27-dic-2016

Cuando una serie es descrita en algunos medios como la nueva Stranger Things, lo menos que uno puede hacer es echarle un vistazo para ver si es cierto. Y, francamente, los dos primeros capítulos que he sido capaz de aguantar me han llevado a la conclusión de que merece el título de Cosas Extrañas más que la primera. Os explico brevemente a qué se debe esta impresión de la serie.


La razón por la que he visto dos capítulos no es porque el primero me haya conseguido enganchar: ha sido para ver si soy capaz de saber de qué narices va la serie. La única conclusión que he sacado es que va de cómo hacer perder el tiempo al que la ve. Donde muchos ven genialidad por poner títulos de créditos a mitad del capítulo, o por mezclar dioses indios con sueños y castigos divinos, yo veo una serie que no es capaz de ofrecer lo más básico: una historia que enganche. Supongo que algunos dirán que hay que ver la serie entera para poder opinar, como si uno dispusiera de tantas horas para tirarlas alegremente por el desagüe. No dudo que la serie tenga un giro supergenial a última hora, que es de lo que hablan en los titulares de cómo mantuvieron el secreto a salvo de lo que ocurre en la serie. Como si tener un misterio fuera lo único necesario para mantener una serie, sin tener en cuenta cosas como la narrativa, personajes interesantes o tener algo que contar. Ese es en realidad el misterio que seguro no han sabido desvelar.

La razón por la que he visto dos capítulos no es porque el primero me haya conseguido enganchar: ha sido para ver si soy capaz de saber de qué narices va la serie.


The OA nos ¿cuenta? cómo Prairie Johnson (Brit Marling), una chica que desapareció hace 7 años siendo ciega, aparece viendo perfectamente. La impresión que causa en su vecindario y en sus padres adoptivos va creciendo mientras ella va poco a poco desvelando qué es lo que ha sucedido. La protagonista (y creadora, lo que explica el desafortunado casting) interpreta a uno de los personajes más mustios que hayan protagonizado una serie de televisión. La cara de angustia no se la quita ni para dormir, lo que a mi al menos me provoca rechazo. Si pretende ser vulnerable, no lo consigue en absoluto.

EL TIEMPO QUE NECESITA PRAIRIE PARA CONTAR SU HISTORIA ES EL DOBLE QUE TARDÓ EN VIVIRLA

Se enredan en contar cosas tanto del pasado como del presente de una manera absurda, que no parece obedecer más que a rellenar horas de metraje sin tener nada que decir. Los capítulos están regados de personajes antipáticos y desagradables, con vidas desastrosas y deprimentes. Ninguno me interesa, y eso que lo he intentado. A ese efecto ayuda a que la lógica en sus actuaciones y decisiones brilla por su ausencia, lo que les aleja aún más del espectador, al menos de mi.

Aparece gente y desaparecen a conveniencia de la historia sin que el sentido común o la credibilidad se tengan en cuenta. Esta claro que cualquier cosa puede pasar, pero que nos entretengan mientras llegamos a ella, no.


Estoy bastante harto de que me quieran convencer de que una serie merece la pena sólo porque hay un giro genial a última hora o porque no te veas venir la explicación a todo. Stranger Things tenía su misterio, pero todos los capítulos tenían su sentido y enganchaba desde el principio sin tener que descansar toda la producción en el desenlace. Espero que se pase esta moda ridícula donde se pretende hacer una serie de donde no hay nada de nada.

Si eres usuario habitual de los foros de las distintas editoriales que publican cómics en España seguramente habrás notado que la gran mayoría de peticiones de publicación se refieren a cómics que, o bien no se han editado nunca en castellano, o bien lo hicieron hace ya muchos años. Ya sea por el efecto nostalgia (la mayoría de las veces) o porque son cómics realmente relevantes, lo cierto es que los aficionados estamos cada vez más interesados en este tipo de publicaciones... y las editoriales lo saben. Otra cosa es que, por diversos motivos, esos clásicos del cómic no puedan ser reeditados, o la editorial de turno no esté interesada en hacerlo porque no vea rentabilidad en ello.

Portada del Micronautas #1, obra de Dave Cockrum

A continuación voy a intentar recopilar una selección (muy personal, eso sí) de colecciones Marvel que considero merecen ser editadas nuevamente, bien porque nunca llegaron a España, bien porque se encuentran actualmente descatalogadas.

NAMOR, THE SUB-MARINER DE JOHN BYRNE

Publicados entre abril de 1990 y abril de 1992, los 25 números escritos y dibujados por John Byrne constituyen una de las colecciones más importantes de Marvel de principios de la década de los 90. El guionista y dibujante canadiense de origen británico embarca al monarca de Atlantis en una serie de trepidantes aventuras conectadas con la participación de Namor en la II Guerra Mundial, su regreso al grupo de Los Invasores o la vuelta al Universo Marvel de un personajes como Puño de Hierro. En España, esta etapa fue publicada por Forum en 14 números de formato prestigio, entre octubre de 1990 y diciembre de 1992, y no tengo noticias de que haya sido reeditada ni haya planes de hacerlo por la editorial de Marvel en España, Panini Comics.

Portada de John Byrne para Namor the Sub-Mariner Vol 1 #13

SOLOMON KANE

Las aventuras del héroe puritano creado por Robert E. Howard aparecieron desperdigadas en diversas publicaciones de Marvel entre 1973 y 1986. La mayoría de sus historias se publicaron en los distintos magazines no sujetos al Comics Code que por aquellos entonces Marvel tenía en su catálogo: Dracula Lives, The Conan Saga, Marvel Premiere y, principalmente, La Espada Salvaje de Conan, entre otros. Autores como Roy Thomas o Doug Moench y artistas como Neal Adams, Al Williamson, Pablo Marcos o Howard Chaykin fueron los encargados de unas historias que merecen una reedición en condiciones en la lengua de Cervantes. Dark Horse, propietaria actual de los derechos del personaje, ha publicado hasta el momento dos volúmenes recopilando la etapa clásica, uno con sus historias en blanco y negro y otro en color. La última editorial española en editar material clásico de Solomon Kane fue Vértice, aunque mal traducidos y peor impresos.

Portada de Marvel Premiere Featuring: Mark of Kane #34, obra de John Buscema y Howard Chaykin

2001: UNA ODISEA DEL ESPACIO DE JACK KIRBY

Entre noviembre de 1978 y julio de 1978 Editorial Bruguera lanza en España 2001: La Odisea del Espacio, una colección escrita y dibujada por Jack Kirby, la cual ahondaba en los conceptos y personajes creados por el novelista Arthur C. Clarke y plasmados en el film de Stanley Kubrick del mismo título. La colección americana constaba de dos números más, obviados por la edición de Bruguera. Debido al parecer a problemas de derechos con los estudios propietarios del film, estamos ante un material que no ha podido ser reeditado por Marvel desde entonces.

2001: La Odisea del Espacio de Jack Kirby

ROM

Inicialmente pensado como una manera de promocionar unos juguetes electrónicos, este personaje apareció por vez primera en su propia colección Marvel de la mano del guionista Bill Mantlo y el dibujante Sal Buscema a finales de 1979. Superando con creces la popularidad del juguete, la colección de Rom logró alcanzar los 75 números, desde 1979 hasta 1986. Al igual que sucede con la colección de 2001 de Kirby, los cómics de ROM no pueden ser reimpresos ni tampoco ninguna de las colecciones de Marvel en los que el personaje aparezca, a menos que se eliminen sus viñetas y cualquier referencia a el. En España, Vértice publicó los 22 primeros números USA, mientras que Forum, entre 1985 y 1992, hizo lo propio con gran parte de los siguientes, aunque no todos, insertándolos como complementos de la colección de Transformers.

Portada de ROM #9, obra de Michael Golden

VENGADORES COSTA OESTE DE JOHN BYRNE

Tras su etapa en DC Comics, John Byrne vuelve a Marvel y se encarga de la colección Avengers West Coast en su número 42. Fueron 15 números y un anual en los que el autor explora los orígenes de La Visión o la mente de Wanda Maximoff, estableciendo las bases de lo que años más tarde daría lugar a la famosa frase "No más mutantes", pronunciada por la Bruja Escarlata. Forum publicó en España esta etapa en su colección Los Nuevos Vengadores, desde julio de 1990 hasta junio de 1991. En este 2017 Panini Cómics tiene previsto lanzar el quinto tomo recopilando el volumen 2 de West Coast Avengers, que incluiría los números 25 al 32, por lo que es probable que la etapa de Byrne no se edite en España hasta finales de 2017 o principios de 2018.

Portada de West Coast Avengers #43, por John Byrne

JOHN CARTER, WARLORD OF MARS

Desde junio de 1977 a octubre de 1979 Marvel publicó la colección John Carter, Warlord of Mars, 28 números más 3 anuales, escritos por guionistas como Marv Wolfman o Chris Claremont, y dibujados por artistas como Gil Kane, Carmine Infantino, Ernie Colon o Larry Hama. Wolfman, gran fan de los libros de Burroughs, aprovechó un hueco entre los capítulos finales de Una Princesa de Marte y encajó allí las aventuras del John Carter de la Marvel. En inglés podéis encontrar recopilada esta etapa en un tomo en blanco y negro editado por Dark Horse. Marvel, por su parte, tiene otra edición omnibus, pero en color, al igual que la edición original.

Portada de John Carter Warlord of Mars #27, obra de Bob Budiansky y Joe Sinnott

MICRONAUTAS

Esta colección se comenzó a publicar bajo el sello Marvel a principios de 1979, con guiones de Bill Mantlo y dibujos de Michael Golden. Inspirada en unas figuras de la juguetera Mego Corporation, la colección seguía las aventuras de Arcturus Rann, BiotronMarionetteAcroyear, Bug y Microtron en su lucha contra el malvado Barón Karza. Ambientada en el Microverso, la etapa publicada por Marvel consistió básicamente de dos volúmenes: uno de 59 números, dos anuales y cuatro números junto a la Patrulla X; y un segundo volumen de 20 números, al término de los cuales finalizaron los derechos de publicación de Marvel. El paso de los derechos por distintas editoriales - Image, Devil's Due Publishing e IDW - ha provocado que la espléndida época de Mantlo y Golden al frente de esta colección haya podido ser reeditada como se merece, ni siquiera en USA.

Micronauts Special Edition Vol 1 #2, portada de Butch Guice y Josef Rubinstein

WHAT IF

Con nada menos que 12 volúmenes - desde 1977 hasta la actualidad - What if es una de las colecciones más longevas publicadas por la Casa de las Ideas. Sus dos primeros volúmenes, quizás los mejores, fueron publicados en España de manera incompleta por Ediciones Forum hace ya más de 20 años. Existen varias ediciones en inglés que recopilan los primeros 47 números (el primer volumen), así como tomos monográficos centrados en personajes y grupos. Aunque entre aquellas historias hay ideas realmente ingeniosas sobre realidades alternativas del Universo Marvel, las hay también ridículas. A pesar de ello es una colección que ya va siendo hora de que sea reeditada como se merece en la lengua de Cervantes.

What If? Vol 1 #35, portada obra de Ed Hannigan y Terry Austin

FACTOR-X VOL. 1

Estrenada por Marvel en 1986 como una especie de spin-off de los X-Men, Factor-X (o X-Factor, como prefiráis) tuvo un longevo primer volumen que duró hasta 1998. Tras una época inicial escrita por Louise Simonson, en 1991 llega a la colección Peter David, quien inauguraría otra de las mejores etapas del equipo de mutantes. En definitiva, 150 números que en España fueron publicados por última vez por Editorial Forum entre 1988 y 1995. En USA se han editado prácticamente la totalidad de la colección en tomos recopilatorios, por lo que es extraño que Panini España aun no haya anunciado la publicación de esta sensacional etapa en algunos de sus formatos omnibus.

X-Factor Vol 1 #18, portada obra de Walter Simonson

EL HIJO DE SATÁN

En 1973, en pleno auge de las colecciones sobrenaturales de Marvel, Stan Lee tuvo la gran idea de centrar uno de sus cómics en una figura diábolica. La idea, pulida y desarrollada finalmente por el guionista Roy Thomas, dio origen a una colección de solo ocho números protagonizada por Daimon Hellstrom y que trajo no pocos quebraderos de cabeza a la editorial por su temática ocultista. Gil Kane. Klaus Janson, Gene Colan o Joe Sinnott fueron algunos de los nombres que pasaron por esta breve pero interesante colección, no publicada en España desde que Vértice la incluyera en alguno de sus magazines dedicados al terror a mediados de los 70.

Portada de Marvel Spotlight Vol 1 #13, obra de John Romita

La lista es más amplia, pero no quiero abrumaros por ahora con más colecciones que, por múltiples causas o llevan un tiempo considerable sin estar disponibles en castellano, o no han sido editadas nunca en esta lengua. Esperemos que el auge de lo retro y de la nostalgia, factores muy importantes para el lector de cómics, facilite la publicación de unas colecciones en ocasiones muy superiores en calidad e interés a gran parte de lo que ahora se publica.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget