñeta está de lo más lozano. Eso sí, visualmente la pelea es muy espectacular, y los mayores impactos los tiene en el daño personal que Thawne realiza a Bruce referente a su padre. 

FRANCAMENTE, EL FLASH REVERSO NO NECESITA LIARSE A PUÑETAZOS CON BATMAN

Tras vencer a Thorne, Barry y Bruce se montan en la cinta cósmica, que para ser cósmica, se parece muchísimo a la cinta de andar de mi hermana, y viajan por el tiempo. Esta es la excusa que hace que Bruce se encuentre con su padre, Thomas, de cuyas breves conversaciones sacamos los momentos más emocionantes del tomo. El mundo en el que vive Thomas, donde la víctima del asesinato de los Wayne fue su hijo Bruce y no él, es mucho más oscuro que el original. Sin embargo, lo que le dice a su hijo, a diferencia de lo anterior, resulta creíble y convincente, algo muy importante para que una lectura llegue a emocionar. En este caso lo consigue. 

Flash no es ningún segundón en esta historia, y también tiene su dosis emocional con la vuelta de personajes de su pasado y la lucha contra su gran archienemigo, que parece saber mucho de lo que hay detrás de la investigación que ambos llevan. La verdad es que ambos personajes no se separan en toda la historia, de manera que el protagonismo recae en ambos. 

LAS CHAPAS EXTRAÍBLES DE LA EDICIÓN ESPAÑOLA DE ECC

La conclusión es bastante convincente, pero no habría estado de más que hubiera tenido más duración esta historia, aunque mejor eso a que sobre algo. Está bien narrada y bien concluida y, aunque ambos personajes continúan en sus series regulares, quien no las siga podrá disfrutar del tomo sin problemas. Eso sí, se agradecen las aclaraciones que cada número trae a posteriori sobre algunos momentos y personajes que vemos en el tomo, como las referencias a Flashpoint o a El Caballero de la Venganza, (agotadísimo por cierto). También a personajes históricos de DC que probablemente volverán a la actualidad. En cuanto al dibujo, se lo reparten Jason Fabok y Howard Porter. Prefiero por supuesto al primero, que nos regala viñetas que ya están entre los salvapantallas de mi ordenador. El segundo mantiene el tipo frente al primero, pero se nota el cambio.

LA CINTA CÓSMICA, UNA CINTA DE CORRER CON MÁS PELIGRO QUE LAS HABITUALES...
Y CON MÁS USO

La edición ya se encuentra agotada en ECC y, respecto a que dicen que algunos tomos traen páginas pegadas, os doy mi opinión. El mío, con la portada de Batman, traía en efecto dos paginas juntas por la parte inferior, pero las he separado sin ningún problema con cuidado y no han sufrido el menor daño. No se si es el caso general o he tenido suerte. En cuanto al tomo, obviamente es más caro que comprar la grapa, pero una historia así se merece algo diferente y más tan cuidado como éste. No me refiero sólo a la chapa —que no pienso extraer— sino a lo acolchado de las tapas, que queda muy bonito, la verdad. Conozco gente que se han comprado los dos números, uno con cada portada, así que si lo veis en algún centro comercial o librería y os apetece tenerlo, aprovechad que vuelan y no se van a editar más.

La Chapa no es una obra maestra como Año Uno, pero si es digna de tener en cuenta y asequible para quienes no sigan ninguna de las series regulares, aunque lo visto aquí afectará sin duda al futuro de ambos personajes. Si sois fans de Watchmen y por eso os acercáis al tomo, creo que podéis informaros por Internet de lo que ocurre al respecto, porque os podéis decepcionar buscando más de lo que vais a encontrar... de momento. 

BATMAN/FLASH: LA CHAPA – EDICIÓN LIMITADA CON CHAPA EXTRAÍBLE (RENACIMIENTO)
ECC Ediciones
Edición original: Batman núms. 21-22 USA, The Flash núms. 21 a 22 USA
Guion: Joshua Williamson, Tom King
Dibujo: Howard Porter, Jason Fabok
Cartoné, 104 págs. A color
Precio: 12,95 €