Uno de los cómics clásicos más deseados para la reedición es sin duda este Green Lantern / Green Arrow. En la sección de consultas de ECC Ediciones no paraban de solicitarlo y, finalmente, han decidido reeditarlo. En los años 60, ni Green Arrow ni Green Lantern eran muy populares, siendo benevolentes. Green Arrow era una copia tan burda de Batman que tenía hasta Arrowmovil (sic). En cuanto a Green Lantern, no era ni mucho menos uno de los puntales del Universo DC como hoy dia. Como el destino de ambos era la cancelación, hicieron ese viejo truco de juntar a dos héroes de capa caída para ver si uniendo sus débiles fuerzas la cosa remontaba. Como veis, no tenía nada que ver con que los dos vistieran de verde. En realidad, hicieron mucho más que eso: poner a dos genios como Neal Adams al dibujo y al guionista Dennis O´Neil a cargo de la colección.


Aprovechando la libertad que daba hacerse cargo de unos personajes cuyo destino no podía ser peor que el que ya les acechaba antes de caer bajo su manto, los autores dieron rienda suelta a todo su talento y creatividad para darnos uno de los cómics más recordados e influyentes de todos los tiempos. Las razones por las que el tiempo ha puesto este cómic en su lugar son muchas. Por un lado, consigue convencernos de que una pareja tan extraña como esta, en la que uno tiene poderes casi ilimitados gracias a su anillo de poder, y el otro es un humano entrenado con la flecha y el arco, puede funcionar y aportarse el uno al otro. La clave está en la gran definición de las personalidades de ambos. Por un lado tenemos a Hal Jordan, con una actitud casi reverencial hacia las leyes y la autoridad. Por otro, tenemos a Oliver Queen, que en cuanto a las leyes... bueno, él sabe que las hay y poco más. Lo que le interesa es la justicia, a costa de lo que sea. 

DOS HÉROES UNIDOS POR LA POSIBLE CANCELACIÓN, NO POR SU COLOR

El tomo comienza con historias autoconclusivas, en las que ambos terminan colaborando. Sorprende la gran carga social que tienen todas y cada una de ellas. Da lo mismo que la historia se desarrolle en un ambiente urbanita, con temas como el racismo, la contaminación o el abuso policial, o que nos trasladamos al confín de la galaxia, concretamente a un lugar llamado Maltus no por casualidad. Si bien resulta algo relajante ver cómo algunos problemas de la época no han resultado ser el fin del mundo como se anticipaba, la mayoría siguen siendo rabiosa actualidad. Otra cosa es que se ignoren en los cómics y en los principales medios de comunicación. Esto hace que el tomo sea bastante serio, invitando a la reflexión en cada una de sus historias sin dar tregua a la frivolidad, aunque sí tenga destellos de humor, lo que no es contrapuesto. 

No merece esta obra una lectura rápida, dejando todas y cada una de ellas su poso en la mente del lector. Sin embargo, sigue siendo a la vez un cómic de aventuras y de superhéroes. Pero es que es eso y mucho más. A través de él tenemos una radiografía bastante acertada de los momentos tan convulsos que se estaban viviendo en los Estados Unidos a principios de los años 70. La decisión que toman de atravesar Norteamérica en coche hace que entremos en los problemas de las zonas más profundas del país. Este tomo sería una magnífica forma de acercar en las escuelas los años 70 del pasado siglo. Resulta infinitamente más didáctico que los libros que pueblan las bibliotecas escolares. 

EL INNOVADOR ESTILO DE NEAL ADAMS SIGUE FASCINANDO TANTOS AÑOS DESPUÉS

Como ya hemos apuntado, no todo es problemática social. Si bien Queen explota a la mínima con el carácter que más le define, Jordan tiene que reflexionar sobre el sentido de los valores que le han guiado en la vida y lo acertado de ellos. Verlo evolucionar a través de las historias es todo un lujo. Tampoco faltan escenas de lo más mundanas, costumbre que hoy día casi ha desaparecido pero tienen bastante gracia. ¿Acaso no abren nunca el correo o cogen el teléfono los demás? En cuanto a Queen, también se ve impregnado de la prudencia de Hal... de vez en cuando. La amistad y la química que se forja entre ambos a través de sus vivencias y aventuras es una maravilla. Debo apuntar sin embargo que la presencia del Guardián, aunque necesaria para apuntalar la presencia de Green Lantern, me sobra un poco. Afortunadamente, no es un problema que dure mucho. Por poner una pega, aunque es achacable a la época, Canario Negro no acaba de estar bien definida. Por un lado, se nos dibuja casi con aspecto adolescente y es una belleza genérica de la época, hasta tal punto que se confunde con Carol Ferris en algunos momentos. Después, aunque tiene un carácter fuerte y es autosuficiente, salvando la situación en algunas situaciones, en otras es la damisela en apuros. El romance entre ella y Oliver resulta lo más anticuado de la obra posiblemente. Teniendo en cuenta que estamos hablando de un cómic de los primeros 70, ha aguantado el paso del tiempo maravillosamente. Historias bien construidas, un trasfondo que va mucho más allá del villano de turno al que hay que vencer, héroes que evolucionan, temas vitales para todos sin renunciar a la fantasía...

CANARIO NEGRO, LEJOS AÚN DE SUS MEJORES MOMENTOS

Por supuesto, el tomo incluye la historia en la que Roy Harper cae en desgracia, en la que Oliver demuestra lo terriblemente inmaduro (y creíble) que es. Al chico no lo vemos más en todo el tomo, lo que es una pena. También presenciamos el germen por el que Oliver se presenta a alcalde: impagable la ronda de llamadas telefónicas para pedir consejo a sus amigos. 

En cuanto al dibujo, poco se puede añadir a lo que ya se ha dicho del magistral Neal Adams. Un grandísimo trabajo definiendo a estos personajes, sobre todo a Oliver, dándole madurez, y el aspecto que más le caracteriza: la perilla. En cambio, Hal Jordan es más genérico en cuanto a su rostro. Maravillosas viñetas e historias de la que tantos han bebido cómics posteriores y que redefinieron el género para bien. Imprescindible tanto por su valor histórico como por cómo sigue funcionando a pesar de los años transcurridos. Una pena que no se encuentre en el tomo una introducción a la altura de la importancia del tomo. Tan solo obtenemos el breve párrafo que se puede leer en la contraportada. Cómics como este ayudaron a salvar la industria y merecen su reconocimiento.

GREEN LANTERN/GREEN ARROW
ECC Ediciones
Edición original: Green Lantern núms. 76-87 y 89 USA, The Flash núms. 217-219 y 226 USA, Green Lantern/Green Arrow núms. 1-7 USA
Guion: Denny O’Neil
Dibujo: Neal Adams
Cartoné, 368 págs. A color
Precio: 33,50 €